Tres ejemplos de que el ejercicio es esencial

No coma cuento, porque no alimenta. Eso de las dietas tiene sus bemoles. Pero bueno, si la hace o no, ¡haga ejercicio! En ello está la salud.

Si no, veamos tres ejemplos de estudios aparecidos en los últimos días, que dan para pensar.

Caso 1.

Las personas que hacen ejercicio hacia los 70 años protegen mejor su cerebro de los cambios relacionados con la edad que aquellos que no se ejercitan, según sicólogos y expertos en neuroimágenes de la Universidad de Edimburgo, que no hallaron beneficio para la salud mental por la participación en actividades sociales o involucrarse en actividades estimulantes.

El encogimiento cerebral está ligado a problemas de memoria y pensamiento y los científicos dicen sus hallazgos sugieren que el ejercicio es potencialmente un camino importante para mantener un cerebro sano en cuanto a tamaño y para reducir daños.

También examinaron la materia blanca cerebral, esa conexión que transmite mensajes por todo el cerebro. Las personas de más de 70 años que eran más activas físicamente tenían menos áreas afectadas que aquellos que no lo hacían. Además los primeros tenían más materia gris.

Caso 2

El pobre desempeño físico en actividades como caminar se asoció con mayores posibilidades de demencia en un estudio con personas de 90 años y mayores, según un reporte en Archives of Neurology.

El estudio conducido por Szofia S. Bullain y colegas de la Universidad de California en Irvine involucró 629 participantes. El promedio de edad era 94 años y la mayoría eran mujeres.

“Nuestro estudio halló una fuerte asociación de dependencia entre el pobre desempeño físico y la demencia en los más ancianos”, dijeron los autores. “Los resultados sugieren que incluso modestas reducciones en el desempeño físico están vinculadas con mayores posibilidades de demencia”.

Caso 3

Tener estilos sanos como no fumar, consumir alcohol moderadamente y ejercitarse, así como comer frutas y verduras a diario lleva a que las personas tengan una mejor salud mientras envejecen, según un estudio en CMAJ.

“Nuestro estudio muestra el impacto acumulativo de las conductas saludables en un envejecimiento exitoso, con mayor beneficio mientras más conductas saludables se tengan”, escribió Séverine Sabia, del Department of Epidemiology and Public Health, UCL (University College London), junto a los coautores.

El envejecimiento exitoso es definido como mantener la habilidad de desempeñarse bien, con buena movilidad, capacidades cognitivas, función respiratoria, salud mental y sin enfermedades crónicas como diabetes, cáncer, insuficiencias cardiacas, derrame ni discapacidad a la edad de 60 o más años.

Es posible una vacuna para evitar ataques cardiacos

Aunque no todos lo tienen presente o lo desconocen, muchos de los problemas del corazón se deben a inflamaciones.

El colesterol es uno de los mayores cómplices de la enfermedad coronaria al provocar la peligrosa placa arterial que puede desencadenar un ataque. Pero el culpable en últimas son las células inflamatorias producidas por el sistema inmunitario.

No es de ahora. Distintos estudios han demostrado el rol de la inflamación en incentivar la formación de la placa, conocida como aterosclerosis, que es la causa subyacente de la gran mayoría de ataques al corazón y derrames, pero el conocimiento de cuáles células inmunitarias son claves en el proceso no ha se ha completado.

Hoy a hay un nuevo aporte. Científicos de La Jolla Institute for Allergy & Inmunology identificaron el tipo específico de células inmunitarias (CD4T) que orquestan el ataque inflamatorio sobre las paredes arteriales. Es más: descubrieron que esas células se comportan como si hubieran visto antes el antígeno que hace que lancen su ataque.

“Lo que más me entusiasma acerca del hallazgo es que estas células inmunitarias parecen recordar la molécula llevada por las células del antígeno”, dijo Klaus Ley, renombrado experto en inmunología vascular, quien condujo el estudio en ratones. “La memoria inmunitaria es la base de las vacunas exitosas. Esto significa que conceptualmente se hace posible considerar el desarrollo de una vacuna para la enfermedad coronaria”.

Ley cree que el antígeno involucrado es en realidad una proteína normal que el cuerpo confunde con un extraño y por ende lanza un ataque inmunitario que resulta en la inflamación de las arterias.

“Estamos diciendo, en esencia, que parece haber un fuerte componente autoinmunitario en la enfermedad coronaria”, explicando que las enfermedades autoinmunitarias surgen de un ataque errado del cuerpo a células normales.

“En consecuencia, podríamos explorar la creación de una vacuna ‘tolerogénica’ como las que se están explorando para la diabetes, la que podría inducir tolerancia del cuerpo a esta proteína para detener el ataque inflamatorio”.

El estudio fue publicado en el Journal of Clinical Investigation en un paper titulado “Dynamic T cell–APC interactions sustain chronic inflammation in atherosclerosis.”

Crear una vacuna es un proceso difícil y complejo que toma años, pero en este caso el potencial es impresionante: “Si es exitosa, la vacuna ‘tolerogénica’ podría detener el componente inflamatorio de la enfermedad coronaria.

Si se pudiera usar con las estatinas (que reducen el colesterol), sería un doble golpe para reducir esa enfermedad, la que más personas mata en nuestra sociedad.

Sí: una vacuna para evitar cierta clase de ataques cardiacos.

Llega la era de las medicinas digitales

Si usted no se toma las medicinas como le mandó el médico, este podría enterarse. Y tiene una manera de saber si usted sigue sus recomendaciones.

La US Food and Drug Administration aprobó microchips digeribles envueltos en las drogas, que pueden decirle a su médico si usted sí está tomando las medicinas.

“Cerca de la mitad de los pacientes no toman los medicamentos como debería ser”, según Eric Topol, director de Scripps Translational Science Institute en La Jolla, California. “Este dispositivo podría ser la solución”.

El dispositivo es fabricado por Proteus Digital Health en Redwood City en California.

¿Cómo actúa esta especie de soplón? El sensor del tamaño de una partícula de arena consiste de un chip de silicio con solo rastros de magnesio y cobre. Cuando se traga, genera un pequeño voltaje en respuesta a los jugos digestivos, lo que envía una señal a un parche en la piel del paciente qu entonces manda la información al celular del personal médico.

La FDA y su contraparte europea aprobaron el dispositivo basados en su seguridad y eficacia con placebos, pero Proteus espera recibir pronto aprobación para otras drogas

Los medicamentos que deben ser tomados por años, como aquellos para la tuberculosis resistente, la diabetes y para adultos con enfermedades crónicas están entre los primeros candidatos, según George Savage, cofundador y jefe médico de la compañía.

“No se trata de que los médicos castiguen los pacientes, sino de entender cómo están respondiendo a sus tratamientos”, dijo Savage. “De esta manera pueden prescribir una dosis diferente u otra medicina si ven que no se está tomando adecuadamente”.

Los proponentes de los dispositivos médicos digitales predicen que tendrán alternativas para las visitas médicas, los exámenes de sangre, las imágenes MRI y CAT. Otros incluyen dispositivos implantables inalámbricos que inyectan drogas en determinados tiempos y sensores que envían un electrocardiograma al celular inteligente.

Para Topol, esta será recordada la década de los dispositivos médicos digitales.

Cosméticos y jabones llevan a la diabetes

Usar cierta clase de cosméticos sería nocivo para las mujeres.

Un estudio de científicos del Brigham and Women’s Hospital (BWH) mostró una relación entre las concentraciones altas de ftalatos en el cuerpo y un mayor riesgo de diabetes en mujeres.

Se trata de químicos que afectan el sistema endocrino y que se hallan en cantidad de productos personales como cremas humectantes, brillos para las uñas, jabones, juguetes y otros productos.

El estudio, publicado en Environmental Health Perspectives anlizó la concentración urinaria de ese químico en 2.350 mujeres y halló que aquellas con niveles más altos tenían más probabilidad de desarrollar diabetes.

Específicamente:

Mujeres con los niveles más altos del monobenzil ftalato y el mono-isobutil ftalato tenían casi el doble de riesgo en comparación con aquellas con un menor nivel.

Aquellas con un nivel más alto que el medio del químico mono-(3-carboxipropil) ftalato tenían un riesgo 60% mayor.

Las mujeres con niveles moderadamente altos de mono-n-butil ftalato y di-2-etilexil ftalato tenían cerca del 70% de mayor riesgo de desarrollar diabetes.

Los ftalatos existen también en ciertas clases de dispositivos médicos y medicaciones usados para tratar la diabetes, lo que podría explicar también los altos niveles de esos químicos en mujeres diabéticas, dijo el investigador James-Todd.

2 años quita la vida sedentaria

Aunque eso de vivir más depende de tantos factores, uno sí puede ayudar a sortear algunas contingencias. ¿Quiere vivir más?

Restringir la cantidad de tiempo que se pasa sentado cada día a solo 3 horas puede aumentar la expectativa de vida 2 años, según un análisis en BMJ Open.

Y limitar la televisión a menos de 2 horas/día puede extender la vida casi 1,4 años.

No es el primer estudio sobre el tema. Varios han ligado los periodos que pasamos sentados con una salud deficiente, como diabetes y muerte por enfermedad cardiovascular.

En este estudio los investigadores usaron datos de una encuesta de salud para calcular la cantidad de tiempo que adultos pasan viendo televisión o sentados cada día. Se hizo en Estados Unidos.

Los resultados del análisis de la tabla de expectativa de vida indica que cortar a 3 horas la cantidad de tiempo que pasamos sentados cada día aumenta 2 años

Los autores enfatizaron que el análisis asume una asociación causal antes que probar que existe una, pero resaltan la evidencia que muestra el efecto nocivo de un estilo sedentario de vida.

No se trata tampoco de que quien es sedentario vivirá dos años menos.

En Estados Unidos los adultos pasan el 55% del día en actividades sedentarias, un indicativo que no debería ser muy diferente al de otros países en donde todo se hace sentados.

Beber café reduce riesgo de muerte

¿Será que el café aleja la muerte? Descafeinado o con cafeína parece ser buen aliado de quienes lo consumen. La idea general de un estudio del National Cancer Institute de Estados Unidos es que los adultos que lo beben tienen menor riesgo de muerte que quienes no.

Era menos probable que los consumidores habituales de café en el estudio murieran por enfermedades del corazón, respiratorias, derrame, lesiones y accidentes, diabetes e infecciones. La asociación no se encontró en el caso del cáncer.

Pero, ojo: los científicos no están diciendo que esa asociación signifique que quienes toman café viven mucho más.

Los resultados fueron publicados en la reciente edición del New England Journal of Medicine.

Neal Freedman, de la División de Epidemiología del Cáncer y Genética del NCI y colegas examinaron la asociación entre consumo de café y el riesgo de muerte en 400.000 hombres y mujeres de E.U. De 50 a 71 años. La información sobre el consumo de café fue recogida una vez por cuestionario en un estudio de 1995-96. Los participantes fueron seguidos hasta que murieron o hasta el 31 de diciembre de 2008, lo que sucediera primero.

Se encontró que la asociación entre café y la reducción del riesgo de muerte aumentó con la cantidad de café consumido. En relación con hombres y mujeres que no tomaban café, quienes consumían 3 o más pocillos al día tenían cerca de un 10% menos riesgo de muerte. Tomar la bebida no se asoció con mortalidad por cáncer en las mujeres, pero hubo una ligera y marginal estadísticamente hablando asociación entre los que tomaban mucho café y el mayor riesgo de muerte por cáncer en los hombres.

“El café es una de las bebidas más consumidas, pero la asociación entre su consumo y el riesgo de muerte no ha sido clara. Hallamos que ingerirlo está asociado con un menor riesgo de muerte en general por diferentes causas”, dijo Freedman.

“Aunque no podemos inferir una relación causal entre tomar café y un menor riesgo de morir, creemos que los resultados entregan cierta seguridad de que el café no afecta adversamente la salud”.

La información proporcionada por las personas solo se tomó una vez y por tanto puede que no refleje patrones de consumo por un periodo prolongado. Tampoco se conoció cómo preparaban el café. Los investigadores piensan que es posible que el método de preparación puede afectar los niveles de algunos componentes protectores del café.

Esta bebida contiene más de 1.000 compuestos que peuden afectar potencialmente la salud. El más estudiado es la cafeína.

Llegan las pastillas inteligentes

Si algo faltaba en el botiquín casero, no habrá que esperar mucho para completarlo. En los próximos meses, los pacientes en el Reino Unido dispondrán de las píldoras inteligentes que contienen sensores para monitorear el uso del medicamento, de acuerdo con un informe aparecido en Nature.

Proteus Biomedical, una compañía en Redwood, California, anunció que lanzará su producto de salud digital en el Reino Unido en colaboración con la cadena de farmacias Lloydspharmacy.

Se trata de Helius, que incluirá tabletas sensoras para monitorear el uso del medicamento. Este, en trabajo con médicos, ha sido identificado como uno de los problemas de la medicina, especialmente con pacientes que toman varias drogas a distintas horas.

“La cosa más importante y básica que podemos monitorear es el uso físico de la medicina”, explicó Andrew Thompson, director ejecutivo de Proteus. “Hemos ensayado el sistema en cientos de pacientes en varias áreas terapéuticas como tuberculosis, salud mental, problemas cardiovasculares, hipertensión y diabetes”.

Proteus diseñó sensores que llama marcadores ingeribles, que pueden ser tomados con las pastillas o incorporados directamente en las medicinas dentro de su manufactura. En el sistema, los sensores estarán en un placebo que se toma junto con el medicamento. Se espera que esté a la venta en septiembre.

Los sensores son activados por el ácido estomacal y son accionados por ‘baterías papa’ en las que dos metales distintos generan una corriente al insertarse en el tubérculo.

Cada sensor contiene una pequeña cantidad de cobre y magnesio. “Si usted ingiere uno de esos dispositivos, usted es la papa que crea un voltaje, y lo usamos para activar el dispositivo que genera la señal”, dijo Thompson.

La señal digital solo puede ser detectada por un dispositivo adherido a la piel del paciente, como una venda, que también monitorea la frecuencia cardiaca, la respiración y la temperatura, mostrando cómo responde el paciente a la medicación. Los datos pueden ser enviados al teléfono celular del paciente y compartida por quien él elija.

Animales con órganos humanos: la quimera está cerca

Más cerca de la quimera. Un animal con partes de hombre (¿o será al revés?)

Una especie de fábrica sobre pedido. ¿Necesita un hígado? Téngalo. Animales a los que se les induce la creación de órganos de otras especies parecen estar cada vez más cerca.

A ratones incapaces de producir su propio páncreas, que de embriones les inyectaron células madre de ratas, desarrollaron un órgano de esta última especie según investigadores de la Universidad de Tokio.

El páncreas, en su mayoría conformado por células de ratas, parecía funcionar perfectamente y los ratones no presentaban señales de diabetes.

La técnica, que los científicos esperan aplica a otros órganos de otras especies, podría ser usada en teoría para crear quimeras, animales capaces de desarrollar órganos humanos con base en las propias células madre del paciente, reduciendo el riesgo de un rechazo.

Una quimera es un organismo compuesto de dos o más poblaciones diferentes de células originadas de distintos cigotos Huevos) involucrados en la reproducción sexual.

Al inyectar, por ejemplo, células madre sanguíneas a fetos de cerdos, los investigadores serían capaces de criar cerdos que pudieran generar sangre humana. Si resulta exitosa, la estrategia también podría ayudar a combatir la escasez de órganos y las grandes listas de personas esperando un trasplante.

La técnica “llamada complementación de blastocitos, es una aproximación novedosa a la provisión de órganos”, dijo Hiromitsu Nakauchi, director del Center for Stem Cell Biology and Regenerative Medicine en aquella universidad japonesa.

“Lo hemos intentado con éxito entre ratones y ratas. Estamos confiados en que podremos generar órganos humanos funcionales con ella”.

Pese al optimismo, científicos como Chris Mason, jefe de Medicina Regenerativa en el University College London, citado por medios británicos, “aún hay un largo camino antes de que puedan hacerse trasplantes (con órganos quiméricos)”.

Pero en esto de ciencia, el mañana llega hoy y el hoy sólo es un recuerdo vago.

Hallazgos y datos curiosos

El baño remplaza el afecto. El calor físico puede sustituir el calor social, ayudando a las personas solitarias. Sí, la gente trata de espantar el frío de la soledad con duchas calientes sin saber que así lo está logrando, dijeron John Bargh e Idit Shalev, psicólogos de Yale. Los individuos que se sienten aislados reportan bañarse con agua tibia más a menudo que las personas conectadas socialmente, según un artículo en Emotion. Los investigadores hallaron también que los sentimientos de soledad aumentaban brevemente en quienes sostenían una bolsa helada por un minuto, mientras que participantes a los que se les pedía revivir un incidente en el que fueron rechazados se sintieron mejor al coger bolsas tibias. Curioso.

Plástico diabético. Mujeres expuestas a altas cantidades de ftalatos, compuestos usados en plásticos y solventes, son más dadas a ser diabéticas, según un estudio en México que apareció en Environmental Research. Todas las participantes habían sido sanas antes y servido como controles en un estudio de cáncer. Si bien estudios previos han ligado los ftalatos al riesgo de obesidad –en sí un factor de riesgo para la diabetes- la nueva asociación se presenta independientemente de la obesidad. Bien curioso.

Copias extraviadas. Un equipo internacional de científicos analizó los prototipos genéticos de los cánceres de piel y ovario y reportó que perder dos copias de una proteína crucial significa problemas adelante. La proteína p53 que combate el cáncer es a menudo perdida en distintos tipos de cáncer, pero los investigadores creían que era una de las últimas cosas que una célula cancerosa hacía antes de convertirse en una amenaza. El nuevo estudio en Cancer Discovery encontró que esa pérdida es un marcado inicial. Años de exposición al sol, perdiendo una copia de p53 conduce a unas 100 mutaciones en las células de la piel. Luego de perder luna segunda copia, las células desarrollan 1.300 mutaciones. Curioso.

Caricias rápidas. De la velocidad depende. Científicos escanearon los cerebros de voluntarios mientras un cepillo de cerdas suaves acariciaba sus brazos. Cuando el cepillo se movía a 3 centímetros por segundo, las personas mostraban mayor actividad cerebral en la ínsula, una región importante para las emociones. Cuando la velocidad subía a 30 centímetros por segundo no se presentaba esa actividad. En el informe en el Journal of Neuroscience vieron que la ínsula también respondía cuando los voluntarios miraban un video de una caricia agradable. Suave, por favor. Bien curioso.

Increíble: una luz azul contra la… diabetes

No son necedades. Tampoco invenciones. Menos ciencia barata. Alíviese con una luz, con una luz de color azul.

Una luz azul especial podría ayudar a combatir la diabetes y algunas enfermedades genéticas.

Científicos han utilizado una proteína que junta la luz que se halla en el ojo para producir una proteína que controle el azúcar en la sangre. Los investigadores de Francia y Suiza manipularon células del riñón para producir la proteína que controlar el azúcar cuando fuera expuesta a la luz azul e implantada en un ratón diabético con pequeñas cápsulas conteniendo esas células manipuladas. Al dirigir una luz azul directamente sobre la piel del ratón a través de fibras ópticas implantadas trajo los niveles del azúcar a niveles normales, informó el grupo en la revista Science.

Otros investigadores habían ya encendido y desactivado células con proteínas activadas por luz, pero este sería la primera vez que tal sistema ha detenido una enfermedad metabólica en mamíferos, según Edward Boyden, del MIT, citado por ScienceNews y quien no participó en el estudio.

“Es una demostración clínica de que se puede cambiar el estado fisiológico de un organismo”.

La técnica podría ser usada para motivar la manufactura de proteínas ausentes en pacientes con enfermedades genéticas raras, como la fenilketonuria, en la que la imposibilidad para hacer una enzima puede derivar en daño cerebral. Y versiones modificadas del sistema podrían ayudar a descifrar los procesos bioquímicos desordenados en una amplia variedad de enfermedades.

El tratamiento no estará disponible de inmediato. Hay que solucionar antes problemas como la activación involuntaria de las células por la luz solar u otra fuente con longitud de onda azul. Pero el camino está marcado.