Unos simios nada egoístas

Que nos parecemos mucho a los chimpancés, pero estos no parecen ser muy generosos. Por eso se ha dicho que sólo los humanos comparten voluntariamente su alimento con otros. Bueno, se creía.
Un estudio con bonobos (Pan paniscus) u pariente cercano, encontró que a individuos a los que se les daba la posibilidad de monopolizar su comida o compartirla, preferían liberar un recipiente en un cuarto contiguo y comer juntos en ves de ingerir solo sus alimentos, demostraron Brian Hare (Duke University) y Suzy Kwetuenda (Lola ya Bonobo Sanctuary en Congo) en un reporte en la revista Current Biology.
Parece entonces que compartir la comida entre los bonobos no depende del parentesco con otro miembro ni del acoso que se pueda tener por otro bonobo, sugiriendo que la generosidad al compartir alimentos no es exclusiva de los humanos entre os grandes primates.