Las 10 mejores noticias científicas

1. Desentrañando el VIH

En dos estudios publicados al tiempo en Nature y Science, científicos descifraron el movimiento y la estructura de las puntas que el virus VIH usa para adherirse a las células que infecta, lo que allanaría el camino a la fabricación de una vacuna efectiva y nuevas medicinas. Tres conjuntos de un par de moléculas llamadas gp120 y gp41 conforman cada una de las puntas del virus, que adoptan distintas configuraciones antes y después de que el virus se funde con las células.

2. La hormona del amor y el sexo

La hormona del amor, la oxitocina desempeña un papel en conductas sociales como el cuidado materno y la unión de las parejas. Ahora científicos reportaron el hallazgo de células del cerebro que responden a esa hormona y las cuales son vitales para el interés social de las hembras por los machos durante e calor. Esas neuronas se encuentran en la corteza prefrontal y pueden desempeñar un rol en conductas como la intimidad, el amor y la unión madre-hijo.

3. Oh, oh… no era tanta

Una nueva medición de la materia oscura en la Vía Láctea reveló que solo existe la mitad de la que se creía. Astrónomos australianos usaron un método de hace 100 años para descubrir que el peso de esa materia en nuestra galaxia es 800.000 millones de veces la masa del Sol. Los científicos miraron hasta el borde de la galaxia, a unos 5 millones de trillones de kilómetros de la Tierra. Hallaron además que la velocidad de escapa de la galaxia es de 550 kilómetros por segundo. El artículo apareció en el Astrophysical Journal.

4. Un brindis por las moscas

El olor característico de la cerveza se debe en parte a compuestos producidos por la levadura fermentadora S. cerevisiae. Pero un estudio publicado en Cell reveló un invitado insospechado: la esencia atrae las moscas de las frutas, que le pagan a la levadura dispersando las células en el ambiente. La levadura que carece de un gen del aroma no produce el olor usual y no atraen las moscas. Una relación de especies basada en el olor.

5. Mundo extremo

Cuando es de día, alcanza 1.500 grados centígrados, mientras en su lado nocturno apenas 500. Astrónomos usando el Hubble midieron por primera vez la estructura calorífica de un planeta de tamaño similar a Júpiter pero dos veces su masa y con uno de los años más cortos conocidos, de solo 19 horas. Se trata de Wasp-43b, un mundo donde el viento además sopla a la velocidad del sonido y apenas contiene trazas de vapor de agua. El logro fue publicado en Astrophysical Journal Letters. Un primer estudio del planeta se había publicado hacía un mes.

6. Un récord muy frío

Desde que se realizan mediciones satelitales a fines de los años 70, la Antártida no había recogido tanto hielo en el invierno como en esta ocasión: 20 millones de kilómetros cuadrados, lo que revela la complejidad del planeta. La tendencia al alza es solo 1/3 de la pérdida de hielo en el Ártico. Desde aquel año el Ártico ha perdido un promedio de 53.000 kilómetros cuadrados cada año, mientras la Antártica ha ganado unos 19.800. La revelación fue de la Nasa.

7. Era un pariente de Eva

En Sudáfrica científicos identificaron el descendiente más antiguo relacionado con la Eva mitocondrial, esa mujer que vivió hace 100.000 a 200.000 años, de la cual se derivaron los distintos grupos humanos. Se trata de un hombre que vivió hasta el año 315 antes de Cristo, un pescador que medía 1,50 metros. Los científicos lograron descifrar su ADN y llegar a esa conclusión. Una nota del tema apareció en New Scientist.

8. Hijo de útero trasplantado

Una mujer sueca, de 9 que habían recibido trasplante de útero dio a luz un niño sao, reveló la revista The Lancet, convirtiéndose en la primera en lograrlo. El proyecto de la Universidad de Gutemburgo apunta a que las mujeres que nacieron sin útero o lo perdieron por el cáncer, puedan concebir su propio hijo. Las mujeres recibieron el órgano de personas vivas. Dos de las trasplantadas tuvieron problemas, las otras han sido fertilizadas mediante técnica in vitro.

9. No contaban con ese gas

Algo raro sucede. Sobre la esquina suroeste de Estados Unidos satélites reportaron una gran cantidad de metano, no explicado por las nuevas tecnologías de fracturamiento hidráulico o fracking pues los datos datan de antes de ella, reveló un estudio de la Nasa y la U. de Michigan. El metano es uno de los más potentes gases de invernadero. Parece que la infraestructura gasífera contribuye a ese nivel tan alto dijeron los autores del artículo publicado en Geophysical Research Letters. Lo inquietantes es qué sucederá en otros países donde no se han hecho las mediciones.

10. Genes y café

Un estudio de asociación amplia de genomas reveló seis nuevas variantes genéticas relacionadas con el hábito de beber café, lo que podría ayudar en el futuro a identificar personas que podrían beneficiarse o perjudicarse de la bebida según los autores. El estudio fue publicado en Molecular Psychiatry.

Mis 10 noticias científicas de la semana (8-14)

1. Las ratas también se arrepienten

Cuando una rata escoge la opción errada, muestra arrepentimiento, ese sentimiento de reconocer un error que no se hubiera dado si se hubiera elegido otra opción. Eso demostraron científicos de la U. de Minnnesota en el artículo publicado en Nature Neuroscience. Se creía que ese sentimiento era exclusivo de los humanos. El estudio se hizo dándoles distintas opciones de escogencia de alimentos.

2. Se nos mojó el interior

Científicos reportaron evidencia de grandes océanos debajo del manto terrestre que serían el mayor reservorio del planeta, según el artículo publicado en Science. Los investigadores detectaron la existencia de unos bolsillos de magma a unos 650 kilómetros debajo de la superficie de Estados Unidos, una posible señal de la presencia de agua. Esto sugiere que agua de la superficie podría ser conducida a esos profundos sitios por la tectónica de placas provocando eventualmente el derretimiento parcial de las rocas del manto en esas profundidades.

3. Un perro bien obediente

Si desea un perro bien amoroso, que esté todo el rato pendiente de usted, pues rocíele oxitocina. Un estudio japonés publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que perros a los que se les rociaba corrían donde sus amos y se hacían acariciar, a diferencia de aquellos a los que se les roció una solución salina. La oxitocina ha sido llamada la hormona del amor en humanos y parece que en perros también funciona.

4. Lunares riesgosos

Dos estudios que duraron más de 15 años, publicados ambos en Plos Medicine relacionaron por primera vez el número de lunares en la piel de las mujeres y el riesgo de cáncer de seno. Aunque ya se sabía d ella relación lunares-cáncer, no este en específico. Las mujeres que tenían 15 o más lunares tenían 35% más riesgo de ser diagnosticadas con cáncer de seno, según el estudio americano. En el otro, francés, también se encontró una relación del 13% aunque en este no se dijo el número específico de lunares.

5. El largo despertar del Sol

Científicos solares de la Nasa informaron que nuestra estrella legó al pico máximo de su actual ciclo, pico que de todas maneras no ha sido elevado. Esta semana se han producido varias llamaradas y explosiones solares seguidas, aunque ese no es el único indicativo del pico. Un ciclo durra unos 11 años, pero se extiende hasta 14 o 15. Se cree que de acá a 2015 la actividad del Sol será mucho menor.

6. No, así no fue

Un análisis de galaxias pequeñas alrededor de la Vía Láctea y Andrómeda sugiere que la actual teoría de formación de galaxias y evolución del universo puede estar viciada, pues al usar los datos disponibles más unas modelaciones los investigadores no observaron la distribución aceptada de la materia oscura. El estudio aparecerá en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. Si se corrobora luego, sería otra pieza menos en el rompecabezas sobre cómo es que estamos acá.

7. Sincronizados se aprende rápido

La mente humana puede absorber y analizar nueva información mientras pasa de pensamiento a pensamiento. Cuando dos áreas del cerebro, la corteza prefrontal y el cuerpo estriado sincronizan sus ondas para formar nuevos circuitos de comunicación, el aprendizaje es rápido reveló un estudio en chimpancés. No se habían visto hasta ahora las interacciones entre esos dos sistemas durante el aprendizaje. El estudio fue publicado en Neuron.

8. Sí, nuestro mundo es más viejo

Un estudio revelado por la Asociación Europea de Geoquímica reveló que la Tierra es 60 millones de años más antigua, lo que indica que se formó unos 40 millones de años después de la formación del Sistema Solar, aunque es difícil decir cuál es su edad. La Luna también es así de antigua, pues los análisis de xenón hallado en cuarzo australiano dicen que el choque entre la Tierra y el cuerpo enorme del cual surgió la Luna fue antes de lo que se estimaba.

9. Una retina especial

En un paso adelante hacia la fabricación de una retinal funcional, científicos de John Hopkins cultivaron en laboratorio tejido de retina con células fotorreceptoras funcionales a partir de células madre inducidas pluripotentes. El estudio fue publicado en Nature Communications. Y aunque aún está lejano el día en que se cree una retina completa, es un avance importante.

10. Le salió bien y así se quedó

Una serpiente norteamericana, Lampropeltis elapsoides, una coral, que no es venenosa, imita una especie que se extinguió hace 50 de años y lo hace mejor desde que esta otra desapareció reveló un estudio en Biology letters. Imitar una especie desaparecida no es ventaja alguna, pero pese a ello esta lo ha seguido haciendo para sorpresa de los científicos. Tal vez, explicaron, no ha habido suficientes generaciones de depredadores para no seguir esquivando la imitadora.

La cocaína encoge el cerebro

Una razón más para no consumir cocaína: quienes la consumen en sus años 30 o 40, presentan cambios cerebrales como los observados en personas de 60 o más años.

En esas personas su cerebro está envejeciendo a un ritmo rápido.

Diversos estudios han mostrado que consumidores de drogas de edad media presentan a menudo problemas que se ven más en personas de edad, tales como pérdida de memoria, mayor susceptibilidad a infecciones y tasas más altas de enfermedad cardiovascular.

También, las tasas de muerte prematura en ese grupo son 8 veces mayores que en la población en general.

Los adictos a la cocaína se desempeñan peor en tareas que involucran un área del cerebro, la corteza prefrontal, que incide en la memoria, la atención y el tiempo de reacción.

Al ver que estos drogadictos de edad media presentaban problemas similares a los de los personas de 60 y más años, Karen Ersche, de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido y colegas se dieron a la tarea de investigar si el consumo habitual de cocaína aceleraba los cambios en el cerebro.

Para eso estudiaron 120 personas de 18 a 50 años de edad. La mitad había consumido cocaína al menos durante 10 años.

Con la edad, el cerebro se encoge. Entre quienes consumían cocaína, la tasa de encogimiento fue 2 veces mayor que en el grupo de los que no consumían (3 milímetros por año versus 1,7 milímetros). El estudio apareció en Molecular Psychiatry.

Los investigadores explicaron que el consumo de alcohol, que por lo general va de la mano con el consumo de cocaína, no parece incidir en el encogimiento.

Si la población en algunos países está envejeciendo, este hallazgo suma un ingrediente a esa problemática.

El amor reduce el dolor físico

Si se curar heridas se trata… el amor. Una nueva investigación revela que mirar la foto de la persona amada activa la actividad neural en la zona del cerebro relacionada con los sentimientos de seguridad, lo que ayuda a llevar el dolor físico.

Una investigación previa había demostrado que la presencia de esa persona amada aliviaba el dolor, pero en el estudio publicado esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences se logró precisar el área cerebral involucrada en el fenómeno.

Los investigadores tomaron imágenes de resonancia magnética de los cerebros de 17 mujeres que miraban fotos de su pareja sentimental o bien objetos inanimados. Al tiempo, les aplicaban cortos shocks y les pedían calificar la intensidad del dolor. Aunque los shocks siempre eran idénticos, las mujeres reportaron menos dolor cuando miraban la foto de la persona amada. Esas diferencias en la sensación de dolor se relacionaba con actividad en la corteza prefrontal ventromedial, que actúa en los sentimientos de riesgo y temor, sugiriendo que las imágenes agradables suprimían en parte esas emociones.

Los científicos han advertido el efecto opuesto cuando las personas miran imágenes de arañas o serpientes, en cuyo caso el dolor se siente más fuerte.

“En la literatura la gente habla acerca del estímulo preparado de miedo, arañas y serpientes son cosas que estamos preparados innatamente para temer”, según dijo a Wired la psicóloga Naomi Eisenberger, de UCLA.

“Las imágenes del ser amado puede actuar como señales preparadas de seguridad, dado que los individuos, en nuestra historia evolutiva han favorecido nuestra supervivencia”.

Dormir regenera disco duro del cerebro para aprender más

Si quiere aprender, duerma. Y no es que se duerma en los laureles.

Con frecuencia, estudiantes que deben presentar una prueba no coinciden qué es lo más conveniente: si trasnochar y hasta amanecer estudiando o si dormir y levantarse temprano.

A favor de esta última opción viene un estudio de la Universidad de California en Berkeley: dormir siquiera media noche ayuda a recargar la capacidad de aprendizaje del cerebro.

Los científicos encontraron evidencia sólida de que en regiones cerebrales claves se suceden estallidos de unas ondas que las irradian con la función de limpiar el camino del aprendizaje. Estos impulsos eléctricos ayudan a cambiar cierta clase de memorias del hipocampo, que tiene un espacio limitado de almacenamiento, hacia el, por decirle así, disco duro de la corteza prefrontal.

Esas ondas son impulsos que se pueden ver mediante electroencefalogramas durante la fase 2 del sueño y se pueden presentar hasta 1.000 veces en una noche.

Al realizar aquella tarea, se libera espacio en el hipocampo para almacenar datos frescos.

“Estas piezas del rompecabezas cuentan una historia consistente, que las ondas durante el sueño predicen el refrescamiento del aprendizaje”, dijo Matthew Walker, profesor de Psicología y Neurociencias en Berkeley y autor senior del estudio, que fue publicado en Current Biology.

El estudio halló que esa red de ondas sucede con mayor probabilidad durante la fase 2 del sueño no REM (rapid eye movement como se le conoce), que se da antes de alcanzar el sueño más profundo y el estado de los sueños REM. Esto estado profundo sin sueños responde por cerca de la mitad de las horas que se duerme y se presenta con mayor frecuencia durante la segunda mitad de la noche, o en la última parte del periodo durante el cual dormimos.