Ciencia anticonceptiva: Mis 10 noticias científicas de la semana (1-7)

1. Que no salgan de casa

Científicos australianos reportaron en Proceedings of the National Academy of Sciences cómo lograr mediante una nueva técnica un método anticonceptivo masculino eficaz: conteniendo la salida de espermatozoides. Los intentos de hallar esa píldora para hombres se han centrado en hacer que estos no funcionen al interrumpir la producción de hormonas como la testosterona, lo cual trae efectos secundarios molestos. En el nuevo estudio en ratones la eyaculación fue normal, pero los espermatozoides no eran expulsados por los conductos deferentes hacia los testículos, por lo cual el semen no los portaba. El método es reversible dijeron y en el caso de los ratones se modificaron unos genes en su ADN, pero en humanos se lograría con drogas.

2. Esa leche sí sirvió

La leche materna no solo provee los nutrientes requeridos por el bebé sino que hace algo más: los prepara para los retos que vienen al dotarlos con una mejor memoria. Esto según un artículo aparecido esta semana en Nature Neuroscience. En él, Bingfang Liu de Weill Cornell Medical College halló que si la ratona carece de la proteína TNF produce una leche con bajos niveles de citoquinas -químicos involucrados en activar la respuesta inmunitaria. Si los recién nacidos beben una leche baja en este compuesto desarrollan un hipocampo más grande, esa parte del cerebro relacionada con la memoria. Como resultado, son mejores al recorrer laberintos y recordar la ubicación de objetos incluso en la edad adulta.

3. La magia perfecta

La mantis orquídea se esconde tan bien que en realidad parece na flor. Y aunque son muchos los animales que se mimetizan para evadir depredadores y hasta para cazar, este insecto tiene una característica adicional: atrae las posibles presas, que la visitan más que a las flores de verdad gracias a que no se distingue de 13 especies de flores de la zona donde vive en Malasia. El estudio aparece en The American Naturalist.

4. Un miedo muy duradero

En un estudio que desata controversias, científicos reportan la transmisión de miedos entre generaciones: ratones eran entrenados para sentir temor al oler un químico con esencia de cereza y almendra, acetofenona. Cuando tenían descendientes, estos también se mostraban más inquietos ante la presencia del olor, lo que sugiere que el efecto está mediado por cambios epigenéticos. El artículo apareció en Nature Neuroscience y la comunidad científica parece dividida sobre el hallazgo.

5. No se sabe si alguien la bebe

En dos estudios al tiempo, astrónomos reportaron lo que para ellos son señales evidentes de la presencia de agua en cinco planetas extrasolares del tipo Júpiter calientes, grandes cuerpos que viven muy cerca a sus estrellas. No es la primera vez que se demuestra la existencia en exoplanetas, pero no se habían presentado perfiles concluyentes de su existencia dijeron los astrónomos en el estudio en el Astrophysical Journal. Lejanos mundos cada vez más cercanos a la ciencia. Los planetas estudiados fueron WASP-17b, HD209458h, WASP-12b, WASP-19b y XO-1b.

6. Los huesos que hablan

La caverna Sima de los Huesos en el norte de España contiene una de las más grandes colecciones de fósiles de homíninos descubiertas. Científicos presentaron en Nature la secuenciación del ADN extraído de un fémur de alguien que vivió hace 400.000 años, el genoma más antiguo secuenciado hasta ahora, cuatro veces más antiguo que la secuenciación de un Neandertal de hace 100.000 años. La importancia radica en la posibilidad de encontrar ADN en organismos más antiguos.

7. Desenredando la dislexia

La dislexia puede ser causada por una desconexión cerebral reportaron científicos en Science. Una desconexión entre los centros cerebrales del habla y el oído, con lo cual se comienza a entender mejor lo que provoca este déficit para hallar una posible solución. Cuando la gente aprende a leer, sus cerebros hacen conexión entre los símbolos escritos y los componentes de las palabras habladas, pero las personas con dislexia tienen dificultad en identificar y manipular los sonidos del habla para ligarlos a los símbolos escritos. Los científicos hallaron que las representaciones fonéticas del lenguaje permanecen intactas en el cerebro pero son menos accesibles que en personas normales debido a un déficit en la conectividad.

8. Salido de toda norma

Astrónomos descubrieron el planeta extrasolar más alejado de su estrella de todos cuantos han sido detectados hasta hoy, revelaron los investigadores encabezados por Vanessa Bailey, de la Universidad de Arizona. El planeta, HD 106906 tiene 11 veces la masa de Júpiter es aún niño, con solo 13 millones de años de edad, y se halla a 650 veces la distancia Tierra-Sol. En comparación, el planeta menor Plutón se halla en promedio a unas 40 veces esa distancia. Los astrónomos no se explican bien cómo es posible tal separación. El artículo será publicado en Astrophysical Journal letters.

9. No me crean tan tonto

De los cocodrilos se ha pensado que son animales aletargados, perezosos, que pasan el día asoleándose y que tienen una potentísima mordida. No, no son así: son bien listos. Un estudio publicado en Ethology Ecology & Evolution revela una característica desconocida: utilizan herramientas para atraer aves. Son palos encima de su larga cabeza, que las aves desprevenidas intentan recoger para construir sus nidos y entonces son atrapadas por este gran depredador.

10. Alóoo… ¿con el hígado?

Científicos de la Universidad del Sur de Dinamarca realizaron un descubrimiento insólito, publicado en Cell Reports: la piel se comunica con el hígado, lo que puede ayudar a entender cómo las enfermedades de la piel pueden afectar el resto del cuerpo. Los investigadores, que buscaban otro asunto, se sorprendieron al ver que la piel, el órgano más largo del cuerpo, se comunica con el hígado. El hallazgo se produjo en ratones recién nacidos.

Créalo: los cocodrilos usan herramientas

Cortesía V. Dinets

Los cocodrilos no son esos animales que asustan a muchos, que se asolean y esperan con paciencia que se acerque una presa para darles la mordida más poderosa del planeta.

No: son astutos para cazar. Y tan astutos que emplean herramientas. Sí.

Científicos reportaron la primera evidencia de dos especies de cocodrilos en Norteamérica que usan palos para atraer aves, en particular durante la temporada de construcción de nidos.

Es la primera vez que se documenta el uso de herramientas en reptiles.

Vladimir Dinets, profesor del Departamento de Sicología de la Universidad de Tennessee observó por primera vez ese comportamiento en 2007 cuando observaba cocodrilos en el borde de un estanque en la India, que tenían palos en su trompa. Los cocodrilos permanecían horas en su posición.

Para ver si se trataba de un caso de depredación elaborado, Dients y colegas observaron periódicamente cocodrilos durante un año en cuatro sitios de Louisiana. Detectaron muchos reptiles con palos en la nariz entre marzo y mayo, el periodo en el que las aves construyen nidos.

Cuando alguna se aproximaba a coger el palo para el nido pensando que flotaba sin percatarse de la presencia del enorme lagarto, este atacaba y la devoraba.

La investigación apareció en la última edición de Ethology, Ecology, and Evolution.

“Este estudio cambia la forma como tradicionalmente se ha mirado los cocodrilos”, dijo Dinets. “Es típico que se vean como aletargados, estúpidos y perezosos pero ahora se ve que exhiben una comunicación multimodal flexible, un cuidado paterno avanzado y tácticas de caza en grupo muy coordinadas.

La observación sugiere que esta conducta podría estar más expandida en el grupo de reptiles.

El mundo animal es más complejo e interesante de lo que se cree a primera vista.

Los dinosaurios nacieron antes

Los dinosaurios podrían haber existido mucho antes de lo estimado, de acuerdo con un sorprendente hallazgo reportado en Biology letters: el Nyasasaurus parringtoni.

Científicos hallaron restos de lo que parece ser el primer dinosaurio, que data de entre 10 a 15 millones de años antes que los registros que se tenían hasta hoy.

Este habría existido antes que el muy conocido y pequeño Eoraptor herresaurus. Y si no es un ancestro directo de los dinosaurios, es un pariente muy cercano, de acuerdo con Sterling Nesbitt, investigador de la Universidad de Washington.

“Durante 150 años la gente ha sugerido que debería haber existido dinosaurios en el Triásico medio, pero la evidencia ha sido ambigua”, dijo. “Algunos científicos utilizaron huellas fosilizadas, pero sabemos que otros animales de aquel tiempo tenían un pie similar. Otros señalan una sola característica tipo dinosaurio en un solo hueso, pero eso puede ser errado porque algunas características evolucionaron en varios grupos de reptiles y no son el resultado de un ancestro compartido”.

En el nuevo ejemplar, los científicos tenían un húmero y seis vértebras. Pudieron determinar que este dinosaurio probablemente andaba erguido, medía de 2 a 3 metros y su altura era 1 metro, pudiendo pesar de 20 a 60 kilos.

Aunque los huesos habían sido hallados en 1931 en Tanzania y fueron reexaminados ahora. No es que en esa región se hallan originado, sino que cuando N. parringtoni vivió los continentes estaban juntos en la gran masa conocida como Pangea. Tanazani pudo haber sido parte del sur de Pangea que incluyó África, Suramérica, Antártida y Australia.

“Los nuevos hallazgos sitúan la evolución inicial de los dinosaurios y de los reptiles tipo dinosaurio en los continentes del sur”, dijo Paul Barrett, coautor, del Museo de Historia Natural de Londres.

Los huesos revelan varias características comunes con los primeros dinosaurios y sus parientes. Por ejemplo, los tejidos óseos del brazo superior aparecen como si estuvieran articulados al azar y no organizados, lo que sugiere un crecimiento rápido, un rasgo común en dinosaurios y sus parientes.

“Podemos decir que Nyasasaurus tenía muchas células óseas y vasos sanguíneos”, explico Sarah Werning, de la Universidad de California en Berkeley, coautora.

Independiente de si se confirma que este ejemplar fue un dinosaurio o un paciente cercano, el hallazgo establece que probablemente evolucionaron antes de lo esperado y refuta la idea de que la explosión de diversidad llegó tarde en el Triásico, una diversificación no vista en otros grupos de esa época”.

Parece que los dinosaurios fueron solo parte de una gran diversificación de los arcosaurios, que fueron de los animales terrestres que dominaron el ambiente en el Triásico hace 250 a 200 millones de años, los que incluían dinosaurios, cocodrilos y sus familiares.

“Los dinosaurios son solo parte de la diversión de los arcosaurios, una explosión de nuevas formas tras la extinción del Pérmico”, dijo Nesbitt.

Dibujo cortesía Natural History Museum, London/Mark Witton)