No crean que la jaula no estresa

Qué cosas: investigadores del campus médico de la Universidad de Colorado encontraron que los cerebros de los ratones usados en experimentos de laboratorio en todo el mundo, pueden ser afectados profundamente por el tipo de jaula en la que son mantenidos, lo que podría implicar la revaluación de la manera como se conducen los experimentos.
“Asumimos que los ratones usados en laboratorios son los mismos, pero no”, dijo Diego Restrepo, director del Programa de Neurociencias, cuyo paper fue publicado a fines de junio. “Cuando usted cambia las jaulas, cambia los cerebros y eso afecta el resultado de la investigación”.
Los ratones son líderes en estudios de laboratorio y algunos de los logros más promisorios en cáncer, genética y neurociencias provienen de ellos.
Restrepo descubrió que los cerebros de los ratones son muy sensibles a su ambiente y cambian físicamente cuando son movidos de un sitio donde circula el aire a otro donde no.