¿Vida en el espacio?

Cortesía Beletsky/ESO

Venimos del espacio interestelar. Somos sus hijos. Eso, al menos, se desprende de un nuevo hallazgo astronómico:

A 27.000 años luz astrónomos encontraron con el observatorio Alma en Los Andes chilenos una inusual molécula de carbono, una con una estructura ramificada, hallada dentro de una nube gigante de gas en el medio interestelar.

Los científicos detectaron ondas de radio del cianuro de isopropilo, lo que indicaría que esas moléculas complejas pueden haber tenido su origen en el espacio.

La nube está hacia Sagitario B2, región de formación estelar. El reporte se hizo en Science.

Las moléculas orgánicas que usualmente se encuentran en esas nubes solo tienen una estructura simple de carbono dispuestos en una cadena derecha, pero la estructura hallada tiene ramificaciones, siendo la primera de su género en ser hallada.

Un hallazgo que abre una nueva frontera en la complejidad de moléculas que se pueden formar en el medio interestelar.

Esas moléculas con aquella estructura son un rasgo común de las moléculas requeridas para la vida, tales como los aminoácidos que son los bloques constitutivos de las proteínas.

Pero las preguntas básicas siguen sin respuesta: ¿llegaron a nuestro planeta? ¿Fueron los nuestros procesos independientes? ¿Qué más se formó y existe en el medio interestelar y cómo?