Por eso Messi es Messi

Mucho se ha dicho: para qué le pregunta a un futbolista si lo que responderá son bobadas. Pero no se lo crea: un estudio muestra que los mejores tienen un desempeño cerebral como el de todo un buen ejecutivo: su cerebro funciona de manera sorprendente y por eso Messi es Messi y Vásquez seguirá siendo Vásquez.

Científicos de Brunel University en Londres trataron de determinar qué hace a un futbolista mejor que otro, en especial anticipándose y respondiendo a las intenciones de otro jugador, reportó CNN.

Para averiguarlo los científicos colocaron a 39 futbolistas de distinta experiencia y habilidades en escáneres de resonancia magnética funcional. Las máquinas fueron equipadas con videmonitores que mostraban video clips de un jugador driblando con un balón hacia los jugadores cuyos cerebros estaban siendo escaneados.

A cada jugador se le pidió que mientras veía el video, decidiera cómo respondería al movimiento del otro jugador, mientras el escáner registraba su actividad cerebral.

El estudio, publicado en el Journal of Sport and Exercise Psychology reveló que los jugadores con mayor experiencia y de mayor habilidad eran mucho más precisos prediciendo el movimiento del jugador en la pantalla.

Los autores dijeron que los mejores mostraban más actividad en las áreas del cerebro relacionadas con un funcionamiento ejecutivo de alto nivel y coordinación músculo-ocular que los jugadores de menos experiencia.

“Los datos de las neuroimágenes mostraron con claridad una mayor activación de las estructuras motrices y otras relacioandas en los cerebros de expertos futbolistas, comaprados con los novatos, cuando se trataba de anticipar una jugada”, dijo Daniel Bishop, líder del estudio.

El estudio aporta datos al conocimiento sobre el funcionamiento interno de los cerebros de atletas talentosos. Un estudio de Scientific Reports, por ejemplo, encontró que los atletas profesionales procesan escenas visuales complejas más rápido que los aficionados y mucho más que quienes no son atletas.

Una de las implicaciones del estudio de Bishop es que se puede entrenar el cerebro para obtener un mejor rendimiento y así, por ejemplo, anticiparse mejor a los movimientos de los rivales.

De arañas y perros

Tarántula tiene doble ritmo

Muchos le temen. La tarántula. Esa araña enigmática, personaje principal de historias de terror fue mirada mediante escáner de resonancia magnética y se encontró algo insospechado.

La sangre fluye a través del corazón y tal parece que se presenta un doble latido, un tipo distinto de contracción que nunca se había visto, dijo Gavin Merrifield al presentar su estudio en la Conferencia Anual de Biología Experimental e Glasgow.

Los científicos de la Universidad de Edimburgo examinaron con esa clase de imágenes el corazón y el estómago de la tarántula, con lo que alcanzaron una precisión no obtenida antes por otras técnicas.

En la imagen se aprecia una de las imágenes. El corazón aparece más claro en la parte posterior del cuerpo. Cortesía G. Merrifield.

No existen perros hipoalergénicos

No tan hipoalergénicos. Los perros hipoalergénicos no tienen menos niveles de alergénicos que otros perros, lo cual constituye toda una sorpresa.

Esa es la conclusión de un estudio de investigadores del Henry Ford Hospital. Se ha creído que esos perros producen menos escamas y saliva y botan menos pelos que los demás.

“No encontramos bases científicas para afirmar que los perros hipoalergénicos tienen menos alergénicos”, dijo Christine Cle Johnson, autora senior del estudio aparecido en el American Journal of Rhinology and Allergy.

Basados en estudios previos se puede decir que la exposición a los perros a muy corta edad protege contra el desarrollo de la alergia a los perros, pero decir de que se puede comprar cierta raza de perros y pensar que casará menos alergias a alguien susceptible, no tiene nada de cierto, según la investigadora.

Adivinando las palabras

No es nada del otro mundo: cuando a usted le hablan, o escucha a un orador, como que anticipa palabras, ya sabe cuál será la próxima que le dirán. Pues bien, científicos de la Universidad de Rochester demostraron por primera vez que nuestro cerebro considera automáticamente varias palabras posibles y sus significados antes incluso de haberlas escuchado.
Algunas teorías previas han propuesto que los oyentes solo podían mantenerse a la par con el lenguaje hablado, unas 5 sílabas por segundo, al anticipar un subgrupo de todas las palabras conocidas por ellos, similar a como la búsqueda en Google anticipa palabras y frases mientras usted escribe.
Este subgrupo consiste en todas las palabras que comienzan con el mismo sonido, como café, cafeína, cafetera, lo que hace que así sea más eficiente entender una palabra específica que esperar hasta que el sonido completo de esa palabra ha sido pronunciado.
Hasta ahora los científicos no tenían modo de conocer si el cerebro consideraba el significado de esas tres posibles palabras. Ahora, mediante imágenes con escáner, pudieron ver la actividad cerebral implicada en ese proceso, algo no logrado hasta ahora y quizás impensado.
El estudio fue hecho por Pirog Revill y tres miembros del Departamento de Ciencias del Cerebro y el Conocimiento en esa universidad.