Ciencia curiosa

Críticos errados. Un reconocido paper científico que criticaba el apoyo científico al cambio climático, publicado en 2008, acaba de ser retractado. Publicado en Computational Statistics and Data Analysis y basado en un reporte controversial de 2006 sobre el calentamiento global comisionado por el Congreso americano, concluía que los científicos climáticos se publicaban favorablemente unos a otros por su trabajo estrecho y se preguntaba si ese cambio era real. Acaba de ser retractado por plagio: tomó citas de Wikipedia y dos citas aparecen sin la referencia. Tú también caerás. Curiosa rectificación.

A tiempo. Científicos desarrollaron un método para evaluar en tiempo real los niveles de una proteína importante en las obstrucciones sanguíneas, información que podría prevenir un sangrado masivo o coágulos igualmente peligrosos. El test, que se describirá en próxima edición de Angewandte Chemie International Edition, usa una cadena molecular que se adhiere a la trombina, proteína que dispara los eventos de coágulos. La medición revela si la sangre está preparando un coágulo, que se sabe con peligrosos y hasta mortales. Se lo advertimos: Más vale a tiempo. Curioso.

Gases y pestes. A medida que sube la concentración de dióxido de carbono (CO2), ciertas plantas pueden perder la batalla contra algunas pestes, reportaron científicos chinos que cultivaron tomates en condiciones de CO2 como las actuales, de 390 partes por millón y en aquellas que se predice existirán a fines del siglo: 780 ppm. Cuando fueron expuestos a pequeños nematodos, comunes en el suelo, los tomates que respiraban la mayor concentración de CO2 sufrieron más. Desarrollaron más problemas radiculares tipo tumores y tenían menor concentración de flavonoides y otros compuestos antioxidantes. Curioso.

Lentes antimigraña. Unos lentes pintados de color hechos especialmente para individuos que sufren migraña pueden ayudarles a aliviar cierto malestar asociado a es problema, reportan científicos en Cephalalgia. Científicos de Michigan State University condujeron un equipo que usó imágenes de resonancia magnética del cerebro para establecer los mejores colores-tintas para cada uno de 11 pacientes de migraña, aquellos que reducían mejor la distorsión de imágenes de cada persona. Las imágenes de resonancia revelaron que una tintura determinada reducía el malestar cuando veían unas imágenes que se les presentaban, un hallazgo que sugiere que ciertos tintes funcionan calmando la sobreactivación en la corteza visual en el cerebro. De colores. Curioso.

Estuvo 96 minutos sin pulso y… salió coleando

Parece imposible, pero sucedió. Lo llamarán milagro, lo llamarán atención médica, pero sigue siendo inexplicable.

En la versión electrónica de Mayo Clinic proceedings se reportó el caso de un hombre de 54 años que sufrió un ataque cardiaco y estuvo ¡96 minutos sin pulso! Luego revivió y se recuperó por completo.

El caso es que el paciente se desplomó en una zona rural en Minnesota, Estados Unidos pues sufrió un ataque cardiaco. Recibió reanimación cardiopulmonar y choques con desfibrilador, pero no respondía.

Se recuperó tras más de hora y media sin pulso, de acuerdo con lo explicado por Roger White, anestesiólogo y especialista en atención cardiaca, autor del artículo.

El personal que acudió le administró 12 choques con el desfibrilador y mantuvo el flujo sanguíneo mediante compresiones continuas del pecho.

Pero hubo una ayuda clave: la capnografía, que se emplea para controlar a los pacientes en el quirófano, pero que rara vez utiliza el personal de emergencias para tratar un paro cardíaco. Esta mide cuánta sangre fluye a través de los pulmones y, por tanto, a otros órganos. Gracias a que esa medida estuvo siempre en un nivel suficientemente alto, el personal de rescate no cesó en su afán por reanimarlo.

“El pulso reapareció gradualmente”, dijo White.

Una vez recuperado el pulso, el paciente fue enviado vía aérea al hospital, donde se descubrió que tenía una arteria ocluida. Se extrajo el coágulo y se le colocó una endoprótesis.

A la semana y media, el paciente recibió el alta, sin mostrar problemas neurológicos por el extenso período que permaneció sin pulso.

Poco tiempo después se sometió a una operación a fin de tratar su enfermedad cardiaca subyacente.

White dijo en un informe de prensa de la Clínica Mayo que el caso plantea la necesidad de estudiar más sobre las técnicas de apoyo vital avanzado y el empleo de tecnología de tiempo real, como la capnografía, que es capaz de validar la eficacia de los esfuerzos por reanimar a alguien”.

Camino a un ataque al corazón

Alcohol. No solo es cuánto se bebe, sino cómo. Bueno, al menos tratándose de problemas para el corazón.
Investigadores identificaron el mecanismo preciso por el cual la forma como se bebe contribuye a los coágulos en las arterias que derivan en ataques al corazón y a los derrames, según un estudio publicado en Atherosclerosis.
La investigación aporta nuevos datos a la creciente evidencia de que los patrones de bebida importan tanto, sino más, para el riesgo de enfermedad cardiovascular que la cantidad total ingerida.
Un exceso es considerado como ingerir cinco o más tragos para los hombres y cuatro o más para mujeres en dos horas.. Existen varios estudios que sugieren que un patrón irregular de beber en exceso dobla el riesgo de un ataque al corazón, pese a que se considera que beber con moderación reduce el riesgo (el llamado efecto del vino tinto).
Las bebidas alcohólicas contienen etanol, que es convertido en acetaldehído en el cuerpo humano. Sus niveles permanecen altos durante varias horas tras beber en exceso. Esos altos niveles de acetaldehído hacen que un tipo importante de células inmunes, los monolitos, se adhieran más a los vasos sanguíneos, un paso para el inicio de la enfermedad aterosclerótica.
En el pasado, se creía que la aterosclerosis se desarrollaba cuando el colesterol atascaba las arterias con depósitos grasosos denominados placas. Cuando los vasos sanguíneos se obstruían del todo, se presentaban los infartos. Ahora la mayoría de los expertos creen que la reacción del sistema inmune del cuerpo, más que la acumulación misma, origina el riesgo de ataque. Las paredes de los vasos consideran intrusos los depósitos de grasa, afines a las bacterias, y piden ayuda al sistema inmune. Entre otras clases de células los monolitos llegan con el objetivo de prevenir la infección, pero terminan provocando inflamación que conduce al bloqueo del vaso sanguíneo.

Un extraño caso de derrame cerebral en una mujer

Número 9: el atrio derecho

Una rara combinación de factores. Una mujer que tomaba pastillas anticonceptivas, tenía un defecto en el corazón y acababa de hacer el amor comenzó a sufrir un derrame cerebral.
El caso no es común, reportaron luego los médicos en el Journal of Stroke and Cerebrovascular Disease. Pese a las demoras que hubo, no quedó con mayores secuelas. Pero el caso es bien interesante para analizar.
La píldora incrementa ligeramente el riesgo de que se presenten coágulos de sangre. Se cree que uno que se formó en una vena en la cadera viajó hasta el atrio derecho (la cámara bombeadota derecha superior del corazón). En esos casos, por lo general el coágulos bombeado hacia fuera y va a los pulmones, donde se disuelve sin problemas.
En este caso, había una cavidad en la pared del corazón que separa el atrio derecho del izquierdo. Los cambios en la presión del corazón, disparados por el acto sexual, facilitó que el coágulo pasara al atrio izquierdo y desde allí al cerebro, hasta depositarse en un estrecho vaso en un área del cerebro que controla los movimientos del lado izquierdo del cuerpo, explicó Jose Biller, coautor del reporte y jefe del Departamento de Neurología de Loyola University Chicago.
Cuando la mujer de 35 años descansaba tras hacer el amor, sintió flojedad en su brazo izquierdo y su habla se hizo difícil y sintió mal el lado izquierdo de su rostro.
En los derramos provocados por un coágulo, una droga llamada tPA puede disolverlo y restaurar el flujo sanguíneo antes de que el daño cerebral sea irreparable. Debe aplicarse vía intravenosa antes de las tres horas de sufrido el percance.
La mujer llegó al hospital seis horas después, muy tarde para aplicarle la droga. Pero había un chance de que obrara si se aplicara directamente en el vaso sanguíneo afectado.
Un neurorradiólogo le insertó un catéter en una arteria y lo condujo hasta el coágulo. Luego de que se introdujo la droga, el coágulo comenzó a disolverse.
Luego de dos meses, solo quedó con algún pequeño síntoma en el lazo izquierdo del rostro y un pequeño impedimento en el brazo de ese costado.
Hoy recibe aspirina, no toma píldoras anticonceptivas y se le operará el daño en el corazón. Ese defecto se da en una de cada cuatro personas y en la mayoría de ellas no deriva en ningún inconveniente.