Resumen científico de la semana

Foto Wikipedia

Foto Wikipedia

1. Descuido ante el sida

Aunque la mortalidad por sida viene hacia abajo en la mayoría de los países, en 74 aumenta el número de infecciones por el VIH entre 2005 y 2015 reportó The Lancet HIV. Mientras de 1997 a 2005 las infecciones se redujeron 2,7 % por año, de 2005 a 2015 solo se redujo 0,7 % según el análisis de 124 países, algo que evidencia que la guardia se ha bajado frente a la transmisión del virus. El informe dice que gracias a las terapias antiretrovirales hoy hay más personas viviendo con el VIH, 39 millones frente a 28 en 2000.

2. Pájaros colaboradores

En un sorprendente caso, científicos revelaron que en Mozambique humanos y pájaros de la miel se colaboran para encontrar los panales. A un sonido de las personas, las aves comienzan a buscarlos y ellos las siguen. Los hombres recolectan la miel y a los pájaros les quedan los residuos que son un suculento plato. El sorprendente caso de mutualismo fue presentado en Science. En esa ayuda no hay ni entrenamiento ni coerción revelaron los investigadores.

3. Nuevos cartílagos

En otro paso de la medicina regenerativa, científicos programaron células madre para crear cartílago sobre una estructura que semeja la coyuntura de cadera, lo que evitaría en un futuro las cirugías extensas para remplazar caderas artríticas. Además mediante terapia genética activaron el nuevo cartílago para liberar moléculas antiinflamatorias para evitar el regreso de la enfermedad. El avance fue presentado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

4. Ahí está la X

Modelos la predecían y se había observado en otras galaxias y no en la nuestra. Astrónomos encontraron que en el centro de la Vía Láctea también hay una X debido a una formación de estrellas. Como en otras galaxias espirales, el bulbo central semeja una caja rectangular y la X es parte de esta. El hallazgo ayuda a explicar más la formación galáctica, de acuerdo con el estudio publicado en Astronomical Journal.

5. Golpe en la Luna

Hace 3.800 millones el vecindario estaba plagado todavía de enormes asteroides y planetesimales. Un estudio sugiere que un cuerpo de 250 kilómetros de diámetro, un protoplaneta, chocó con la Luna y produjo uno de los grandes rasgos que se aprecian en el satélite, la cuenca Imbrium. Un cuerpo dos veces más grande y 10 veces más masivo que estimativos previos. El análisis apareció en Nature.

6. El cerebro rebanado

En Nature investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington presentaron el mapa más detallado de la corteza cerebral, la capa más externa relacionada con la percepción sensorial y la atención, así como en otras funciones importantes como el lenguaje, el uso de herramientas y el pensamiento abstracto. El mapa divide ambos hemisferios en 180 áreas basadas en diferencias físicas, funcionales y de conectividad. Un avance en el entendimiento de este vital órgano para ayudar a resolver distintos problemas originados en él.

7. Explosiones definitivas

Si la Tierra es lo que hoy es, debería agradecérsele o… achacársele, a las supernovas. Un grupo de astrónomos presentó un estudio en el que concluyen que en los últimos 9 millones de años el planeta fue sometido a la radiación letal de varias explosiones de supernova, rayos que llegaron a la superficie, alteraron el clima y la vida. Su modelación la hicieron con base en una supernova que explotara a solo 325 años luz de nosotros. El artículo apareció en The Astrophysical Journal Letters.

8. Exoplanetas prometedores

Aunque es un campo todavía dominado por las especulaciones ante la carencia de más información por limitaciones de los instrumentos actuales, astrónomos usaron el telescopio Hubble para estudiar atmósferas alrededor de exoplanetas templados tipo Tierra, encontrando que 2 de los estudiados tendrían condiciones favorables para la vida. Se trata de Trappist-1b y Trappist-1c que residen a unos 40 años luz de nosotros. Detectaron que no poseen atmósferas dominadas por hidrógeno. No obstante no se pudo ver la composición exacta. El estudio apareció en Nature.

9. Calientes, calientes

La primera mitad de 2016 ha sido la primera mitad de cualquier año más caliente desde que se llevan registros, 1880, lo que indica que probablemente 2015 ya no sería el más caliente, una confirmación más del calentamiento global. La temperatura promedio del semestre estuvo 1,3° C encima del promedio del siglo pasado. Además en 5 de los 6 meses el hielo del Ártico estuvo en los mínimos históricos desde que se llevan registros satelitales, el año 1979.

10. Planetas por cientos

Si bien hallar un planeta extrasolar no es noticia hoy, presentar 100 de un golpe sí. Y eso hicieron astrónomos que estudiaron datos de la misión extendida del observatorio espacial Kepler. Hallaron 104 entre 197 candidatos y faltan más por estudiar. El anuncio se hizo en Astrophysical Journal Supplement Series. Dentro de los confirmados hay 4 en un sistema planetario a 181 años luz hacia Acuario que podrían ser rocosos.

10 hechos científicos de la semana

Radiación de fondo y polarización. Cortesía Planck

1. Un universo en pañales

El programa Planck reveló 4 años de análisis del satélite que lleva su nombre, el cual estudia los orígenes del universo. Los datos muestran un universo cuando solo tenía 380.000 años (hoy tiene cerca de 13.700 millones de años). La medición permitió refinar la composición de nuestro universo. 4,9% está compuesto de la materia ordinaria, de la cual estamos hechos nosotros, 25,9% es materia oscura cuya naturaleza es aún desconocida, y 69,2% es energía oscura, mucho más desconocida que la anterior. La ‘fotografía’ lograda muestra las desviaciones de la media en la temperatura de la radiación de fondo de microondas.

2. Era un mundo plástico

Entre 4,8 y 12,7 millones de toneladas métricas de plástico caen a los océanos cada año reveló un estudio en Science. Es material proveniente de personas viviendo dentro de un radio de 50 kilómetros de la costa en 192 países que tienen mar. En 2010 cayeron a los océanos 275 millones de toneladas métricas. Una tragedia ambiental de incalculables proporciones.

3. Lento parto estelar

Astrónomos de la Universidad de Massachusetts revelaron en Nature el hallazgo de un sistema estelar múltiple en sus fases iniciales, creyéndose que en unos 40.000 años estarán formadas 3 estrellas. Es la primera vez que se encuentra un sistema así que ayuda a explicar la formación estelar múltiple, tal como es el sistema de Alfa Centauri, la estrella más cercana a nosotros.

4. Pumas vs humanos

La presión de los humanos sobre distintas especies quedó comprobada una vez más en un artículo aparecido en Proceedings of the Royal Society B: cuando los pumas viven en una zona de confluencia de personas, cazan más y comen menos. Para evitar contacto se mantienen en movimiento, no volviendo al sitio donde dejaron la presa que cazaron, algo que incide en otras relaciones del entorno ecológico.

5. Perros detallistas

Los perros distinguen muy bien cuando una persona está sonriente y cuando está iracunda o triste, de acuerdo con un estudio en Current Biology que podría ser la primera evidencia sólida de que otros animales aparte de los humanos pueden discriminar las expresiones emocionales de otra especie. Los perros entienden que cada una de esas expresiones tiene significados diferentes.

6. Nido de materia

La zona central de nuestra Vía Láctea hasta los 26.000 años luz más o menos contiene grandes cantidades de materia oscura, según mediciones reveladas en Nature Physics. Dentro de esa distancia se encuentra nuestro Sistema Solar. Es una evidencia clara del contenido de esa misteriosa materia en la galaxia, que ayuda a su cohesión.

7. Fumando olvido

Un estudio amplio reveló que fumar durante mucho tiempo adelgaza la corteza cerebral, la capa externa del cerebro con un papel fundamental en funciones cognitivas tales como la memoria, el lenguaje y la percepción. El estudio publicado en Molecular Psychiatry mostró además que cuando se deja de fumar se recupera la normalidad.

8. Nace una molécula

Científicos lograron, mediante el uso del láser del Laboratorio del Acelerador del Departamento de Energía de Estados Unidos, ver cuando un átomo se une débilmente a otro para comenzar a formar una molécula, algo que no se creía posible. Publicado en Science Express el hallazgo tendrá impacto en entender cómo ocurren las reacciones y en el diseño de aquellas que generen energía, creen nuevos productos o fertilicen cultivos de manera más eficiente.

9. Un planeta condenado

Artículos independientes en Astronomy and Astrophysics revelaron la existencia de un planeta, Kepler-423b, que es del tamaño de Júpiter pero con 6 veces su masa, siendo uno de los más densos hallados. Tiene un año de unos 53 días nuestros, durante el cual experimenta estaciones extremas. La estrella en la que vive se ha expandido y tiene unos 4 radios solares. Terminará engulléndose al pobre planeta que, obvio, no puede contener vida.

10. Genes de mucho peso

Dos artículos publicados en Nature revelaron la existencia de cerca de 100 marcas genéticas relacionadas con la obesidad y la distribución de grasa en el cuerpo, lo que muestra la complejidad de los rasgos que dominan esas condiciones y ayudará a entender las enfermedades relacionadas con el peso y a mejorar las terapias de reducción.

El camino al cerebro sintético

Cerebro. Qué máquina tan complciada. ¿Se ha imaginado alguna vez un cerebro artificial? La verdad es que estamos lejos de tener uno, aunque no de desarrollar ciertos sistemas cerebrales.
Científicos de la Universidad del Sur de California dan los primeros pasos en la construcción de neuronas a partir de nanotubos de carbono que emulan la función cerebral.
“No sabemos si construir un cerebro sintético es posible”, explicó Alice Parker, profesora de Ingeniería Eléctrica. “Puede tomar décadas fabricar algo cercano a un cerebro humano, pero emular pedazos del cerebro, como un sistema de visión sintético o una cóclea sintética que se comunique con éxito con un cerebro real, pueden estar disponibles pronto, mientras que las partes sintéticas de la corteza cerebral en unas décadas”.
El reto de crear un cerebro sintético es emocionante. A diferencia del software de computador que estimula la función cerebral, un cerebro sintético incluirá un hardware que emule las células del cerebro, su sorprendente y compleja conectividad y un concepto que Parker denomina plasticidad, que les permite a las neuronas artificiales aprender mediante la experiencia y adaptarse a cambios en su ambiente del modo como lo hacen las neuronas.
¿Se concretará?