Hallan enorme halo en la galaxia Andrómeda

Estructura del halo. Cortesía Nasa

Era gigante, pero no tanto. Mediciones basadas en el telescopio espacial Hubble revelaron la existencia de un enorme halo de gas que envuelve la vecina galaxia Andrómeda, lo que hace que en verdad sea unas 6 veces más grande y 1.000 veces más masiva de lo que se había medido antes.

El halo casi invisible se estira cerca de 1 millón de años luz de la galaxia hospedera, la mitad del camino hacia nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Un hallazgo que revelará a los astrofísicos más información sobre la evolución de las galaxias espirales, uno de los tipos más comunes.

“Los halos son las atmósferas gaseosas de las galaxias. Sus propiedades controlan la tasa a la cual nacen estrellas según los modelos de la formación galáctica”, explicó Nicolas Lehner de la Universidad de Notre Dame, en Indiana, autor del estudio.

Se calcula que el gigantesco halo contenga la mitad de la masa de las estrellas de Andrómeda en la forma de gas caliente y difuso. Si pudiera ser visto con el ojo desnudo sería 100 veces el diámetro de la Luna llena en el cielo. Eso equivale al parche de cielo que cubrirían dos bolas de baloncesto en el brazo extendido.

Andrómeda se encuentra a 2,5 millones de años luz de nosotros y luce tenue, como 6 veces el diámetro de la Luna llena. Es la melliza de nuestra galaxia, contra la que colisionará en unos 4.000 millones de años.

El halo es oscuro, por lo que los investigadores miraron objetos brillantes en el fondo y observaron cómo cambiaba la luz. Las luces ideales de fondo son los cuásares, lejanos núcleos de galaxias activas accionados por agujeros negros.

Mis 10 noticias científicas de la semana (16-22)

1. Homosexuales por genética

La homosexualidad, al menos en hombres, tendría mucho de genética. Eso reveló un estudio publicado en Psychological Medicine, que confirmó que una sección del cromosoma X es crucial en determinar las preferencias sexuales de los hombres. La investigación se hizo con 400 parejas gays y confirma lo que se había sugerido hace 20 años, cuando entonces solo se trabajó con 38 parejas. Se trataría de la región Xq28. Los investigadores encabezados por Michael Bailey trabajan en un estudio más amplio, con más de 1.000 homosexuales, para tratar de encontrar genes específicos. El hallazgo tiene implicaciones amplias sobre la homosexualidad masculina.

2. Ratones somos

Un extenso estudio del Consorcio Encode publicado en Nature comparó los genomas de los ratones y los humanos, encontrando que en general los sistemas usados para controlar la actividad de los genes tienen muchas similitudes y han sido conservados o continuados a través de la evolución. Ratones y humanos comparten cerca del 70% de las mismas secuencias de genes codificadoras de proteínas, un 1,5% de sus genomas. También se encontraron diferencias notorias. Los ratones han servido como modelos para estudiar distintas enfermedades de los humanos.

3. Bésame, bacteria

Un beso. Un beso contagioso. Un estudio publicado por científicos de la Universidad de Amsterdam reveló que en un beso apasionado de unos 10 segundos pueden transmitirse unas 80 millones de bacterias, que por lo general no causan problemas. Las personas que se besan unas 9 veces al día tienen bacterias similares, en especial las de la lengua. En la boca habitan unos 700 tipos de bacterias. Además se encontró que los hombres tienden a besar mucho más que las mujeres.

4. Una red universal

Investigadores europeos encontraron que la rotación de los ejes de agujeros negros supermasivos en una muestra de cuásares (galaxias con agujeros negros supermasivos activos en sus centros) son paralelos entre sí a distancias de miles de millones de años. Una especie de red cósmica. El estudio fue publicado en Astronomy & Astrophysics. Esa alineación se da incluso en los cuásares separados por miles de millones de años. Una verdadera telaraña universal. Un modelo de evolución del universo.

5. Expulsado de su casa

Es un agujero negro a 90 millones de años luz parece haber sido desplazado del centro de su galaxia, del cual se encuentra a 2.600 años luz, revelaron astrónomos en Monthly Notices of the Astronomical Royal Society. Esa es la explicación más plausible, aunque también podría tratarse del remanente de una gran estrella en explosión de supernova. El objeto, llamado SDSS 1133 se encuentra en la galaxia enana Markarian 177 hacia la constelación de la Osa Mayor. De tratarse del agujero, la explicación para su actual residencia sería la fusión de dos galaxias.

6. Corran que hay derrumbe

Un deslizamiento de tierra de 88 kilómetros que cubrió un área de 2.000 kilómetros cuadrados fue encontrado al suroeste de Utah por investigadores de Kent State University en Estados Unidos. Por fortuna, ocurrió hace 21 millones de años. Sería el mayor deslizamiento conocido, mayor que el de la montaña Heart que ocurrió hace unos 50 millones de años. El hallazgo fue publicado en Geology

7. A soportar más rayos

El Sol tiene una incidencia directa sobre las tormentas eléctricas en la Tierra reveló un estudio publicado en Environmental Research letters. Al moverse su campo magnético mueve el terrestre y las partículas que entran así más fácil llegan a las nubes incidiendo en la formación de rayos. Los rayos cósmicos son canalizados a distintas regiones del planeta incidiendo en las tormentas. El estudio confirma un estudio publicado en mayo pasado.

8. Proteínas en acción

Un nuevo mapa humano del ‘interactoma’, publicado en Cell, presenta 14.000 interacciones entre proteínas. El esfuerzo de 9 años rastreó sistemáticamente cerca de 13.000 proteínas humanas y podría ayudar a entender mejor procesos que derivan en cáncer y otras enfermedades. La meta, dijo uno de los investigadores, es entregar información sobre cada una de las enfermedades crónicas.

9. Nadie sabe para quién trabaja

Un medicamento muy usado en todo el mundo para tratar la diabetes tipo 2 y enfermedades metabólicas, la metformina, sería útil para mejorar la respuesta inmunitaria contra uno de los males que ha vuelto a pasearse por el planeta: la tuberculosis. Esa medicina inhibe el crecimiento de M. tuberculosis e incluso en pacientes con diabetes y tuberculosis, reduce la severidad de la infección. El estudio fue publicado en Science Translational Medicine.

10. Nacidos por gravedad

Tras la explosión del Big Bang aparecieron las partículas de Higgs y en esa aceleración, sugieren los modelos, el universo naciente debió colapsar. No sucedió. ¿Por qué? Un nuevo estudio en Physical Review Letters sugiere cómo la curvatura del espacio-tiempo, de hecho la gravedad, entregó la estabilidad necesaria para que eso no sucediera y pudiera sobrevivir a la expansión, gracias a la cual estamos acá.

Elaboran el mapa más completo del universo

El espectro de cerca de 1.350.000 galaxias –535.000 de ellas no medidas antes e imágenes de 200.000 más constituyen el más extenso mapa del universo presentado hasta hoy, ofrecido por el Sloan Digital Sky Survey en su tercera entrega.

El nuevo mapa señala la ubicación y la distancia de esas galaxias y cubre 70.000 millones cúbicos de años luz.

El mapa incluye los datos de los dos primeros de seis años de mediciones de este proyecto. “Queremos mapear el más grande volumen del universo y usarlo para entender cómo la expansión se está acelerando”, dijo Daniel Eisenstein, del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics, director del SDSS-III.

“Nuestra meta es crear un catálogo que será usado mucho después de que lo tengamos”, según Michael Blanton de New York University, líder del equipo que preparó los datos entregados.

Los datos, primeros del Baryon Oscillation Spectroscopic Survey (Boss), entregó el espectro de 535.995 nuevas galaxias observadas, 102.100 cuásares y 116.474 estrellas, más nueva información de objetos catalogados en los sondeos I y II.

Este es solo la tercera entrega de datos. “Cuando Boss esté completo, habremos sondeado más del cielo, una distancia más del doble de profundidad, para un volumen más de cinco veces mayor que los sondeos previos”.

Por espectroscopia se obtiene valiosa información de los objetos astronómicos, incluyendo su movimiento, su composición y algunas veces la densidad del gas y otro material que yace entre ellos y los observadores en la Tierra.

El espectro BOSS está disponible libre para consulta.

El espectro entregado incluye galaxias situadas hasta a 7.000 millones de años luz, cuando el universo estaba en la mitad de su existencia, y cuásares de 10.000 a 11.500 millones de años, menos de un tercio de la edad del universo.

Foto cortesía CfA

Un agujero negro tragándose la materia

En su camino hacia lo desconocido astrónomos detectaron materia que cae hacia un agujero negro gracias al telescopio espacial Hubble de la Nasa y la ESA.

Con el efecto de lente gravitacional de las estrellas en una galaxia lejana, el grupo midió el tamaño del disco alrededor del agujero y estudió los colores –o sea la temperatura- de diferentes partes de ese disco.

Las observaciones tienen una precisión equivalente a determinar un grano de arena en la superficie de la Luna.

Si bien los agujeros negros son invisibles en sí mismos, las fuerzas que provocan originan cierto fenómeno brillante en el universo: los cuásares u objetos cuasi estelares, discos resplandecientes de materia que orbitan agujeros negros supermasivos, calentando y emitiendo radiación muy brillante.

“El disco de acreción de un cuásar tiene un tamaño típico de unos cuantos años luz o alrededor de 100.00 millones de kilómetros, pero se hallan a cientos de millones de años luz de distancia. Esto sugiere que su tamaño aparente vistos desde la Tierra es tan pequeño que quizás nunca exista un telescopio tan poderoso para conocer su estructura de manera directa”, según José Muñoz, líder del grupo.

Para estudiar este cuásar el grupo usó las estrellas en una galaxia como manera de ampliar la luz de distintos puntos del disco gracias a los efectos gravitacionales, obteniendo una información detallada de su color.

Así, observaron un grupo de cuásares que son aumentados por el cambio de alineación de otras galaxias en el fondo, produciendo varias imágenes del cuásar.

Pudieron determinar que el disco tiene de 4 a 11 días-luz, unos 100.000 a 300.000 millones de kilómetros. Aunque la incertidumbre de la medición es notoria, es un logro de todas maneras.

Las propiedades físicas de los cuásares no son bien entendidas por la ciencia.

Nota: la gravedad dobla la estructura del espacio-tiempo y por ende desvía los rayos de luz.Cuando el alineamiento es el adecuado, con un objeto detrás del otro, la gravedad del objeto de adelante dobla la luz como un lente, un proceso llamado lente gravitacional. Típicamente producen múltiples imágenes distorsionadas de objetos distantes. El efecto más dramático de estos lentes gravitacionales son la amplificación y distorsión de la luz de galaxias lejanas cuando pasa a través de grupos masivos de galaxias. Las estrellas individuales también pueden amplificar la luz, aunque este efecto, microlente, es menos notable.

En la foto, el disco alrededor del agujero negro. Cortesía Nasa/ESA.