Hace 7.000 años comenzó la desigualdad social

Hace 7.000 años comenzó el desbarajuste social que vemos hoy y del cual Colombia y Antioquia en particular son modelos: la desigualdad.

Nueva evidencia hallada en tumbas del Neolítico, en las que estaban enterrados agricultores de entonces muestra diferencias sociales en la tenencia de la tierra: aquellos enterrados con la herramienta para madera tenían mejores tierras.

El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). y fue hecho por arqueólogos de las Universidades de Bristol, Cardiff y Oxford.

El estudio de más de 300 esqueletos humanos de diversos sitios de Europa central les permitió al profesor Alex Bentley y su equipo internacional, descubrir las evidencias del acceso diferente a la tierra entre los primeros cultivadores del Neolítico, la más antigua evidencia hallada.

El análisis del isótopo de estroncio, que provee señales del lugar de origen del esqueleto, indicaba que los hombres enterrados con herramientas para pulir madera presentaban menor variación en los isótopos que aquellos enterrados sin la herramienta. Esto sugiere que aquellos enterrados con el implemento tenían acceso a una tierra más cercana y probablemente mejor que aquellos que no.

Bentley explicó que “aquellos enterrados con la herramienta parecen hacer vivido en áreas sedimentarias, el suelo fértil y productivo que preferían los primeros agricultores. Esto indica que tenían un acceso consistente a las áreas preferidas de cultivo”.

El análisis del estroncio mostró también que era más dado que las mujeres hubieran nacido en áreas por fuera de las que fueron enterradas, una fuerte señal de patrilocalidad , un sistema de unión centrado en el hombre en el que las mujeres iban a residir en el sitio de los hombres cuando se unían.

Estos estudios, junto con otros de tipo arqueo-botánicos indican que los primitivos agricultores del Neolítico en Alemania tenían un sistema de tenencia de la tierra que sugiere el origen del acceso diferenciado a este bien puede ser rastreado hasta esa era, al menos en parte, antes que a la prehistoria posterior cuando la desigualdad y la transferencia de riqueza intergeneracional está más evidenciada en tumbas y elementos culturales.

En la imagen uno de los esqueletos con la herramienta para cortar la madera.

Cangrejos multicolores en peligro por minería

Varios cangrejos coloridos fueron encontrados en un hotspot de biodiversidad que como muchos otros están amenazados por algo que en Colombia también se siente: la minería.

El asunto es este: científicos del Senckenberg Research Institute en Dresden y De La Salle University en Manila descubrieron esas especies de cangrejos de agua dulce como parte del programa de investigación Aqua Palawana. El estudio fue publicado en el journal Raffles Bulletin of Zoology.

La isla Palawan en Filipinas es muy especial. Situada entre las regiones sundaica y filipina combina dos de los más importantes centros de biodiversidad. Su estatus biogeográfico especial es reflejado en la flora y la fauna: cerca del 50% de las especies vivas de Palawan son endémicas, exclusivas de la isla.

Las especies violeta rojiza de este cangrejo del género Insulamon son la única variedad endémicas de una o unas pocas islas. Estas criaturas son incapaces de diseminarse por otros sitios, al poner sus larvas en agua marina pero depender del agua dulce apra todas las etapas de su desarrollo. Habiéndose separado de sus parientes, han desarrollado su propia especie y género a lo largo de miles de años.

“Demostramos que el único tipo previo conocido de Insulamon está restringido al grupo Calamian de islas al norte de Palawan. Las cuatro especies descubiertas viven exclusivamente en Palawan, su único hábitat”, dijo Hendrik Freitag, de Senckenberg Natural History Collections en Dresden.

Pero esta diversidad tan exclusiva está bajo amenaza: varios proyectos mineros se están conduciendo pese a las protestas masivas de la gente y contra la resistencia de los indígenas.

“Mientras más pequeño el hábitat natural remanente, mayor el riesgo para la flora y la fauna endémicas”.

En la foto, cortesía del programa Aqua Palwan vía Alphagalileo, una de las cuatro especies de cangrejo encontradas.

Meteoro visto caer desde la Estación Espacial

 

El astronauta Ron Garan a bordo de la Estación Espacial Internacional tomó esta fotografía de un meteoro entrando en la atmósfera terrestre.

La captó durante la lluvia de estrellas de las Perseidas el 13 de agosto, a las 7:17 p.m. tiempo universal (2:17 p.m. de Colombia).

La EEI se encontraba en ese momento sobre Mongolia, frontera China.

Se cree que debió ser un meteoro de las Perseidas dado que durante una lluvia de estrellas solo 1 en 12 proviene de otra fuente (en una noche sin lluvia de estrellas usualmente se pueden ver 5 meteoros por hora provenientes de distintos sitios y fuentes).

Una bonita fotografía dado que siempre vemos los meteoros desde abajo en la superficie.

Cortesía Nasa.

Quién me mordió

No se porqué esas luchas prehistóricas guardan su encanto. Fueron prehistóricas, pero no en todas había humanos de por medio. Todo un arte descubrir cómo era la vida entonces que, al parecer, no era menos dura que hoy.

Bien: las cicatrices en la mandíbula de un reptil marino de 120 millones de años sugieren eso precisamente. Que la vida en los antiguos océanos polares no era nada sencilla.

Se trata de una mordida, probablemente hecha por otro miembro de la misma especie. ¿Peleaban por alimento? ¿Por una hembra? Es que quizás no por mucho más se podría pelear entonces.

El hallazgo proporciona datos sobre la vida social de esas extintas criaturas marinas y fue presentado en Acta Paleontologica Polonica.

El esqueleto fosilizado, hallado cerca al pueblo Marree en el norte de South Australia, es de un ictiosaurio, un reptil marino como un delfín, que vivió durante la época de los dinosaurios. (En Colombia, en Villa de Leyva, que fuera parte del océano entonces, también hay fósiles de ictiosaurio).

Estos reptiles eran depredadores de movimientos rápidos, que se alimentaban de peces y animales tipo calamares. Los adultos medían hasta seis metros y tenían cabezas alargadas, con más de 100 dientes estilo cocodrilo.

Cuando este ejemplar estaba vivo, Australia aún estaba unida a la Antártica y habría estado más al sur de lo que está hoy y lo que hoy son pastizales áridos habría sido un mar interior.

La cicatriz se descubrió durante la limpieza del fósil en laboratorio, indicando el sellamiento avanzado que el animal sobrevivió al ataque.

Este tipo de hallazgo no ha sido común en ictiosaurios, dijo Benjamin Kear, uno de los autores del estudio.

Las marcas de la herida no cazan con las de otros depredadores o víctimas, sino con las de un ictiosaurio.

El pasado en presente.

Foto cortesía

Los inteligentes hacen crecer la economía

Con frecuencia se hace uno esa pregunta, cuando mira el avance de países desarrollados. ¿Es más inteligente o más lista la gente que vive allí? No es sencillo, pero hay un estudio reciente publicado en Psychological Science. Investigadores analizaron datos de 90 países y encontraron que la inteligencia de las personas, en especial del 5 por ciento más inteligente, contribuía mucho a la fortaleza de sus economías.

Hace años los economistas hablan de lo que llaman el valor del capital humano, que significa todas las cualidades de las personas que constituyen la fuerza laboral. Heiner Rindermann, de Chemnitz University of Technology quería mirar de cerca ese capital, en especial ese factor que los psicólogos llaman capacidad cognitiva. “En otras palabras, la capacidad de una persona de solucionar un problema de la manera más eficiente, no con violencia sino pensando”, dijo el investigador. El estudio lo escribió con James Thompson, del University College London.

Recogieron información de 90 países, incluyendo de Estados Unidos a Nueva Zelanda y de Colombia a Kazajistán . Además recogieron datos de la excelencia en ciencia y tecnología, el número de patentes por persona y cuántas personas habían ganado el Nóbel, por ejemplo.

¿Qué encontraron? Que la inteligencia sí hace una diferencia en el Producto Interno Bruto. Por cada punto de incremento en el promedio de cociente intelectual nacional, el producto interno era 229 dólares más alto. Eso hace una gran diferencia si el 5 por ciento más listo de la población se hacía más listo: por cada punto adicional del CI en ese grupo, el PIB per cápita era 468 dólares más alto.

“Dentro de una sociedad, el nivel de las personas más inteligentes es importante para la productividad económica”, dijo Rindermann. Cree que se debe a que “son relevantes para el progreso tecnológico, la innovación, para dirigir la nación, liderar organizaciones como emprendedores y así por el estilo”.

Para el investigador, para la libre economía hoy es más importante el capital humano y la capacidad cognitiva, no un gobierno que se mantenga al margen como se proclamaba desde Adam Smith.

El segundo año más caliente, pero…

Que una niña puede con todo sí es posible. Eso se ve con el último informe del clima en 2010.

La National Oceanic and Atmospheric Administration de Estados Unidos reportó que octubre fue el octavo más caliente en toda la historia de los registros.

Los diez primeros meses del año igualan los 10 más calientas de la historia, que se habían vivido en 1998.

La temperatura de la superficie terrestre fue en octubre la segunda más caliente para ese periodo de 10 meses, detrás de 2007.

La temperatura marina, la segunda más caliente empatada con 2003.

Durante La Niña, algunas regiones del planeta experimentan sequía y otras, como buena parte de Colombia, lluvias por encima del promedio.

Octubre no fue tan caliente como meses previos de este año, que batieron registros.

Parece que la tendencia es a la baja, por la persistencia de La Niña.

Gráfico con las temperaturas en octubre. Cortesía NOAA

La quinta y mortal forma de la malaria

Como si no fueran suficientes los que hay. Investigadores en Malasia han encontrado que una nueva forma de malaria, que se pensaba sólo infectaba simios y que puede ser confundida con facilidad con un tipo menos serio, está más diseminada en los humanos y puede ser fatal si no es diagnosticada a tiempo.
La malaria mata cada año más de un millón de personas, según datos de la Organización Mundial de la Salud.
El estudio, con dineros de The Wellcome Trust, fue publicado esta semana en Clinical Infectious Diseases y fue conducido por los profesores Balbir Singh y Jane Cox-Singh de la Universidad de Malasia Sarawak, Kapit Hospital y la Universidad Western Australia.
La investigación apuntó a identificar rasgos clínicos y de laboratorio de esa nueva forma de infección con malaria, causado por el Plasmodium knowlesi, que se creía sólo infectaba simios, en particular macacos de cola larga y cola de cerdo que viven en las selvas húmedas del sudeste de Asia.
Los investigadores mostraron que el parásito estaba diseminado entre los humanos en esa región, lo que condujo a su identificación en otros países, lo que coloca al P. knowlesi como la quinta causa de malaria en humanos.
La forma más mortal es el P. falciparum, de amplia prevalencia en Colombia junto al P. vivax, que es menos incapacitante.
Singh dijo que el parásito se confunde fácil con P. malariae dado que los dos parásitos parecen similares en el microscopio. Como el P. knowlesi es potencialmente fatal pues los parásitos se reproducen cada 24 horas dentro del cuerpo, por lo que una confusión o diagnóstico tardío afectan la salud del paciente.

Nuevos coterráneos

Ranas. Diez nuevas especies de ranas nuevas para la ciencia, fueron descubiertas en el noroccidente de Colombia, en los montes Tacarcuna, región del Darién limítrofe con Panamá.
El hallazgo se realizó durante una corta expedición de tres semanas de investigadores de Conservación Internacional, tres de ellas venenosas y tres transparentes o de vidrio, como se les llama.
Los anfibios han sido considerados indicadores de la salud de un ecosistema y su rápida desaparición en distintos ecosistemas refleja el deterioro ambiental.
Al haber sido encontrados en el Darién, reafirma la importancia de mantener sin intervención la selva del Darién y reitera lo poco que se conocen los recursos vivos del país.
En el hallazgo participaron miembros de la comunidad embera de Evakera.
En la foto de Marco Rada, de Conservación, se aprecia un ejemplar de Pristimantis genus, rana de lluvia.

Una pequeña coterránea

¡Cuánto nos falta por conocer la vida en Colombia! Científicos a la cabeza de los biólogos Juan Carlos García y John Lynch identificaron otra colombiana, una nueva especie de rana, en el parque nacional Munchique, en el departamento del Cauca.
Pertenece al género Eleutherodactilus y vive en el bosque húmedo en el sector de La Romelia, en un rango entre los 2.550 y los 2.750 metros sobre el nivel del mar.
Los machos adultos miden 19,8 a 24,1 milímetros, mientras las hembras adultas entre 32,4 y 34,6 milímetros, tienen crestas craneales y su dorso es de color marrón oscuro, ocre o gris.
Los ejemplares de esta especie se observan en la noche sobre la vegetación, a dos metros de altura sobre el suelo, lo que permite determinar que su reproducción es continua.
La investigación fue verificada por la revista especializada Zootaxa.
En la foto, una de las nuevas ranas.
Las ranas son de los animales que más rápido avanzan hacia la extinción, junto a otros anfibios como salamandras, debido a los cambios en las condiciones climáticas del planeta y a la destrucción de su hábitat.

12