Para qué tener sexo si así me va bien

¿No tener sexo? Parece aburrido. Pero hay quién vive así y lo ha hecho por millones de años sin problema alguno. Es más, es exitosa.

A los rotíferos no se les conoce macho alguno y sin embargo van por ahí regando… especies. No es que sea por obra y gracia de un milagro. No. El secreto quedó al descubierto al secuenciarse el genoma de Adineta vaga, publicado en Nature.

En vez del modo estándar de usar la reproducción sexual para evitar mutaciones nocivas en su ADN, este pequeñísimo animal acuático parece haber adoptado otras estrategias para mantener linajes durante milenios sin daño genético ni haberse autoeliminado, como dice David Mark Welch, del Marine Biological Laboratory en Woods Hole.

Junto a Irina Arkhipova lideró el proyecto de de secuencia análisis del genoma dfel rotífero.

En los rotíferos bdelloides no se han encontrado ni machos ni meiosis (la división celular para producir espermatozoides y óvulos). En vez de eso, los huevos sin fertilizar se dividen para producir los descendientes. Esta estrategia, que para la mayoría de animales sería un camino sin salida, es confirmada por el genoma del rotífero “lo que es consistente con lo que esperaría ver ante la ausencia de meiosis”, dijo Welch.

“Es difícil probar un negativo y no podemos decir que nunca exista una oportunidad de que el rotífero tenga sexo. Pero sería una especie de meiosis loca”.

En la mayoría de especies animales formas alternativas del mismo gen (alelos) se encuentran en el mismo punto en dos cromosomas diferentes -uno de la madre, otro del padre- emparejándose durante la meiosis y segregándose en nuevas células en espermatozoides y óvulos. En el genoma de este rotífero las copias de los genes no están iguales en la pareja de cromosomas o están localizados en el mismo cromosoma. Esto significa que los alelos no serían capaces de emparejarse durante la meiosis y producir las células reproductoras.

Si los bdelloides no tiene sexo ¿cómo evitan la acumulación de mutaciones o generan más diversidad?

El genoma muestra evidencia de otras maneras de mantener genes sanos y linajes viables. Uno es la conversión de genes, en la cual un alelo remplaza otro durante los mecanismos de reparación del ADN u otras estrategias. El otro es la transferfencia horizontal de genes de un organismo a otro, común entre microbios y rara vez vista en animales. Al menos 8 por ciento de los genes del rotífero, más que en otro animal, pueden haberse adquirido por ese mecanismo.

“En general, las líneas germinales animales están bien protegidas para no adquirir genes de fuentes externas”, según Arjhipova. Los bdelloides son inusuales porque se pueden desecar por meses y luego revivir cuando tienen agua disponible. Durante las fases de desecación su ADN se rompe en varias piezas. “Cuando se rehidratan, puede ser la oportunidad para fragmentos de ADN foráneos de bacterias, hongos o microalgas transferirse al genoma del rotífero.

Los rotíferos son animales seudocelomados microscópicos.

Toda una maravilla evolutiva.

En la foto un rotífero visto con luz polarizada, cortesía I. Arkhipova-M. Shribak

Hombres con falda serían más fértiles

El problema de infertilidad de algunos hombres no estaría en sus pantalones sino en sus… ¡faldas!

Un estudio acaba de mostrar que los hombres con falda son más fértiles. ¿Y dónde las usan? En Escocia.

Investigadores creen que usar faldas podría alentar la fertilidad de un hombre, a la vez que le proveería beneficios sicológicos.

Los expertos médicos basan su aseveración en estudios que prueban que el conteo de espermatozoides aumenta cuando el área del escroto está más fresca. Por ejemplo, un estudio del año pasado sugiere que utilizar bóxer suelto es mucho mejor que el pantaloncillo apretado.

“Basados en la literatura de la temperatura escrotal, en cuando a la espermatogénesis (desarrollo del esperma) y fertilidad, los hombres que usan regularmente falda en los años en que quieren procrear tendrían mejores tasas de espermatozoides de calidad y mayor fertilidad”, escribieron los autores del estudio.

El artículo apareció en el Scotthish Medical Journal.

Otros estudios han hallado que actividades que aumentan la temperatura de esa zona, como los saunas calientes y los laptops pueden afectar adversamente el conteo de espermatozoides y su motilidad.

Y la forma más sana de usar una falda sería sin pantaloncillos ni bóxer, según los autores.

Para ellos habría una ganancia adicional: beneficios sicológicos asociados con el uso de la falda, un sentimiento de masculinidad y orgullo y la atención que recibirían de sus admiradoras.

Como la falda usada en Escocia es una prenda masculina, los hombres no deben sentirse avergonzados del uso terapéutico durante cierto periodo de tiempo para mejorar la cantidad y la calidad de los espermatozoides.

Los autores aclaran sin embargo, que se requerirán más estudios para probar que esa hipótesis es cierta. Esta es una aproximación apenas.

Mis 10 científicas de la semana

1. Se clarifica la materia oscura

Gracias al Alpha Magnetic Spectrometer, equipo del tamaño de un bus en la Estación Espacial Internacional se han detectado 400.000 eventos de positrones, antipartícula de los electrones, que podrían haberse originado cuando partículas y antipartículas de la materia negra se aniquilan, según la teoría. El hallazgo podría significar realmente la presencia de materia negra o podría tener su origen en los púlsares que existen en el plano de la galaxia. El anuncio lo hizo el nobel de Física Sam Ting.

2. Sesos para el cerebro

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lanzó el proyecto Brain para estudiar y entender el cerebro humano con el objeto de poder aliviar algún día decenas de enfermedades mentales que consumen la vida de millones de personas. El case inicial son 100 millones de dólares a partir de 2014. Pese a todo lo que se ha avanzado, falta muchísimo por conocer de este órgano, maravilla de la evolución.

3. No me hueles a nada

Científicos reportaron que el pez pirata de Norteamérica utiliza un camuflaje no visto antes en la naturaleza, con lo cual obtiene clara ventaja sobre sus presas: al parecer emplea sustancias químicas para ocultar su olor y no ser detectado por escarabajos de agua ni ranas, sus presas favoritas. El estudio apareció en The American Naturalist.

4. Más, más y más viejos

Un cráneo de hace 7 millones de años hallado en el desierto Djurab en Chad sí habría pertenecido a nuestro más antiguo ancestro conocido a la fecha, bautizado como Sahelanthropus tchadensis, ejemplar conocido como Toumaï. Esto se deduce de un nuevo estudio por Thibaut Bienvenu y colegas, del College de Francia. La reconstrucción virtual reveló que poseía una capacidad craneana de 378 centímetros cúbicos.

5. A nadar, patos

La Nasa confirmó que la cobertura de hielo del Ártico es la quinta más reducida de los últimos 35 años, lo que confirma la tendencia al deshielo debido al calentamiento del planeta. Tras el invierno en el Hemisferio Norte, la extensión de hielo alcanzó 15,09 millones de kilómetros cuadrados, 374.000 kilómetros por debajo del promedio anual máximo de las últimas tres décadas.

6. Memoria meteórica

El grupo de Física y Astrofísica Computacional de la Universidad de Antioquia (Facom), el primero en revelar la trayectoria del meteorito de Chelyabinsk en Rusia, evento del 15 de febrero pasado, lanzó una campaña mundial para mantener la memoria de lo sucedido. Las personas pueden aportar fotos, videos, restos de la roca, con el fin de realizar la más completa investigación. Hace más de 100 años no se vivía un evento de esta clase, por lo que no ha podido ser bien analizado.

7. Batman y el sexo oral

Científicos indios reportaron el primer caso de sexo oral de macho a hembra en murciélagos, cunnilingus, según publicación en el journal Plos One. Podría tratarse de una conducta para prolongar la cópula y por tanto la motilidad de los espermatozoides, además de retirar el esperma de posibles rivales especularon los investigadores. El sexo oral de hembra a macho en murciélagos había sido reportado hace pocos años.

8. 100.000 millones de planetas

Astrónomos de la Universidad de Auckland en Nueva Zelanda propusieron un nuevo método para buscar planetas tipo Tierra. Se basa en el microlensado gravitacional. Phil Yock, principal autor, explicó que el telescopio espacial Kepler halla planetas tipo Tierra muy cercanos a su estrella, muchos de ellos muy calientes para tener vida, estimándose que hay unos 17.000 millones de esos planetas en la galaxia. Con la propuesta se busca hallar planetas a dos veces la distancia Tierra-Sol, creyéndose que podría haber unos 100.000 en la Vía Láctea, aunque hallarlos tardará su buen tiempo.

9. Curiosity se quedó solo

La llamada conjunción Marte solar ha hecho que el robot Curiosity quede solo sobre la fría superficie marciana. Dado que el Sol está interpeusto entre la Tierra y Marte, la Nasa suspendió comunicaciones con el robot. Y se mantendrá así por unas cuatro semanas. Es más por preocaución: que la interferencia solar no vaya a afectar una orden que se le de al robot. Este no se quedará quieto: estará haciendo ciencia en su sitio actual, Yellowknife Bay.

10. Cómo metérsele al VIH

Al investigar un paciente infectado con VIH científicos rastrearon el desarrollo de un anticuerpo efectivo para neutralizar varias cepas del virus según artículo presentado en Nature. Se espera que una vacuna que imite el proceso pdoría alimentarel desarrollo de tales anticuerpos efectivos contra el virus. Estos anticuerpos son muy escasos: apenas 20% de los positivos por el VIH los generan.

Murciélagos expertos en sexo oral

Para que el sexo dure más. Esa parece ser la razón por la que murciélagos machos practican sexo oral a las hembras, revelaron investigadores que detectaron ese comportamiento.

Los científicos analizaron una colonia de unos 420 de murciélagos indios Pteropus giganteus colgados en un solo árbol al sur de India, cerca al pueblo de Mallachampatti. Este es uno de los murciélagos frugívoros más grandes del planeta.

Es la primera vez que se detecta esta conducta sexual, aunque hace ya unos años se había encontrado hembras que practicaban la felación a sus machos.

Durante 13 meses, mediante binoculares y videocámaras, los científicos observaron 57 casos de sexo, sexo oral y penetración, por lo general en las mañanas.

“Aparte de los humanos, los murciélagos también exhiben el sexo oral como conducta de cortejo”, dijo Ganapathy Marimuthu, investigador de la Universidad Madurai Kamaraj.

Al comienzo, los machos se acicalan el pene para ponerlo erecto antes de acercarse a las hembras. Cuando tocan suavemente la hembra con sus alas, estas se apartan y los machos insisten. Cuando ellas dejan de moverse, los machos comienzan a lamer la vagina. Este juego sexual las excita y las lubrica, dijeron los investigadores.

Cada caso de cunnilingus duró unos 50 segundos, luego los machos montaron las hembras de 10 a 20 segundos y luego volvieron a practicar el sexo oral por 94 a 188 segundos. Se detectó que mientras mayor era la duración del cunnilingus, más prolongada era la cópula.

“Es probable que una cópula más duradera facilite la motilidad de los espermatozoides”, dijo Marimuthu a LiveScience. Así aumentan las chances de concepción.

También practicaban el cunnilingus para quitar el esperma de los rivales, con lo que podían asegurar que fuera su esperma el que impregnara las hembras.

Al practicarlo tras el apareamiento, podrían remover su propio esperma, por lo que se trataría de una conducta impropia, por lo que se requerirán más observaciones para ver si la lengua del macho penetra la vagina o no.

El estudio fue publicado en el journal Plos One.

En la foto de Maruthupandian J, Marimuthu G se aprecia al macho practicando el sexo oral.

Aceptémoslo: este es nuestro antepasado

Aunque parezca difícil de aceptarlo, una pequeña criatura de cola peluda fue nuestro antepasado directo. Un ancestro de hace decenas de millones de años.

No solo nuestro ancestro, sino el de ratones, elefantes. Tigres, ballenas y osos, entre muchos otros mamíferos: los placentarios.

En el journal Science científicos reportaron la confirmación de que este es nuestro ancestro, que vivió poco después de la desaparición de los dinosaurios.

“Especies como los roedores y los primates no compartieron la Tierra con los dinosaurios no aviares, sino que surgieron de un ancestro común, un pequeño animal que se alimentaba de insectos, poco después de los dinosaurios”, expresó Maureen O’Leary, de Stony Brook University en Nueva York.

En el hallazgo y análisis participaron 23 científicos de muchos lugares del mundo que reconstruyeron la apariencia de este hipotético ancestro, desde su cerebro y huesos del oído interno a sus ovarios y hasta presentaron cómo debieron lucir sus espermatozoides.

La rama más extensa de los mamíferos actuales es la de los placentarios, a diferencia de marsupiales o monotremos que desarrollan los fetos en huevos.

“ Hay más de 5.100 especies vivas placentarias que exhiben una enorme diversidad”, dijo Nancy Simmons del American Museum of Natural History.

El origen de este grupo ha sido motivo de controversia científica. La evidencia fósil apunta a su aparición tras la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años, pero análisis genéticos los sitúan mucho más atrás en el tiempo.

Para ayudar a resolver la polémica, el grupo de científicos trabajó durante 6 años en el Ensamblaje del Árbol de la Vida, un estudio que adoptó dos aproximaciones evolutivas, los datos moleculares y los morfológicos.

El grupo molecular reunió secuencias de ADN de animales vivos, el otro de vivos y extinguidos. El primero se limitó a los mamíferos vivos pues no se puede extraer el ADN de aquellos de más de 30.00 años, por lo que los datos morfológicos fueron claves en la exploración de las ramas más antiguas de la familia de mamíferos, con lo que lograron una cantidad de in formación sin precedentes de cada uno de los 83 mamíferos que investigaron.

De todo los datos de mamíferos vivos y extinguidos, los científicos extrapolaron la apariencia del más reciente ancestro común de todos los mamíferos placentarios.

Tras eso, trabajaron con un artista para ilustrar el ancestro. Además de su cola peluda, los investigadores sugieren que la criatura de 4 patas probablemente se alimentaba de insectos y pesaba entre 6 y 245 gramos y estaba más adaptado para correr que para otras formas de movimiento. También su corteza cerebral, la parte del cerebro ligada a procesos mentales superiores estaba posiblemente doblada, un doblez ligado a una mayor actividad cerebral.

“Miramos todos los aspectos de la anatomía mamífera, del cráneo al esqueleto, los dientes, los órganos internos, los músculos y hasta los patrones de la piel. Utilizando el nuevo árbol de la familia de los mamíferos con todos estos datos anatómicos logramos reconstruir cómo debió ser este ancestro placentario común”, dijo John Wible, del Museo Carnegie de Historia Natural.

La investigación sugiere también que todos estos mamíferos aparecieron al final de la era de los dinosaurios, con el ancestro original desarrollándose unos 200.000 a 400.000 años luego del evento.

Dibujo de nuestro ancestro. Cortesía Carl Buell

Producen ratones en platos petri: ¿y humanos?

Si quiere unos bonitos ratones bebés no necesita una pareja de ratones adultos. Comience por un plato petri. Sí: luego de crear ratoncitos normales el año pasado mediante espermatozoides derivados de células madre, un equipo de científicos de Kyoto University logró lo mismo pero con óvulos creados en la misma forma, un avance que quizás podría ayudar en el futuro a parejas infértiles.

“Es un logro significativo que creo tendrá un impacto sostenido y duradero en el campo de la biología reproductiva y la genética”, indicó Amanda Clark, bióloga de células madre en la Universidad de California en Los Ángeles, citada por Science.

En ambos casos las células madre fueron embriónicas y células madre pluripotentes inducidas. Estas últimas son tomadas de embriones y las primeras son células de tejido adulto reprogramadas para actuar como células madre. En teoría ambas pueden producir todos los tipos de células del cuerpo, pero ha sido muy difícil convertirlas en células germinales, precursoras de espermatozoides y óvulos.

El grupo de Kyoto, encabezado por Mtitinori Saitou, encontró un modo que parece funcionar bien.

“Es remarcable que uno pueda producir oocitos capaces de alcanzar un desarrollo completo con las células madre embriónicas”, según Davor Solter, del Institute of Medical Biology en Singapur.

Para Clark el impacto inmediato será sobre la comprensión de los mecanismos moleculares involucrados en formar células germinales. Con un poco más de progreso, en palabras de Saitou, en el entendimiento de las complejas interacciones involucradas podrían allanar aún más el proceso.

Si se aplicara el avance en humanos, podría llevar a crear oocitos (célula germinal femenina que participa en la reproducción-óvulo inmaduro) de las células madres pluripotentes inducidas tomadas de mujeres infértiles. Pero para eso habrá que resolver tanto aspectos técnicos como… éticos, según Saitou.

Llevado al extremo, se podrían producir embriones humanos de líneas celulares y muestras de tejidos: humanos sin padres. Un tema biológico, ético y legal de serias implicaciones.

El semen induce la ovulación

No parecería buena idea planificar con el método del ritmo a la luz de un sorprendente hallazgo sobre la vida secreta del semen.

Este no es solo el medio de transporte de los espermatozoides hacia su destino final. El líquido seminal contiene una sustancia que puede activar la ovulación en la hembra y varios mecanismos que apoyan las respuestas hormonales a la preñez en hembras de mamíferos, un hallazgo que podría conducir a nuevos tratamientos de fertilidad en humanos.

Como la mayoría de las hembras animales, las mujeres son ovuladoras espontáneas, o sea que liberan los óvulos de forma regular independiente de su actividad sexual. En pocas especies, como camellos y conejos, la liberación se produce en respuesta al sexo, son animales llamados ovuladores inducidos.

Por décadas se ha discutido que en esos animales la estimulación física por el seco activa respuestas hormonales en la hembra que conducen a la producción y liberación del huevo. En 1985, científicos chinos retaron tal idea al sugerir que debería haber un factor de inducción a la ovulación en el semen, una sugerencia en contravía de la sabiduría popular que pronto fue desechada.

Gregg Adams, de la University of Saskatchewan en Saskatoon, Canadá, examinaron la idea china en 2005, inyectando el fluido seminal de machos en hembra llama para ver si ovulaban sin estimulación genital. Para sorpresa, eso tuvo un poderoso efecto ovulatorio.

Eso alentó una búsqueda de aquel factor en el semen que duró 7 años. Ahora, en un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences-PNAS, Adams y colegas dicen que lo encontraron.

Se trata de una proteína crucial apra el desarrollo y supervivencia de las neuronas sensoriales: el Factor de Crecimiento Neuronal, una molécula encontrada en el cuerpo de muchas especies.

El FCN fue hallado en el semen de toros en los años 80 y Adams y su equipo la han encontrado en el semen de muchas otras especies, incluidos los humanos.

En otros experimentos, establecieron que la molécula facilita la reproducción en muchas especies. En vacas, sin embargo, tiene otros efectos, promoviendo el desarrollo y funcionamiento del corpus luteum, una estructura endocrina temporal crucial para el mantenimiento de la preñez.

Más cerca del anticonceptivo masculino

Vale la pena insistir en esta noticia, pues ha sido de gran revuelo esta semana:

Científicos encontraron al fin un compuesto que puede ofrecer por primera vez la ansiada píldora anticonceptiva masculina libre de hormonas.

La revelación la hace un estudio publicado en el journal Cell, que revela que una pequeña molécula vuelve infértiles ratones, de modo reversible, sin afectar su desempeño sexual.

Cuando los animales dejaban de tomar la nueva forma de anticonceptivo, sus espermatozoides recuperaban su capacidad y podían concebir descendientes sanos.

“Este compuesto produce un decrecimiento rápido y reversible en el número de espermatozoides y en su movimiento con profundos efectos en la fertilidad”, dijo James Bradner, del Dana-Farber Cancer Institute, cabeza de la investigación.

Hasta ahora ha sido muy difícil lograr un anticonceptivo masculino en gran parte por la dificultad para cualquier droga de cruzar la barrera sangre-testículos, donde puede llegar hasta las células germinales.

Esta carencia de un anticonceptivo masculino es la causa de muchos embarazos no planificados.

A pesar de las opciones no muy agradables de contracepción masculina, cerca de un tercio de las parejas dependen de los métodos de control del hombre.

El compuesto, conocido como JQ1, fue desarrollado en el laboratorio de Bradner apuntándole a una proteína específica de los testículos denominada BRDT esencial en la fertilidad.

Cuando a los ratones se les daba la molécula inhibidora de BRDT, comenzaban a producir menos espermatozoides y los que producían no nadaban muy bien.

“Es una buena razón para estar entusiasmados sobre el bajo conteo de espermatozoides”, dijo Martin Matzuk, del Baylor College of Medicine, otro autor del reporte. Sus estudios confirmaron que JQ1 sí trabaja como un anticonceptivo efectivo.

Lo que es mejor: sus efectos son reversibles y sin consecuencias adversas para los niveles de testosterona de los animales y su comportamiento.

Tampoco parece que haya efectos adversos sobre los futuros descendientes.

“Desde el invento del condón no hay un método anticonceptivo reversible para machos”, anotó William Bremner, de la Universidad de Washington en Seattle, en un comentario adjunto a la publicación del estudio.

“Creemos que nuestros hallazgos pueden ser trasladados a los hombres entregándoles una estrategia novedosa y eficacia para la anticoncepción masculina”, dijeron los autores, advirtiendo sobre el alto grado de conservación entre las proteínas BRDT en humanos y ratones.

Un parche anticonceptivo masculino

La pregunta ha sido la misma: ¿por qué siempre las mujeres? Décadas llevan tomando píldoras anticonceptivas para planear el número de hijos. La píldora para el hombre ha sido esquiva para la ciencia.

Bueno, al menos hasta ahora…

En realidad no se trata de una píldora anticonceptiva masculina, pero sí de algo que tiene los mismos efectos: un parche.

En el encuentro anual de la Sociedad Endocrina en Estados Unidos investigadores reportaron éxito en un estudio clínico.

Al azar, los investigadores asignaron a 99 hombres de Los Ángeles y Seattle aplicarse en su piel todos los días dos geles no marcados. Unos recibieron geles con testosterona y Nestorona, una hormona sintética similar a la progestina. Otros recibieron un gel con testosterona y un placebo.

Fueron 56 los que completaron toda la prueba de 20 semanas. Al final, 89 por ciento de los que habían recibido el tratamiento con las dos hormonas tenían un conteo de espermatozoides que había bajado de 15 millones por milímetro cúbico de eyaculado a menos de 1 millón. Es más, la mayoría no tenía espermatozoides.

“Menos de 1 millón es una medida arbitraria, pero es compatible con una anticoncepción efectiva”, dijo Christina Wang. coautora y médica de UCLA. “Hubo una supresión muy efectiva de espermatogénesis”.

Un 23% de los que recibieron una hormona más placebo tuvo también conteos inferiores a 1 millón.

El tratamiento testosterona-Nestorona inhibe ciertas actividades en el hipotálamo y en la glándula pituitaria que regulan la producción de espermatozoides en los testículos, disminuyéndola al máximo.

Uno de cada 5 participantes desarrolló algo de acné. Quienes dejaron el estudio lo hicieron por el alto número de muestras de sangre que se debían tomar para la investigación.

La mezcla será perfeccionada con miras a una posible aplicación.

Antibiótico afecta a futuros hijos

Si usted toma demasiada tetraciclina podía estar traspasándola a sus futuros hijos, reduciéndoles la posibilidad de tener espermatozoides sanos.

En un paper publicado en Scientific Reports, journal de acceso libre del grupo Nature, científicos de la Universidad de Nevada en Reno que machos de pseudoescorpiones tratados con ese antibiótico tienen espermatozoides poco viables y ese efecto tóxico lo transmiten a sus descendientes no tratados con la medicina. Esto, se sugiere, puede ocurrir en humanos y otras especies.

“Es la primera investigación que muestra el efecto transgeneracional de los antibióticos”, dijo David Zeh, jefe del Departamento de Biología del Colegio de Ciencias. “La tetraciclina tiene un efecto nocivo significativo en la función reproductiva de los machos y la viabilidad del esperma en los pseudoescorpiones, reduciendo hasta un 25% esa viabilidad. Ahora sabemos que se transmite a la próxima generación. No vimos el efecto en las generaciones subsiguientes”.

El estudio incluyó tres generaciones del Cordylochemes scorpioides, un pequeño escorpión tipo arácnido. Para controlar la influencia genética, en la primera generación, hermanos y hermanas de cada una de las 21 camadas fueron tratados con dosis semanales de tetraciclina desde su nacimiento hasta la edad adulta o sirvieron como controles no tratados. Las generaciones subsiguientes no recibieron tetraciclina, antibiótico que no tuvo efecto en el tamaño del macho ni de la hembra, el número de espermatozoides ni en la reproducción de la hembra.

En el artículo, la profesora Jeanne Zeh conjetura que la tetraciclina puede inducir cambios epigenéticos en los tejidos reproductivos del macho que pueden ser transmitidos a sus hijos, cambios que no alteran la secuencia del ADN sino que alteran la forma como están expresados los genes.

Por su amplio espectro, la tetraciclina es muy utilizada en la producción animal, las terapias antimicrobianas y para curar artrópodos infectados con endosimbiontes bacteriales como Wolbachia.

Dado su uso extendido ha generado resistencia de las bacterias.

Foto de la profesora Jeanne Zeh examinando en microscopio uno de los pseudoescorpiones.