10 noticias científicas de la semana

Burbuja dejada por explosiones estelares en la Gran Nube de Magallanes. Foto Telescopio Gemini del Sur

Burbuja dejada por explosiones estelares en la Gran Nube de Magallanes. Foto Telescopio Gemini del Sur

1. Visitantes de la lejanía

La mayoría de los rayos cósmicos que están llegando a la Tierra provienen de cercanos cúmulos estelares de estrellas masivas según mediciones durante 17 años de un espectrómetro de Nasa en el espacio. Ha detectado cerca de 300.000 rayos cósmicos de núcleos de hierro ordinario y solo 15 del hierro radiactivo 60Fe: este es que proviene de una explosión de supernova, que debió ocurrir hace pocos millones de años. Entre los grupos que han estado ‘enviándonos’ rayos figuran Upper Scorpius y Lower Centaurus. El estudio apareció en Science.

2. El bebé

Quién creyera: un bebé con 3,4 kilos al nacer. ¿Mucho? Bueno eso tenían posiblemente los titanosaurios R. krausel cuando eclosionaban. De adultos medían 15 metros más o menos. Científicos analizaron los restos de un individuo que murió entre 39 y 77 días tras su nacimiento, tal vez de… hambre. En ese momento pesaba 40 kilos y medía 35 centímetros hasta la cadera. El estudio fue publicado en Science.

3. Dibujo, luego recuerdo

Al hacer dibujos de la información que se necesita recordar se refuerza la memoria y es mucho más fácil recordar después. En el artículo publicado en The Quarterly Journal of Experimental Psychology se analizaron varios métodos de recordación y hacer dibujos fue el que mejor funcionó, tal vez porque ayuda a formar una memoria más cohesionada que integra información visual, motriz y semántica.

4. Bacterias en acción

La conjunción de ciertas bacterias en el intestino produce sustancias que afectan el contenido de mielina en las neuronas lo que hace los ratones proclives a evitar el contacto social según el estudio publicado en eLife. Esas sustancias pasan la barrera del cerebro y reducen la mielina, que ha sido asociada a enfermedades como al esclerosis múltiple y a problemas psiquiátricos como la depresión.

5. Ciudades microbio

Cada ciudad tiene sus propias comunidades de microbios, diferentes a otras urbes, de acuerdo con un estudio en mSystems, comunidades que no varían mucho entre las oficinas situadas en la ciudad. El hallazgo provino del análisis del contenido microbiano en 9 oficias en 3 ciudades norteamericanas. La piel humana es gran contribuyente a esas comunidades, que se encuentran principalmente en el suelo.

6. El hombre tiburón

Análisis recientes sugieren que las extremidades de los humanos surgieron de un modo particular al encontrarse que comparten el programa genético con las agallas de los tiburones y otros peces cartilaginosos, una hipótesis lanzada hace más de 130 años que había sido rechazada por ‘loca’. Las nuevas técnicas genéticas permitieron establecer esa relación que suma al enigma del origen de nuestras extremidades. El estudio apareció en Development.

7. Yo voy acá

En una llamativa investigación científicos descubrieron que en especies de hormigas que se agrupan en cúmulos para actuar como una balsa y salvarse en inundaciones, cada hormiga ocupa siempre el mismo lugar, lo que sugiere que como los humanos actúan juntas para responder a emergencias con cada uno de los miembros del grupo cumpliendo distintas tareas. El estudio apareció en The Science of Nature.

8. Trasplante benéfico

Ensayos clínicos revelaron que el trasplante de células islote pancreáticas (grupos de células que contienen células productoras de insulina) previene caídas severas potencialmente mortales en el azúcar en la sangre en personas con diabetes tipo 1. Fue muy útil el tratamiento en aquellos con hipoglucemia severa según el estudio en Diabetes Care.

9. El mal sueño de hotel

No es fácil dormir en un lugar nuevo, distinto al habitual, como en la cama de un hotel. Y tiene una razón, acaban de determinar científicos: se debe a que un hemisferio del cerebro permanece más activo que el otro, en un episodio que se denomina el efecto de la primera noche. Por eso la persona se duerme más tarde y duerme mal, y amanece más cansada. El artículo lo publicó Current Biology.

10. Orina energética

Científicos desarrollaron una minicelda eléctrica que puede generar electricidad a partir de la orina, una forma de generación carbono neutro. Un dispositivo que algún día podría usarse en zonas alejadas donde no llega la energía eléctrica, pues además es barato según los investigadores de la Universidad de Bath. El estudio apareció en Electrochimica Acta.

Bacterias intestinales afectarían nuestra conducta

El cerebro: un mundo sorprendente. Foto Wikipedia Commons

El cerebro: un mundo sorprendente. Foto Wikipedia Commons

¿Pueden las bacterias en los intestinos modificar nuestra conducta? Podría ser. Esto, por extraño que parezca, tiene su razón de ser según estudios con ratones. Podrían incidir en problemas psiquiátricos.

Una investigación publicada en eLife sugiere que unas combinaciones específicas de bacterias en el intestino producen sustancias que afectan el contenido de mielina y provocan conductas de evasión social en los ratones.

O sea que enfocándose en el contenido bacteriano intestinal o sus metabolitos podría ser una forma de enfrentar desórdenes psiquiátricos y enfermedades relacionadas con la mielina, como la esclerosis múltiples.

Esta es una enfermedad autoinmune caracterizada por el daño en la mielina, esa capa aislante alrededor de los axones de las neuronas que permiten la rapidez en la conducción de los impulsos eléctricos.

La ‘mielinación’ es vital en el desempeño diario del cerebro. Un daño en la mielina deriva en la transmisión sináptica defectuosa y en síntomas clínicos. Por ejemplo, estudios previos han mostrado en modelos clínicos de depresión un adelgazamiento de la mielina y una reducción en las fibras ‘mielinadas’.

En el nuevo estudio se identificaron metabolitos producidos por bacterias intestinales que afectan el contenido de mielina en el cerebro de ratones inducidos a mostrar síntomas tipo depresión.

Los científicos transfirieron bacterias fecales del intestino de los ratones deprimidos a otros modificados para no experimentar esa condición. Esa sola transferencia de microbiota fue suficiente para producir conductas antisociales en cambios en la expresión de los genes de la mielina y en el contenido de la sustancia en los cerebros de los ratones que recibieron las bacterias.

En un paso adelante, los científicos identificaron comunidades bacterianas asociadas con niveles más altos de cresol, sustancia que puede pasar la barrera de sangre del cerebro y que en ensayos en laboratorio ha mostrado su capacidad de impedir la formación de mielina en células.

Sí, nuestras bacterias nos modifican.

Mis 10 noticias científicas de la semana (11-17)

1. Un hallazgo enterito

No se había encontrado un cuerpo tan completo. Y fue hallado a 40 metros bajo la superficie del mar. Sí, el cuerpo casi completo de una niña que vivió hace 12.000 a 13.000 años, el fósil americano más antiguo más completo, incluso con fragmentos de ADN, cráneo entero y dentadura. Fue hallado en Hoyo Negro, en la península de Yucatán en México, dentro de la caverna Sac Antun. Estaba junto a restos de otros animales extinguidos, revelaron los investigadores en el artículo publicado en Science. Es una clara evidencia del vínculo entre los paleoamericanos, los primeros habitantes de América, y los nativos modernos. En la foto, buzos obtienen los restos.

2. ¡Qué año tan largo!

GU Psc es un planeta gaseoso gigante que se encuentra a 155 años luz de nosotros. Pero tiene una característica especial: de los que se han hallado es el planeta que más lejos orbita su estrella. Anda de ella a unas 2.000 veces la distancia Tierra-Sol (que es de 150 millones de kilómetros). Tan lejos está que su año dura ¡80.000 años! Es lo que demora en darle una vuelta. El planeta está hacia la constelación Piscis. La estrella y su planeta son jóvenes, con menos de 100 millones de años reveló el estudio publicado en The Astrophysical Journal. De 90 estrellas analizadas en busca de planetas, solo se encontró este.

3. Fíjese metas en la vida

Una buena manera para agregarle años a la vida: tenga un propósito, un sentido vital. No importa cuál es su edad. Eso dice un estudio publicado en Psychological Science. Tener una dirección en la vida, un norte, y fijar metas para lo que se quiere lograr ayuda a vivir más tiempo, independiente de cuándo se logra el propósito, explicaron los autores. Así, mientras más pronto alguien encuentre o fije ese sentido, más rápido comenzarán los beneficios protectores.

4. Alguien lavó mal la mancha

Alguna fuerza o proceso desconocido está encogiendo la gran mancha roja de Júpiter. De los casi 41.000 kilómetros que tenía a fines de los 1800, pasó a 23.000 cuando las Voyager pasaron por el gran planeta y ahora mide 16.500 kilómetros revelaron las imágenes tomadas por el telescopio espacial Hubble, revelaron la Nasa y la Agencia Espacial Europea ESA. Una hipótesis es la presencia de vórtices o remolinos que estarían incidiendo en el tamaño de la mancha.

5. Levántate, y… ¡caminó!

Ratones discapacitados severamente por una condición tipo esclerosis múltiple caminaron menos de dos semanas después de un tratamiento con… células madre humanas, un avance que abre nuevas perspectivas para tratar esa condición, según un artículo publicado en Stem Cell Reports. Cuando los científicos trasplantaron esas células humanas en los ratones, predijeron que serían rechazadas, tipo rechazo de un órgano ajeno. Pero qué sorpresa: los resultados fueron espectaculares, dijeron.

6. Tomar vino por otras razones

Hace unos años la fama del vino tinto subió como espuma: uno de sus compuestos, el resveratrol, parecía proteger contra el cáncer y contra enfermedades del corazón, además de alargar la vida en modelos animales. Ni esa bebida ni el chocolate ni las fresas, que también lo contienen, serían útiles contra aquellas condiciones reveló un nuevo estudio en Jama Internal Medicine. Se encontró que esos productos podrían reducir la inflamación y proteger algo el corazón pero se debería a otros compuestos. ¿Al fin qué?

7. Qué tal: un ratón ‘pesado’

Otro cuento con ratones, bien interesante: científicos reportaron la creación de un ratón ‘pesado’, el primer animal enriquecido con isótopos no radiactivos, permitiéndoles capturar en detalles sin precedentes la estructura molecular del tejido natural leyendo el magnetismo inherente a los isótopos. Es un avance que podría conducir a sorprendentes descubrimientos médicos y a implantes mejores. El estudio fue publicado en Science.

8. Derretida como un helado

Seis glaciares del ala occidental de la Antártida están en claro proceso de desestabilización reveló un nuevo estudio. ¿Qué quiere decir? Que se derretirán de manera irremediable, pues el proceso no es reversible dijeron los investigadores de la Nasa. En unos pocos cientos de años la enorme masa habrá desaparecido y el nivel del mar aumentará cerca de 1 metro reveló el artículo que será publicado en Geophysical Research Letters.

9. Una fábrica de huesos

Cientifícos demostraron en un animal muy emparentado con el hombre que es posible producir nuevo hueso a partir de células madre inducidas pluripotentes elaboradas de las propias células de la piel del animal. La investigación, en monos, presentada en Cell Reports también mostró que existe cierto riesgo: que las células puedan alimentar tumores, pero esa infortunada consecuencia parece menos probable que lo que sugerían estudios en ratones inmunosuprimidos. Un avance prometedor en monos macacos.

10. Quieto para la foto

El nuevo tomador de fotos de Gemini, en los Andes chilenos, acaba de imponer una nueva marca al tomar la mejor foto lograda de un planeta extrasolar: Beta Pictoris b, que se encuentra a más de 63 años luz de la Tierra. Con el anterior instrumento se habían tomado imágenes de un puñado de planetas, todos lejanos de su sol como del nuestro Saturno o Neptuno, y todos enormes, con varias masas de Júpiter. Beta pictoris b tiene una masa de 4 a 11 la de Júpiter. El seguimiento al planeta permitió saber que en 2017 hará tránsito delante de su estrella, una gran oportunidad para confirmar datos y allegar otros. El reporte apareció en Proceedings of the National Academy Sciences.

Virus pasa de la nariz al cerebro

Un virus, HHV-6, puede llegar al cerebro vía nariz, de acuerdo con investigadores que publicaron sus hallazgos en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Lo que parece llamativo, lo es más al considerar lo que puede suceder. Pese a su denominación, se trata de un virus común, un herpesvirus que la mayoría de las personas conocen de cerca cuando están niños o jóvenes: es el mismo que provoca la roseola, que se caracteriza por brotes en la piel y fiebre alta.

“Todos están expuestos a él”, explicó Steven Jacobsonl del National Institute of Neurological Disorders and Stroke. Pero a pesar de su ubicuidad, poco se conoce de él.

El virus vive en la saliva y en las fosas nasales. En algunas personas puede llegar al cerebro, en donde peude contribuir, piensan algunos investigadores, a desórdenes como la esclerosis múltiple, la encefalitis y una forma de epilepsia.

Otros virus como el herpes simple, la influenza A y la rabia pueden invadir el cerebro a través de la nariz, por lo que Jacobson y colegas se preguntaron si podía suceder igual con el HHV-6.

Los científicos hallaron altos niveles del virus en el bulbo olfativo, una parte del cerebro relacionada con el olfato, en dos de tres muestras de autopsia. El grupo miró la mucosa nasal y halló el virus en 52 de 126 muestras diferentes.

En un plato de laboratorio, se encontraron células especializadas que conectan los nervios al cerebro que eran susceptibles a la infección con ese virus. Pueden ser la ruta de entrada al cerebro, dijo Jacobson.

No todos los científicos están convencidos de cómo entra al cerebro. Robyn Klein, de Washington University, es importante confirmar cómo llega al cerebro, pues de eso depende parte de la gravedad de la infección, dado que cada zona del cerebro es diferente.

Dejad que las niñas se ensucien más

La niñas son vestidas para que no se ensucien, juegan más adentro de la casa que afuera y su diversión la supervisan más sus padres que las de los niños. Sí, en nuestra sociedad, las niñas deben estar aseadas y relucientes.

Las niñas, entonces, parecen enfermarse más que los chicos. Eso es lo que dice un trabajo continuo de Sharyn Clough, filósofa de Oregon State University. Cuando llegan a la edad adulta, dicen las estadísticas, parecen enfermar más, aunque no se haya demostrado en un estudio de largo plazo esa relación.

Las mujeres tienen una tasa más alta de asma, alergias y desórdenes autoinmunes, lo que parece se explica con la llamada hipótesis de la higiene, un vínculo muy documentado, aunque el rol de género ha sido poco explorado como parte del fenómeno.

En el estudio publicado en Social Science & Medicine, señala que las mujeres tienen una mayor incidencia de aquellos problemas y ofrece su explicación.

Clough documenta una variedad de investigación sociológica y antropológica mostrando que nuestra sociedad socializa las niñas distinto a como hace con los niños. En general, ellas son alejadas del mugre.

“Existe una diferencia significativa en los tipos y cantidades de gérmenes a los que están expuestos niñas y niños, y esto puede explicar algunas de las diferencias en la salud que encontramos entre hombres y mujeres”, dijo.

No se trata de que los padres las envíen al patio o a la calle hasta que estén negras de polvo y pantano. Lo que desea la investigadora es una nueva mirada a viejos estudios, para que epidemiólogos y clínicos vuelvan a examinar los datos a través del lente del género.

La hipótesis de la higiene vinculó no hace mucho el aumento en la incidencia de asma, alergias y desórdenes autoinmunes como la enfermedad de Crohn y la artritis reumatoide, con localidades geográficas y ambientales determinadas, en especial áreas urbanas y naciones industrializadas. Diferentes estudios han mostrado que cuando los países se industrializan más y se hacen más urbanos, las tasas de esas enfermedades suben, como en el caso de India con la enfermedad de Crohn.

En Estados Unidos se ha encontrado que la prevalencia de asma es más alta entre las mujeres (8,9 por ciento comparado con 6,5 para hombres) y ellas tienen mayor probabilidad de morir por asma. Los Institutos de Salud reportan que las enfermedades autoinmunes golpean a las mujeres tres veces más que a los hombres.

Un reporte en la llamada Task Force on Gender, Multiple Sclerosis and Autoinminity muestra que entre la gente con esclerosis múltiple y artritis reumatoide, la relación mujer-hombre es entre 2 a1 y 3 a 1. Con lupus hay nueve veces más mujeres afectadas que hombres.

“Estamos apenas comenzando a aprender sobre la compleja relación entre bacterias y la salud. Más del 90 por ciento de las células en nuestro cuerpo son microbianas antes que humanas. Parecería que hemos coevolucionado con las bacterias. Necesitamos explorar más esta relación y no en los términos de ingerir un yogur prebiótico”, indicó.

No se trata de darles a las niñas una cucharadita de polvo, que contendría millones de células microbianas de todo tipo. La idea es clara:

Por favor, más tiempo para juegos en la calle, y no dentro de la casa, es bueno para todos los chicos, aún si eso significa que se ensucien un poco más.

Que permanezcan fuera de la casa tanto tiempo como sea posible, es la recomendación final de Clough.