Píldora opción gay

Una píldora que un médico suministra a un grupo de pacientes, podría recudir los riesgos de contraer sida. Se trata de una población gay que, como John, pese a estar bien enterado del tema y a que con frecuencia se protege con condón, en ocasiones en medio de la efervescencia del momento no lo utiliza.
La píldora, denominada profilaxis pre-exposición, puede reducir el riesgo en un modesto porcentaje de dos tercios, pero puede serles útil a estas personas.
Para los críticos de la opción que les entrega a los gays el doctor Marcus Conant, defensor de los derechos gay, lo que hace es aumentar la sensación de mayor seguridad, sin que sea cierto del todo.
La píldora no se ha ensayado clínicamente en humanos y debe ser ingerida una al día, según artículo aparecido en New Scientist.
La pastilla emplea drogas ya usadas en la lucha contra el sida, la terapia antiretroviral altamente activa. Para sus defensores es mejor y la única arma por ahora, aparte del preservativo, para evitar contraer el virus. Una vacuna no parece a la vuelta de la esquina.