10 noticias científicas de la semana

Dibujo del momento de la fusión de los dos agujeros que produjeron las ondas. Cortesía Ligo

1. Llegaron los datos

No es que no hubieran pasado por acá, es que no había habido forma de detectarlas. Pero el experimento Ligo permitió ‘ver’ por primera vez las ondas gravitaciones previstas por Albert Einstein hace 100 años, unas ondas que surgen tras colosales explosiones como la fusión de agujeros negros. Esto abre la ventana a la observación de fenómenos cuya información solo llega por medio de esas ondas, unas arrugas en el espacio tiempo.

2. Una vieja enfermedad

Deprimido por un neandertal. Sí. Se sabe por análisis previos que entre 1,5 y 4% del genoma humano proviene de los neandertales. Al estudiar cuáles serían las incidencias se encontró que los genes que aportaron esos ancestros contribuyen a desarrollar depresión, problemas de la piel y de la sangre. El estudio apareció en Science.

3. Sin visa para Europa

La Nasa anunció que una misión hacia la luna Europa de Júpiter, donde debe existir un gran océano subterráneo, no será verdad antes de finales de los años 20. ¿La razón? Escasea el dinero. Y mientras para este año hay 175 millones de dólares en el presupuesto asignado, para 2017 apenas 49,6. Con ese dinero, no se va a ningún Pereira, aunque podrá continuar el desarrollo de la misión.

4. Los caballos los prefieren alegres

Los caballos saben leer las emociones de las personas si están furiosas o no, de acuerdo con un artículo aparecido en Biology letters. El estudio se hizo con 28 caballos a los cuales se les mostraban fotos de personas iracundas o contentas. Cuando veían las primeras, miraba con el ojo izquierdo, asociado al procesamiento de amenazas. También aumentaba su frecuencia cardíaca.

5. Un largo calentamiento

El cambio climático continuará por uno o dos siglos más si se cortan las emisiones de gases de invernadero. Un nuevo estudio reveló que no es así: que en verdad se mantendrá durante milenios, unos 10, si prosiguen las emisiones crecientes en las próximas tres centurias. Hoy las proyecciones climáticas son a corto plazo. Esta mirada permite alertar sobre lo que podrá suceder en una ventana más grande. El estudio apareció en Nature Climate Change.

6. Entre lobos… no se entienden

Las distintas especies de los cánidos manejan su propio dialecto, según un estudio que analizó los aullidos, conocidas vocalizaciones de estos animales. Se estudiaron 2.000 aullidos de 21 tipos de cánidos, de los perros a los coyotes y subespecies de lobos encontrándose que cada una maneja su ‘forma de hablar’. La investigación apareció en Behavioural Processes.

7. También las estaba jalando

Cientos de galaxias cercanas que habían permanecido ocultas fueron estudiadas por primera vez, aportando luces sobre una misteriosa anomalía gravitacional: el Gran Atractor. Se hallan a unos 250 millones de años luz, pero habían permanecido ocultas por la luz de nuestra galaxia. Este hallazgo ayudaría a conocer más del Gran Atractor, esa estructura hacia la cual son jaladas cientos de miles de galaxias, incluida la nuestra. El artículo apareció en Astronomical Journal.

8. Miedo a quedar sin aire

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc) es común por el cigarrillo y por efectos de la contaminación. Un estudio reveló que en pacientes con esa condición la materia gris es menor en áreas del cerebro relacionadas con la falta de respiración, el miedo y la sensibilidad al dolor. Los niveles de degeneración de esas áreas cerebrales se impactaban por la duración de le enfermedad. Los individuos muestran más temor de falta de respiración y del ejercicio físico que puede afectar su condición. El artículo apareció en Chest.

9. La sopa universal

Al hacer colisionar átomos de plomo en el colisionador de partículas del CERN, científicos recrearon la sopa primordial del universo en miniatura, caldo llamado también el plasma quark-muón. Esa sopa se dio en las primeras billonésimas de segundo luego del Big Bang y su receta se basaba en quarks y muones. El desarrollo se presentó en Physical Review Letters. El logro permitió medir las características de ese plasma.

10. Genes dependen de los nutrientes

Los genes inciden en los alimentos que ingerimos al influir en el metabolismo, esas reacciones químicas necesarias para mantener las células, que funciona en dos sentidos: descomponer las moléculas para proveer energía al cuerpo y la producción de todos los compuestos necesitados por las células. Pero un estudio en Nature Microbiology demostró que lo contrario también es verdad: nuestros genes son afectados por el tipo de nutrientes a los que tienen acceso.

Resumen científico de la semana

1. El valor de un buen grito

Puede que un avión esté volando encima de nosotros, el perro ladrando sin parar y el gato peleando pero siempre oiremos el grito de un bebé. ¿Por qué? Una explicación es que los gritos humanos poseen una propiedad acústica única para activar no solo el cerebro auditivo sino también el circuito cerebral del miedo. Para algunos es el timbre, pero hay sonidos iguales y solo el grito humano provoca tal reacción. Eso concluye un estudio publicado en Current Biology.

2. Tiro al blanco

Exitosa resultó la misión a Plutón. Luego de 9,5 años de viaje la nave New Horizons sobrevoló el planeta enano situado a más de 4.700 millones de kilómetros de la Tierra. Los datos enviados comienzan a revelar cómo es ese frío mundo y a cambiar algunas concepciones sobre su conformación, mostrando por ejemplo que mide un poco más de lo que se había determinado a hoy. Tiene además montañas de hielo. La nave siguió de largo adentrándose en la región del cinturón de Kuiper.

3. Claro, había pentaquarks

Un estudio en Physical Review Letters presentó el descubrimiento en el Colisionador de Partículas del Cern de una clase de partículas, los pentaquarks. En verdad no es una partícula, es una forma de agregar los quarks, componentes fundamentales de los protones y neutrones, la materia ordinaria de la que estamos hechos, una composición que no se había logrado ver aunque estaban predichos por la teoría.-

4. Un macho inteligente

El macho de la araña viuda negra Latrodectus hesperus, de Norteamérica, destruye el nido de la hembra enrrollándose en él para desestimular a otros machos que buscan aparearse con ella. Una telaraña en mal estado habla mal de la calidad de esa hembra. El estudio apareció en Animal Behaviour. La hembra se comunica vía vibraciones de su red y feromonas, siendo su telaraña un complejo centro de información en la que los machos pueden leer hasta la edad.

5. Con parche, por favor

Olvídese de los pinchazos. Bueno, aún no pero parece que llegará el día. Un estudio publicado en Biomaterials reporta que un sistema de microagujas que se disuelven en la piel y que están en un parche, adherido a ella mostró que protegía más que una vacuna tradicional. Son microagujas de un ácido que amortigua las coyunturas y se disuelven en agua. El ensayo, con la vacuna contra la influenza resultó prometedor.

6. Bacterias tramposas

Ha sido una larga lucha. Ellas por entrar, uno por eliminarlas. Un estudio de las bacterias patogénicas que viven en la cavidad nasofaríngea reveló que la forma de esos microorganismos ha variado en el tiempo, de bacilo a coccus, un cambio que pudo producirse para mejorar su forma de escabullirse en el cuerpo sin ser detectadas por las defensas del sistema inmunitario. El artículo apareció en Plos One. Hay que recordar que las infecciones respiratorias son la tercera causa de muerte en el mundo.

7. Un lindo pajarito

Una nueva especie de dinosaurio emplumado es la más grande descubierta hasta ahora. Vivió hace 125 millones de años y aunque se han hallado otros con alas, este es el que presenta la estructura más compleja de plumas. Se encontró en China y es pariente del afamado velociraptor, según el estudio publicado en Scientific Reports.

8. Memoria lenta

Un gen relacionado con la transmisión sana de información en el cerebro fue presentado en un artículo en Molecular Psychiatry. Se trata de una mutación vinculada a la velocidad de procesamiento, por lo que su hallazgo podrá tener a largo plazo implicaciones en el estudio de enfermedades cognitivas relacionadas con la edad, como el alzheimer y la demencia. Esa clase de hallazgos no ha sido fácil hasta ahora y de ahí la novedad.

9. El mellizo de Júpiter

Astrónomos identificaron un planeta tipo Júpiter en un sistema solar con la característica de que se encuentra de su estrella a la misma distancia que Júpiter está del Sol, lo que abre la posibilidad a la existencia de un sistema planetario parecido al nuestro. Esa estrella, HP 11915, tendría una edad, también, muy similar a la del Sol. Todo es posible. El estudio apareció en Astronomy & Astrophysicas.

10. Nuestras primitivas manos

Un estudio publicado en Nature sugiere que nuestras manos han evolucionado muy poco desde que la especie se separó de los chimpancés, no habiendo sido sometida a una presión selectiva durante la época del uso de herramientas de piedra. Un descubrimiento sorprendente. En los gorilas, nuestros ancestros humanos y nosotros los cambios han sido mínimos, a diferencia de chimpancés y orangutanes.

Mis 10 noticias de ciencia de la semana (30-6)

Radiotelescopio Parkes

1. Llegó una extraña señal de ‘más allá’

Una serie de estallidos con una energía de entre 100.000 millones y 10 billones de veces la energía que emite el Sol en un segundo fue captada por el radiotelescopio Parkes en Australia, siendo todo un msiterio para astrofísicos y astrónomos que solo atinan a rascarse la cabeza. ¿Qué fue eso? Fueron cuatro señales de ultracorta duración. Se pudo deducir que no provino de la galaxia, sino de un sitio a una distancia de 5.500 a 10.000 millones de años luz. Para Dan Thornton, de la Universidad de Manchester y descubridor de las señales, pudo deberse a gigantescos destellos de un magnetar (un residuo estelar altamente magnetizado). Pero es solo una conjetura. No se sabe qué fue eso. Lo que sí se descarta es que haya sido un bostezo de E.T. El estudio fue publicado en Science.

2. Manda flores a su tumba

Un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que hace 14.000 años en las laderas del monte Carmelo en Israel hubo un pueblo que tenía una extraña costumbre: enterrar sus muertos con flores, siendo el primero en hacerlo según lo que se conoce hasta ahora. Era una zona ocupada por los natufienses, ancestros de los primeros agricultores. Las evidencias halladas en varias tumbas parece concluyente.

3. Dos lunas emergen del infierno

La Unión Astronómica Internacional reveló el nombre de las dos últimas lunas halladas alrededor del planeta enano Plutón. Se trata de Cerbero, el can que cuidaba el infierno, y Estigia, el río que separaba el mundo de los vivos y los muertos. Las pequeñas lunas habían sido halladas en 2011 y 2012 utilizando imágenes del telescopio Hubble. Plutón tiene hasta ahora 5 satélites.

4. De tanto convivir hubo un cambio

Tanto ha convivido la bacteria del cólera con habitantes de Bangladesh que alteró su genoma, afectando genes que combaten ahora de manera más eficaz esa enfermedad que en algunos casos resulta fatal. El audaz estudio fue presentado en Science Translational Medicine. Una presión evolutiva fuerte que produjo cambios en corto tiempo. En África se había reportado una situación similar en relación con la malaria.

5. Casas hay por toda la galaxia

Vida en todos los rincones. Al considerar la influencia que podrían tener las nubes para la presencia de vida en planetas extrasolares, astrónomos dijeron que en la galaxia debería haber al menos 60.000 millones de planetas habitables alrededor de estrellas enanas rojas, el tipo más común de estrella. El estudio fue publicado en Astrophysical Journal Letters y es una muestra del creciente auge de estudios exoplanetarios relacionados con la posibilidad de vida.

6. Todos se despiden, menos las bacterias

En unos 2.000 millones de años no quedará nada vivo sobre la Tierra, pero en las profundidades la vida subsistirá: serán bacterias las últimas sobrevivientes del planeta cuando el Sol se convierta en una gigante roja y los océanos se evaporen. Bajo esas condiciones extremas solo microbios vivirán, pero será por un tiempo limitado antes de que la Tierra sea tierra de nadie. Cientos de millones de años antes de esos momentos, el planeta tendrá temperaturas exageradas y los macroorganismos perecerán según el estudio de Jack O’Malley de St. Andrews. En 2.800 millones de años el planeta será estéril.

7. Feliz cumpleaños Mr. Bosón Higgs

Hace aun año físicos de los experimentos Atlas y CMS del CERN anunciaron la detección de una nueva partícula, el buscado bosón Higgs, ese que explica la materia y porqué estamos acá. Aunque aún no se conoce qué tipo de bosón es se sabe que sí fue hallado en el rango de energía que se sospechaba, un rango que cada vez se estrechó más y más hasta encontrarlo. Desde entonces, los físicos se dedican a conocer sus características. Un increíble avance en el conocimiento.

8. Los extremos no son buenos

La Organización Meteorológica Mundial entregó el informe del clima de la década pasada: estuvo caracterizada por eventos climáticos extremos. La década tuvo los años más calientes de la historia y como consecuencia se derritieron a mayor ritmo los glaciares y regiones polares, doblándose el aumento del nivel del mar a 3 milímetros año y hoy el nivel del mar es 20 centímetros más alto que en 1880. Un decenio es el plazo mínimo para evaluar una tendencia climática. Y las noticias no son buenas.

9. Y les dio a todos por sembrar

Al poder investigar en Irán, científicos encontraron que en los montes Zagros hay evidencias de que el pueblo que habitó la zona hace 12.000 a 9.800 años cultivaba, lo que indica que la agricultura surgió al tiempo en distintos puntos del Creciente Fértil, tanto en el este en Irán como en el oeste en Turquía, Siria, Chipre e Irak como se había hallado previamente. Los cultivos eran multipropósito, no solo para procesamiento de plantas. Se cultivaban trigo, cebada, lentejas y almorta.

10. Por favor me da ¡un hígado!

Células de hígado a partir de células humanas inducidas pluripotentes, cultivadas en medio con células progenitoras se organizaron y funcionaron en un hígado tridimensional de acuerdo con un estudio presentado en Nature. Una primera puerta hacia la creación de este órgano, del cual hay como muchos otros escasez de donantes: cerca de 100.000 personas en el planeta esperan uno. Esos pequeñas estructuras exhibieron metabolismo semejante en varios aspectos al de un hígado normal. De ahí a la creación de un hígado real falta mucho, pero es una esperanza.

Mi selección: 10 hechos científicos de la semana

1. Adiós a un servidor

El observatorio espacial Heschel, de la Agencia Espacial Europea, cerró sus ojos esta semana luego de 3 años de andar dedicado a observar el frío universo. Lanzado en mayo de 2009, el martes se agotó el refrigerante, 2.300 litros de helio líquido, que permitían mantener los instrumentos en el cero absoluto. La confirmación de su muerte, que estaba prevista, provino de la estación terrestre en Australia occidental, que comprobó un aumento exagerado en la temperatura de todos los equipos. En su vida hizo más de 35.000 observaciones durante más de 25.000 horas de valiosos datos científicos en 600 programas.

En la foto de ESA, el observatorio contra la región Vela C de formación estelar.

2. El extraño insecto que voló

Durante las primeras horas de una mañana el verano pasado en el laboratorio de robótica de Harvard, un insecto alzó vuelo. De la mitad del tamaño de un clip para papeles y con un peso menor a 1/10 de gramo, se elevó varios centímetros, se detuvo un momento, batió sus alas y se desplazó por el cuarto. El primer insecto-robot probado con éxito, cuyo logro apenas acaba de divulgar el estudiante Pakpong Chirattanamon. Fue culminación de más de una década de esfuerzos de diversos científicos. El reporte se publicó en Science.

3. Una molécula que nos envejece

La región del cerebro que controla el crecimiento, la reproducción y el metabolismo también inicia el proceso de envejecimiento según un estudio publicado en Nature, un hallazgo que podría conducir a tratamientos para enfermedades relacionadas con el envejecimiento, permitiendo quizás que las personas vivan más.

Dongsheng Cai, fisiólogo del Albert Einstein College of Medicine en Nueva York y colegas rastrearon en el cerebro de ratones la actividad de NF-kB, una molécula que controla la transcripción de ADN y participa en la inflamación y la respuesta del cuerpo al estrés.

Encontraron que la molécula es más activa en el hipotálamo cuando el ratón se hace mayor.

Exámenes posteriores sugieren que esa actividad ayuda a determinar cuándo los ratones exhiben señales de envejecimiento.

4. Otro virus que brinca

Más de 126 casos confirmados en China y 26 muertes tiene a su cargo hoy el virus de la influencia aviar H7N9, cuya transmisión se ha dado de animal a humano aunque no se descarta que algún caso haya sido entre personas. Tampoco se tiene mucha claridad sobre el origen de la virulenta cepa que por ahora está confinada a ese país asiático pero que ha generado la alerta de la Organización Mundial de la Salud. Los rasgos genéticos del virus fueron puestos en internet por los científicos chinos para el estudio de la comunidad científica internacional.

5. Un mal regreso al pasado

Hace más de 3 millones de años que la Tierra no tenía las concentraciones de dióxido de carbono que exhibe hoy: casi 400 partes por millón de acuerdo con el Observatorio de Mauna Loa, una revelación conocida mientras en Bonn delegados de 160 países trataban de allanar el camino hacia un pacto que permita poner en cintura las emisiones de gases de invernadero. Al comienzo de la revolución industrial la concentración era de 280, lo que muestra la incidencia que hemos tenido los humanos en su crecimiento.

6. Anti, sí anti-materia, anti-gravedad

En un artículo en Nature Communications físicos de la Universidad de California en Berkeley y colegas del experimento Alfa en el CERN -Gran Colisionador de Partículas- reportaron la primera medición directa del efecto de la gravedad en la antimateria, específicamente en un antihidrógeno en caída libre. Aunque aún no es definitiva .la incertidumbre es 100 veces la medida esperada- el experimento el camino hacia una respuesta definitiva a la pregunta fundamental de si la materia cae hacia arriba o hacia abajo.

7. Choque esos dos

A la lista creciente de exoplanetas hay que sumarle otros dos hallados con el observatorio espacial Kepler, el espectrógrafo de alta precisión Harps-N del ESO y el espectrógrafo Sophie. Se trata de KOI-200 y del KOI-889-b. KOI: es Kepler Object of Interest. Ambos tienen cerca de la masa de Júpiter y órbitas excéntricas de menos de 10 días, residiendo muy cerca de sus estrellas. A la fecha se conocen 884 planetas extrasolares en 692 sistemas planetarios.

8. Si por acá llueve…

No es sencillo imaginarse un huracán 20 veces el tamaño de esos mortíferos que vemos en la temporada de huracanes en el Caribe. Bueno, la sonda Cassini que hace años transita por el sistema de Saturno encontró uno en el planeta de los anillos. Detectó un vórtice como esos asociados al tiempo dentro de un misterioso chorro con patrón hexagonal en el polo norte. Cuando Cassini llegó a Saturno en 2004 el invierno no dejaba ver, pero ahora, tras el equinoccio saturniano de 2009, hay más luz y pudo detectar la tormenta.

9. Esto se nos dañó

Un estudio publicado el viernes en Geophysical Resaerch Letters reveló cómo el calentamiento global con el aumento de las concentraciones de dióxido de carbono cambiará los patrones climáticos y provocará más fenómenos extremos como sequías y precipitaciones. Por cada 0,5°C que aumente la temperatura la lluvia fuerte en el planeta aumentará 3,9% y la más ligera 1%, lo que no son buenas noticias.

10. Se deja ver 105 años después

Dicen que solo mató una persona en 1908 pero devastó más de 2.000 kilómetros cuadrados: el impacto de Tunguska en remota zona de Siberia, que se cree se debió a un meteorito pero que al no encontrarse restos algunos optaban por una explicación algo llamativa: el coletazo de un cometa. Dada la lejanía y las dificultades en las comunicaciones, como la convulsión sociopolítica en Rusia una comisión llegó al lugar varios lustros después. Ahora el jueves científicos anunciaron haber descubierto posibles fragmentos del meteorito. La publicación se hizo en MIT Technology Review y demandará estudios adicionales. ¿Principio del fin del misterio?

¿Otra vez cerca de la partícula de Dios?

Para el común de los mortales una Conferencia en Física de Altas Energías diría poco y el interés sería mínimo.

A no ser que…

En la Conferencia de la próxima semana, el 4 de julio, en Melbourne (Australia) podría haber un anuncio importante.

Crecen los rumores de que se anunciaría el hallazgo del esquivo bosón Higgs, una partícula subatómica perseguida con ansias por los físicos.

Llamada erróneamente la PARTÍCULA DE DOS, el Higgs explicaría mucha parte de nuestra existencia: porqué nosotros y todas las cosas del universo tienen masa.

Entonces, de hallarse, el modelo estándar de la Física tendría plena validez.

Podría ser que se anunciase en vez del bosón, una nueva partícula, lo que de ser cierto podría modificar las leyes actuales de la Física.

Es decir, de una u otra manera nos toca a todos.

Los dos grupos que buscan la elusiva partícula en el Gran Colisionador de Hadrones en los Laboratorios subterráneos del CERN en Ginebra, el proyecto más costoso de la ciencia hoy en día, no han anticipado nada.

“Por favor, tengan paciencia unas semanas más”, dijo el físico Guido Tonelli, miembro del equipo Compact Muon Solenoid.

“Apenas acabamos de terminar la recolección de los datos y la gente está trabajando día y noche, incluso fines de semana, para validar científicamente el resultado”.

Tonelli espera que haya algo positivo para mostrar, pero sostiene que tienen mucha presión. Se mostró sorprendido por los rumores toda vez que el tema evoluciona todos los días.

El Higgs ha sido esquivo por décadas. Los físicos mencionaron la partícula en los años 60, como un subproducto de losmecanismos que explican cómo otras partículas básicas adquieren su masa. Dentro de los actores del modelo estándar, este bosón es el último eslabón, la único que no se ha dejado ver en los experimentos en los aceleradores.

En diciembre se presentaron resultados preliminares del Gran Colisionador que sugieren que el Higgs tendría una masa del alrededor de los 125.000 millones de electronvoltios, pero faltaron más datos que validaran estadísticamente el reporte.

Foto CERN de colisión de partículas

Más señales de la partícula de dios

Casi tres meses después de que científicos del Colisionador de Partículas del CERN en Ginebra revelaran señales del esquivo bosón Higgs, sus similares americanos revelaron idéntico hallazgo.

Una señal del bosón, esa pieza que falta en el rompecabezas del modelo estándar de la Física de partículas, fue detectada en los datos recogidos en el colisionador americano Tevatron, ahora en desuso.

El anuncio se hizo ayer en una conferencia en La Thuile, Italia y va en consonancia con lo revelado a fines de 2011 por los físicos del colisionador del CERN, el Large Hadron Collider por su nombre en inglés, por el que es más conocido.

Los científicos del Tevatron vieron un exceso de eventos producidos en las colisiones protón-antiprotón que pudieron haber sido ocasionados por un Higgs con masa entre 117 y 131 GeV. El resultado deja aún un pequeño margen para el azar.

“Estamos muy emocionados. Es muy interesante ver que hay un objeto que luce como el Higgs del modelo estándar”, dijo Dmitri Denisov, vocero del experimento.

El bosón Higgs ha sido llamado erróneamente la partícula de dios, en honor a un famoso libro sobre el tema, pues es fundamental para explicar la masa de otras partículas elementales. De confirmarse su existencia, que se espera se logre este año dado que se ha delimitado la región en la que se sitúa y se ha cuantificado su masa entre 124 y 126 Gigaelectronvoltios.

El bosón es la única partícula elemental del modelo estándar que no ha sido observada experimentalmente.

Se espera tener datos más precisos que eliminen la incertidumbre cuando este año vuelva a operar el LHC, que tendrá un incremento en su energía, para llegar a 4 TeV.

El LHC comenzará a trabajar este mes y los experimentos se extenderán hasta noviembre, luego de lo cual habrá un cese de actividades de unos 20 meses por asuntos técnicos, para comenzar a trabajar de nuevo con casi su máxima energía a fines de 2014 y para realizar experimentos desde 2015.

Foto del Tevatron en E.U.