Gracias, chocolate

Buenas noticias. O uno no sabe, pues de cantidades y efectos certeros mucho queda por decirse. Científicos reportaron que en el chocolate negro como en el de cocina se encuentra tanto resveratrol como en el vino rojo, según informe aparecido en el Journal of Agricultural and Food Quemistry. Es un reconocido antioxidante que puede ser benéfico para la salud.
El resveratrol ganó fama en los 90, cuando se le encontró en el vino y se explicó la llamada paradoja francesa: tanto como otras personas, los franceses consumen grasas, pero tienen menos problemas del corazón, debido al vino que toman, en el que se encuentra el compuesto.
Según estudio reciente en Nutrition Reviews, el resveratrol mejora la sensibilidad a la insulina, los niveles de colesterol en la sangre y tiene efectos neuroprotectores en estudios con animales.
Un brindis por las buenas nuevas.