De arañas y perros

Tarántula tiene doble ritmo

Muchos le temen. La tarántula. Esa araña enigmática, personaje principal de historias de terror fue mirada mediante escáner de resonancia magnética y se encontró algo insospechado.

La sangre fluye a través del corazón y tal parece que se presenta un doble latido, un tipo distinto de contracción que nunca se había visto, dijo Gavin Merrifield al presentar su estudio en la Conferencia Anual de Biología Experimental e Glasgow.

Los científicos de la Universidad de Edimburgo examinaron con esa clase de imágenes el corazón y el estómago de la tarántula, con lo que alcanzaron una precisión no obtenida antes por otras técnicas.

En la imagen se aprecia una de las imágenes. El corazón aparece más claro en la parte posterior del cuerpo. Cortesía G. Merrifield.

No existen perros hipoalergénicos

No tan hipoalergénicos. Los perros hipoalergénicos no tienen menos niveles de alergénicos que otros perros, lo cual constituye toda una sorpresa.

Esa es la conclusión de un estudio de investigadores del Henry Ford Hospital. Se ha creído que esos perros producen menos escamas y saliva y botan menos pelos que los demás.

“No encontramos bases científicas para afirmar que los perros hipoalergénicos tienen menos alergénicos”, dijo Christine Cle Johnson, autora senior del estudio aparecido en el American Journal of Rhinology and Allergy.

Basados en estudios previos se puede decir que la exposición a los perros a muy corta edad protege contra el desarrollo de la alergia a los perros, pero decir de que se puede comprar cierta raza de perros y pensar que casará menos alergias a alguien susceptible, no tiene nada de cierto, según la investigadora.

La polución afecta el aprendizaje

La polución afecta el corazón y los pulmones e incide en muchas otras situaciones y en la parte física de la persona.

Bien, un nuevo estudio en Molecular Psychiatry arrojó un resultado sorprendente: la exposición prolongada al material particulado fino del aire, tal como al escape de un auto, puede alterar la morfología neuronal, el genio y la cognición.

Es la primera vez que se correlaciona la polución del aire con el sistema nervioso central.

Durante 10 meses, Laura Fonken y colegas expusieron 21 ratones machos de cuatro semanas a un medio con aire contaminado o con aire filtrado. El tamaño de la concentración del material particulado imitaba los niveles de ciudades en el mundo en desarrollo, tales como en China e India. Tras la exposición, los ratones fueron sometidos a pruebas de comportamiento para analizar sus capacidades físicas, los reflejos senso-motores, el aprendizaje y la memoria, así como respuestas afectivas como las conductas depresivas o de ansiedad.

Se encontró que la exposición a las partículas finas puede provocar neuroinflamación y características morfológicas alteradas en las neuronas del hipocampo, importantes en las tareas de memorización.

Cuando el grupo analizó los cerebros de los ratones, encontró que el hipocampo tenía menos conexiones entre neuronas y altos niveles de citoquinas y moléculas TNF-alpha, conocidas por causar inflamación.

“Esto sugiere que puede haber un grado bajo de inflamación crónica media”, dijo Fonken a The Scientist. Esa inflamación puede estar reduciendo las conexiones neuronales y reduciendo de hecho olas capacidades cognitivas de los ratones.

Hallazgos curiosos de la ciencia

Incendios y pubertad. Investigadores reportaron una posible explicación para la reducción de la edad de pubertad en Estados Unidos: ciertos antirretardantes de llamas usados ampliamente e introducidos en los años 70. En animales (y en los genitales de los niños varones) se ha mostrado que algunos retardantes del grupo PBDE (éteres difenilos polibrominados) tienen efectos feminizantes. Ahora, un nuevo estudio del colegio de medicina de la Universidad de Cincinnati comparó cuándo llega el primer periodo de las niñas con los niveles de los PBDE en la sangre: a mayor concentración, más alta probabilidad de que la primera menstruación llegue temprano, antes de los 12 años. El hallazgo aparece en Environmental Research. Curiosa la relación.

Las toxinas llegan a casa. El pescado y el agua traída de los lagos puede contener cantidades altas de venenos bacteriales conocidos como microcistinas, halló un estudio publicado en Environmental Science & Technology. La cianobacteria, a menudo llamada alga azul, libera esas toxinas en aguas ricas en nutrientes. Un grupo midió los niveles de la toxina en Uganda y Estados Unidos y encontró que en 9 de 10 los niveles en el agua para consumo y en los peces –en especial depredadores y peces de pesca deportiva, excedían los niveles recomendados.

Autogobierno pancreático. El páncreas humano no necesita del cerebro para decir qué hacer. Las células pancreáticas elaboran su propio químico cerebral. En la mayoría de animales, los nervios simpáticos –como los que controlan la respiración, el latir del corazón y otros procesos inconscientes- liberan un químico cerebral llamado acetilclolino para decirla a las células del páncreas cuándo producir insulina. Pero los humanos tienen relativamente pocos de esos nervios conectados a las células beta productoras de insulina informaron investigadores de la Universidad de Miami en Nature Medicine. Cuando los niveles de azúcar bajan, las células alfa en el páncreas producen acetilclolinos, que induce a las beta a liberar la insulina, según el grupo. El resultado sugiere nuevas formas de regular los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes. Curioso.

Huesos luminosos. Tomando las ventajas que ofrece una proteína para adherirse a los huesos, científicos crearon una fluorescente que se une u revela las estructuras del esqueleto en gran detalle, según experimentos con ratones. El logro, presentado en ChemBioChem, se vale de la proteína osteocalcina, que busca y se fija a la hidroxipatita, el principal componente de los huesos. El desarrollo podría ayudar a los científicos a detectar calcificaciones en las arterias y en el tejido del seno y rastrear la progresión de enfermedades óseas. Curioso.

Ciencia curiosa, curiosidades científicas

¿Medicinas a cualquier hora? Uhmmm… No pocos doctores recomiendan las medicinas del corazón en la mañana. Hoy, un estudio de científicos de la University of Guelph (Canadá) revela que la hora del día es importante en este tipo de medicamentos. La enzima convertidora de angiotensina, suministrada por ejemplo a pacientes con alta presión arterial o luego de un ataque cardiaco o en una insuficiencia, mejora la estructura del corazón y su función cuando se toma antes de ir a la cama en la noche. Al administrarse durante el tiempo de vigilia, esos inhibidores no son más efectivos que el placebo, dijo el estudio. Dentro de esos medicamentos se encuentran el Enalapril, el Captopril y Lisinopril. El estudio fue conducido en ratones con presión arterial alta. Bien curioso.

Saque la vara, señor orangután. Los orangutanes arborícolas toman a veces un descanso para descender de las copas de los árboles y explorar los estanques y lagos y quizás agarrar un pez mientras están allí. Un día, la antropóloga Anne Russon noto 17 intentos de orangutanes que intentaban, algunas veces con éxito, coger un pez, en ocasiones clavándoles un palo antes de comérselo. Podría ser la primera vez que se ve orangutanes pescando, dijo Russon a Science News. Esa conducta ha sido observada en otros primates, como los chimpancés. Curioso.

Perras listas. Cuando una pequeña pelota desaparece tras un árbol y reaparece más grande, los humanos reconocemos el engaño de una vez. Al examinar la respuesta en perros, investigadores detectaron que las perras eran mejores que los perros para identificar esos cambios, según un estudio publicado en Biology letters. Ellas miraban durante más tiempo las pelotas que reaparecían con distinto tamaño que aquellas que salían con el mismo tamaño. Para los científicos, podría deberse a procesos evolutivos dado que las hembras necesitarían más ser capaces de diferenciar entre sus cachorros, aunque otros científicos no están de acuerdo. Pero indica que en estudios con animales, no sobra mirar ambos sexos. Curioso.

Una advertencia médica. Aunque hay medicinas que se emplean durante años sin problemas aparentes, a veces se descubren ciertas complicaciones. Los tomadores crónicos de acetaminofén tienen un riesgo mayor de desarrollar cáncer de la sangre, según un estudio publicado en el Journal of Clinical Oncology. El aumento del riesgo no es muy elevado, pero el estudio suma en el creciente cuerpo de literatura que vincula el cáncer y los analgésicos. Estudios previos sugieren, por ejemplo, que la aspirina aumenta la supervivencia tras un cáncer de colon aunque eleva el riesgo de sangrados por úlceras. No está claro porqué el acetaminofén causaría cáncer. Bien curioso.

El café, poderoso antioxidante

Tome café que no se arrepentirá. Bueno, eso es lo que puede desprenderse de un nuevo estudio.

Científicos reportaron en el Journal of Physical Chemistry B cómo la cafeína en el café, el té y otros alimentos parece proteger contra condiciones como la enfermedad de Alzheimer y los problemas del corazón en los aspectos más básicos.

En ese artículo, Annia Galano y Jorge Rafael León-Carmona describen las evidencias que sugieren que el café es una de las fuentes más ricas en antioxidantes en la dieta promedio de una persona. Nuevas investigaciones señalan la cafeína (también presente en el té, la cocoa y otros alimentos) como la fuente del poderoso efecto antioxidante que puede ayudar a proteger contra el alzheimer y otros males.

Los científicos, sin embargo, poco conocen sobre cómo la cafeína combate los radicales libres que tienen efectos nocivos sobre el cuerpo.

En su estudio, presentaron cálculos teóricos sobre la interacción de la cafeína con esos radicales, cálculos que concuerdan con estudios hechos en animales.

De 6 a.m. a 12 m.: hora mortal para el corazón

Téngales miedo a las mañanas. Las personas que sufren un ataque cardiaco en la mañana resultan más afectadas, revela un estudio que aparecerá en el journal Heart.

Los ataques que ocurren entre las 6 a.m. y mediodía es más probable que dejen un 20 por ciento más de área de tejido del corazón muerta, que aquellos que se presentan a otra hora.

Está bien establecido que el reloj personal de 24 horas influencia varios procesos cardiovasculares fisiológicos incluyendo la incidencia de ataques, que tienen a presentarse más alrededor de la hora cuando la persona se está despertando, pero lo que no es tan conocido es la extensión del daño que esto provoca.

Esto fue medido por científicos en Madrid. De 811 pacientes, el mayor número, 269 tuvieron el ataque de 6 a.m. a mediodía, seguidos por 240 que lo tuvieron de 6 p.m. a medianoche y 140entre medianoche y las 6 a.m.

Los que presentaban el mayor daño fueron aquellos que lo padecieron en la transición del periodo de oscuridad al de la luz del día.

El estudio debe ser corroborado por otros, pero sus revelaciones pueden derivar en medidas médicas para cierto tipo de pacientes.

Un modo sencillo para no morir

Simple: estaba haciendo ejercicio, jugaba un encuentro de fútbol y pum, cayó redondo al suelo y cuando fueron a reanimarlo ya no había anda que reanimar. Murió. ¡Pero si era tan joven!

El síndrome de la muerte súbita. Sí, síndrome que a veces se emplea cuando no hay a nada más que echarle la culpa.

Es un misterio para la ciencia porqué atletas jóvenes, en especial los hombres, comienzan a experimentar una arritmia inusual del corazón. Con el ejercicio fuerte, el corazón deja de palpitar y la persona muere.

Un examen para ver si alguien tiene ese riesgo es muy costoso. Pero a veces lo costoso y difícil se vuelve simple. Sami Viskin, de Tel Aviv University desarrolló un test nuevo que ya utilizan médicos y que ha salvado vidas.

La prueba Viskin se basa en el descubrimiento del investigador de que anormalidades casi imperceptibles entre los pacientes normales y aquellos con riesgo podrían hacerse más visibles mediante un examen simple al lado de la cama que requiere que la persona se levante de prisa. Cuando se para, aquellos con riesgo experimentarán una diferencia medible en una porción de los laditos de su corazón llamada intervalo QT. Esa diferencia puede ser detectada con un electrocardiograma.

El estudio apareció publicado en el reciente número del Journal of the American College of Cardiology.

“Los métodos actuales de exámenes no tienen valor terapéutico real, dado que muy pocas personas que experimentan arritmias, un 20 por ciento de la población, morirán de muerte súbita”, dijo Viskin.

“Es más: existe tal traslape entre lo que es normal y lo que es anormal en un electrocardiograma que necesitamos parámetros adicionales de evaluación. Esta prueba, cuando se practica en personas con síntomas fuertes, puede darnos una mejor medición para comparar aquellos en riesgo de muerte súbita de quienes de otro modo vivirían una vida saludable”.

Ojo: suplementos de calcio pueden matar

Lo recomiendan los médicos, lo alientan diversas instituciones. Y, lógico, lo sostiene el mercado que manda tomar hasta lo no recomendable.

Un nuevo estudio sugiere que los suplementos de calcio afectan de manera negativa a las mujeres adultas, produciéndoles infartos y otros eventos cardiovasculares.

La investigación fue presentada en el British Medical Journal.

El uso de los suplementos de calcio para enfrentar la osteoporosis debería, al menos, ser revisada.

Al mirar en internet se encuentra todo tipo de literatura y productos que recomiendan el calcio. Uno de ellos es la guía de extensión de la Universidad de Arizona, que recomienda a las personas mayores de 51 años ingerir 1.200 miligramos diarios, principalmente a través de la dieta, pero si no lo logra, mediante el uso de suplementos.

Los suplementos se prescriben con frecuencia a mujeres postmenopáusicas para mantener la salud ósea y algunas veces se combinan con vitamina D, aunque no está claro si ingerirlos con o sin ese acompañamiento pueden afectar la salud.

Bueno, al menos hasta ahora.

Un equipo encabezado por el profesor Ian Reid, de la Universidad de Auckland revisó un amplio estudio previo sobre los efectos del calcio con o sin esa vitamina en el riesgo de un evento cardiovascular.

Analizaron datos de 16.718 mujeres que no tomaban suplementos al comienzo del estudio y hallaron que aquellas a las que se les administró calcio con vitamina D estaban en mayor riesgo de sufrir un problema cardiovascular, en especial un infarto.

Los autores sospechan que el cambio abrupto en los niveles sanguíneos de calcio luego de tomar un suplemento, provoca el efecto adverso, en vez de relacionarse con la cantidad total de calcio consumido. Los elevados niveles sanguíneos de calcio están vinculados al endurecimiento o calcificación de las arterias, algo que también puede ayudar a explicar los resultados.

Análisis más extensos, agregando datos de otros 13 estudios sumando 29.000 personas, también encontraron incrementos consistentes en el riesgo de ataques al corazón y de derrames asociados con tomar suplementos de calcio, con o sin vitamina D, lo que induce a los autores a concluir que los datos justifican revisar el uso de suplementos de calcio en las personas adultas.

El debate se agita. Mientras tanto, esa conversación usual de las mujeres mayores, preguntando cuánto calcio toma la amiga, podría estar fuera de lugar.

Más estudios se requerirán, pero queda uno con cierto susto.

Descubren cómo se achantan las personas

Achantarse o sentir vergüenza es algo común que pasa con frecuencia. Momentos en los que uno quisiera desaparecer de la faz de la Tierra. Y aunque es común, ¿cómo se produce?

Grabar a personas que cantaban una melodía pop y luego se les pedía que escucharan su canto sin el acompañamiento de la música parecería una forma cruel de gozárselos, pero para científicos de la Universidad de California en San Francisco y en Berkeley, fue esa experiencia en karaoke la que permitió ver qué parte del cerebro está involucrada en el las achantadas.

Un ingrediente en el experimento fue que la mayoría de las personas tenían enfermedades neurodegenerativas, lo que ayudó a los científicos a identificar un pedazo de tejido del tamaño de un pulgar en el hemisferio derecho de una parte del cerebro llamada la corteza cingulada anterior pregenual como parte integral del sentimiento de vergüenza.

El grado en que se achantaban las personas cuando se escuchaban cantar My Girl, un hit de Temptations en 1964, dependía de la integridad de esa particular región.

“En personas sanas, escucharse les produce un reacción de achante grande”, dijo Virginia Sturm, investigadora de postdoctorado. Su presión arterial sube, los latidos del corazón aumentan y su respiración cambia, explicó. Quienes tienen algún daño neurológico en la corteza frontal media, sin embargo, respondían con más indiferencia.

“Esta región del cerebro predecía la conducta. Mientras más pequeña, menos achantada se sentía la gente”.

Conocer que las personas pierden su capacidad de sentir vergüenza y qué área cerebral gobierna esa capacidad puede ayudar a diagnosticar temprano personas con ciertas enfermedades neurodegenerativas.

El estudio fue presentado en el encuentro anual de la Academia Americana de Neurología en Hawai y hace parte de un trabajo más amplio que examina las emociones y el comportamiento social en enfermedades neurodegenerativas.

Científicos sabían desde hace años que personas en un grupo de condiciones neurodegenerativas llamadas demencia frontotemporal actúan de una manera que haría a gente sana sentirse achantada.

Esas condiciones resultan de la degeneración progresiva de los lóbulos temporal y frontal, relacionados con la toma de decisiones, la conducta, el entendimiento y la expresión de emociones y el lenguaje, incluyendo emociones como achantarse.

Hacer el amor puede matar

No se sabe si será, como la por asfixia, una dulce muerte, pero sí se ha determinado que los súbitos aumentos de actividad física moderada a intensa, como trotar o tener sexo, incrementan de manera importante el riesgo de sufrir un ataque al corazón, en especial en personas que no realizan ejercicio regular

Durante muchos años se ha sabido que la actividad física puede causar problemas cardíacos, pero un nuevo estudio ayuda a cuantificar ese riesgo, de acuerdo con Issa Dahabreh de Tufts Medical Center en Boston, cuyo trabajo apareció publicado en el Journal of the American Medical Association.

El grupo de trabajo analizó datos de 14 estudios para establecer el vínculo entre el ejercicio, el sexo y el riesgo de ataques al corazón o muerte cardíaca súbita, un ritmo mortal del corazón que hace que la sangre deje de circular.

Los científicos encontraron que las personas son 3,5 veces más propensas a sufrir un ataque cardíaco o muerte súbita de origen cardíaco cuando se están ejercitando comparado con los momentos en que no lo están haciendo.

Son también 2,7 veces más propensas a un ataque al corazón cuando practican sexo o inmediatamente después, comparado con el momento en que no lo practican.

Los hallazgos, se aclaró, no se aplican a la muerte cardíaca súbita porque no hay estudios que evalúen el vínculo entre el sexo y la muerte cardíaca.

Jessica Paulus, investigadora de Tufts que participó en la investigación, afirmó que el riesgo era bastante alto, pero el período de riesgo aumentado es breve.

“Estos riesgos se elevan sólo por un breve período de tiempo (1 a 2 horas) durante y después de la actividad física o sexual”, expresó en una entrevista telefónica.

Debido a esto, el riesgo para los individuos durante un año es aún muy pequeño.

“Si uno toma 10.000 personas, cada sesión individual de actividad física o sexual por semana puede asociarse con un aumento de 1 a 2 casos de ataque al corazón o muerte súbita cardiaca por año”, según Paulus.

En este sentido, se considera importante mirar los hallazgos con estudios que muestran que la actividad física regular reduce el riesgo de ataques cardíacos y muerte cardiaca súbita en un 30 por ciento.

“Lo que realmente no queremos hacer es que el público se aleje de esto y piense que el ejercicio es malo”, dijo la investigadora.

Por eso, las personas que no se ejercitan con regularidad deben comenzar cualquier programa de ejercicios con lentitud, aumentado gradualmente la intensidad de las prácticas con el tiempo.