Crean escala para medir el dolor

Aunque una persona no sea capaz de decir si le duele o no, los médicos podrían saberlo con exactitud de acuerdo con un nuevo desarrollo.

Hasta ahora el dolor ha sido medido por lo que dice el paciente, siendo relativo, pues no solo cada quien soporta distintos niveles de dolor, sino que hay personas que no pueden expresarlo.

Por eso desde hace tiempo, investigadores han tratado de encontrar una manera más confiable de medir el dolor.

Parece que ahora lo lograron. Investigadores escanearon con imágenes de resonancia magnética funcional los cerebros de 24 personas a las que se les calentaba un brazo al punto de dolor moderado. Los patrones cerebrales fueron grabados cuando experimentaban dolor o cuando no lo tenían. Luego los científicos usaron un algoritmo para desarrollar un modelo del dolor, basado en los patrones. El trabajo fue publicado en Plos One.

Luego analizaron los patrones de otros 16 cerebros escaneados, de distintos sujetos, algunos experimentando dolor, otros no. Encontraron que su modelo predecía los niveles de dolor 81% de las veces.

El nuevo método fue más preciso cuando se tomó el cerebro como un todo y no solamente la corteza somatosensorial secundaria, que es la que más se activa durante el dolor.

La mayoría de los mediciones fisiológicas del dolor se han enfocado en los latidos del corazón, la conductividad de la piel y electroencefalogramas. Esas mediciones sí se correlacionan con el dolor, pero ninguna ha sido lo suficientemente precisa para sustituir los autorreportes del paciente.

Aunque un solo estudio no puede tomarse como base para medir el dolor, los resultados indican que el nuevo método es una esperanza en el camino hacia una escala estándar de dolor.

El cerebro de los músicos es diferente

Cuán diferente puede ser el cerebro de las personas de acuerdo con… su actividad.

Los músicos, de acuerdo con reciente investigación, poseen un cerebro muy desarrollado de manera que los hace estar alertas, interesados en el aprendizaje, dispuestos a ver los detalles de una situación, calmados y agradables. Son los mismos rasgos hallados en deportistas de primera clase, gerentes de alto nivel y entre individuos que practican la meditación trascendental.

El nuevo estudio, de Fred Tavis, de Maharishi University of Management en Estados Unidos; Harald Harung, Oslo University College en Noruega; e Yvonne Lagrosen, University West en Suecia revela un alto desarrollo mental en los músicos.

Con diferentes métodos, midieron el desarrollo de mente y cerebro. Los electroencefalogramas muestran patrones especiales en la actividad eléctrica del cerebro con alto desarrollo mental. Poseen lóbulos frontales bien coordinados, siendo ellos los que se emplean en altas funciones cerebrales, como la planeación y el pensamiento lógico. Otra característica es que la actividad en cierta frecuencia, las llamadas ondas alfa, dominan. Estas se dan cuando el cerebro reúne detalles en un todo.

Otro electroencefalograma muestra que los individuos con alto desarrollo mental y cerebral usan su cerebro con economía: están alertas y listos para la acción cuando es necesario, pero permanecen relajados y adoptan una postura de esperar a ver qué sucede cuando es el caso.

También se emplearon cuestionarios para medir el desarrollo mente-cerebro.

Todo esto demostró que los músicos son especiales por su condición cerebral.

El estudio será publicado en Consciousness and Cognition.