¿Otra vez cerca de la partícula de Dios?

Para el común de los mortales una Conferencia en Física de Altas Energías diría poco y el interés sería mínimo.

A no ser que…

En la Conferencia de la próxima semana, el 4 de julio, en Melbourne (Australia) podría haber un anuncio importante.

Crecen los rumores de que se anunciaría el hallazgo del esquivo bosón Higgs, una partícula subatómica perseguida con ansias por los físicos.

Llamada erróneamente la PARTÍCULA DE DOS, el Higgs explicaría mucha parte de nuestra existencia: porqué nosotros y todas las cosas del universo tienen masa.

Entonces, de hallarse, el modelo estándar de la Física tendría plena validez.

Podría ser que se anunciase en vez del bosón, una nueva partícula, lo que de ser cierto podría modificar las leyes actuales de la Física.

Es decir, de una u otra manera nos toca a todos.

Los dos grupos que buscan la elusiva partícula en el Gran Colisionador de Hadrones en los Laboratorios subterráneos del CERN en Ginebra, el proyecto más costoso de la ciencia hoy en día, no han anticipado nada.

“Por favor, tengan paciencia unas semanas más”, dijo el físico Guido Tonelli, miembro del equipo Compact Muon Solenoid.

“Apenas acabamos de terminar la recolección de los datos y la gente está trabajando día y noche, incluso fines de semana, para validar científicamente el resultado”.

Tonelli espera que haya algo positivo para mostrar, pero sostiene que tienen mucha presión. Se mostró sorprendido por los rumores toda vez que el tema evoluciona todos los días.

El Higgs ha sido esquivo por décadas. Los físicos mencionaron la partícula en los años 60, como un subproducto de losmecanismos que explican cómo otras partículas básicas adquieren su masa. Dentro de los actores del modelo estándar, este bosón es el último eslabón, la único que no se ha dejado ver en los experimentos en los aceleradores.

En diciembre se presentaron resultados preliminares del Gran Colisionador que sugieren que el Higgs tendría una masa del alrededor de los 125.000 millones de electronvoltios, pero faltaron más datos que validaran estadísticamente el reporte.

Foto CERN de colisión de partículas

Con qué se come el anti hipertritón

Como volver al comienzo de todo: un equipo internacional de científicos creó pro primera vez una partícula que se cree vivió inmediatamente después del comienzo del universo, el Big Bang, produciendo nuevas preguntas y respuestas sobre algunas de las leyes básicas de la Física. Crearon, ni más ni menos, una nueva forma de la materia.
Se trata del anti hipertritón, una partícula nunca vista antes, lográndolo tras colisionar núcleos de oro a velocidades extremadamente altas. El trabajo apareció publicado en Science Express.
Con el Colisionador de Iones del Laboratorio Brookhaven en Nueva York, se logró la colisión de partículas de oro a 299.000 kilómetros por segundo, casi la velocidad de la luz. Se hicieron más de 100 millones de colisiones para recoger los datos.
“Sabemos que algunas partículas de materia se formaron inmediatamente tras el Big Bang, pero se extinguían luego de una millonésima de segundo o algo así”, explicó Carl Gagliardi, del Texas A&M Cyclotron Institute, que participó en los experimentos.
Al acelerar el oro, que fue elegido por ser muy pesado, a altas velocidades, se pudieron replicar las condiciones justo después del Big Bang. ” Es como si se chocaran dos carros a alta velocidad, se tendría un montón de metal caliente”.
Gagliardi explicó que “a una temperatura de cerca de dos billones de grados, unas 100.000 veces más caliente que en el centro del Sol, fuimos capaces de producir una nueva forma de materia”.
A medida que esa forma de materia evoluciona, se expande, enfría y decae. Cuando lo hace, la mayoría se convierte en materia ordinaria, pero una gran cantidad se convierte en antimateria.
“Hallamos evidencia de partículas llamadas anti lambdas adheridas al anti núcleo. La anti lambda tiene un periodo de vida de menos de un milmillonésimo de segundo, que a escala nuclear, es una gran cantidad de tiempo. Nos da un marco para hacer una especie de tabla periódica de los elementos en 3D, de materia a antimateria. Nos da una nueva clase de materia para estudiar, una que pensamos debería ser una imagen especular de nuestro mundo, pero una gran pregunta es, ¿cuán preciso es ese espejo?
El Big Bang, es conocido, produjo iguales cantidades de materia y antimateria, pero con el paso del tiempo, algo alteró el balance para que existiera la vida, es la razón por la que hay más materia que antimateria hoy.
“Entonces, ¿qué es esto”, se preguntó el científico.
En la foto cedida por el Instituto se observan las colisiones.