Ojo: así enferman los conflictos de pareja

Imagen Pixabay

Imagen Pixabay

Las discusiones de pareja pueden enfermar. Y no es un chiste. Esos malos entendidos dejan secuelas, según la actitud que se asuma. O se le afectya el corazón o… la espalda.

Eso encontró un estudio de la Universidad de California en Berkeley y Northwestern University.

En la investigación, que analizó cómo reaccionaban las parejas al conflicto, se encontró que quienes estallaban en ira, sufrían problemas cardiovasculares luego; mientras que aquellas personas que se guardaban en silencio la ira tendían a sufrir problemas musculo-esqueléticos como dolor de espalda.

Los hallazgos revelan un nuevo nivel de precisión sobre cómo las emociones están relacionadas con la salud y cómo nuestro comportamiento en el tiempo puede predecir la aparición de problemas de salud”, explicó Robert Levenson, psicólogo cabeza del estudio, publicado en Emotion.

El análisis consideró 20 años de datos, controlando factores como edad, educación, ejercicio, tabaco, alcohol y consumo de cafeína.

En general, el vínculo entre emociones y resultado en la salud fue más pronunciado para los maridos, pero algunas correlaciones se encontraron también en las esposas, al punto que a los investigadores no les tomaba mucho adivinar de qué sufrían los esposos de acuerdo a cómo reaccionaban a los desacuerdos.

Tuvimos conversaciones de conflicto marital de 15 minutos y podíamos predecir el desarrollo de problemas de salud a 20 años basados en la conducta emocional que mostraban los esposos en esos 15 minutos”, dijo el coautor Claudia Haase, profesora de Northwestern University.

La sugerencia sería entonces no estallar en ira y tampoco guardar las emociones.

El conflicto aparece en todos los matrimonios, peor la gente lo maneja de distintos modos, algunos estallamos en ira, otros nos guardamos todo. Nuestro estudio demuestra que esas emociones pueden predecir el desarrollo de enfermedades a largo plazo”, dijo Haase.