Mataron 100.000 elefantes en 3 años

Cuerpos de elefantes cazados por su marfil. C. Leadismo/Save The Elephants

La tragedia no podía ser más grave: 100.000 elefantes africanos fueron cazados ilegalmente entre 2010 y 2012, produciendo una reducción del 2 al 3% de la población del icónico animal.

Sí, el comercio de marfil ha alcanzado niveles insostenibles.

Aunque no es fácil establecer las cifras y podrían quedarse cortas, George Wittemyer, de la Universidad de Colorado y su grupo examinó los datos demográficos de los elefantes y analizó las causas de muerte para obtener estimativos basados en evidencias.

El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Los investigadores comenzaron a mirar los elefantes de la Reserva Nacional Samburu en Kenya, donde cada muerte y nacimiento han sido registrados desde 1998. Usaron los restos para precisar si un elefante había muerto por causas naturales o por cazadores ilegales. Así, hallaron evidencias serias de que las tasas de caza ilegal comenzaron a dispararse en 2009. Es más, se demostró que las tasas estaban asociadas fuertemente con el aumento del precio del marfil en el mercado negro local y la parte destinada para China.

Luego usaron el estudio de Samburu para trasladar los datos de restos en las tasas de caza ilegal en 12 poblaciones cubiertas por el Monitoreo de Muertes Ilegales de Elefantes (Mike) de la convención Cites. Desde 2002 Mike ha apuntado a cuantificar el número de elefantes muertos por cazadores mediante sondeo de restos en 45 puntos de África, aunque sin datos completos de la población total.

Los investigadores otras variantes correlacionadas con las tasas de muerte y usaron la información para extrapolar su modelo a 306 poblaciones africanas de elefantes.

Así, encontraron que la tasa de caza era de 7% año de 2010 a 2012, o sea unos 33.630 animales por temporada. El resultado corrobora otro estudio que indicaba que la población de elefantes en África Central se redujo 2/3 entre 2001 y 2012.

Muchas de esas poblaciones, según el estudio, desaparecerán en 10 años si no se actúa con urgencia y decisión.

Todo por la ambición humana.

Mis 10 noticias científicas de la semana (4-10)

1. Por qué no recordamos la infancia

Casi ninguna persona puede recordar su vida antes de los 3 años de edad, algo que se llama amnesia infantil. Pues científicos parecen haber hallado la razón en estudios con ratones. Tantas neuronas están surgiendo en los cerebros de los niños que generan un reacomodo de las conexiones cerebrales, interfiriendo con el almacenamiento de recuerdos duraderos. El estudio apareció en Science, aunque no podría descartarse también la presencia de otras interferencias que borran esos recuerdos iniciales de la vida.

2. Si los glaciares se derriten

Científicos de las Universidades de Colorado y Trent lograron el primer mapa de casi todos los glaciares del planeta, más de 198.000, incluyendo su ubicación y tamaño para calcular el volumen y la contribución al aumento al nivel del mar a medida que el deshielo por el calentamiento global prosigue. Los glaciares miden 727.000 kilómetros cuadrados y su aporte a los mares sería de 350 a 470 milímetros. El total de agua que almacenan es solo 1% de la almacenada en Groenlandia y la Antártida. El estudio apareció en el Journal of Glaciology. En Colombia, valga anotar, los glaciares desaparecerán en el curso de los próximos 20 años. Ocho de ellos ya se extinguieron.

3. Una bacteria con más letras

En un hecho sin precedentes, científicos del Instituto Scripps lograron introducir 2 letras más en el alfabeto de la vida de una bacteria E. coli, logrando que se replicaran mientras se les suministró el medio para hacerlo, lo que abre las puertas a futuros desarrollos de medicinas y tratamientos médicos. A las cuatro letras A-T, C-G del ADN de todos los organismos vivos, se agregaron dos moléculas, un par de bases, lo que ilumina el camino a la producción de nuevas proteínas. El estudio fue publicado en Nature.

4. Esos años de más

Un pedazo de longevidad: los genes de 894 hombres y mujeres de más de 100 años en España y Japón revelaron que el secreto de la longevidad, al menos al sur de Europa, reside en una variante en el cromosoma 9p21.3 que había sido asociado antes con el riesgo de enfermedad cardiovascular. El estudio fue publicado en Age. En promedio los centenarios viven unos 15 años más que una persona en el mundo occidental y esa longevidad es en parte genética. Pero no solo se trata de un solo gen: al parecer hay más relacionados con una larga y saludable vida.

5. En plena carrera

Una estrella que anda de prisa. Astrónomos de la Universidad de Utah descubrieron una estrella que anda a 1,6 millones de kilómetros por hora y es la más cercana y segunda más brillante entre las 20 más grandes halladas hasta ahora de este tipo de estrellas de alta velocidad. Podría aportar datos sobre el agujero negro en el centro de la Vía Láctea y el halo de materia oscura que la rodea. Esta clase de estrellas parecen haber formado parte de un sistema binario y al acercarse demasiado al agujero salieron expulsadas, mientras su compañera fue capturada por aquel. El estudio apareció en Astrophysical Journal Letters.

6. Dos arañitas se balanceaban…

Aunque en algunos aspectos se parecen a los humanos o nos parecemos a ellas, la secuenciación de los genomas de dos tipos de arañas, la tarántula y la araña de terciopelo aportará pistas para comprender las capacidades extraordinarias de estos arácnidos, de acuerdo con un estudio aparecido en Nature Communications. Dentro de esas figuran señales sobre la composición y evolución del veneno y la seda. El conjunto de genes relacionados con la seda muestran una gran evolución, por ejemplo.

7. A comer verde llaman

Un 32% se reduce el riesgo de derrame cerebral por cada 200 gramos de fruta consumida cada día y 11% por cada 200 de verduras reveló un estudio que analizó 20 investigaciones publicadas en los últimos 19 años que involucraron más de 720.000 personas alrededor del globo. El artículo apareció en Stroke. Los efectos benéficos de las frutas y las verduras se daban consistentemente en hombres y mujeres, el resultado del derrame y en el tipo de derrame (por coágulo o sangrado).

8. Uno es lo que sus ancestros sembraron

Las diferencias sicológicas abismales entre los chinos del norte y el sur reflejan las diferencias entre una comunidad orientada al este de Asia y la más individualista que mira al mundo Occidental, diferencias que parecen deberse a que el sur ha sembrado arroz durante miles de años y el norte trigo. La teoría del arroz. Mientras los del sur son más interdependientes, los del norte no. El cultivo cooperativo del arroz en el sur hace esa cultura más interdependiente, mientras que el trigo se produce de una manera más independiente. Esto está reflejado en esas culturas, sugiriendo que la herencia agrícola continúa incidiendo en las personas del mundo actual. El estudio apareció en Science.

9. Y se arregló solo

En la Universidad de Illinois científicos desarrollaron un plástico que no solo autorrepara para llenar pequeños resquebrajamientos sino que se regenera cubriendo agujeros más grandes, reveló un estudio en Science. Una demostración de reparación en un sistema de materiales sintéticos inertes, una copia de lo que hacen algunos organismos que se reparan al regenerarse. No solo será útil el desarrollo para bienes en el comercio sino para partes de productos difíciles de remplazar o arreglar.

10. Creando el universo

Astrónomos recrearon el primer universo virtual de la manera más real. Mediante una simulación de computador llamada Illustris se recrearon los 13.000 millones de años de evolución cósmica en un cubo de 350 millones de años de lado, con una resolución impresionante según los autores, que presentaron el desarrollo en Nature. Hasta ahora no se había reproducido el universo tanto en la escala pequeña como grande, un logro de este modelo.

Todos con todos: así eran humanos antes

Eso era todos contra todos, lo cual no debía extrañar. Nuevos análisis genómicos de dos dos parientes extinguidos de los humanos sugieren que esos grupos primitivos se reprodujeron con los humanos y entre sí mucho más de lo que se había creído. Los análisis, además, parecen identificar un nuevo tipo de homínido no conocido antes y que también se mezcló con los demás

Los genomas de un Neandertal y de un grupo distintos, los denisovanos fueron presentados en un encuentro de la Real Sociedad en Londres. Indican que hubo mezcla entre varios grupos que vivieron en Europa y Asia hace más de 30.000 años, incluyendo un desconocido hasta ahora ancestro humano del continente asiático.

En las primeras secuencias de genomas de neandertal y denisovano había quedado claro que se mezclaron con los humanos modernos contribuyendo a la diversidad genética de muchas personas vivas hoy.

Todos los humanos cuyos orígenes están fuera de África deben cerca del 2% de su genoma a los Neandertales, y ciertas poblaciones de Oceanía como los aborígenes australianos y los de Papua Nueva Guinea obtuvieron cerca del 4% de su ADN de la mezcla entre sus ancestros y los denisovanos, llamados así por la caverna en los montes Altai de Siberia donde fueron descubiertos. La cueva contiene restos depositados allá entre hace 30.000 y 50.000 años.

Esos estudios no obtuvieron, al parecer, secuencias de alta calidad. Por eso ahora David Reich, genetista evolutivo con su grupo y la ayuda de Svante Pääbo del Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology en Leipzig, Alemania produjeron versiones más completas de ambos genomas. Los genomas fueron recogidos en la caverna de Siberia.

Los denosivanos se cruzaron con neandertales y ancestros de poblaciones humanas que ahora viven en China y otra partes de Asia del este, además de poblaciones oceánicas. Reich dijo, para sorpresa, que los denisovanos se mezclaron con otra población de humanos arcaicos que vivieron en Asia hace más de 30.000 años, que no eran ni humanos ni neandertales.

¿Quiénes eran esta nueva población desconocida hasta ahora? Ni idea, pero la genética dice que existió. ¿Fueron Homo heidelbergensis, ese grupo que dejó África hace cerca de medio millón de años y que dio origen a los neandertales en Europa?

Como recoger 29.000 piezas de basura espacial

Si uno de esos pedazos cayera en sitio poblado la pasaríamos mal. Pero es una realidad: así como muchas de nuestras ciudades y los océanos, el espacio se llenó de basura. Basura espacial.

Tal es la preocupación, porque también puede afectar naves en órbita, satélites y la Estación Espacial, que más de 300 delegados están reunidos en Darmstadt, Alemania, entre científicos hasta políticos, para tratar el tema en la Sexta Conferencia Europea de Basura Espacial.

En el espacio hay, queda uno aterrado, más de 170 millones de piezas de basura, incluyendo 29.000 objetos más grandes de 10 centímetros según estima la Agencia Espacial Europea (ESA). Al viajar a 27.000 kilómetros por hora son un gran riesgo.

“Cualquiera de esos objetos puede dañar una nave en operación”, según Heiner Klinkrad, jefe de la oficina que trata con la basura espacial.

Casi 2/3 de las piezas conocidas fueron creadas por explosiones en órbitas o por colisiones.

En 2009, un satélite Iridium de comunicaciones fue chocado por un satélite militar ruso en desuso, Cosmos. El impacto destruyó los dos y dejó gran cantidad de restos. Además se convirtió en un llamado de atención.

En 2007, China destruyó intencionalmente uno de sus envejecidos satélites en un controvertido test antisatélite que llenó la órbita terrestre con más de 2.500 pedazos de chatarra espacial.

Desde entonces se habla de sostenibilidad espacial.

“Las medidas de mitigación de restos espaciales, si se implementan bien, pueden reducir la tasa”, dijo Klinkrad. “La remoción activa de basura es necesaria para disminuir el aumento en restos”.

Pero encontrar una solución al problema requiere mucha cooperación.

Humanos tendríamos un nuevo pariente

¿Y por qué no había ningún homo reciente de Asia? La pregunta llevó a muchos científicos a pensar que tarde que temprano aparecería alguno.

El análisis de fósiles del suroccidente de China sugiere que allí habitó lo que podría ser una nueva especie del género o alguien relacionado.

En 1979 se había descubierto un cráneo en la caverna Longlin en la provincia Guangxi, pero solo ahora se analizó en detalle.

Tenía huesos gruesos, arcos prominentes en las cejas, una cara aplanada y no posee la barbilla típica de los humanos. “Es anatómicamente único entre los miembros del árbol evolutivo humano”, dice Darren Curnoe, de University of New South Wales en Sidney (Australia).

El cráneo contiene un conjunto inusual de rasgos primitivos como aquellos vistos en nuestros ancestros de hace cientos de miles de años, junto con rasgos modernos similares a las personas de hoy.

Curnoe y Ji Xueping, de Yunnan University en China, han hallado más evidencias del nuevo homínido en la caverna Malu. Laos seres de la caverna del venado rojo los bautizó Curnoe porque existen rastros de que cocinaban los grandes venados.

Pero no se sabe en dónde encuadran estos fósiles en nuestro álbum familiar. Para Curnoe, podrían estar relacionados con los primeros miembros de nuestra especie (Homo sapiens) que evolucionaron en África hace cerca de 200.000 años y se diseminaron por Asia hasta llegar a China. Pero prefiere la idea de que son una nueva línea evolutiva que evolucionó en Asia oriental paralela a nuestra especie, tal como los Neandertales, en particular porque lucen muy distinto a los primeros homínidos africanos.

Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres, dijo a New Scientist que sus rasgos primitivos sugieren que podrían estar relacionados con los enigmáticos denisovanos, conocidos por un dedo de hace 30.000 a 50.000 años encontrado en una caverna de Siberia.

Se sabe que vivieron en el este de Asia y que se aparearon con nuestros ancestros directos. Para él, los nuevos fósiles podrían ser el producto de tal apareamiento.

El análisis de los restos chinos reveló que datan de hace unos 11.500 años, una época muy reciente, lo que indica que pudieron haber sobrevivido a la última Edad de Hielo.

Un análisis del ADN podría colocar el hallazgo en su sitio correcto del árbol evolutivo humano.

Foto del cráneo del fósil chino, D. Curnoe

Estas pulgas comían dinosaurio

Si lo atacaran a uno, seguro que con cuatro o cinco quedaría uno listo. Sí: científicos descubrieron la más antigua evidencia de una pulga. Una pulga del Jurásico, que se alimentaba de dinosaurios.

Claro, para hacerlo no podía tener el milímetro ni los 10 milímetros que, máximo, tiene una pulga moderna. No. Esta pulga medía hasta ¡21 milímetros! Más de dos centímetros para asustar a cualquiera.

La relación pulga-dinosaurio fue establecida gracias a un conjunto de fósiles muy bien preservados, hallados en China.

Hoy las pulgas atacan mamíferos y aves, pero poco se conoce de sus orígenes. El registro fósil consiste de especimenes de especies de los últimos 65 millones de años. La existencia de pulgas del Cretáceo, desde hace 145 a hace 65 millones de años, ha sido muy debatida por científicos. Pero Michel Engel, un paleoentomólogo de la Universidad de Kansas en Lawrence y colegas llevan la historia 60 millones de años más atrás.

El estudio apareció publicado ayer miércoles en Nature.

Engel y coautores estudiaron nueve pulgas de dos sitios: los depósitos del Jurásico de hace 165 millones de años de Daohugou y el estrato de hace 125 millones de años del Cretáceo de Huangbanjigou. Ambos en China.

Los insectos no son las pulgas que hoy conocemos, Medían de 8 a 21 milímetros, explicó Engel.

Pero no solo es el tamaño el que separa las especies. Las pulgas del Jurásico y el Cretáceo carecían de las patas enresortadas que las especies modernas usan apra saltar y sus estructuras bucales eran tipo armadura con proyecciones tipo sierra, a diferencia de la suave mandíbula de las modernas.

Cómo esos rasgos influían en su estilo de vida es difícil de determinar, pero podrían haber sido especialistas en atacar por asalto, subiendo a la presa y luego abandonándola.

De lejos, mejor.

Foto cortesía Nature D-Huang et al

Pelea entre humanos hace 126.000 años

Que la humanidad se ha dado duro siempre no queda duda a la luz de un hallazgo presentado hoy en Proceedings of the National Academy of Sciences.

El estudio de un cráneo humano de Asia oriental de del Pleistoceno medio hallado en Maba, China, revela un caso de agresión entre personas que produjo un trauma craneal hace 126.000 años.

El estudio sugiere que una hendidura de 14 milímetros, una lesión que selló con una depresión ósea hacia el cerebro fue el producto de un trauma forzado por un accidente o, más probable, por una agresión de otro humano.

“Esta herida es muy similar a la que se observa hoy cuando alguien es golpeado con un objeto pesado. Es parecido a un pequeño episodio conocido de la Edad de Hielo y podría ser el primer caso documentado de agresión entre personas y de trauma inducido por humanos”, según Lynne Schepartz, profesor del School of Anatomical Sciences en la University of the Witwatersrand, uno de los coautores del paper.

Lógico, del incidente no se pueden conocer más detalles: si fue premeditado, por una discusión o qué.

El hallazgo y estudio de lesiones traumáticas en fósiles humanos interesa por cuanto permite evaluar el riesgo relativo de lesiones en distintos grupos, la localización del trauma y las implicaciones de comportamiento.

Ayuda además a identificar y entender algunas de las primeras manifestaciones conocidas de agresión interhumana.

En la foto se aprecia la localización de la lesión en el cráneo, el hundimiento del hueso. Cortesía University of the Witwatersrand

Meteoro visto caer desde la Estación Espacial

 

El astronauta Ron Garan a bordo de la Estación Espacial Internacional tomó esta fotografía de un meteoro entrando en la atmósfera terrestre.

La captó durante la lluvia de estrellas de las Perseidas el 13 de agosto, a las 7:17 p.m. tiempo universal (2:17 p.m. de Colombia).

La EEI se encontraba en ese momento sobre Mongolia, frontera China.

Se cree que debió ser un meteoro de las Perseidas dado que durante una lluvia de estrellas solo 1 en 12 proviene de otra fuente (en una noche sin lluvia de estrellas usualmente se pueden ver 5 meteoros por hora provenientes de distintos sitios y fuentes).

Una bonita fotografía dado que siempre vemos los meteoros desde abajo en la superficie.

Cortesía Nasa.

Relacionan tamaño del pene y crecimiento económico

Medirlo todo y tratar de explicarlo parece una obsesión de la ciencia que a veces parece ir bien lejos.

A pocos se les ocurriría relacionar el crecimiento económico de un país con el tamaño del… pene de sus habitantes.

Bueno, eso en parte fue lo que hizo Tatu Westling, investigador de la Universidad de Helsinki en un artículo para el Helsinki Center of Economic Research, quien incluso estableció un mapa mundial del tamaño de los penes de los distintos países.

No se crea entonces que los habitantes de una economía que crezca mucho, como la de China, significa que los chinos posean un órgano descomunal. No. Vamos por parte.

Male Organ and Economic Growth: Does Size Matter? es el título del referido artículo y, obvio, a alguien más interesado en las finanzas que en las relaciones interpersonales, el tamaño sí importa.

Westling trató de relacionar el tamaño del miembro masculino con algún modelo global, eligiendo una variación del modelo Solow de crecimiento económico y encontró, según su artículo, que el tamaño del pene puede explicar 15 por ciento de la variación global en los ingresos nacionales.

Parece que existe una relación de U invertida entre la longitud peneana y el crecimiento económico: los países de más lento crecimiento (los menos desarrollados hoy) tienen en promedio los más pequeños y los más grandes tamaños de pene de sus habitantes mientras que los de crecimiento más rápido están en el centro de la distribución del tamaño del miembro.

Los resultados están condicionados por el hecho de que dos de las regiones más pobres del planeta, Asia y África, dominan los extremos de la distribución del tamaño.

Para el autor, el tamaño de los penes tiene la misma escala de influencia en el crecimiento económico como el régimen económico de un país.

En este punto, valdría preguntarse ¿cómo está Colombia, que viene en crecimiento y el tamaño del miembro de sus habitantes está entre 13,4 cms y 17,7? Averígüelo Vargas.

¿Qué opinan? A veces no resulta imposible encuadrar determinados factores dentro de cierto modelo.

Pero bien valdría considerar otros aspectos: como dicen las mujeres, no es el tamaño, es la forma como se use.

Apetito humano extingue las ranas

(La foto de esta nota puede ser ofensiva para algunos pero la publicamos por el interés del tema).

Sí, el cambio climático. También: el hongo que las ha estado invadiendo en algunas regiones. Pero no olvidemos: el apetito humano.

Las ranas están en peligro de extinción y, ¿saben qué?, el consumo por parte de humanos en algunos países está afectándolas, de acuerdo con un reporte de varios organismos.

Las cifras son escalofriantes:

En Estados Unidos se importan en promedio, cada año, 2.280 toneladas métricas de ancas de rana, que equivalen a entre 450 millones y 1.100 millones de ranas.

El mercado asiático-americano importa 2.216 toneladas métricas de ranas vivas.

La Unión europea demanda cada año 4.600 toneladas métricas de ancas, consumidas en su mayoría en Bélgica (53%), Francia (23%) y Holanda (17).

Las cifras fueron presentadas en el informe Canapés a la Extinción: El Comercio Internacional de Ancas de Rana y su Impacto Ecológico, entregado por los grupos conservacionistas Pro Wildlife, Defenders of Wildlife y Animal Welfare Institute.

Ese apetito humano está incidiendo en la extinción de estos anfibios, básicamente de dos maneras:

Muchas ranas son recogidas en su medio natural, en algunos casos agotando poblaciones enteras; y ese gran comercio internacional es el principal medio de dispersión del temido hongo quítrido, el Batrachochytrium dendrobatidis que ha sido culpado de unas 100 extinciones de anfibios en todo el mundo.

El suministro de ranas era dominado por las ventas de India y Bangladesh, pero esos países sobreexplotaron el recurso en los años 80. La gran mayoría de ranas salvajes importadas por Estados Unidos y la Unión Europea proviene de Indonesia. También son cultivadas en China, Vietnam y Taiwán. México es otro gran proveedor de ranas vivas para Estados Unidos.

Un gran número de especies de ranas cultivadas importadas a E. U. desde Asia eran en realidad especies nativas: la rana toro americana.

Un informe de Save the Frogs indica que 62% de todas las ranas toro importadas en California desde las granjas asiáticas están infectadas con aquel hongo. Estas ranas toleran el hongo, pero lo dispersan a especies nativas.

La mayoría de anfibios presenta una tasa de mortalidad del 80% cuando el hongo llega a sus hábitats.

Y mientras que cerca de 20 especies comprenden el grueso del mercado internacional, otras 180 son consumidas en su país de origen lo que muestra la amenaza que se cierne.

¿Necesitarán los países desarrollo de las ranas para sobrevivir?