Resumen científico de la semana

1. La gota de la verdad

Tener su historial solo cuesta 25 dólares. El historial de los virus que lo han infectado en su vida. Investigadores del Howard Hughes Medical Institute desarrollaron y publicaron en Science un método para con una sola gota de sangre conocer las actuales y pasadas infecciones de cualquier virus que ataque los humanos. El método es denominado VirScan y podría entregar información valiosa sobre factores inesperados que estén afectando la salud de la persona, además de permitir realizar estudios comparativos en grandes poblaciones para asuntos de ciencia y salud pública.

2. Muerte en soledad

Con la máxima capacidad resolutiva del telescopio espacial Hubble astrónomos lograron ver 3 explosiones de supernovas (muerte estelar). Estas ocurren de tanto en tanto en cualquier galaxia. Pero lo sorprendente es que se trató de estrellas solas, alejadas de su galaxia, de la cual debieron ser expulsadas por algún mecanismo gravitacional en juego. El vecino más cercano estaba a unos 300 años luz, casi 100 veces más lejos que el Sol de su estrella más cercana. El estudio aparecerá en el Astrophysical Journal.

3. Se busca chimpancé que cocine

Un estudio sugiere que la habilidad para cocinar es compartida también por los chimpancés, lo que incluye preferencia por alimentos cocinados, la capacidad de entender la transformación de comida cruda en cocinada e incluso la de transportar alimento de un sitio a otro para cocinarlo, según la investigación publicada en Proceedings of the Royal Society B que indicaría que esa capacidad fue adquirida antes de la separación de humanos y chimpancés.

4. Luna atropellada

Ciertos rasgos en algunos sitios de la Luna han llamado la atención desde hace mucho. Son como parches más claros sobre la superficie. Ahora científicos traen una posible explicación en el journal Icarus: se trataría de impactos de cometas ocurridos en los últimos 100 millones de años, según las modelaciones que realizaron. La idea del estudio provino de la observación de los parches que dejaron los módulos Apolo sobre la superficie lunar, que eran más claros.

5. La virgen que da a luz

La hembra de una especie de pez sierra en ambiente estuarino produce descendencia sin necesidad de macho, mediante partenogénesis, reportaron investigadores en Current Biology. Esa situación no se había visto en vertebrados en su medio natural y podría deberse a la escasez de machos según los investigadores. En cautiverio se ha visto en aves, tiburones y reptiles entre otros.

6. Pájaro David vence a pájaro Goliat

Una pequeña ave australiana, la acantiza parda, de solo 6 gramos, es toda una tramposa según estudio publicado en Proceedings of the Royal Society B, claro que por una causa muy noble: ¡salvarse! Cuando un depredador muchísimo mayor, el currowong, merodea el nido, emite el canto de una gran ave, el azor, confundiendo al atacante para poder escapar a sitio más seguro.

7. Pequeñas y alocadas

Ahora que Plutón cobra importancia por la nave que llegará en un mes, científicos determinaron que 2 de las 4 lunas de ese pequeño planeta enano, Nix e Hidra, se comportan de una manera errática, impredecible, al orbitar al doble sistema de Plutón y su gran luna Caronte. Estiman además que otras dos, Cerveros y Styx se comportan de igual modo. Si uno viviera en aquellas lunas, no sabría cuándo ni por dónde… sale el sol.

8. Bueno… y se creó la vida

La relación cercana entre las propiedades físicas de los aminoácidos, el código genético y el doblamiento de las proteínas fue quizás el paso necesario en la evolución para pasar de los bloques básicos de la vida a organismos cuando las primeras señales de vida surgían en el caldo primigenio de la Tierra, sugiere un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

9. Giros planetarios

Vistos desde arriba, los planetas del Sistema Solar tienen una órbita circular alrededor del Sol. Se creía que era una geometría exclusiva, pero no: astrónomos revelaron en el Astrophysical Journal que nuestras órbitas no son un fenómeno extraño. Su estudio cobijó 74 planetas extrasolares del tamaño de la Tierra que orbitan 28 estrellas a cientos de años luz. Hallaron que esos siguen una trayectoria circular, en contraste con planetas grandes cercanos a sus estrellas que siguen caminos elongados.

10. Esto no se ha enfriado

Diversos estudios han sugerido un intervalo en el calentamiento del planeta este siglo: una disminución en el ritmo en el actual siglo frente a la segunda mitad del pasado. Un estudio en Science sugiere que no ha habido tal y que el planeta sigue calentándose ahora tal como en el pasado. Muchas investigaciones han tratado de encontrar la causa de esa pausa pero según el nuevo informe, que creará dudas, no hay ninguna.

Increíble: crean organismo con nuevas letras en el ADN

Con solo cuatro letras la vida ha prosperado sobre la Tierra, pero no han faltado los intentos de científicos por enseñarle más.

Eso acaban de lograr investigadores del Instituto Scripps, que modificaron una bacteria cuyo material genético incluye un par de letras de ADN extras no encontradas en la naturaleza.

Las células de la bacteria han replicado esas letras más o menos de manera normal, tanto como les fueron suministrados esos bloques estructurales.

La vida en el planeta, toda su diversidad, está codificada por cuatro letras, dos pares de bases de ADN, , A-T y C-G. Esas letras, combinadas, contienen toda la información genética de todos los organismos vivos. Son la Adenina, Citosina, Guasina y Timina.

Ahora se creó un organismo que contiene un par adicional, no natural, explicó el profesor Floyd E. Romesberg, quien dirigió el grupo. El artículo apareció en Nature.

“Esto demuestra que otras soluciones para almacenar información son posibles y nos lleva a una biología de un ADN expandido que tendrá muchas aplicaciones excitantes”.

Es que ese ha sido el fin de los grupos que han pretendido crear vida sintética: fabricar organismos vivos cuyo ADN se escriba y programa como el sistema operativo de un computador.

Esas letras habían funcionado bien in vitro, pero no en la célula y eso lo lograron. El par de letras no desempeña todavía un papel activo en la bacteria pero hacia eso apuntan los investigadores.

En este desarrollo, el grupo sintetizó un plásmido y lo insertó en células de la bacteria E. coli. El plásmido tenía los dos pares de bases naturales con el adicional descubierto en laboratorio, dos moléculas llamadas d5SICS y dNaM. La meta era lograr que la bacteria replicara ese ADN semisintético lo más posible normal.

Para que la bacteria replicara esas bases artificiales, los investigadores debían suministrarle los bloques moleculares agregándolos a una solución fuera de la célula y hallar un transporte que los llevara al interior, encontrando luego uno hecho por especies de microalgas

Lograrlo les tomó un año y encontraron que el plásmido semisintético se replicaba con velocidad y precisión razonables, sin que se perdieran sus bases naturales.

Al suspender el suministro de los bloques artificiales a las células, el remplazo de las dos letras se producía sin problema. Las letras llegan a la célula solo con el transportador, sin él desaparecen del genoma.

Se trata entonces del primer organismo que propaga establemente un alfabeto genético expandido.

La meta de los investigadores ahora es añadir nuevas letras que se integren y repliquen el nuevo código genético y además permitan fabricar proteínas nuevas con componentes nuevos que no se hallan en la naturaleza.

Muchas posibilidades, muchos temores también. Romesberg aclaró que si se vaciaran al suelo estas bacterias, no tendrían los trisfofatos (transporte) que les suministraron y no podrían replicar el ADN con las bases artificiales.

Una apuesta por nuevas medicinas, tratamientos contra el cáncer y más. Un sueño lejano. ¿Lejano?

Más información:

http://www.latimes.com/science/sciencenow/la-sci-sn-scientists-add-new-letters-to-bacterias-genetic-alphabet-20140506-story.html

http://www.nature.com/nature/journal/vaop/ncurrent/full/nature13314.html