Venus, a tiro de escopeta

Venus. Aunque el planeta más cercano al Sol aparece todos los días más bajo sobre el horizonte al caer la tarde, ofrece una vista especial cuando se oculta el Sol.

El planeta se encuentra en el punto más cercano a la Tierra en ocho años, situado entre nosotros y la estrella. Será apreciable con facilidad con binoculares o un sencillo telescopio.

Y como el planeta se halla en lo que se llama una conjunción inferior, de lunes a jueves se podrá ver tanto al anochecer como al amanecer, una condición no tan común.

Hoy sobre ese planeta rocoso, cuya superficie no se puede ver por la densa atmósfera, se encuentra la sonda europea Venus Express, que analiza Venus utilizando las ventanas de infrarrojo en las capas superiores de la atmósfera, que permiten observar las que se encuentran más abajo.

En el dibujo cedido por la Agencia Espacial Europea se aprecia esta clase de observación.