Conozca los 6 elementos para disculparse, según la ciencia

Foto Flickr, Butupa

Foto Flickr, Butupa

La próxima vez que cometa un error y quiera disculparse, considere que hay 6 componentes de una disculpa y mientras más incluya mucho mejor.

No se trata de una receta de libros de autoayuda. No: se trata de un estudio científico publicado en Negotiation and Conflict Management Research.

Si no dispone de mucho tiempo para cumplir con los 6 elementos, hay dos esenciales según los autores.

Las disculpas funcionan, pero uno debería estar seguro de cumplir los más elementos que pueda”, según Roy Lewicki, cabeza del estudio, profesor emérito en la facultad de Negocios de Ohio State University.

En dos experimentos separados, él y sus coautores examinaron cómo reaccionaban 755 personas a disculpas que tenían alguno de estos seis elementos:

1. Expresión de arrepentimiento-

2. Explicación de qué estuvo mal.

3. Reconocimiento de responsabilidad.

4. Declaración de no repetición.

5. Ofrecimiento de reparación.

6. Solicitud de olvido.

Mientras las mejores excusas contenían los 6 elementos no todos los componentes tienen igual relevancia.

Nuestros hallazgos demostraron que el componente más importante es reconocer la responsabilidad. Decir que ha sido mi culpa, que cometí un error”, aclaró Lewicki.

El segundo punto más importante es ofrecer una reparación.

Una de las preocupaciones sobre las disculpas es que hablar es barato. Pero al decir “arreglaré lo que estuvo mal, usted se está comprometiendo a tomar cartas para enmendar el daño”

Los otros 3 elementos vienen juntos en tercer lugar.

El menos efectivo de todos es la solicitud de olvido. “Ese es el que usted puede omitir”.

En el primer estudio participaron 333 adultos reclutados online, en el segundo 422 universitarios, grupos que cumplieron una tarea diferente.

Los resultados de ambos estudios no fueron iguales, pero sí muy similares.

El acetaminofén distrae a las personas

Foto Wikipedia Commons

Foto Wikipedia Commons

Muy útil para eliminar o reducir el dolor, pero el acetaminofén estaría haciendo algo más que eso: haría a las personas más susceptibles de… cometer errores.

El dolor físico y el rechazo social comparten un proceso que se experimenta como malestar y se encuentran en la misma parte del cerebro.

Estudios recientes han mostrado cómo el acetaminofén inhibe el dolor, a la vez que estudios comportamentales sugieren que también inhibe respuestas evaluadas. Estudios anteriores de Dan Randles, cabeza de la investigación, han encontrado que las personas reaccionan menos ante determinadas situaciones bajo el efecto del acetaminofén.

La idea central del nuevo estudio, dijo, es que “no entendemos bien cómo afecta el cerebro. Mientras ha habido investigación reciente sobre los efectos en la conducta, queríamos ver qué pasa neurológicamente”.

Dl estudio con dos tipos de personas se desprende que parece que ese medicamento hace difícil que las personas reconozcan un error, lo que puede tener implicaciones para el control cognitivo en la vida diaria dijo el autor.

Ese control es una función neurológica importante dado que todo el tiempo la gente está en tareas cognitivas que fluyen de manera automática al leer, caminar o conversar. Estas tareas requieren poco control cognitivo porque son procesos neurológicos bien establecidos.

Algunas veces usted necesita interrumpir los procesos normales o le llevarán a un error, como cuando usted está hablando con un amigo mientras cruza una calle, debería estar atento para reaccionar ante un conductor equivocado”.

Eso necesita control cognitivo porque se necesita interrumpir el proceso.

El estudio indicaría que quienes toman acetaminofén cometen más esos errores sin saberlo.

Por eso se analizará más si ese compuesto está haciendo que la gente ‘se eleve’ mentalmente y se distraiga.

El estudio fue publicado en Social Cognitive and Affetctive Neuroscience.