Porqué la carne roja es nociva

El enemigo está adentro. Sí, el enemigo que convierte la carne en… un peligro para el corazón.

Un estudio publicado ayer en Cell Metabolism entrega detalles de cómo bacteria intestinal convierte un nutriente de la carne roja en metabolitos que aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón.

Ya un estudio de Stanley Hazen, del Lerner Research Institute y the Miller Family Heart y el Vascular Institute at Cleveland Clinic, había msotrado un mecanismo a través del cual las bacterias convierten L-carnitina, nutriende de la carne roja, en un compuesto llamado trimetilamina, que se convierte en el metabolito trimethylamine-N-oxide (TMAO), que promueve la aterosclerosis.

Ahora Hazen y colegas avanzan en sus estudios e identifican otro metabolito, g-butyrobetaine, que es generado en mayores cantidades por las bacterias luego de que L-carnitina es ingerida, y contribuye a la aterosclerosis.

G-butyrobetaine es producido como metabolito intermediario por microbios a una tasa 1.00 veces mayor que la formación de trimetilamina en el estómago, siendo el metabolito más abundante generado por la dieta L-carnitina según análisis en ratones.

El g-butyrobetaine puede convertirse en TMAO. Y la bacteria que produce uno y otro es diferente.

El descubrimiento sugiere que podrían inhibirse varias enzimas de bacterias o cambiar la composición bacteriana intestinal con probióticos y otros tratamientos para reducir la aterosclerosis.

A la par, Hazen advirtió a los consumidores de suplementos que contengan g-butyrobetaine.

La idea con esta investigación es poder degustar una sabrosa tajada de carne sin preocuparse por la salud del corazón.

Los genes del escorpión que pica

Tan pequeño, pero doloroso y hasta letal. El escorpión tiene unos 10.000 genes más que los humanos de acuerdo con la secuenciación de su genoma publicada en Nature Communications.

Los investigadores chinos encabezados por Zhijian Cao, de Wuhan University, reportaron 32.016 genes en el escorpión dorado Mesobuthus martensii, en comparación con los cerca de 22.000 del humano.

Pero, ¿para qué le sirven? Se detectaron 116 que codifican por peurotoxinas, incluyendo 45 que no se conocían. Varias de las neurotoxinas paralizan proteínas en las membranas celulares que se abren y cierran para generar corrientes eléctricas que utilizan los nervios para comunicarse. Las mutaciones en los genes que codifican proteínas en la membrana hacen al arácnido inmune a su propio veneno.

Los escorpiones poseen también 160 enzimas que ayudan a digerir las grasas y desintoxicar los químicos de las plantas de los insectos herbívoros que comen. Algunas de las enzimas transforman el químico coumarina en compuestos fluorescentes que hace que el escorpión brille bajo la radiación UV.

Y también elaboran un tipo de proteína sensora de luz, la Mmopsina3. Esta mide la luz ultravoleta y la azul. Al menos 20 proteínas en la cola del escorpión ayudan a transmitir la señal de la luz de la piel al cerebro, según los investigadores.

De los escorpiones se conocen unas 1.400 especies, siendo el grupo más antiguo de los arácnidos.

Hoy se han secuenciado el genoma de más de 181 protistas, 3.762 bacterias y 183 eukariotas (lo que se tenía a comienzos de año).

Desarmen al hongo

Crotesía Canola Council of Canada

Fungicidas. Una manera verde de ayudarles a las plantas a luchar contra los hongos que las atacan, acaba de ser expuesta por investigadores canadienses.

Se trata de un arma que explota la poco conocida estrategia de ataque-contrataque en la batalla entre el hongo invasor y las plantas.
Es un fungicida verde que proveería una alternativa más segura y amistosa con el ambiente que los fungicidas convencionales y así fue presentado en el congreso de la American Chemical Society.

Estos fungicidas nuevos, llamados paldoxinos, podrían tomar el lugar de los pesticidas corrientes y ayudar a proteger cultivos de maíz, trigo y varios más.

La mayoría de los fungicidas en uso se basan en químicos que pueden matar organismos potencialmente benéficos y tener otros efectos adversos sobre el medio ambiente.

Continuar leyendo

¡Cultive plásticos!

Plásticos. Uno de los serios problemas ambientales de hoy es la disposición final de plásticos. Tardan tanto en descomponerse… Y aunque existen los biodegradables, el debate sobre si se transforman del todo con el paso de los años, se mantiene abierto: para muchos, no.
¿Qué hacer? ¿Se imagina un plástico nacido de una planta? No se ría…
Un estudio de la Universidad de Missouri sugiere que los plásticos derivados del petróleo pueden ser remplazados pronto por un plástico no contaminante, renovable, a partir de plantas.
Fabricar plásticos a partir de las plantas, no es en verdad una idea nueva, expresa Brian Mooney, profesor de Bioquímica en el Grupo Interdisciplinario de Plantas.
Los plásticos a partir de plantas y proteínas de soya han sido una alternativa por años. Lo que es nuevo y excitante es la idea de utilizar parte de las plantas para producir, de verdad, plásticos.
¿Cómo lograrlo? Mediante un ciertas técnicas moleculares modernas, los científicos son capaces de introducir tres enzimas bacteriales en un modelo de la reconocida e investigada planta Arabidopsis thaliana. Al combinarlas con dos enzimas que tiene ésta, se produce un polímero natural, conocido como polihidroxibutirato-co-polihidroxivalerato o PHBV, que es un plástico flexible y moldeable que puede ser usado para producir un amplio rango de productos, como bolsas para víveres, botellas de gaseosas, máquinas de afeitar desechables y otros.
Cuando se desecha, se degrada naturalmente en agua y el dióxido de carbono por las bacterias que hay en el suelo.
Una de las dos enzimas que suministran los precursores para el PHBV es producida en la mitocondria, pero mediante modificación genética se desarrolla en el cloroplasto, el mejor sitio para producir el polímero.
Qué inventarán después…