La cocaína encoge el cerebro

Una razón más para no consumir cocaína: quienes la consumen en sus años 30 o 40, presentan cambios cerebrales como los observados en personas de 60 o más años.

En esas personas su cerebro está envejeciendo a un ritmo rápido.

Diversos estudios han mostrado que consumidores de drogas de edad media presentan a menudo problemas que se ven más en personas de edad, tales como pérdida de memoria, mayor susceptibilidad a infecciones y tasas más altas de enfermedad cardiovascular.

También, las tasas de muerte prematura en ese grupo son 8 veces mayores que en la población en general.

Los adictos a la cocaína se desempeñan peor en tareas que involucran un área del cerebro, la corteza prefrontal, que incide en la memoria, la atención y el tiempo de reacción.

Al ver que estos drogadictos de edad media presentaban problemas similares a los de los personas de 60 y más años, Karen Ersche, de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido y colegas se dieron a la tarea de investigar si el consumo habitual de cocaína aceleraba los cambios en el cerebro.

Para eso estudiaron 120 personas de 18 a 50 años de edad. La mitad había consumido cocaína al menos durante 10 años.

Con la edad, el cerebro se encoge. Entre quienes consumían cocaína, la tasa de encogimiento fue 2 veces mayor que en el grupo de los que no consumían (3 milímetros por año versus 1,7 milímetros). El estudio apareció en Molecular Psychiatry.

Los investigadores explicaron que el consumo de alcohol, que por lo general va de la mano con el consumo de cocaína, no parece incidir en el encogimiento.

Si la población en algunos países está envejeciendo, este hallazgo suma un ingrediente a esa problemática.