Qué listos son los abejorros

Foto Wikipedia commons

Foto Wikipedia commons

 

Era exclusivo de los humanos. Luego se conoció en primates. Más tarde en mamíferos marinos. Después en aves. Y ahora… abejorros.

Un estudio publicó en Science mostró como esos insectos pueden ser entrenados para conseguir un objetivo usando una pequeña bola revelando capacidades de aprendizaje sorprendentes según científicos en Queen Mary University en el Reino Unido.

La investigación sugiere que las especies cuyos estilos de vida demandan capacidades de aprendizaje avanzadas podrían aprender nuevas conductas si existe una presión ecológica.

Nuestro estudio da la puntada final a la idea de que los pequeños cerebros de los insectos tienen una flexibilidad conductual limitada y solo capacidades simples de aprendizaje”, explicó el profesor Lars Chittka, coautor.

Otros estudios han demostrado que los abejorros podían resolver un rango de tareas cognitivas, pero hasta ahora habían imitado tareas similares a las rutinas naturales de las abejas de búsqueda de alimentos, como jalar cuerdas para obtener comida.

En este caso se examinó su flexibilidad para desarrollar tareas que no encuentran en su medio natural, para conocer los límites cognitivos de estos insectos y ver si podían usar un objeto no natural en una tarea que probablemente nunca encontró ningún abejorro en la historia evolutiva de la especie, según explicó Clint Perry, otros de los participantes.

El experimento exigía que los abejorros movieran una bola a un punto específico para obtener una recompensa en alimento. Primero fueron entrenados para conocer la ubicación exacta de la bola sobre una plataforma. Luego de obtener la recompensa, tenían que mover la bola al punto determinado.

Para aprender la técnica, fueron entrenadas bajo tres condiciones: unos observaban un abejorro ya entrenado mover la bola al centro para obtener el alimento, otros recibían una demostración fantasma, en la que un imán debajo de la plataforma movía la bola y un tercer grupo no recibió demostración, donde encontraban la bola en el centro con la recompensa.

Los abejorros que observaron la técnica de un modelo vivo aprendían la tarea con mayor facilidad que los que tuvieron la demostración fantasma o ninguna.

Olli J. Loukola, otro investigador, explicó que “los abejorros resolvieron la tarea de una manera distinta a la que les mostraron, sugiriendo que los observadores no copian solo lo que ven, sino que lo mejoran. Esto revela una impresionante cantidad de flexibilidad cognitiva, especialmente para un insecto”.

10 noticias científicas de la semana (2-8)

1. Un pingüino con ruedas

¿Cómo estudiar una colonia de pingüinos sin que lo descubran y lo acepten? Un disfraz no sería nada cómodo y sí muy sospechoso. Bueno, investigadores se idearon algo: un robot. Sí ¡un robot disfrazado de pingüino! Cuando se acercó un humano, reaccionaron atacándolo, al igual que un robot no disfrazado, pero con este el ritmo cardíaco no fue tan alto. Eso ocurrió en la isla subantártica Posesión con los Aptenodytes patagonmicus. Luego al estudiar pingüinos emperador en la colonia Pointe Geólogie en la Antártida, la mayoría no se inmutó con el robot disfrazado de pingüino. El estudio apareció en Nature Methods y permitió conocer algunas interacciones de estas simpáticas aves.

2. Algo brilla en el espacio

Un experimento de la Nasa detectó que hay una gran cantidad de luz infrarroja en el espacio entre las galaxias, sugiriendo que el universo es mucho más brillante de lo creído. Un resplandor atribuido a estrellas solitarias por fuera de las galaxias. El hallazgo llevaría a redefinir los límites galácticos. Una explicación al fenómeno sería que muchas estrellas son lanzadas al espacio intergaláctico cuando se producen choques de galaxias, algo común en el universo. El estudio apareció en Science.

3. Tienen que ser muy exitosos

Exitosos sí han sido. Y lo han logrado durante cientos de millones de años. Un artículo aparecido en Science reveló que los insectos surgieron en la Tierra hace cerca de 479 millones de años, mientras que los insectos voladores alzaron vuelo hace unos 406 millones de años. La mayoría de los que tenemos hoy aparecieron hace unos 345 millones de años, sobreviviendo a grandes extinciones como la del pérmico hace 250 millones de años.

4. Astrónomos enredados

Un artículo publicado en Astrophysical Journal Letters dio una explicación inesperada a G2, la gran nube que cae sobre el agujero negro en el centro de nuestra galaxia. Contrario a lo pronosticado, no fue tragada por el enorme agujero. Los investigadores sugieren que detrás hay un par de estrellas que se fusionaron en una gigante, o sea que no existe la enorme nube, sino este objeto estelar que no ha sido tocado por el agujero. Una explicación que otros astrónomos cuestionaron de inmediato.

5. Diálogo entre cerebros

No necesitamos hablar. Científicos reportaron en Plos One la réplica de un estudio realizado el año pasado en el cual dos cerebros se comunicaron vía internet. Un individuo es conectado a un equipo de electroencefalografía que lee su actividad cerebral y envía señales eléctricas vía pulsos por la web al segundo participante, que usa un gorro de natación con estimulación magnética transcraneana cerca del área cerebral que controla el movimiento de las manos. Así, el primero podía enviar señales para que el otro moviera su mano.

6. Oponiendo resistencia

La lucha contra la polio no se detiene y mientras hubo 350.000 casos en 1988 solo 650 se presentaron en 2011, pero en la República Democrática del Congo hubo un caso que llamó la atención: la alta mortalidad entre quienes contrajeron el mal. Un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que la cepa ofrece resistencia a la vacuna: posee dos mutaciones no vistas hasta ahora de las proteínas que forman la capa del virus. El temor es que se vuelva a presentar una epidemia como la del Congo dijeron los investigadores.

7. Clima que enferma

No solo son inundaciones y olas de calor. El cambio climático está afectando la salud de la humanidad. Un estudio publicado en Emerging Microbes & Infections indica que están apareciendo nuevas enfermedades y reemergiendo otras. Son enfermedades que hoy provocan 1/3 de las muertes en el planeta, muchas de ellas en países en desarrollo. La reducción de lluvias en algunas áreas está asociada al incremento de ciertos problemas de salud en varias regiones.

8. Cuna planetaria

Con el nuevo telescopio Alma en Los Andes chilenos astrónomos pudieron observar con lujo de detalles, mayores a los del Hubble, un anillo de formación de planetas en una estrella joven, de solo 1 millón de años, menor que el Sol, a 450 años luz. HL Tauri alberga ese sistema en el cual se nota con claridad que existe un proceso de formación de varios planetas, lo que sugiere que estos se forman mucho más rápido de lo que se creía. La información fue divulgada por el Observatorio Europeo Austral (ESO).

9. Un niño juguetón

El análisis mensual sobre la oscilación Enso emitido por el Centro de Predicción del Clima de Estados Unidos reveló que el esperado fenómeno de El Niño aún no cuaja y se ha retrasado. Mientras el océano Pacífico muestra una temperatura más caliente de lo normal, la atmósfera no responde en concordancia, por lo que se hace difícil que se forme este año, aunque podría darse de acá al primer trimestre de 2015 y de hacerlo sería un El Niño débil. ¿Afectará de alguna forma el clima en unas regiones? Podría ser, pero sin intensidad.

10. Carne que te ha de vencer

Deliciosa la carne para medio mundo, pero nociva que es. La carne roja es conocida por afectar el corazón al contribuir a la formación de la placa arterial que provoca infartos y derrames. Un estudio en Cell Metabolism aporta luces para conocer el porqué. La carne contiene grandes cantidades de un nutriente que los microbios en el intestino convierten en una sustancia conocida por alentar la formación de esas placas.

Curiosidades científicas

Atracción fatal. Uno de los sanitarios de la naturaleza emplea olores de frutas para atraer animales a sus peligrosos bordes. En Borneo, la planta carnívora Nepenthes rajah es favorita de musarañas y ratas. Mientras agarradas a ella, los animales saborean el jugo y depositan su popó rico en nutrientes. En ocasiones se ahogan en esa especie de jarra repleta de jugos digestivos, insectos y materia fecal. Científicos de Alemania y Malasia acaban de descifrar lo que atrae a aquellos pequeños mamíferos; el exudado de la planta, compuesto por ésteres, hidrocarburos, quetones y alcoholes, compuestos que producen una tentadura y frugal oferta, según informaron en el journal of Tropical Ecology. Curioso.

Animal precavido. La taira o ulama que recoge frutos inmaduros ingresó de este modo al selecto grupo de animales que toman previsiones con miras al futuro, según un estudio en Naturwissenschaffen. Mediante observaciones de científicos y cámaras, se han detectado tairas recogiendo plátanos y zapotes que han alcanzado su máximo tamaño pero que no han madurado aún. En vez de comerse las frutas, las esconden. Los animales que recogen y almacenan alimentos tienen una gran ventaja en asuntos de supervivencia. Curioso.

Memoria genética. Las personas que pueden almacenar mucha información al tiempo, deberían agradecerles a sus padres sugiere un estudio en el Journal of Neuroscience. La llamada memoria de trabajo es utilizada para guardar piezas de información en la mente de manera simultánea y algunas personas tienen mejor memoria que otras. Gabriela Blokland, de la Universidad de Queensland en Brisbane, Australia y colegas escanearon los cerebros de 319 mellizos que realizaban tareas don la memoria de trabajo. Los cerebros de mellizos idénticos –gemelos- se desempeñaban de manera similar que los de los no idénticos, sugiriendo que se debe a factores genéticos. Curioso.

Planeta recalentado. El infierno mismo: el planeta gigante Wasp-33b, que orbita una estrella hacia la constelación de Andrómeda a 378 años luz, es el más caliente de los hallados hasta ahora según un artículo en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. Su superficie hierve a 3.350 grados centígrados gracias a la influencia de su estrella, de la que el planeta está muy cerca al punto de orbitarla en apenas 1,22 días de acuerdo con el equipo de Alexis Smith de Keele University en Inglaterra. Algo curioso.

Descubrimientos y hechos curiosos

La contaminación encoge. La exposición de una mujer en embarazo al dióxido de nitrógeno, un contaminante emitido por el tráfico y ciertas chimeneas industriales puede disminuir el tamaño del recién nacido, según un estudio español. Científicos monitorearon la exposición al aire contaminad de más de 2.000 mujeres preñadas e identificaron el NO2 como de riesgo. Por cada 10 microgramos por metro cúbico de incremento en la exposición, el tamaño del bebé al nacer era en promedio 1 milímetro más pequeño. Ese pequeño cambio aumentaba 1,7 por ciento el riesgo del bebé de ser inconvenientemente más pequeño para la edad gestacional. El informe aparece en Environmental Health Perspectives. Muy curioso.

Bacteria dental benéfica. Una bacteria amigable que vive en la lengua y mejillas, ayuda a combatir la placa dental. La bacteria, Streptococcus salivarius puede detener la bacteria asociada con la caries para no formar el manto que cubre el diente en una comunidad organizada conocida como biopelícula. La capacidad antiplaca de esa bacteria proviene de una enzima llamada FruA, reportaron investigadores japoneses en Applied and Environmental Microbiology. Curioso.

Mamás y cerebros. Los humanos deberían agradecer a sus madres por el tamaño de sus cerebros. Un análisis matemático de 128 especies de mamíferos placentarios encontró que mientras más dure la gestación y el cuidado del bebé, más crece el cerebro en relación con el cuerpo, reveló un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. En esto, los humanos tienen ventaja. Bien curioso.

Cáncer complejo. En una extensa investigación genómica, científicos secuenciaron el genoma de tumores de 50 pacientes con cáncer de seno y los compararon con el ADN de esas personas, con el fin de encontrar mutaciones que sólo se dan en las células cancerosas. Descubrieron la increíble complejidad de los genomas del cáncer y posibles rutas para la medicina personalizada. Los tumores analizados contenían más de 1.700 mutaciones, la mayoría de las cuales era única al individuo, dijo Matthew J. Ellis, una de las cabezas del estudio. Bien curioso.

Adiviné tu pensamiento

¿Me adivinas el pensamiento? Creo que no. Pero los científicos andan un paso más adelante hacia esa meta.
Evidencias nuevas sugieren que son capaces de decir cuál recuerdo de un evento pasado está evocando una persona, basados solo en el patrón de su actividad cerebral.
Los resultados, reportados en Current Biology, se dan tras otro descubrimiento reciente del mismo grupo de investigadores del University College London de que podían decir dónde se estaba sentando una persona dentro de un cuarto de realidad virtual, logro alcanzado de la misma manera.
El avance mueve esta línea de investigación dado que nuestras memorias episódicas -esa colección de eventos diarios que configuran la autobiografía de nuestras vidas- deben ser más complejas y más difíciles de rastrear de lo que debería ser la memoria espacial básica.
“Hemos logrado mirar la actividad cerebral para una memoria episódica específica -para mirar trazos reales de la memoria”, dijo Eleanor Maguirre, investigadora senior. “Encontramos que nuestras memorias están definitivamente representadas en el hipocampo. Ahora que sabemos dónde están, tenemos una oportunidad de entender cómo los recuerdos son almacenados y cómo pueden cambiar a través del tiempo”.
Para lograrlo, Maguirre y sus colegas Martin Chadwick, Demis Hassabis y Nikolaus Weiskopf les mostraron a 10 personas tres filmes cortos antes de escanear sus cerebros. Cada película era con una actriz diferente y un escenario familiar diario muy similar. En uno, dijo Maguirre, una actriz esculcaba su bolso en busca de un sobre que colocaba en un buzón; en el segundo, otra actriz terminaba su vaso de café y echaba el recipiente vacío en una caneca de basura.
Se escaneó el cerebro de los participantes mediante imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) mientras se les pedía recordar cada uno de los filmes. Los investigadores pusieron los datos a través de un algoritmo en computador diseñado para identificar patrones en la actividad cerebral asociados con los recuerdos de cada película. Finalmente, mostraron que esos patrones podrían ser identificados en datos independientes de las imágenes escaneadas para predecir con precisión en cuál filme estaba pensando una persona cuando era escaneada.
Los resultados implican que los trazos neuronales de memorias episódicas son estables y por ende predecibles, incluso tras varias re activaciones. Aunque los patrones en cerebros individuales varían de uno a otro, también mostraron similitudes destacables en las partes del hipocampo que eran activas, dijo Maguirre.