Una mirada a la casa del monstruo

Una nueva mirada a la casa del monstruo se pudo dar con el Wide Field Imager del Observatorio Europeo en el Sur.

Se trata de Centaurus A, también conocida como NGC 5128, una galaxia elíptica muy peculiar con un supermasivo agujero negro en su corazón. A solo 12 millones de años luz de nosotros, emite la más poderosa emisión de radio conocida.

Se cree que su brillante núcleo, la poderosa emisión de ondas de radio y los chorros de materia son producidos por un agujero negro que posee una masa 100 millones de veces la de nuestro Sol. ¡Todo un monstruo!

La materia de las densas zonas centrales de la galaxia liberan grandes cantidades de energía que caen hacia el agujero negro.

En la imagen se aprecia la naturaleza elíptica de la galaxia, con una forma elongada de las partes externas más tenues. El resplandor que ocupa buena parte de la foto proviene de cientos de millones de estrellas frías y viejas. Pero a diferencia de la mayoría de las galaxias elípticas, la suave forma de Centaurus A es rota por una amplia banda de material que oscurece el centro galáctico.

Es una banda que alberga enormes cantidades de gas, polvo y estrellas jóvenes. Grupos de estas estrellas se aprecian hacia el lado superior derecho y hacia el borde inferior izquierdo de la banda junto con el resplandor rojizo de nubes de hidrógeno donde se forman estrellas.

Estos rasgos sugieren que Centaurus A es el resultado de la fusión de dos galaxias. La banda polvorienta es quizás el resto de una galaxia espiral en el proceso de ser destrozada por la fuerza gravitacional de la enorme galaxia elíptica.

Esta galaxia se encuentra en dirección a la sureña constelación del Centauro.

Foto cortesía ESO