Últimas recomendaciones para evitar el cáncer de seno

Antes de que sea tarde. A personas que tienen riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, les recetan estatinas. ¿En qué otra condición se puede anticipar el riesgo?

Así como no por tomarme un analgésico no me dará dolor de cabeza mañana, en algunos casos puede funcionar: tome esto para que evite lo otro.

Atención: un panel de expertos sugirió prescribir tamoxifeno y raloxifeno a las mujeres con un riesgo mayor del 4 por ciento de desarrollar cáncer de seno. La recomendación fue publicada en The Lancet Oncology.

“La evidencia para ello es contundente”, dijo Jack Cuzick, jefe del panel y epidemiólogo en Queen Mary. University of London.

No se trata de quimioprevención, dijo el panel, sino que debe entenderse la sugerencia como terapia preventiva.

El grupo consideró que esos dos moduladores del receptor de estrógeno son las únicas opciones aprobadas por la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos. De las dos, el tamoxifeno tiene mayor eficacia y puede ser empleada en mujeres premenopáusicas, pero el raloxifeno tiene menos efectos colaterales. Dos nuevas drogas de esa clase, lasoxifeno y arzoxifeno también muestran eficacia y posiblemente una mejor relación beneficio-riesgo, pero necesitan mayor evaluación.

El panel expresó que los inhibidores de la aromatasa pueden ser más eficaces y los resultados de ensayos de prevención son esperados con ansiedad.

Agentes nuevos como los bisfofonatos y la metformina han mostrado promesas en estudios observacionales pero tienen que ser evaluados en ensayos aleatorios de prevención.

Otros medicamentos como la aspirina, otras drogas antiinflamatorias no esteroides, inhibidores COX-2, retinoides, rexinoides y componentes de la dieta tienen efectos limitados o están en fases iniciales de investigación.

Se pueden escuchar los sonidos de la luz

Parece una película de ciencia ficción, tal vez una de esas baraturas que acogen todas las salas de cine. Pero no. ¿Le gustaría escuchar el sonido de la luz?

El caso es que científicos de la Universidad de Utah emplearon luz infrarroja invisible para hacer que células del corazón en ratas se contrajeran y las células del oído de ciertos peces sapo enviaran señales al cerebro.

El descubrimiento podría, algún día, mejorar los implantes cocleares para los sordos y derivar en dispositivos que restauren la visión, mantener el equilibrio y tratar desórdenes del movimiento como el Parkinson.

“Le hablaremos al cerebro con pulsos ópticos de infrarrojo en vez de pulsos eléctricos” que ahora se usan en los implantes cocleares para mejorar algo el oído de personas con limitaciones de escucha, dijo Richard Rabbitt, profesor de Bioingeniería y autor senior de los estudios célula-corazón y oído interior-células publicados en el Journal of Physiology.

Los estudios también crean la posibilidad de desarrollar marcapasos cardiacos que usen señales ópticas en vez de señales eléctricas para estimular las células del corazón, aunque este no sería el mercado directo del nuevo logro dado que como están funcionan bien.

La importancia científica de los estudios es el descubrimiento de que las señales ópticas –cortos pulsos de una luz láser infrarroja de longitud de onda invisible transmitida por una fibra óptica delgada- pueden activar las células del corazón y las células del oído relacionadas con la escucha y el equilibrio.

El estudio con las células del corazón mostró que un pulso infrarrojo de 1/5.000 de un segundo hizo que la mitocondria absorbiera iones de calcio de la célula, liberándolos luego en ella, un ciclo que hace que la célula se contraiga.

En el estudio del oído, se demostró una amplia posibilidad. Los implantes cocleares convierten el sonido en señales eléctricas, que son transmitidas a 8 electrodos en la cóclea, una parte del oído interior donde las vibraciones de los sonidos son convertidas en señales nerviosas al cerebro. Ocho electrodos pueden entregar solo ocho frecuencias del sonido, dijo Rabbitt.

“Un adulto sano puede oír más de 3.000 frecuencias distintas. Con una estimulación óptica, existe la posibilidad de escuchar cientos o miles de frecuencias en vez de ocho. Quizás un día un implante coclear óptico permitirá a los sordos escuchar música”.

Este desarrollo, según el científico, podría tomar unos 10 años.

Un pollo para curar las penas del alma

Papas fritas, hamburguesa o qué tal una buena carne o unos espaguetis. Todos ellos, en su momento, son alivio para el alma, así no sean siempre lo mejor para las arterias.

La comida ayuda al corazón a lidiar con las emociones, según se desprende de un estudio publicado en Psychological Science, centrado en cómo la alimentación confort, como la llaman, hace sentir a la gente.

Jorgan Troisi de la Universidad de Buffalo y Shira Gabriel veían cómo cosas no humanas hacían sentir a las personas vinculadas. Por ejemplo, las personas pueden combatir la soledad mediante una película de televisión, estableciendo lazos virtuales con un cantante o un personaje o simplemente mirando fotos de las personas cercanas y las amistades.

Los investigadores se preguntaban si la comida tenía el mismo efecto haciendo que las personas pensaran de los seres queridos y cercanos.

En un experimento con dos grupos, quienes escribían acerca de una discusión con una persona cercana los hacía sentir solitarios. Pero aquellos generalmente seguros en sus relaciones salían de la soledad escribiendo acerca de la comida confort. “Son alimentos asociados consistentemente con aquellos cercanos a nosotros”, dijo Troisi. “Pensar sobre ellas o consumirlas sirve como un recordatorio de los demás.

En otro experimento, tomar una sopa de pollo en el laboratorio hizo que las personas pensaran más sobre sus relaciones, pero sólo si consideraban esa sopa como una comida confort.

“A través de la vida diaria de cada uno se experimenta estrés, a menudo asociado con nuestras conexiones con otros. La comida confort puede servir como una manera fácil de remediar el sentimiento de soledad”.

Los humanos, parece, pueden encontrar una variedad de maneras de estar conectados con los demás.

Ponga atención: Si se siente joven, mejorará su salud

Viejo yo, ¡no, la cédula! El cuento tan trillado puede ser verdad si uno se lo propone, de acuerdo con un nuevo estudio.

Cuán vieja se siente una persona influye en su salud y en cómo los demás la ven.

En un artículo publicado en Perspectivas on Psychological Science, se revisan estudios sobre el tema y sugiere que sentirse joven puede de verdad hacerlo a lucir así y, lo que es más, tener la salud de alguien más joven.

Ellen Langer, psicóloga de Harvard, ha estado estudiando por décadas cómo la mente influencia el cuerpo. En un estudio considerado clásico, hombres adultos se veían en un retrato que se retocó para que se vieran como de 20 años menos, pretendiendo que estaban viviendo en ese año. “Sus mentes estaban en el pasado. Su visión mejoró, su fortaleza se recobró y así otros aspectos”, dice.

Langer escribió el nuevo artículo con Jaewoo Cheng, del Massachussets Institute of Technology.

En un estudio con sus colegas, mujeres se cortaban el cabello y lo teñían en un salón de belleza y voluntarios miraban el antes y el después en fotos de las mujeres- Las mujeres que creían que teñirse el cabello las hacía lucir más jóvenes, realmente lucían así, de acuerdo con los observadores, a los que se les mostraron sólo fotos de los rostros. Las mujeres que no creían que lucían más jóvenes con el cabello teñido no obtenían ese beneficio.

Investigaciones anteriores han encontrado que el patrón de calvicie en los hombres incrementa el riesgo de cáncer de próstata. Langer y sus colegas lanzaron de la hipótesis de que se podría deber a que se consideraban viejos; cada día en el espejo, obtenían un recordatorio visual de que estaban envejeciendo. Algunos problemas del corazón también se han relacionado con la calvicie. Esto, pese a que no existe una razón biológica clara de porqué la pérdida del cabello y los problemas del corazón van juntos; los sentimientos de los hombres sobre su edad, podrían ser parte del asunto.

Las mujeres que tienen hijo por primera vez más adultas son a menudo más saludables cuando envejecen que aquellas que lo tienen más jóvenes, quizás, dice Langer, porque pasan su tiempo con mujeres más jóvenes en la guardería y parques. Y las personas que se casan con compañeros más viejos tienen una expectativa de vida menor, mientras quienes se casan con más jóvenes viven jóvenes más tiempo.

Si Langer y colegas tienen razón, y sentirse joven lo hace a usted más saludable, ¿qué podría hacer? Una posibilidad es vestirse como una quinceañera, teñirse el cabello y tener un novio joven, pero la científica tiene otra solución: no cambie su pensamiento de una, será menos vulnerable. “Creo que tenemos mucho más control sobre nuestra salud y bienestar de lo que la mayoría comprende”.

Grasa en el abdomen, grasa en la cadera: efectos distintos

No es lo mismo arriba que abajo. Y aunque uno podría pensar que la acumulación de grasa en las distintas partes del cuerpo responde a los mismos mecanismos, parece que no es así.

De tiempo atrás se sabe que la grasa abdominal es un gran riesgo para el corazón, mientras que la que se acumula en la cadera, en las mujeres por ejemplo, no.

¿Cómo es eso?

A unos voluntarios, científicos de la Clínica Mayo les dieron helados, dulces y bebidas energizantes para ganar peso, con lo cual descubrieron los mecanismos que hacen crecer la grasa corporal.

En el estudio que fue publicado en Proceedigns of the Nacional Academy of Sciences se explica lo que sucede. “El mecanismo celular es diferente”, dijo Michael Jensen, endocrinólogo de esa Clínica, autor del estudio.

“La acumulación de grasa abdominal sucede en su mayor parte por la expansión en tamaño de las células individuales, mientras que la ganancia de grasa en la parte femoral o baja del cuerpo se debe a que se incrementa el número de células adiposas”, comentó.

A diferentes, mecanismos, impacto distinto.

El hallazgo controvierte la la asumida idea de que el número de células de grasa en el cuerpo permanece estable en la edad adulta de las personas. Y apoya la idea de que una mayor capacidad de crear células en la parte baja del cuerpo proporciona cierta clase de protección contra la superior y podría ayudar a prevenir el síndrome metabólico que puede derivar en diabetes y otras complicaciones.

Comprimir el pecho sí sirve en ataques

Hay recursos a la mano y en la mano, que pueden ser útiles en momentos difíciles.

La compresión del pecho antes de la desfibrilación en pacientes con ataque repentino del corazón es igualmente exitosa como el tratamiento inmediato con los desfibriladores eléctricos según un estudio del sistema de salud de la Universidad de Michigan.

Se sabe que no muchas personas que sufren un ataque fuera del hospital, sobreviven. Por eso, investigadores de Michigan junto a un grupo internacional analizaron dos estrategias de salvamento: la compresión del pecho primero versus el defibrilador primero.

Los resultados fueron publicados en el BMC journal y muestran que ambas estrategias son efectivas, siendo la compresión antes de la desfibrilación mejor en eventos en los que las respuestas de emergencia pueden tardar más de cinco minutos.

“La evidencia actual no apoya la noción de que la compresión del pecho primero mejora las perspectivas del paciente en ataques por fuera del hospital, pero parece que ella, junto a la desfibrilación, son tratamientos equivalentes”, dijo Pascal Meier, cardiólogo del Cardiovascular Center en Michigan.

Los datos revelaron que fue más alta la supervivencia al año del ataque en pacientes que tuvieron primero la compresión del pecho. También indican que esa compresión puede beneficiar los ataques con un tiempo prolongado de respuesta.

La ayuda está en… las manos.

Ver más sobre la técnica en: reanimación cardiopulmonar.

Culpables de los males del corazón

Si tiene colesterol alto y los triglicéridos disparados, ya tendría a quién echarle la culpa aunque, igual deberá cuidarse.
Al escasear los genomas de más de 100.000 personas de todo el mundo, científicos reportaron 95 variantes genéticas, disposiciones de los ácidos nucleicos en el ADN que difieren entre la gente, que contribuyen a cambios en el colesterol en la sangre y los niveles de triglicéridos en mujeres y hombres de diferentes orígenes étnicos.
De ese número, 59 variantes no eran conocidas y son un primer paso hacia el desarrollo algún día de medicinas más efectivas APRA aliviar los problemas del corazón.
La investigación, en la que participaron científicos de 17 países, fue publicada el miércoles en la revista Nature.
La investigación se basó en estudios de asociación amplia del genoma, que analiza el ADN de poblaciones para detectar puntos genéticos difíciles de determinar relacionados con enfermedades comunes que tienen causas genéticas y ambientales.
Los niveles anormales de colesterol y triglicéridos son factores que representan riesgos serios de enfermedad del corazón.

Calcio adicional, infarto en ciernes

De una: los suplementos de calcio que ingieren por lo común adultos contra la osteoporosis, fueron asociados a un mayor riesgo de infarto cardíaco, reveló un estudio publicado por el British Medical Journal.
Los resultados sugieren que debería revisarse el papel del calcio suplementario en el manejo de la osteoporosis.
Aunque con prescritos con frecuencia para la salud del esqueleto, un ensayo reciente sugiere que pueden aumentar el riesgo de ataque del corazón y otros eventos cardiovasculares en mujeres adultas.
Para ir más allá, un grupo internacional de investigadores analizó los resultados de 11 estudios tomados al azar de estudios controlados sobre los suplementos de calcio (sin coadministración de vitamina D) que involucraban 12.000 pacientes.
Hallaron que esos suplementos estaban asociados con cerca de un riesgo un 30 por ciento mayor de un ataque al corazón y un riesgo más pequeño, casi insignificante, de derrame cerebral y mortalidad.
Los hallazgos fueron consistentes en los estudios, independiente de edad, sexo y tipo de suplemento.
Aunque el incremento del riesgo puede ser modesto, el uso diseminado de los suplementos de calcio significa que incluso un pequeño incremento puede traducirse en un gran aumento de la enfermedad en la población, alertan los autores.
El profesor John Cleland analizó en un editorial que si bien continúa la incertidumbre sobre la incidencia de la suplementación con calcio en los infartos, también existen muchas dudas sobre los suplementos en la reducción de las fracturas, por lo que las personas no deberían recibir los suplementos de calcio solos o con vitamina D a menos que reciban otro tratamiento adicional contra la osteoporosis.

Resumen científico de la semana del 29 al 2 de abril

Lunes: se me creció una mano

Una inquietud que parece loca pero, qué cuerda es. ¿Se ha preguntado cómo, durante su desarrollo, un órgano grita: paren, me detengo, dejo de crecer ya?
¿Por qué su mano es de un tamaño y no más grande que la otra, por ejemplo?
Una proteína descubierta en los ojos de la mosca de las frutas, descubierta por un grupo de investigadores de la universidad John Hopkins, es un paso adelante en el entendimiento de porqué el corazón y otros órganos se ajustan automáticamente a un tamaño, un tema encaminado a encontrar pistas que permitan el control del cáncer.
La proteína, Kibra, está ligada a señales químicas responsables de darle forma y tamaño al crecimiento de los tejidos al coordinar el control de la proliferación de células y de su muerte, según el estudio publicado en Developmental Cell.
Los científicos manipularon el papel de Kibra en una red de señales llamada la secuencia Hippo, consistente en varias proteínas que trabajan juntas. Contrapartes de los componentes del sistema Hippo e encuentran en la mayoría de lo animale, lo que sugiere que esa secuencia puede actuar como un regulador global del control del tamaño de los órganos, dijo Duojia Pan, profesor de Biología Molecular y Genética.
“La gente ha sentido curiosidad acerca de qué hace que un hipopótamo crezca mucho y un rató no”, indicó Pan, “así como nuestras dos manos que se desarrollan independientemente alcanzan el mismo tamaño”.
Los estudios muestran que Kibra regula a Hippo, que mantiene los órganos con su tamaño característico, evitando que el corazón y el hígado, por ejemplo, crezcan como los de un hipopótamo.
Kibra debe su nombre a kidney (riñón) y brain (cerebro) pues parece estar presente en estos dos órganos.
Hace dos años se demostró, al manipular la secuencia en el hígado de un ratón, que crecía mucho más que su tamaño habitual y se volvía canceroso.
Entender el sistema Hippo-Kibra sería importante para entender y tratar el cáncer, que literalmente es una enfermedad de crecimiento descontrolado.

Martes: un desempeño no esperado

Animar a las personas antes de emprender una tarea o actividad es lo más común. Pero hay un aspecto que no siempre se tiene en cuenta: la recompensa rápida.
Cómo se desempeña alguien en el estudio depende de factores como el tiempo dedicado y el interés en el tema. Ahora, según hallazgos publicados en Psychological Science, la rapidez con la que esperamos obtener la calificación también influye en el desempeño.
Los psicólogos Keri L. Kettle y Gerald Häubl, de la Universidad de Alberta en Canadá, investigaron la influencia del tiempo en que se espera la recompensa en el desempeño individual.
Para eso reclutaron estudiantes que debían hacer una presentación oral de 4 minutos, las que fueron calificadas por los compañeros de 0 a 100 y el promedio era la nota dada.
Los estudiantes participantes recibieron un e-mail 1, 8 y 15 días antes de la presentación y se les invitó a participar en el estudio. Los que aceptaron fueron informados de cuándo se les entregaría la nota y se les pidió predecir su calificación. Fueron luego asignados, al azar, a una cantidad específica de días en los cuales les entregarían la nota, de 1 a 17 días.
Los estudiantes que sabían que tendrían su calificación pronto, obtuvieron mejores resultados a aquellos que sabían que demoraría su nota. Es más: los que esperaban recibir su calificación pronto, esperaban obtener una nota peor que aquellos que iban a tener el resultado tarde.
El patrón sugiere que una retroalimentación rápida por anticipado mejora el desempeño porque la amenaza de una desilusión es más prominente.
Así, la gente se desempeña bien cuando las predicciones sobre su propio desempeño son menos optimistas, concluyeron los científicos.

Miércoles: la nebulosa de hidrógeno

El European Southern Observatory, una serie de telescopios en las montañas andinas chilenas, tomó una imagen en infrarrojo de la poco conocida y tenue nebulosa Gum 19, localizada en dirección a la constelación Vela a unos 22.000 años luz, en la que la mitad es oscura y el resto brillante.
En un lado, el hidrógeno caliente está iluminado por una estrella azul súper gigante, V391 Velorum. En la cinta de material luminoso y oscuro a la izquierda de V391 se desarrolla una fuerte formación de estrellas.
Luego de varios milenios, estas estrellas jóvenes, emparejados con los remanentes de la explosión de V391 Velorum en una supernova, alterarán la forma de Gum 19, que debe su nombre de una publicación de Colin Gum en 1955.
Esta nebulosa sirvió de base para la primera gran muestra de las regiones HII del cielo del sur.
HII se refiere al hidrógeno ionizado o energizado al punto de perder sus electrones. Tales regiones emiten luz en una longitud de onda bien establecida, dándoles a las nubes cósmicas un resplandor característico y, tal como ocurre en las nubes terrestres, las formas y texturas de estas regiones HII cambian a medida que pasa el tiempo, no uno corto sino durante largos periodos.
El horno que alimenta la luminosidad de Gum 19 es la gigante y súper caliente V391 Velorum, una estrella variable que puede cambiar repentinamente de brillo como resultado de una fuerte actividad que peude incluir la eyección de conchas de materia. La temepratura en su superficie es de 30.000 grados centígrados.
Estas estrellas no tienen larga vida. Tras unoa 10 millones de años, explotan como supernovas.

Jueves: los genes del pájaro que canta

No es reciente el interés por las aves canoras. Su estudio ha revelado una variedad de las propiedades fundamentales de sus sistemas biológicos. En particular, los estudios neurobiológicos han revelado la presencia de neuronas nuevas en el cerebro adulto, de cómo las hormonas esteroides afectan el desarrollo cerebral, las bases neuronales y la mecánica de las vocalizaciones y cómo la experiencia modifica la fisiología de las neuronas.
También han sido usados estos pájaros como modelos en el aprendizaje por imitación, una conducta que se cree es un sustrato para la adquisición del habla en los humanos.
Bueno, ahora un grupo internacional de científicos, reveló el Journal of Biology, descifró el genoma de los pájaros zebra (Taeniopygia guttata, junto a un análisis de la secuencia. Un proyecto comenzado en 2005 por diferentes iniciativas.
Pues bien, el genoma está constituido por 17.475 genes que codifican por proteínas, lo que provee una plataforma única para investigación genómica en este organismo, así en un futuro se afinen los detalles del genoma.
Se identificaron también las regiones reguladoras de ARN no codificante.
Se podrá, por ejemplo, comenzar a clarificar el proceso evolutivo de su fisiología.
Se encontró, por ejemplo, que cerca de 10.000 genes están expresados en la parte frontal de los pajaritos a los 50 días de nacidos, dentro del periodo crítico de aprendizaje vocal, lo que indica que en cualquier momento el 60 por ciento de los genes están expresados en el cerebro.

Viernes: regreso triunfal del halcón

Desafiando todas las posibilidades, la sonda japonesa Hayabusa se encuentra a sólo tres meses de su regreso a casa.
Hayabusa, halcón en español, estuvo extraviada durante las maniobras de aproximación al asteroide 25143 Itokawa, al que llegó en noviembre de 2005, lo que le produjo una alta pérdida de combustible, fallos en las baterías y una incomunicación que duró dos meses.
La pérdida de tres de sus cuatro motores accionados con xenón significaba que le tomaría tres años más el retorno a Tierra.
El único motor, dijo Junichiro Kawaguchi, director del proyecto, le permitió acelerar a 900 millas por hora, 400 metros por segundo durante el año pasado.
Se espera que a mitad de año descienda en paracaídas sobre una región de Australia, trayendo su preciada carga: el material recogido en Itokawa para su análisis y confirmar el origen de esta clase de cuerpos, remanentes de la formación del Sistema Solar.

Resumen científico de la semana -marzo 22 al 28

Lunes: tras las pistas del espermatozoide

Lo que sucede entre la inseminación y la fertilización es tema bien interesante. En Science, Mollie Manier, John Belote y Scott Pitnick, profesores de Biología en la Universidad de Siracusa, modificaron genéticamente moscas de las frutas de modo que las cabezas de sus espermatozoides fueran fluorescentes, verdes o rojas, con lo que pudieron observar con detalles lo que sucedía en la vida del esperma dentro de la hembra. Los hallazgos tienen implicaciones en los campos de la biología reproductiva, la selección sexual y la especiación.
La meta inicial, dijo Pitnick era rastrear los mecanismos detrás de la competencia del esperma. “Cuando quiera que una hembra se aparee con más de un macho -y la promiscuidad de las hembras es más una regla que una excepción en la naturaleza- existe conflicto entre los sexos por la paternidad así como una competencia entre eyaculados rivales para fertilizar el huevo. Esa selección sexual postcopulatoria es una poderosa fuerza de cambio evolutivo.
De este modo, volvieron rojo los espermatozoides de un macho y verdes los de otro. “Observamos que están en constante movimiento dentro de los órganos especializados de almacenamiento en la hembra y exhiben un sorprendente y complejo comportamiento”.
El grupo creó otros espermatozoides similares de otras especies, incluyendo una híbrida, por lo que será bien interesante ver qué sucede en este caso.

Martes: el día cuando Lucy caminó en dos pies

Hace tres millones, los ancestros de los humanos modernos aún pasaban gran cantidad del tiempo sobre los árboles, pero… algo estaba ocurriendo.
Desde hace 3,6 millones de años, bajaban a veces de los árboles y caminaban con grandes pasos.
La ciencia siempre se ha preguntado cuándo comenzaron a caminar erguidos los homínidos, existiendo variadas interpretaciones y consideraciones.
David Raichien, profesor de la Escuela de Antropología en la Universidad de Arizona, y colegas de las Universidad de Albany y el Lehman College en Nueva York, desarrollaron evidencia experimental de que caminaban como los humanos en aquellos tiempos y la presentaron en Plos One.
Huellas fósiles preservadas en cenizas volcánicas en Laetoli, Tanzania y descubiertas hace 30 años, sirvieron de base. La importancia de tales huellas en la evolución humana ha sido debatida desde entonces. Los individuos que pudieron hacerlas, que presentan evidencias claras de bipedalismo eran los Australopithecus afarensis, a los cuales pertenece la célebre Lucy, cuyo esqueleto es el más completo ejemplar de esa especie.
Ciertos rasgos en caderas, piernas y espalda en ese grupo indican que habrían caminado en dos pies mientras permanecían en tierra. Pero los dedos curvados de manos y pies así como unos hombros orientados hacia arriba proveen sólida evidencia, según los investigadores, de que Lucy y sus congéneres también pasaban buen tiempo trepados en los árboles.
Esta morfología difiere de nuestro género Homo, que abandonó la vida arbórea hace 2 millones de años para convertirse en practicantes del bipedalismo.
Los científicos crearon modelos tridimensionales de las huellas y examinaron la profundidad relativa de talón y dedos y encontraron que son muy parecidas a las dejadas por una persona cuando camina.
Basados en los análisis de los A. afarensis, creen que quien hizo las huellas caminaba con rodilla y cadera dobladas, tipo chimpancé.
En la imagen se aprecian las huellas de una persona arriba, de una persona caminando con rodilla doblada y abajo las de Laetoli. Cortesía de Randy Haas, de la Universidad de Arizona.

Miércoles: bueno, y ¿por qué hubo dinosaurios?

Hace 200 millones de años, la Tierra era muy diferente a la de hoy. La mayoría de la masa terrestre estaba en un gran continente llamado Pangea. No había océano Atlántico y el mundo era dominado por los crurotarsanes, muy cercanos a los actuales cocodrilos.
Los dinosaurios, en un planeta cuyo clima cambiaba, estaban próximos a aparecer.
¿Qué llevó a la aparición de estos llamativos y grandes animales? Jessica Whiteside, paleobióloga de Brown University, cree haberlo encontrado. Y su artículo fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.
Los científicos construyeron el registro del clima de las frontera entre el Triásico y el Jurásico combinando evidencias fósiles de la extinción de plantas y animales con las improntas de carbono hallado en la cera de hojas antiguas y en madera halladas en sedimentos en lagos mezclados con basaltos denotando la actividad volcánica.
Fue así como hallaron evidencias sólidas de que una intensísima actividad volcánica produjo el exagerado incremento de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero que borraron del mapa cerca de la mitad de las especies de plantas y marcaron el fin del Triásico con una de las cinco grandes extinciones que ha sufrido la Tierra en su historia.
Ese aumento en los gases, diezmó la población de crurotarsanes, que habían competido vigorosamente con los primeros dinosaurios del Triásico.
Así, gracias al desastre climático, los pequeños dinosaurios tuvieron toda la libertad para constituirse en los amos del mundo animal.
Los científicos saben que hace 200 millones de años, Pangea se partió y las placas de Norte América y África comenzaron a moverse aparte. Mientras se partían, creándose la base que sería luego el Océano Atlántico, grandes fisuras aparecieron, originándose masivos flujos de lava que cubrieron más de 9 millones de kilómetros cuadrados, un área muy parecida a la de Estados Unidos, la llamada por los científicos Provincia Magmática del Atlántico Central.
Las erupciones duraron unos 600.000 años, un periodo que Whiteside había estimado ya en 2007 en un reporte en Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology.
Lo que les sucedió a plantas y animales fue deducido por el equipo con investigadores de la Academia Sinica en Taiwán, Columbia University y Woods Hole Oceanographic Institution, quienes analizaron fósiles y registros de carbono de dos antiguas cuencas en Estados Unidos e Inglaterra.
Encontraron evidencias fosilizadas de sedimentos de lagos que estaban en Pangea antes de la partición, logrando datar los flujos más antiguos como de hace 201,4 millones de años, el límite superior en el que comenzó el volcanismo.
Los conteos de polen combinados con el registro de carbono, mostraron que la mitad de la flora del Triásico pereció por el volcanismo. Y se observó un aumento en las esporas de helechos, lo que tiene sentido dado que figuran entre las primeras especies vegetales en regresar al ambiente tras un fenómeno de volcanismo.
En cuanto a animales, los científicos unieron huellas halladas previamente en rocas para establecer que los crurotarsanes perecieron también. Tras los flujos de lava, prácticamente no se encuentran registros fósiles de estos animales.
Todo concuerda, los terópodos -a los cuales pertenecen los carnívoros dinosaurios del velociraptor al Tyrannosaurus rex- se volvieron dominantes, un hecho documentado por Paul Olsen en 2002 en un artículo en el cual se muestra un auge en las huellas de los terópodos tras la extinción masiva.
En la foto de Jessica Whiteside se aprecia un corte en la Provincia Magmática del Atlántico Central. El flujo de lava está presentado en la capa café, y está sobre el blanco del fin del Triásico, mientras este se ve en la capa roja

Jueves: para frenar las enfermedades coronarias

La enfermedad de la arteria coronaria provoca 7 millones de muertes anuales. Cada año decenas de millones de personas deben tomar medicamentos para sobrellevarla o son sometidas a operaciones. Pero las intervenciones, los bypass, solo son un arreglo temporal. Tarde o temprano fallarán, durando de 5 a 10 años.
Las arterias coronarias llevan la sangre al corazón, permitiéndole bombear cerca de 2.000 galones de fluido a través del cuerpo cada día. Cuando se bloquean o se dañan, partes del corazón quedan sin oxígeno, conduciendo a la angina o ataques al corazón.
Mark Krasnow, investigador del Howard Hughes Medical Institute en Stanford University y Kristy Red-Horse, estudiaron cómo se desarrolla el corazón en embriones de ratón para ver cómo se puede inducir las células del cuerpo para reconstruir las arterias averiadas. El informe fue presentado en Nature.
Se había pensado siempre que esas arterias se forman de vasos sanguíneos que salen de la aorta o de un tejido llamado el proepicardium, que cubre el corazón durante su desarrollo. Pero Red-Horse no halló evidencias.
Tras distintos estudios, encontró vasos que salían del sinus venosus (una gran vena que regresa la sangre al corazón en un embrión en desarrollo) y emigraban sobre la superficie del corazón durante su desarrollo e invadían tejido del corazón. En el proceso, se convierten en vasos sanguíneos más generalizados y se rediferencian en arterias, capilaridades y nuevas venas.
Entender el proceso, podría conducir algún día a ver cómo se dañan las arterias y conociendo qué está mal, se podría encontrar una solución.
Si se entienden mejor las señales químicas involucradas en el desarrollo, sería posible fortalecer el crecimiento de arterias coronarias, bien dentro del cuerpo o fuera de él para trasplantes.
Cómo avanza la ciencia.

Viernes: los chinos nos matan a todos

Nadie duda que el crecimiento económico de Asia viene adobado con un ingrediente poco amable: la contaminación.
Científicos del National Center for Atmospheric Research en Colorado (Estados Unidos) mostraron que los gases de la región son levantados hacia la estratosfera durante la temporada de monzones, lo que aporta una nueva evidencia de la naturaleza global de la polución aérea y sus efectos lejos de la superficie de la Tierra, según el reporte entregado en Science.
“Es una vista sorprendente de las interacciones entre mozones y las emisiones químicas generadas en la altamente industrializada región del sur de Asia”, indicó Anjuli Bamzai, director de la División de ciencias Atmosféricas y del Geoespacio en la NSF que financió el estudio.
Los contaminantes como el cianido de hidrógeno son dispersados por la troposfera hacia la estratosfera baja y pueden circular por todo el globo durante años.
El impacto en la atmósfera crecerá a medida que China continúe su crecimiento económico acelerado.
En la foto se aprecia la contaminación en la estratosfera.