Moverse: terapia siquiátrica

Si tiene mal humor, padece problemas mentales como el desorden bipolar, depresión o esquizofrenia… un poco de actividad física al día le haría bien. Eso se desprende de un estudio de Brian MacCormick, profesor e investigador de la Universidad de Michigan, publicado en el Internacional Journal of Social Psychiatry.
La actividad física ayuda en la atención siquiátrica. En el estudio se consideró cualquier tipo de movimiento sostenido, como el aseo de la casa, actividades en el jardín, caminatas y también el ejercicio formal.
El reto es motivar a esas personas para involucrarse todos los días en esta clase de tareas y actividades.

12