Resumen científico de la semana

Imagen U. Zurich

Imagen U. Zurich

1. ¿Por qué tienes esa barriga tan grande?

Un estudio de más de 120 tetrápodos, desde tiempos prehistóricos a la actualidad, encontró que los herbívoros tienen una cavidad torácica el doble de la de los carnívoros, indicando que quienes comen plantas tienen un estómago más grande y todo parece deberse a las dificultades para la digestión de estas. En el estudio se analizaron aves, reptiles, mamíferos, dinosaurios y otros animales. Apareció en el Journal of Anatomy.

2. Daños del tabaco

En 17 tipos de cáncer científicos descubrieron las mutaciones en el genoma causadas al fumar, un avance para entender los mecanismos por los cuales el tabaco induce esos cambios que pueden derivar en cáncer en tejidos expuestos de manera directa o indirecta. La hipótesis es que los químicos del tabaco dañan el ADN en los tejidos expuestos de manera directa, pero no se entiende cómo resultan afectados los de exposición indirecta. El estudio apareció en Science. Se detectaron 150 mutaciones extras en cada pulmón por año de fumar una cajetilla al día.

3. Calientes, calientes

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente reportó que hacia 2030 el mundo emitirá 12 gigatoneladas más de gases de invernadero de lo que se debería para que la temperatura del planeta no aumente más de 1,5 °C con respecto a la era preindustrial. La temperatura con esas emisiones podría llegar hasta los 3,9 °C a fines de siglo, lo que sería catastrófico para la vida.

4. Un cerebro veloz

Mediante el estudio de cerebro de felinos, investigadores encontraron que en el guepardo es más pequeño y a sí el área del lóbulo frontal, relacionada con la sociabilidad aunque este es uno de los felinos sociales. Al tener cerebro más pequeño requiere menos energía y a eso se podría deber la gran velocidad de este carnívoro según el artículo en Frontiers in Neuroanatomy. Ese cerebro más pequeño puede ser consecuencia de un cráneo de forma inusual, una adaptación que evolucionó para las altas velocidades.

5. Hijos de… la genética

En un sorprendente hallazgo de genetistas de Uppsala University en Suecia, se identificaron 12 regiones del ADN muy relacionadas con la edad a la que tenemos nuestro primer niño y al número total de hijos, algo que siempre se ha creído ser elección personal, factores ambientales o circunstancias sociales. En el estudio tuvieron que ver 250 científicos de muchas instituciones y lugares del mundo. ADN, ADN: dime cuántos niños voy a tener. Fue publicado en Nature Genetics.

6. Zika testicular

En ratones se encontró una disminución de la fertilidad y una reducción del tamaño de los testículos a las tres semanas de una infección por zika, aparte de niveles bajos de dos hormonas relacionadas con la concepción, con lo cual el macho tiene más dificultades para preñar la hembra según el estudio aparecido en Nature. Si sucede igual en humanos, no se ha estudiado todavía.

7. Se me pegó la canción

¿Por qué hay canciones que sin quererlo tarareamos seguido horas después de haberlas escuchado? Un estudio sugiere que son canciones rápidas, con una melodía genérica fácil de recordar y con algunos intervalos, como repeticiones que las hacen distintas al promedio. El artículo apareció en Psychology ofAesthetics, Creativity and the Arts.

8. Otra espinaca para Popeye

Investigadores del MIT publicaron en Nature Materials el desarrollo de una planta de espinaca que se la quisiera Popeye: puede oler explosivos gracias a un sistema electrónico con nanotubos de carbono insertados, que en presencia del explosivo emiten luz ultravioleta leída por una cámara unida a un computador, enviando un correo a la persona interesada. Un desarrollo de la naciente y prometedora nanobiónica.

9. No es la bebida, es el estrés

Un artículo en Neuron muestra cómo los ratones sometidos a estrés ingieren más alcohol, al tener una respuesta debilitada a la dopamina inducida por alcohol y por eso bebían más que los ratones no estresados. El estrés altera el equilibrio y la respuesta de distintos tipos de neuronas, una idea de lo que puede suceder en las personas sometidas a situaciones estresantes.

10. Medellín celeste

No fue un hecho científico como tal, pero sirvió para conocer cómo se nombran los asteroides descubiertos por los astrónomos. El profesor Ignacio Ferrín, de la Universidad de Antioquia otorgó el nombre de Medellín al asteroide 366272 descubierto por él a comienzos de siglo en Venezuela, un cuerpo de 6,4 kilómetros de diámetro que gira a más de 420 millones de kilómetros del Sol.

El resumen científico de la semana

1. El primer homicidio de la prehistoria

Podría ser el primer caso de homicidio en el tortuoso camino de la evolución humana. Científicos reportaron en Plos One el hallazgo de un cráneo de hace 430.000 años en el sitio arqueológico Sima de los Huesos que presenta heridas contundentes en la cabeza, probablemente infligidas en un combate persona a persona. El hallazgo, junto a 27 esqueletos más, supone además una práctica funeraria a tan temprana edad. El cráneo tiene dos lesiones penetrantes en el hueso frontal encima del ojo izquierdo. En la foto, el cráneo con las hendiduras, tomado del journal.

2. Ojo con unos anticonceptivos

Nueva evidencia científica presentada en el BMJ confirma el vínculo entre las pastillas anticonceptivas y un mayor riesgo de trombos sanguíneos: aquellas que contienen nuevos tipos de la hormona progesterona (drospirenona, desogestrel, gestodena y ciproterona). Hoy cerca del 9% de las mujeres en edad fértil utilizan anticonceptivos orales. El riesgo es 1,5 a 1,8 veces mayor en quienes usan esa clase que las que utilizan las hormonas más viejas.

3. Bacterias reveladoras

Dos grupos distintos reportaron en Science Translational Medicine el desarrollo de un método no invasivo usando bacterias para detectar en la orina señales de metástasis de cáncer en el hígado y diabetes en las personas. Los investigadores emplearon bacterias sintéticas. Emplearon bacterias parecidas a las que se emplean en la fabricación de yogur. Varios tipos de cáncer, como el de colon y páncreas hacen metástasis con frecuencia en el hígado y detectado a tiempo es curable.

4. Otro pariente

Científicos reportaron en Nature el hallazgo de una nueva especie de homínino, Australopithecus deyiremeda, definido con base en restos de mandíbulas hallados en la región de Afar en Etiopía. Vivió hace 3,3 millones de años y el hallazgo supone que convivió en la misma época y región que al menos otra especie, Austrlopithecus afarensis, una situación que no se había considerado hasta ahora y que revuelca parte de nuestra prehistoria.

5. Un cáncer duro de roer

Un nuevo reporte mundial en Jama Oncology sobre el estado del cáncer, datos de 2013, reveló que el número de casos viene al alza, con 14,9 millones, pero la mortalidad se redujo en 126 de 188 países evaluados: hubo 8,2 millones de muertes por ese mal. El cáncer de pulmón es el que más mata tanto a hombres como a mujeres con 1,6 millones de muertes. Se encontró que casi todos los tipos de cáncer vienen aumentando.

6. Bájeme la presión

Si tiene presión sanguínea alta, inyéctese y deje de tomar pastillas diarias. No está disponible ya, pero a eso apuntan los nuevos desarrollos: científicos ensayan en ratas una vacuna diseñada de ADN que se enfoca en la angiotensina II, una hormona que aumenta la presión al contraer los vasos sanguíneos, lo que lleva a que el corazón trabaje más fuerte. En el estudio con los roedores la presión se redujo durante 6 meses. El avance fue publicado en el journal Hypertension.

7. Europa tan lejos y… tan cerca

La Nasa anunció la selección de 9 instrumentos para una futura misión exploratoria de la luna Europa en Júpiter, el sitio más cercano a la Tierra con un mar bajo la superficie donde podrían existir condiciones ideales para la vida. Aunque no tiene fecha fija y depende de la asignación presupuestal, la selección es el inicio de la misión. La nave que viaje pasará 3 años sobrevolando la luna con 17 sobrevuelos en los cuales se realizarán las mediciones que confirmen la existencia del océano y su naturaleza.

8. Calores que matan

Más de 1.700 personas han muerto en India por una ola de calor extremo debido a la disminución de la humedad por menores lluvias premonsónicas y la combinación con el fenómeno de El Niño. El calor extremo también se ha sentido en regiones tradicionalmente frías como Alaska, en donde se experimentan temperaturas más altas que el sur de Estados Unidos, una situación inusual que parece poner en evidencia los efectos del cambio climático más fenómenos de variabilidad natural del clima.

9. Se me olvidaba que…

¿Se le olvidó? Tranquilo. Científicos reportaron en Science que pudieron recuperar recuerdos perdidos en personas con enfermedades como Alzheimer mediante la optogenética o uso de la luz: activando células cerebrales con la luz. El logro sugiere que los recuerdos no se pierden por daño en las células sino que quedan almacenados en ellas, un avance que podría tener implicaciones benéficas a futuro.

10. Un remedio contra los prejuicios

Un estudio publicado en Science sugiere que una noche de buen sueño puede ayudar a eliminar nuestros prejuicios, una práctica que podría ser aprendida y ayudar a eliminarlos, según los investigadores, aunque se requerirán más estudios para saber si se reduce el efecto de los prejuicios en situaciones de toma de importantes decisiones. En el estudio, las personas escuchaban dormidas palabras contrarias al prejuicio.

El misterio de la herramienta de hace 3,3 millones de años

Desenterrando las herramientas. Cortesía Proyecto Arqueológico West Turkana

Si el hombre moderno apareció hace cerca de 200.000 años y antes de él hubo algunos homíninos más o menos claros ancestros hasta digamos hace 2 millones de años. ¿Pero qué diablos hacía una herramienta de hace 3,3 millones de años?

Es lo primero que se pregunta uno al saber que en Nature científicos presentaron ese hallazgo al noroccidente de lo que hoy es Kenya, unas herramientas que se convierten en los artefactos más antiguos descubiertos y que a todas luces dejan en claro que no fueron humanos los que las desarrollaron ni sus ancestros más recientes.

¿Tenía la capacidad un ancestro más antiguo, tal vez un proto-humano, de fabricar y usar herramientas? Eso es lo que parece.

El hallazgo sitúa el uso de herramientas 700.000 años antes de lo que se sabía hasta hoy.

Son herramientas de piedra que “reescriben el libro en muchas cosas que pensábamos ciertas”, según el geólogo Chris Lepre de Lamont-Doherty Earth Observatory y Rutgers University, coautor del artículo científico.

Y habla del desarrollo cognitivo de nuestros ancestros, el que no puede ser inferido solo a partir de los fósiles, como dice Sonia Harmand, del Turkana Basin Institute en Stony Brook University y la Universite Paris Ouest Nanterre, líder de la investigación.

Los homíninos son un grupo de especies que incluyen los humanos modernos, Homo sapiens, y nuestros ancestros evolutivos más cercanos. Los antropólogos pensaron mucho tiempo que nuestros parientes del género Homo, esa línea directa a nosotros, fueron los primeros en crear esas herramientas de piedra, pero últimamente se han descubierto señales provocadoras de que otros, especies más tempranas de homíninos, primos nuestros, pueden haberlas desarrollado.

No se sabe quiénes fabricaron las herramientas halladas, pero hallazgos previos ofrecerían una explicación: el cráneo de un homínino de hace 3,3 millones, el Kenyanthropus platyops, fue encontrado en 1999 a 1 kilómetro del lugar de las herramientas. Un diente y un hueso del cráneo se hallaron a unos cientos de metros y un diente aún no identificado se desenterró a 100 metros.

Qué buena semana tuvo la ciencia (25-31)

Cortesía Nature

1. Primer cráneo fuera de África

Que el hombre emigró de África al Medio Oriente hace 100.000 años, luego de surgir como tal hace 200.000. O que pobló primero Eurasia hace 70.000 años. Un pedazo de cráneo hallado en una caverna en Israel parece ayudar a la solución: perteneció a alguien que vivió hace 55.000 años, era un humano africano que sugiere que la migración ocurrió hace 70.000 años, se asentaron en el Levante y de ahí poblaron Europa. El estudio apareció en Nature.

2. Anillos perdidos

La estrella anillada: astrónomos descubrieron un sistema de anillos en un objeto que gira en la joven estrella J1407 que es mucho más grande y pesado que el sistema de Saturno, según artículo avalado por el Astrophysical Journal. Parece que en él se han formado lunas. Son unos 30 anillos, cada uno de decenas de millones de kilómetros de diámetro: 120 millones de kilómetros, el doble de los de Saturno. El posible planeta sería gigante, pero no se ha visto aún.

3. Tengo sed

Científicos del HHMI encontraron, en trabajo con ratones, la zona del cerebro que regula la sed. Al activar ciertos genes en el órgano subfornical se genera sed aún si el animal está bien hidratado. Otros apagan ese deseo pese a requerir agua. Es un sistema que se mantiene en perfecto balance y que está relacionado también con la ingestión de sal, que activa la necesidad de beber. El estudio apareció en Nature.

4. Los pollitos dicen 1, 2, 3…

Los pollitos asocian valores numéricos bajos con el espacio a la izquierda y altos valores a la derecha, lo que sugiere que utilizan la misma línea mental de números que nosotros, o sea la representación espacial de estos de izquierda a derecha, según un estudio publicado en Science. Y al parecer no se trata de algo adquirido culturalmente sino de un rasgo que evolucionó hace millones de años.

5. Sorprendente hallazgo planetario

Con datos del observatorio espacial Kepler, astrónomos reportaron el hallazgo de la estrella más vieja con planetas: a 11.200 años luz, en la primera edad del universo. Se trata de la estrella Kepller-444, que alberga 5 planetas menores que la Tierra, con tamaños entre los de Mercurio y Venus. Sugiere esto que la formación de planetas se ha dado desde muy temprano y no es algo exclusivo de la última fase del universo. Recuérdese que el Sistema Solar tiene unos 4.600 millones de años. Y tiene implicaciones sobre la posibilidad de que se haya desarrollado vida mucho antes. El artículo apareció en el Astrophysical Journal.

6. Las serpientes más antiguas

Serpenteaban mucho antes de lo que se creía. Científicos reportaron en Nature Communications el hallazgo de fósiles de serpientes en Inglaterra, Portugal y Estados Unidos que datan de hace 143 a 167 millones de años, más de 70 millones de años antes de lo que se tenía registrado. Lo hallado aporta luces sobre la evolución de estos animales, sobre su cráneo y el momento en que perdieron sus patas.

7. Shssst… cerebro de bebé durmiendo

No hay descanso para los bebés mientras duermen. Un estudio revelado en Nature Communications, realizado en bebés de 9 a 16 meses, sugiere que su cerebro se mantiene activo al dormir. Comprobaron los investigadores que cuando toman una siesta, recuerdan mejor los nombres y solo tras dormir logran transferir los nombres aprendidos a los objetos nuevos similares.

8. Que se caiga el cabello

¿Se le cae el cabello? ¿Se quedó calvo? ¿Le molesta eso? Un nuevo paso hacia una posible solución dieron científicos del Sanford-Burnham Medical Research Institute al usar células madre inducidas pluripotentes para generar nuevo cabello. El artículo fue publicado en Plos One. El método provee una fuente inagotable de células del paciente para el trasplante y no está limitado por los folículos pilosos existentes.

9. Menopausia plástica

Preocupante: Mujeres en cuyos cuerpos se encuentran altos niveles de químicos hallados en plásticos, productos de cuidado personal, artículos para el hogar y el medio ambiente, experimentan la menopausia 2 a 4 años antes que las mujeres con menos cantidad de esos ingredientes, reveló un estudio en Plos One. Esos químicos están ligados a un declive en la función de los ovarios, que a su vez tiene relación con el desarrollo de enfermedad cardíaca, osteoporosis y otras condiciones.

10. Cómo revertir un huevo duro

Científicos averiguaron cómo hacer posible algo que pareciera que no lo es: cómo revertir un huevo hervido, duro, a su estado original. Y aunque no lo crea, no es un desafío a las leyes de la ciencia. Cuando se hierve un huevo, las proteínas en él se desdoblan y redoblan de una manera más intrincada. En el estudio ,os investigadores hallaron una forma de poner aparte esas proteínas en la clara del huevo y permitirles volver a su forma original. El estudio apareció en ChemBioChem y tiene aplicación para reducir costos de ciertas drogas para el cáncer y la producción de alimentos.

Descubren el ‘gatito’ más antiguo

Un enorme félido similar al leopardo de las nieves pobló los Himalaya hace 6 millones de años, convirtiéndose en el primero de su género conocido hasta hoy.

Científicos recuperaron restos de al menos 3 individuos de Panthera blytheae al suroeste del Tibet. Los fósiles más completos incluyen un cráneo adulto parcial con varios dientes aún incrustados en la mandíbula superior, dijo Jack Tseng, paleontobiólogo de vertebrados en el Museo de Historia Natural en Nueva York.

Los fragmentos fueron excavados de rocas de hace 4,42 millones de años, pero otros fósiles de la misma especie se extrajeron de un estrato cercano de hace 5,95 millones de años, según el artículo publicado en Proceedings of the Royal Society B1.

“Son hermosos fósiles de gran importancia”, según Zhe-Xi Luo, de la Universidad de Chicago, citado por Nature y quien no participó en la investigación. “Agregan una raíz al árbol de las pantera”.

Distintos rasgos del nuevo espécimen son similares a los del leopardo de las nieves, pero otros diferente lo que indica que se trata de una nueva especie. Por el tamaño del cráneo, podría haber sido un 10% menos que aquel leopardo y similar al de las nubes, ambos aún vivos en los Himalayas.

Al analizar 12 especies vivas y extinguidas de felinos se encontró que el de las nieves es una especie hermana de esta, dijo Tseng. Incluso el tigre moderno es un pariente cercano.

Hasta este hallazgo, el fósil más antiguo de gatos panterinos eran fragmentos desenterrados en rocas de hace 3,8 millones de años en África.

Este félido sugiere que esta familia de animales se originaron en Asia y al parecer el grupo comenzó a dividirse hace unos 16 millones de años.

Las panteras son una subfamilia de los félidos.

En la imagen, dibujo del ejemplar hallado.

Mis 10 noticias científicas de la semana (20-26)

1. No me pica la pica

El escorpión de Arizona está entre los arácnidos de picadura más fuerte e incluso letal. Bien, un pequeño ratón de los grillos (Onychomys torridus) se lo traga como si nada. ¿Cómo lo hace? Los investigadores que publicaron sus hallazgos en Science encontraron que posee un aminoácido que marca la diferencia y lo hace resistente al dolor, a diferencia de lo que sucede con los ratones domésticos y los humanos.

2. Adiós a las pelucas

Científicos de la Universidad de Columbia desarrollaron un método para hacer crecer células dermales papilares humanas en un cultivo en 3D que podría ayudar a curar la calvicie, según publicaron en Proceedings of the National Academy of Sciences. Hasta ahora no se había lograron que crecieran en laboratorio. La idea es trabajar con células de la propia persona, lo que aumenta las posibilidades de éxito.

3. Lejos, pero bien lejos en el pasado

Astrónomos de la Universidad de California en Riverside descubrieron la galaxia más distante vista hasta hoy, que se formó cuando el universo apenas tenía unos 700 millones de años. Hoy tiene más de 13.700 millones. El hallazgo fue reportado en Nature, Una aproximación al estudio de los ‘primeros momentos’ del universo y el proceso de evolución estelar y galáctica.

4. Qué fríoooooo

Astrónomos analizaron con la red Alma en el desierto de Atacama (Chile) el objeto más frío del universo conocido, la nebulosa del Bumerán a 5.000 años luz, la que solo tiene 1 grado Kelvin, menor que la radiación de fondo de microondas. Al estudiarla hallaron que es muy diferente a como la muestran telescopios como el Hubble y que se trata de una nebulosa planetaria: la estrella que la origina está apenas comenzando a arrojar las capas externas, se reveló en el Astrophysical journal.

5. Así se forma una cara

Científicos del Lawrence Berkeley National Laboratory encabezados por Axel Visel identificaron en cráneos de ratones varias regiones del genoma que están relacionadas con el desarrollo del cráneo, Al modificar tres de ellas hubo cambios en la morfología. El estudio apunta a identificar en humanos en un futuro las causas de malformaciones como el labio y paladar hendidos. El artículo fue publicado en Science.

6. Secretos de la selva amazónica

Un mono que ronronea como un gato, una rana que cabe en la uña, una piraña vegetariana, una serpiente de colores están entre las 441 especies nuevas descubiertas en una región de la Amazonia entre 2010 y 2013 según un reporte del World Wildlife Fund. De esas, 258 son plantas, 84 peces, 58 anfibios, 22 reptiles, 18 aves y un mamífero. Todo ello sin contar los insectos e invertebrados hallados. Selva biodiversa.

7. Los días más calientes de todos

Qué calor hace. Al menos en el Ártico canadiense oriental durante los últimos 100 años se ha sentido más calor que en los pasados 44.000 años y quizás en los últimos 120.000 años, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Colorado que confirmó el nivel más alto en comparación con el Holoceno temprano, cuando la cantidad de energía solar que llegaba a la Tierra era un 9% más alta.

8. Venía e hizo ¡pum!

Astrónomos aficionados captaron la explosión del cometa C/2012 X1 cuando se encontraba a unos 450 millones kilómetros de la Tierra. Fue el jueves en la noche hora colombiana. No se pudo precisar si desapareció o, como ha sucedido con otros, el estallido solo se debió a irregularidades en el núcleo de hielo.

9. Un Sol demasiado juguetón

Tres explosiones fuertes se produjeron esta semana en el Sol, esperándose auroras boreales y bloqueo temporales de comunicaciones, de acuerdo con SpaceWeather. El observatorio del clima solar indicó que pueden esperarse más explosiones pues hay manchas muy activas que están de cara a la superficie terrestre. Dos de las explosiones se sucedieron en la mancha AR 1882 el jueves y la otra el viernes.

10. Cero y pasaron de 1.000

Con el hallazgo de 11 nuevos planetas de un tiro, la Enciclopedia de Planetas Extrasolares reveló que se pasó la barrera de 1.000 planetas alrededor de otros soles. Un logro en tan solo 21 años, desde que en 1992 se descubriera el primero alrededor de un objeto conocido como pulsar. Al momento hay más de 3.600 otros cuerpos candidatos a planetas.

Una calavera pone a pensar nuestro origen real

Skull 5, cortesía Museo de Georgia

Nuestros ancestros podrían estar más clasificados, de acuerdo con una calavera hallada en 2005 y cuyo análisis se reveló en estos días en la revista Science.

A la luz de ese cráneo, tal vez el mejor preservado de nuestros antepasados hallados hasta ahora, Homo habilis, Homo rudolfensis y Homo erectus serían uno solo.

El cráneo de los cuestionamientos fue hallado en Dmanisi en Georgia y data de hace 1,8 millones de años.

A diferencia de otros fósiles Homo, Skull 5, como se le llama, combina una pequeña cavidad cerebral con una cara prolongada y dientes grandes. Fue descubierto junto a otros restos de otros 4 ancestros humanos antiguos, distintos fósiles animales y algunas herramientas de piedra, todos asociados con la misma localidad y periodo, un hallazgo en verdad valioso.

Aunque el sitio solo ha sido excavado parcialmente, ha proporcionado una oportunidad única para comparar y contrastar los rasgos físicos de distintos ancestros humanos que aparentemente coinciden en el tiempo y el mismo espacio geológico.

David Lordkipanidze, del Museo Nacional de Georgia en Tbilisi, con colegas de Suiza, Israel y Estados Unidos, dice que loas diferencias entre los fósiles de Dmanisi no son tan distintas que aquellas que se aprecian entre 5 humanos modernos o 5 chimpancés.

Por lo general, los investigadores han usado la variación entre fósiles Homo para definir distintas especies. Pero a la luz de este hallazgo, Lordkipanidze y colegas sugieren que los diversos fósiles de Homo, con origen en África, en verdad representan variaciones entre miembros de una misma especie, un linaje en evolución: el Homo erectus.

“Si la calavera se hubiera descubierto y el rostro se hubieran descubierto en distintos sitios en África, podrían haber sido atribuidos a especies diferentes”, opinó Christoph Zollikofer, del Anthropological Institute and Museum en Zurich, Suiza, coautor. Esto porque Skull 5 reúne algunos rasgos claves, como pequeña cavidad cerebral y cara grande, que no se habían observado juntos en otros fósiles Homo.

Dados sus rasgos físicos diversos, los fósiles asociados con Skull 5 pueden ser comprados con varios fósiles Homo, incluyendo los hallados en África y que datan de hace 2,4 millones de años, así como con otros desenterrados en Asia y Europa y que han sido datados de hace entre 1,8 y 1,2 millones de años.

“Los restos de Dmanisi lucen muy distintos unos de otros, es tentador publicarlos como especies diferentes. Pero sabemos que estos individuos vinieron de la misma localidad y el mismo período geológico, por lo que en principio podrían representar una población de una sola especie”, dino Zollikofer.

Estos restos representan ancestros humanos del Pleistoceno temprano, de apenas cuando los Homos se habían separado del Australopithecus y dispersado por África. La mandíbula asociada con Skull 5 fue hallada 5 años antes que el cráneo pero cuando se pusieron juntas las piezas formaron el cráneo más completo hallado en Dmanisi. Por eso se sugiere que pertenecieron a un macho.

La cavidad craneana es de solo 546 centímetros cúbicos, lo que sugiere que ese Homo tenía cerebro pequeño a pesar de la proporción casi humana de su extremidad y del tamaño corporal.

“Gracias a la relativamente amplia muestra de Dmanisi vemos muchas variaciones, pero la cantidad no excede la que encontramos en las poblaciones modernas de nuestra especie no en las de chimpancés y bonobos”, terminó Zollikofer.

¿Habrá que reescribir nuestra historia?

No, como que no eran enanos

Cráneo hallado en la isla

Que el hobbit existió no queda duda, pero sobre lo que aún se cuecen habas es sobre quién fue en verdad. Sí, el Homo floresiencis, ese pequeño ser cuyos restos fueron encontrados en la cueva Liang Bua en la isla de Flores en Indonesia, aún tiene mucho por decir pese al mutismo de los huesos hallados pertenecientes a 9 individuos.

¿Era un homínido? ¿Fue lo que ahora clasificamos como Homo erectus? ¿Era un humano con señales de sufrir una extraña patología? Para algunos investigadores, tras haberse divulgado su descubrimiento en 2004, era una población con un extraño caso de enanismo. Y entre estas hipótesis ha girado la discusión.

Científicos del Instituto Senckenberg y el Museo de Historia Natural en Frankfurt (Alemania) aplicaron métodos de morfometría geométrica en 3D para analizar el cráneo LB1 en el contexto comparativo con un fósil humano así como con el cráneo de un humano con microcefalia y otras condiciones patológicas.

El método usa coordenadas 3D de marcas anatómicas de la superficie craneana, imágenes computarizadas y análisis estadístico para obtener un análisis detallado de la forma.

El estudio halló que aquel cráneo muestra una mayor afinidad con el fósil humano que con un humano moderno con esas patologías. Si bien se encontraron algunas similitudes con el cráneo patológico, otros rasgos fueron vinculados exclusivamente con el fósil Homo.

Por eso el grupo refuta la hipótesis patológica. “Nuestros hallazgos entregan la evidencia más incluyente a la fecha que liga el cráneo del Homo floresiensis con especies humanas extinguidas en vez de vincularlo con humanos con alguna condición patológica como microcefalia, dijeron los autores.

Los fósiles del H. floresiensis fueron datados entre hace 90.000 a 13.00 años, una época muy reciente. En esa isla, un aparente mundo perdido, distintas especies evolucionaron bien a formas enormes o enanas.

El espécimen LB1, un esqueleto casi completo, fue datado de hace 18.000 años. Todos los restos encontrados indican que eran seres de contextura pequeña. Su extinción no está bien fundamentada aún y también es un gran misterio.

Más leña para el debate.

Sigue el misterio: ¿quién era este niño?

Imagen de Sirius

Si uno se los hubiera encontrado, hubiera proclamado la primera presencia de un extraterrestre en nuestro planeta. Aún muchos lo creen, pero la historia tiene más aristas.

Sí: un esqueleto de un pequeño ser con una cabeza tipo alienígena hallado hace 10 años en el desierto de Atacama tiene origen terrestre, pero es un gran misterio para la ciencia médica.

Al ser hallado se dijo que era un ser llegado de otro mundo, pero pruebas de ADN sugieren que se trata de un humano de 6 a 8 años cuando murió. Era mujer. Aún así, los restos miden solo 15 centímetros de acuerdo con un artículo en LiveScience.

“Aunque no se conocen las mutaciones que provocaron la deformidad, hay discrepancia sobre la edad d ellos huesos, pero cada nucleótido analizado es humano, según Garry Nolan, profesor de Microbiología e Inmunología en Stanford.

Junto a sus colegas analizó el espécimen con fotografía de alta resolución, rayos X y tomografía computarizada, así como con secuenciación del ADN. Se quería saber si algún desorden raro podría explicar ese extraño esqueleto (por ejemplo tiene 10 costillas en vez de las 12 de un humano normal), la edad a la que murió y el tamaño, que sugería un feto inmaduro o un bebé deformado, si era humano o quizás un primate no humano.

Los restos presentan deformidad del cráneo, subdesarrollo del rostro y mandíbula. El cráneo también muestra señales de turricefalia, un defecto en el cual la parte superior tiene forma de cono.

El genoma sugiere que la criatura era humana, aunque 9 por ciento de los genes no aparecen en un genoma humano de referencia. Esto podría deberse a varios factores, como la degradación, problemas en la preparación en laboratorio o datos insuficientes.

Al mirar al ADFN mitocondrial, pasado por la madre, se cree que el individuo tiene origen en un grupo poblacional del Atacama.

Los investigadores creen que murió hace pocas décadas. No se conocen bien las mutaciones de su enanismo.

Para Ralph Lachman, profesor emérito de la Universidad de California en Los Ángeles, no se conoce una forma de enanismo que coincida con todas las anormalidades de este ejemplar.

El misterio, de todas maneras, continúa. ¿Qué es ese cuerpo hallado en el Atacama? Parece humano, se descarta otro origen, pero hay preguntas en espera de respuesta.

La investigación aparece en Sirius, un documental que se estrenó en Hollywood hace unas semanas.

Un pariente del que ya no me acordaba

Parece que sí, que hace millones de años no en el este de África sino hacia el centro vagaban quienes fueron nuestros ancestros, los más antiguos conocidos.

Ese cráneo hallado en el desierto Djurab en lo que hoy es Chad en verdad pertenecería a una especie que vivió hasta hace 7 millones de años, bautizada tras el hallazgo como Sahelanthropus tchadensis.

Fue en 2002 cuando los cimientos de nuestros orígenes se removieron con el hallazgo. Toumaï, como se le llamó está muy cerca al punto en el que nuestro linaje se separó de esos que ahora vemos como simpáticos primos: los chimpancés.

Para algunos científicos, el cráneo debió haber pertenecido a unos simios, dados sus primitivos rasgos.

Un nuevo análisis, esta vez de la cavidad cerebral, apoya la idea de que sí se trató de un ancestro.

Thibaut Bienvenu y colegas franceses reconstruyeron la parte que revela la forma del cerebro. Como el fósil está distorsionado y relleno con una matriz mineralizada, lo reconstruyeron virtualmente mediante imágenes de rayos X en 3D por microtomografía sincrotrónica y con los datos corrieron un programa que les permitió remover esa matriz y corregir la distorsión en la pantalla.

Resultado: Toumaï tenía una capacidad craneana de 378 centímetros cúbicos, consistente con estimaciones previas, lo que lo coloca dentro del rango de capacidad craneana del chimpancé. La capacidad actual d ellos humanos es tres veces mayor.

Pese al tamaño, tiene otros rasgos homíninos.

En una presentación en la reunión anual de la Sociedad de Paleoantropología, Bienvenu reportó que la cavidad interna tenía lóbulos occipitales prolongados, un tallo inclinado y una corteza prefrontal expandida, entre otras características homíninas.

Para el investigador, el ejemplar ofrece una ventana única a las primeras etapas de la evolución cerebral humana y muestra evidencias de una reorganización del cerebro hacia la condición humana mucho antes de que el tamaño cerebral comenzara a expandirse.

Fuente: Scientific American

En la foto, el cráneo de Toumaï

12