Una derretida poco agradable

Algo sigue sucediendo y parece no interesarles a los que deberían tomar acciones: el grosor del hielo en grandes áreas del Ártico declinó tanto como 19 por ciento comparado con los cinco inviernos previos, según datos del satélite Envisat de la Agencia Espacial Europea.
Con base en los datos, los científicos midieron el grosor del hielo de 2002 a 2008 y encontraron que había sido más o menos constante hasta la inmensa pérdida de hilo en el verano de 2007.
En esa época se presentaron condiciones inusualmente calientes en el clima sobre el Ártico, por lo que algunos científicos atribuyeron a tal situación la acelerada pérdida del hielo. Sin embargo, el verano de 2008 alcanzó el segundo registro en menor área de hielo, aún con condiciones más frías.
¿Qué sucedió? Eso es lo que se preguntan investigadores como Katharine Giles, quien dirigió el estudio.
En la imagen de la ESA se observa una región del Ártico.