Homenaje al gato en su día

Gato común o doméstico de nombre Buggy. Foto Ramiro Velásquez

Impulsivo, dominante y neurótico lo definió un estudio de 2014 de la Universidad de Edimburgo en el Journal of Comparative Psychology. Tal vez, cada que lo mira piensa en acabar con usted. Sí en matarlo.

Tampoco necesitan de usted para sentirse seguros, no dependen de usted según otro estudio, esta vez en Plos One.

Es más, los perros quieren cinco veces más a su compañero humano que los gatos, dijo este año una investigación para un documental de la BBC.

Sí, el gato. Misterioso, único, independiente y ¿amoroso y fiel?

Felis silvestres catus, alias el gato doméstico, ese felino que se acercó al hombre tal vez hace 9.000 años sugieren excavaciones en Chipre, pero más seguramente en el Medio Oriente y Egipto hace hasta 6.500 años siendo un ‘amigo’ por conveniencia, adorado hace 4.000 años y que pudo haber sido ‘criado’ a la vez en China según encuentros recientes.

Descendiente directo del gato salvaje árabe, Felis silvestris lybica, es hoy para muchos el animal de compañía más común en el mundo si bien las cifras difieren mucho del autor que provengan. Se reconocen cerca de 67 razas más 7 provisionales según The International Cat Association.

La mascota moderna por su facilidad para desenvolverse solo y cuya relación con los humanos ha ido modificando unos pocos genes relacionados con su memoria, su conducta de temor condicionado y el aprendizaje estímulo-recompensa por lo que es capaz de hacer algunos trucos para obtener algo a cambio.

Con 38 cromosomas y unos 20.000 genes ha evolucionado cerca de 250 trastornos genéticos heredables, como la mutación que les impide degustar el dulce que explica su indiferencia hacia las frutas y los alimentos azucarados, así algunos los coman.

Depredadores por excelencia y recelosos de sus similares, se dice que aún tiene 3 de sus 4 patas en el ambiente salvaje, considerándose que quienes conviven con ellos lo hacen con una fiera latente. De hecho se han documentado extinciones de aves y otras especies por sus dotes de cazadores.

Sociables con otros animales si se introducen desde pequeños, difícilmente aceptarán a los humanos si entre las 4 y las 8 semanas de vida no los han conocido, explica John Bradshaw, director del Instituto de Antrozoología de la Universidad de Bristol. Y si solo tratan mujeres en ese periodo huirán de los hombres y si son atendidos por una persona nada más estarán toda la vida muy ligados a ella.

Si a las 10 semanas no han socializado con humanos, en esencia serán salvajes el resto de su vida, huyendo de las personas.

No distinguen bien el tiempo, pero tienen su ritmo del día bien establecido, se aburren con un juguete que ven una y otra vez, pero nunca cuando están cazando.

De vista excepcional y visión binocular, con ojos muy grandes para el tamaño de su cabeza, expanden sus pupilas en la oscuridad hasta tres veces el área que nosotros. Pero no están interesados en el color: ven el azul y el amarillo, y son ciegos al rojo y al verde. No ven bien de cerca, por lo que al caminar se enfocan varios pasos adelante.

Su oído es muy especial, pudiendo escuchar ultrasonido y mover sus orejas para detectar la fuente de los sonidos.

Pero son sus bigotes los que actúan como sensores que les permiten establecer el punto a morder cuando están cazando.

Sí, en el equilibrio, en la visión nocturna y en su oído superan a los humanos, pero en el sentido del olfato lo sobrepasan de lejos pues es su principal sentido.

Datos de los gatos, esos felinos que hoy son recordados en su extraño día mundial, animales de facciones tiernas más implacables con sus presas.

Estrellas de internet, fáciles de querer e imposibles de olvidar.

Mis 10 noticias de ciencia de la semana (30-6)

Radiotelescopio Parkes

1. Llegó una extraña señal de ‘más allá’

Una serie de estallidos con una energía de entre 100.000 millones y 10 billones de veces la energía que emite el Sol en un segundo fue captada por el radiotelescopio Parkes en Australia, siendo todo un msiterio para astrofísicos y astrónomos que solo atinan a rascarse la cabeza. ¿Qué fue eso? Fueron cuatro señales de ultracorta duración. Se pudo deducir que no provino de la galaxia, sino de un sitio a una distancia de 5.500 a 10.000 millones de años luz. Para Dan Thornton, de la Universidad de Manchester y descubridor de las señales, pudo deberse a gigantescos destellos de un magnetar (un residuo estelar altamente magnetizado). Pero es solo una conjetura. No se sabe qué fue eso. Lo que sí se descarta es que haya sido un bostezo de E.T. El estudio fue publicado en Science.

2. Manda flores a su tumba

Un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que hace 14.000 años en las laderas del monte Carmelo en Israel hubo un pueblo que tenía una extraña costumbre: enterrar sus muertos con flores, siendo el primero en hacerlo según lo que se conoce hasta ahora. Era una zona ocupada por los natufienses, ancestros de los primeros agricultores. Las evidencias halladas en varias tumbas parece concluyente.

3. Dos lunas emergen del infierno

La Unión Astronómica Internacional reveló el nombre de las dos últimas lunas halladas alrededor del planeta enano Plutón. Se trata de Cerbero, el can que cuidaba el infierno, y Estigia, el río que separaba el mundo de los vivos y los muertos. Las pequeñas lunas habían sido halladas en 2011 y 2012 utilizando imágenes del telescopio Hubble. Plutón tiene hasta ahora 5 satélites.

4. De tanto convivir hubo un cambio

Tanto ha convivido la bacteria del cólera con habitantes de Bangladesh que alteró su genoma, afectando genes que combaten ahora de manera más eficaz esa enfermedad que en algunos casos resulta fatal. El audaz estudio fue presentado en Science Translational Medicine. Una presión evolutiva fuerte que produjo cambios en corto tiempo. En África se había reportado una situación similar en relación con la malaria.

5. Casas hay por toda la galaxia

Vida en todos los rincones. Al considerar la influencia que podrían tener las nubes para la presencia de vida en planetas extrasolares, astrónomos dijeron que en la galaxia debería haber al menos 60.000 millones de planetas habitables alrededor de estrellas enanas rojas, el tipo más común de estrella. El estudio fue publicado en Astrophysical Journal Letters y es una muestra del creciente auge de estudios exoplanetarios relacionados con la posibilidad de vida.

6. Todos se despiden, menos las bacterias

En unos 2.000 millones de años no quedará nada vivo sobre la Tierra, pero en las profundidades la vida subsistirá: serán bacterias las últimas sobrevivientes del planeta cuando el Sol se convierta en una gigante roja y los océanos se evaporen. Bajo esas condiciones extremas solo microbios vivirán, pero será por un tiempo limitado antes de que la Tierra sea tierra de nadie. Cientos de millones de años antes de esos momentos, el planeta tendrá temperaturas exageradas y los macroorganismos perecerán según el estudio de Jack O’Malley de St. Andrews. En 2.800 millones de años el planeta será estéril.

7. Feliz cumpleaños Mr. Bosón Higgs

Hace aun año físicos de los experimentos Atlas y CMS del CERN anunciaron la detección de una nueva partícula, el buscado bosón Higgs, ese que explica la materia y porqué estamos acá. Aunque aún no se conoce qué tipo de bosón es se sabe que sí fue hallado en el rango de energía que se sospechaba, un rango que cada vez se estrechó más y más hasta encontrarlo. Desde entonces, los físicos se dedican a conocer sus características. Un increíble avance en el conocimiento.

8. Los extremos no son buenos

La Organización Meteorológica Mundial entregó el informe del clima de la década pasada: estuvo caracterizada por eventos climáticos extremos. La década tuvo los años más calientes de la historia y como consecuencia se derritieron a mayor ritmo los glaciares y regiones polares, doblándose el aumento del nivel del mar a 3 milímetros año y hoy el nivel del mar es 20 centímetros más alto que en 1880. Un decenio es el plazo mínimo para evaluar una tendencia climática. Y las noticias no son buenas.

9. Y les dio a todos por sembrar

Al poder investigar en Irán, científicos encontraron que en los montes Zagros hay evidencias de que el pueblo que habitó la zona hace 12.000 a 9.800 años cultivaba, lo que indica que la agricultura surgió al tiempo en distintos puntos del Creciente Fértil, tanto en el este en Irán como en el oeste en Turquía, Siria, Chipre e Irak como se había hallado previamente. Los cultivos eran multipropósito, no solo para procesamiento de plantas. Se cultivaban trigo, cebada, lentejas y almorta.

10. Por favor me da ¡un hígado!

Células de hígado a partir de células humanas inducidas pluripotentes, cultivadas en medio con células progenitoras se organizaron y funcionaron en un hígado tridimensional de acuerdo con un estudio presentado en Nature. Una primera puerta hacia la creación de este órgano, del cual hay como muchos otros escasez de donantes: cerca de 100.000 personas en el planeta esperan uno. Esos pequeñas estructuras exhibieron metabolismo semejante en varios aspectos al de un hígado normal. De ahí a la creación de un hígado real falta mucho, pero es una esperanza.