Confirmado: 92% del planeta está ahogado

Contaminación en Toluca, México, similar a la que ha vivido Medellín. FotoWikipedia

Contaminación en Toluca, México, similar a la que ha vivido Medellín. FotoWikipedia

Con razón: cada año más de 3 millones de muertes se deben a la contaminación del aire en exteriores y es que 92% de la población mundial vive en sitios donde la calidad del aire es más que deficiente según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud.

Eso dice un modelo que tomó datos de más de 3000 localidades que miden ese tipo de contaminación.

En 2012 se reportó que hubo 6,5 millones de muertes asociadas a la polución del aire tanto en exteriores como en interiores, o sea 11,6% de todas las muertes. Y 90% ocurren en países de ingresos bajos y medios. Pero el nuevo estimativo dice que 1 de cada 9 muertes se debe a este tipo de contaminación.

La polución deriva en enfermedades cardiovasculares, derrames, cáncer y obstructivas pulmonares. Además aumenta los riesgos de infecciones respiratorias agudas.

Los modos de transporte ineficientes, las plantas a carbón, la preparación de alimentos en las casas con combustibles inadecuados y las actividades industriales fomentan el aire sucio, además de causas naturales como las tormentas de polvo.

La OMS establece para las partículas de tamaño 2,5 micrómetros un límite seguro de 10 ug/m3 anuales, pero en muchos países, como Colombia, las normas son más permisivas, autorizando tres y más veces esa cantidad, lo que da una idea de la afectación de la salud de las personas con el beneplácito de las autoridades que no logran detener los elevados factores de contaminación.

Estudio muestra que este es un mundo de hipertensos

Imagen Pixabay

Imagen Pixabay

El mundo pobre se enferma: por primera vez las personas que viven en países de ingresos bajos y medios tienen mayor prevalencia de hipertensión que aquellos en países de altos ingresos según un estudio en Circulation, revista de la Asociación Americana del Corazón.

Un análisis de 2010 que involucra más de 968.000 participantes de 90 países reveló que más del 30 % de los adultos en todo el mundo viven con presión arterial alta y 75 % de esas personas viven en países de menores ingresos.

La hipertensión significa un riesgo mayor de enfermedad cardiovascular y de derrame, y la principal causa evitable de muerte prematura y discapacidad en el planeta.

Entre los hallazgos de la investigación figuran:

En 2010, 31,1 %, 1.390 millones de adultos del planeta tenían presión alta, 28,5, 349 millones, en países de ingresos altos y 31,5 % 1.040 millones de adultos en países de ingresos medios y bajos.

La prevalencia de presión alta decreció 2,6 % en países de altos ingresos y aumentó 7,7 % en los otros, entre 2000 y 2010.

En los países de ingresos medios y bajos los tratamientos aumentaron de 24,9 a 29 % entre esos años, pero el control empeoró al bajar de 8,4 a 7,7 %.

¿Por qué se han dado estos cambios?

Por envejecimiento de la población y la urbanización que derivan en hábitos de vida poco saludables, como alto consumo de sal, dieta alta en calorías y grasosa, y poca actividad física.

Y por la falta de atención y de recursos en países para tratar y controlar esa condición. Además, como la hipertensión no muestra síntomas, las personas no acuden al médico y existe un subdiagnóstico.

Es posible una vacuna para evitar ataques cardiacos

Aunque no todos lo tienen presente o lo desconocen, muchos de los problemas del corazón se deben a inflamaciones.

El colesterol es uno de los mayores cómplices de la enfermedad coronaria al provocar la peligrosa placa arterial que puede desencadenar un ataque. Pero el culpable en últimas son las células inflamatorias producidas por el sistema inmunitario.

No es de ahora. Distintos estudios han demostrado el rol de la inflamación en incentivar la formación de la placa, conocida como aterosclerosis, que es la causa subyacente de la gran mayoría de ataques al corazón y derrames, pero el conocimiento de cuáles células inmunitarias son claves en el proceso no ha se ha completado.

Hoy a hay un nuevo aporte. Científicos de La Jolla Institute for Allergy & Inmunology identificaron el tipo específico de células inmunitarias (CD4T) que orquestan el ataque inflamatorio sobre las paredes arteriales. Es más: descubrieron que esas células se comportan como si hubieran visto antes el antígeno que hace que lancen su ataque.

“Lo que más me entusiasma acerca del hallazgo es que estas células inmunitarias parecen recordar la molécula llevada por las células del antígeno”, dijo Klaus Ley, renombrado experto en inmunología vascular, quien condujo el estudio en ratones. “La memoria inmunitaria es la base de las vacunas exitosas. Esto significa que conceptualmente se hace posible considerar el desarrollo de una vacuna para la enfermedad coronaria”.

Ley cree que el antígeno involucrado es en realidad una proteína normal que el cuerpo confunde con un extraño y por ende lanza un ataque inmunitario que resulta en la inflamación de las arterias.

“Estamos diciendo, en esencia, que parece haber un fuerte componente autoinmunitario en la enfermedad coronaria”, explicando que las enfermedades autoinmunitarias surgen de un ataque errado del cuerpo a células normales.

“En consecuencia, podríamos explorar la creación de una vacuna ‘tolerogénica’ como las que se están explorando para la diabetes, la que podría inducir tolerancia del cuerpo a esta proteína para detener el ataque inflamatorio”.

El estudio fue publicado en el Journal of Clinical Investigation en un paper titulado “Dynamic T cell–APC interactions sustain chronic inflammation in atherosclerosis.”

Crear una vacuna es un proceso difícil y complejo que toma años, pero en este caso el potencial es impresionante: “Si es exitosa, la vacuna ‘tolerogénica’ podría detener el componente inflamatorio de la enfermedad coronaria.

Si se pudiera usar con las estatinas (que reducen el colesterol), sería un doble golpe para reducir esa enfermedad, la que más personas mata en nuestra sociedad.

Sí: una vacuna para evitar cierta clase de ataques cardiacos.

Casos curiosos de la ciencia

Embarazos más cortos. Cerca de 150 genes humanos que están evolucionando más rápido pueden estar involucrados en el nacimiento más rápido de los bebés, según se desprende de estudio publicado en Plos Genetics. El cerebro más grande y las pelvis más estrechas han hecho que los humanos nazcan antes que otros mamíferos, propusieron los científicos liderados por Louis Muglia de Vanderbilt University. Los genes ayudarían a que pese a un embarazo más reducido con respecto a otros mamíferos, madre e hijo sobrevivan. Uno de los genes, el receptor de la hormona estimulante del folículo contiene variantes asociadas con los partos prematuros en mujeres danesas y áfrico-americanas. Bien curioso.

Semen bactericida. Los patos salvajes de plumaje más colorido no sólo son de mejor calidad sino que podrían albergar otra característica muy útil a las hembras: un semen antimicrobiano. Al analizar el semen de ciertos patos machos, Anas platyrhynchos, encontraron en ensayos de laboratorio que combatían la E. coli y otras bacterias. Las hembras patas prefieren machos coloridos, por lo que la evolución habría favorecido la preferencia por ellos para reducir el riesgo de enfermedades transmitidas sexualmente. El estudio aparecerá en Biology letters. Curioso.

Marcianos miedosos. ¿Por qué no habremos hecho contacto con seres de otras civilizaciones planetarias? Explicaciones hay de toda clase. Adrian Kent, del Perimeter Institute for Theoretical Physics en Waterloo (Canadá) sugiere que les da miedo dar señales de vida, indicando que las especies inteligentes podrían estar preocupadas, con razón, en autopromocionarse ante los peligros a los que podrían exponerse. La selección evolutiva, dijo, tiende a extinguir especies que muestran sin preocupación su hábitat. El estudio lo puso en arXiv.org. Bien curioso.

A discreción… ¡marchen! Científicos identificaron la señal que ordena a los animales moverse. Con electrodos colocados en langostas espinosas de agua salada, los llamados crayfish, detectaron la activación de células justo cuando los animales comenzaban a caminar. Instantes antes, ciertas células cerebrales recibían una secuencia de mensajes. En el reporte en Science indican que esas señales pueden preparar los cuerpos para distintas clases de movimientos voluntarios. Curioso.

Mercurio benéfico. El contenido de mercurio en algunos peces asusta a los comensales, pero un nuevo estudio de científicos de Harvard publicado en The New England Journal of Medicine sugiere que ingerir ciertos niveles de ese elemento sería benéfico para el corazón: no provoca, como se creía, infartos ni derrames, pero los nutrientes en el pez sí podrían reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. El mercurio se mide en las uñas de los pies, donde se acumula tras ser absorbido por el cuerpo durante años. ¿Será? Curioso.

Ojo: ¿producen derrames las gaseosas dietéticas?

Las gaseosas dietéticas no serían tan saludables después de todo. Se les han hecho reparos porque han sido vinculadas en el pasado a un mayor riesgo de diabetes y de contribuir al desarrollo del síndrome metabólico.

Ahora, en la Conferencia Internacional de Derrames en Los Ángeles, la semana pasada la investigadora Hannah Gardener reveló una asociación entre las gaseosas dietéticas y el riesgo vascular.

Gardener es epidemióloga de la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami en Florida.

“Quienes consumen estas bebidas todos los días experimentan un riesgo 61 por ciento mayor de eventos vasculares que aquellos que no beben gaseosa alguna”, dijo.

Lo que es peor, el riesgo persiste luego de controlar el síndrome metabólico, la enfermedad vascular periférica y la historia de problemas cardiacos de las personas.

“Este es el primer reporte de esta asociación”, dijo Larry Goldstein, vocero de la American Stroke Association. “Pienso que siempre es bueno tomar las cosas con moderación. La gente debería mirar esta información y considerarla en el contexto de otros factores de riesgo”.

Los investigadores trabajaron con más de 2.500 personas del estudio multiétnico del norte de Manhattan. Se les preguntaba cuánta gaseosa dietética bebían.

Durante un promedio de 9,3 años, ocurrieron 559 eventos vasculares, incluyendo derrames isquémicos y hemorrágicos.

Se observó también un incremento significativo en el riesgo de eventos vasculares entre quienes consumieron la gaseosa de manera moderada o a diario.

Es la primera vez que se vinculan las gaseosas dietéticas con el riesgo vascular.

“Es un estudio observacional y no prospectivo”, dijo Goldstein, del Duke Stroke Center en Durham. “Es una asociación y no una relación causal comprobada.

La investigación reconoce que se requieren estudios adicionales. Los mecanismos detrás de esta asociación no son aún conocidos.

Para Steven Greenberg, de Harvard medical School en Boston, las personas deberían centrarse en una dieta saludable y en el ejercicio continuo.