Un invento para escucharte mejor

Qué bueno oír de nuevo. Desde los 70 los implantes cocleares ayudaron a muchas personas a recuperar el oído a muchísimas personas , pero no han avanzado mucho desde entonces. Hasta ahora.

Hoy los implantes poseen hasta 22 electrodos, permitiendo escuchar 22 tonos diferentes. Pero…

Un grupo de investigadores publica en Science Translational Medicine un avance para mejorar la comunicación entre los electrodos y las neuronas. Un avance diferente que alentó un nuevo crecimiento del nervio auditivo. Con eso se cierra la brecha entre el nervio y el implante y mejora la comunicación entre los dos.

El procedimiento fue el siguiente. El grupo implantó oídos biónicos, por llamarlos así, en conejillos de indias sordos. Estos tienen un sistema auditivo similar al de los humanos.

Con el dispositivo suministraron ADN que codificaba por una proteína, el factor BND, que alienta a los nervios a crecer. El ADN fue recibido por las células en la cóclea y luego de dos semanas los nervios habían crecido mucho hacia los electrodos. Cuando se examinó de nuevo su escucha, encontraron que los animales que eran sordos por completo tenían sus niveles de escucha restaurados casi a normalidad.

No se sabe si el tratamiento funcionará con el tiempo: la producción de neuronas en los animales cayó seis semanas luego de la terapia genética. Tampoco hay seguridad si los tonos escuchados tras el tratamiento reflejaban con precisión cómo sonaban con un oído normal.

La técnica está cerca de ser ensayada en personas, en donde se resolverían varias de esas dudas. Si resulta exitosa, la técnica de combinar la terapia genética con el dispositivo coclear podría ser usada para otros implantes como la prótesis retinal y la estimulación del cerebro.