7 tipos de cáncer ligados al consumo de alcohol

Foto Pixabay

Foto Pixabay

Beber alcohol no solo puede emborrachar sino tener una consecuencia más desastrosa: desarrollar 1 de 7 tipos de cáncer.

Podrían ser más, pero un meta análisis publicado en Addiction, en el que se revisó la mayor cantidad posible de investigaciones sobre el tema arrojó mayor seguridad frente a esos 7.

Pese al hallazgo no quedó claro si la relación es directa.

Hay evidencia sólida de que el alcohol causa cáncer en 7 sitios del cuerpo y probablemente en otros”, según Jennie Connor, cabeza de la investigación, de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda.

La evidencia respalda una asociación causal del consumo de alcohol con el cáncer de orofaringe, laringe, esófago, hígado, colon y recto y de seno en las mujeres.

También hay evidencias crecientes de un vínculo con otros cánceres, como de próstata, páncreas y melanoma, pero la evidencia no es tan sólida hasta ahora para hablar de causa-efecto para esos cánceres.

Para esos 7 cánceres vinculados directamente, estudios previos han hallado que ha una relación de dosis-respuesta, o sea que a más consumo de alcohol más probabilidad de desarrollar esos cánceres.

También, dicen estudios anteriores, el riesgo se reduce cuando se deja de ingerir licor.

El vínculo entre el alcohol y los cánceres de boca y garganta son más fuertes que el de los otros cánceres.

Por ejemplo, según se explicó, beber más de 50 gramos de alcohol al día se asocia con un riesgo 4 a 7 veces mayor de desarrollar cáncer de boca, garganta, esófago en comparación con no beber.

Los gramos de alcohol en una onza de licor puedan variar, hay de 2,4 a 2,8 gramos en una onza de vino pero 1 a 1,2 gramos de alcohol en una de cerveza.

Ingerir la misma cantidad se asocia, por otro lado, con cerca de 1,5 veces más riesgo de cáncer colorrectal, de hígado o seno comparado con no beber.

Hasta ahora no se conoce el mecanismo exacto por el cual el alcohol provoca cáncer. Podría ser incluso diferente dependiendo del sitio del cuerpo donde ocurra. Se cree por ejemplo que un compuesto que se forma cuando se descompone el alcohol tiene que ver con los cánceres de boca, garganta, esófago e hígado. Es el acetaldehído, que en contacto con los tejidos puede alterar el ADN en las células, lo que deriva en cáncer.

En el cáncer de seno, el alcohol puede aumentar los niveles de estrógeno en el cuerpo, una hormona ligada a esta enfermedad.

Una e las limitaciones del estudio es que algunas investigaciones evaluadas se basan en autorreportes de las personas sobre cuánto alcohol ingerían.

Las 10 noticias científicas de la semana

Nuevo estado de la materia. Foto Genevieve Martin, Oak Ridge National Laboratory

Nuevo estado de la materia. Foto Genevieve Martin, Oak Ridge National Laboratory

 

1. Electrones despedazados

Científicos encontraron evidencias de un misterioso nuevo estado de la materia, predicho hace 40 años, hallada ahora en un material real. Ese estado es el líquido cuántico de espines provoca que los electrones, los bloques indivisibles de la materia, se rompan en pedazos, llamados fermiones de Majorama y que podrían ser muy útiles para desarrollar computadoras cuánticas más rápidas que las actuales. El sorprendente hallazgo apareció en Nature Materials.

2. La adición al azúcar

¿Le gusta el azúcar? ¿Exagera comiéndolo a veces? Un estudio en Plos One sugiere que las drogas que han sido usadas para tratar la adicción a la nicotina podrían ser empeladas para la del azúcar, según estudio en animales. Esa investigación coincidió con otra de los mismos autores en Frontiers in Behavioral Neuroscience que demuestra que la ingestión crónica de azúcar puede provocar trastornos en la alimentación y… en el comportamiento.

3. Fatal cambio de sexo

Sustancias hormonales activas pueden estar contribuyendo de manera insospechada a la reportada desaparición de anfibios. Un estudio en 3 especies encontró que el estrógeno etinilestradiol (usado en pastillas anticonceptivas), al que pueden estar expuestos en sus hábitats, conduce a la completa feminización de los machos. No todas las especies tienen el mismo grado de afectación según los investigadores. El estudio apareció en Scientific Reports. Y es grave.

4. Robots excitantes

Un estudio revelado por la Universidad Stanford mostró que las personas pueden experimentar excitación fisiológica al tocar las partes ‘íntimas’ de robots humanizados. Los robots fueron programados para pedir a voluntarios tocar 13 partes de su cuerpo. Se excitaron más emocionalmente cuando tocaron la ‘nalgas del robot o los ojos que las manos y el cuello. Y además dudaron más en tocar aquellas zonas. Eso sugiere que los humanos pueden responder a los robots en una forma primitiva y social también.

5. Bañados por la supernova

Un grupo de científicos reportó el hallazgo de trazas de hierro-60 en distintos sitios del planeta, isótopo con una antigüedad de 1.500 millones de años, lo que sugiere que la Tierra recibió ese material de explosiones de supernova que ocurrieron a menos de 300 años luz. Porque no fue una sola fueron varias, pues hay registros de otras épocas, como hace 8 millones de años. No se cree sin embargo, que hayan incidido en modificaciones genéticas de la incipiente vida. El estudio apareció en Science.

6. Ahora somos nueve

Las pesquisas siguen. Astrónomos de la Universidad de Berna modelaron la evolución del posible planeta 9 del Sistema Solar, sugerido hace poco por reconocidos astrónomos, y estiman que mide 3,7 radios terrestres y su temperatura es de +226 grados centígrados. Sería una versión pequeña de Neptuno y Urano, un pequeño gigante de hielo envuelto en hidrógeno y helio. El estudio apareció en Astronomy & Astrophysics.

7. Eso sí es un monstruo

Astrónomos hallaron un agujero negro supermasivo en la galaxia NGC 1600, con una masa de, atérrense, 17.000 millones de soles. Y aunque no es el más grande (la marca lo ostenta uno con 21.000 millones de masas solares en el cúmulo coma) su hallazgo sugiere que estos monstruos pueden ser más comunes de lo creído. Estos gigantes, contrario a lo que se creía, no se halan solo en galaxias muy masivas. El reporte se hizo en Nature.

8. Hacia la desaparición

Un reporte de Wildlife Conservation Society y Flora & Fauna International reveló el lamentable estado del mayor de los grandes simios, el gorila de Grauer, que llega a pesar 400 kilos, subespecie restringida a la República Democrática del Congo. Ha decrecido 77% el número de individuos, de 17.000 a solo 3.800 debido a la caza ilegal, la guerra civil y la pérdida de hábitat. Este hallazgo indica que debe pasar a la categoría críticamente amenazado en la lista d ella Unión Internacional para la Conservación de la naturaleza.

9. Libre, joven y brillante

A solo 95 años luz se encuentra un planeta enorme, mucho mayor que Júpiter que flota libre, no está atado a ninguna estrella y es un jovencito: 10 millones de años. No solo es el más joven ‘cerca’ al Sol sino el más brillante de los planetas de su clase según el artículo que será publicado en The Astrophysical Journal Letters. El planeta tiene entre 4 y 10 veces la masa de Júpiter pero es menor que una enana marrón.

10. Extraña pérdida

Si bien se sabe a partir de estudios de los últimos 3 a 4 años que los humanos comparten parte de los genes de los Neandertal, con los cuales se aparearon nuestros antecesores, una nueva investigación reveló que por una causa no conocida los genes del cromosoma Y de los Neandertal desapareció del genoma humano hace tiempo. ¿Por qué? No sabe según el artículo en The American Journal of Human Genetics.

La píldora sí que evita el cáncer

No solo es un anticonceptivo. También protege a las mujeres de otra manera.

El uso de la píldora, como se conocen las pastillas anticonceptivas, brinda mayor protección contra el cáncer de endometrio.

Eso sugiere un detallado reanálisis de toda la evidencia publicada, publicado en The Lancet Oncology.

El beneficio es sentido, incluso si se usa solo durante nos pocos años. La protección es a largo plazo.

Los investigadores estimaron que solo en países desarrollados, durante los últimos 50 años el uso de la píldora evitó 400.000 casos de ese cáncer, incluyendo más de 200.000 en la última década (2005-2014).

“El fuerte efecto protector de los anticonceptivos orales contra el cáncer de endometrio, que persiste por décadas luego de dejar de tomar la píldora, significa que las mujeres que la toman cuando están en sus 20 años o más jóvenes, se benefician hasta los 50 años y más, cuando ese cáncer es más común”, indicó la autora del estudio, Valerie Beral, de la Universidad de Oxford en el Reino Unido.

Estudios previos, recordó, han mostrado que también protege contra el cáncer de ovario. “Las personas se preocupaban porque la píldora podía causar cáncer, pero en el largo plazo reduce el riesgo”.

Los hallazgos sugieren que cada 5 años de uso de la pastilla anticonceptiva se reduce cerca de un cuarto el riesgo de desarrollar cáncer de endometrio antes de los 75 años, de 2,3 a 1,3 casos por 100 usuarias.

Aunque la dosis de estrógeno en las píldoras se han reducido mucho, con pastillas en los años 60 teniendo más del doble del estrógeno en las de los años 80, la reducción del riesgo fue igual de notable. Los resultados sugieren que la cantidad de hormonas en las pastillas con bajas dosis de ellas es aún suficiente para reducir la incidencia del aquel tipo de cáncer.

Las mujeres se ponen rojas cuando ovulan

Se sabía ya que los hombres encuentran más atractivas a las mujeres cuando ellas están ovulando, pero no se sabe bien cómo lo perciben. Ahora un estudio avanza un poco más: muestra cómo su rostro se torna más rojizo en esos días, un cambio que permanece bajo el rango de capacidad de detección por el ojo humano.

Sí, su cara se pone más roja, pero ¿por qué el hombre no lo visualiza? Tal vez la evolución ha ocultado la situación para beneficio de ellas.

Las señales involuntarias de ovulación pueden prevenir una inversión de largo tiempo por parte de los machos. En varias especies de primates los machos solo se interesan en ellas cuando son fértiles. En humanos es menos clara y la conducta sexual no está restringida al periodo de máxima fertilidad.

En el estudio, publicado en Plos One, se fotografió a 32 mujeres a la misma hora cada día por un mes, en el mismo ambiente, usando una cámara modificada para capturar el color rosado (usualmente usada para estudiar el camuflaje en la naturaleza).

Se diseñó a la vez un programa de computador para seleccionar un parche idéntico de cada fotografía. Las participantes también fueron examinadas para ver los cambios hormonales en momentos claves.

El aumento de una hormona decía a los investigadores que la ovulación ocurriría en las siguientes 24 horas, por lo que conocían cuál fotografía pertenecía a la fase de mayor fertilidad.

El equipo convertía las imágenes en valores de rojo/verde/azul para medir los niveles de colores y los cambios.

Encontraron que el rojo variaba mucho durante el ciclo evolutivo, con pico en la ovulación y permaneciendo alto durante las etapas finales del ciclo luego de que los niveles de estrógeno habían descendido. La piel rojiza subía mucho una vez la menstruación comenzaba. La investigación sugiere que la cara rojiza iguala la temperatura corporal durante el ciclo.

Pero al contrastar los resultados con modelos de la percepción visual humana, la diferencia más grande del rojo era de 0,6 unidades y se requiere un cambio de al menos 2,2 para ser detectado por el ojo humano.

“Las mujeres no avisan de la ovulación, pero parecen filtrar información de ella, como han mostrado los estudios que sugieren que los hombres las consideran más atractivas cuando están ovulando”, dijo Hannah Rowland, del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge, quien condujo el estudio con Robert Burriss, sicólogo de la Universidad de Northumbria.

Los primates, incluidos los humanos, son atraídos por el rojo, dijeron los autores. Es posible que las mujeres aumenten inconscientemente el rojo natural de su cara durante la ovulación mediante el maquillaje o un vestido rojo.

Mis 10 noticias científicas de la semana (27-2)

1. Una vida por… los huevos

En un sorprendente hallazgo, científicos reportaron en Plos One el animal que más tiempo carga los huevos hasta que eclosionan. Se trata del pulpo Graneledone boreopacifica. La hembra los carga en sus brazos durante 4,5 años. Luego, cuando nacen sus descendientes, ella… muere, como sucede en los pulpos. La hembra fue detectada en un vehículo robótico a 1.397 metros de profundidad y se le hizo un seguimiento periódico: 18 veces en 53 meses. Toda una marca para las denodadas madres.

2. Una herencia de miedo

Los recién nacidos pueden aprender de sus madres a oler el miedo en sus primeros días de nacidos sugiere una investigación hecha con ratas y publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences. Ratas entrenadas para sentir temor al oler menta, transmitieron ese temor a sus descendientes pese a no estar más que en contacto vía un ducto por donde pasaba el aire. Los bebés pueden adquirir las experiencias de sus madres, sugiere la investigación.

3. No somos tan pesados

Medidas tomadas hasta ahora sugerían que nuestra galaxia, la Vía Láctea, es más masiva que la vecina Andrómeda, ambas parte del Grupo Local de Galaxias. Pero un nuevo estudio que tomó en cuenta la gravedad que atrae las galaxias de este grupo y la expansión del universo tomada en galaxias por fuera, revela que nuestra galaxia tiene apenas la mitad d ella masa de Andrómeda. En las dos, asimismo, se encontró que la materia oscura responde por el 90% de la masa. El estudio apareció en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

4. Un cuerpo totalmente chorreado

Desde 2005 se sabía que había chorros de agua saliendo de ciertos puntos de la luna Encelado en Saturno. Un estudio presentado en el Astrophysicial Journal revela que son 131 géiseres los detectados en esa luna, Expiden agua salada del mar interno del satélite natural, salida desde las profundidades. El artículo también explica a qué se debe ese sistema, en parte por las fuerzas de marea que ejerce el planeta de los anillos.

5. La atmósfera es una olla a presión

Uno de los gases de efecto invernadero más potentes es el vapor de agua, y el más abundante, presente de forma natural en la atmósfera. Pero un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences confirmó que la concentración en la troposfera viene en aumento. Y hay más: ese incremento se debe a actividades humanas, primera vez que se demuestra esa relación. La concentración aumenta a medida que se incrementa el calentamiento debido a la quema de combustibles fósiles.

6. El terrible dolor crónico

Un estudio publicado en Science revela que el dolor crónico, realmente, modifica el cerebro, cambio que conduce a la desmotivación común en esas situaciones. El estudio se hizo con ratones. Encontraron que el cerebro de ratones con dolor crónico cambiaba en respuesta a esa condición de molestia. Luego de 12 días de dolor, era menos probable que ciertos tipos de neuronas que responden a la dopamina, químico involucrado en la motivación y la recompensa, enviaran señales de excitación que en ratones sin dolor. Un indicador de que el cerebro en esa condición es menos capaz de motivarse.

7. Muy transparentes

Era un sueño: poder ver a través de los órganos y de todo el cuerpo, visualizar la conexión entre células y las estructuras más finas. Un estudio publicado en Cell reveló un método simple para hacer transparentes los órganos opacos y las biopsias del tejido humano, un avance que allana el camino para unos diagnósticos clínicos más precisos, monitorear enfermedades y una nueva generación de terapias del autismo al dolor crónico.

8. Tumores picantes

Científicos de la Universidad de California reportaron que la capsaicina, ese ingrediente activo del ají, activa un receptor en las células que recubren los intestinos en ratones, desencadenando una acción que al final de cuentas reduce el riesgo de cáncer colorrectal. El estudio apareció en The Journal of Clinical Investigation. A ratones modificados con tumores la capsaicina se los reducía y vivían más.

9. Anticonceptivos cancerosos

Una investigación publicada en Cancer Research reveló que las mujeres que habían tomado recientemente píldoras anticonceptivas con alto contenido de estrógeno y unas pocas formulaciones más tenían un riesgo mayor de desarrollar cáncer de seno. El riesgo era 2,7 veces mayor. Los autores llamaron a la cautela pues se requieren más estudios para confirmar los hallazgos. Un contenido bajo de estrógeno no aumentaba el riesgo.

10. Una vacuna difícil

En animales funcionó a la perfección una vacuna contra la bacteria C. difficile que provoca enfermedad intestinal con diarrea y hasta fallo general de los órganos, que en muchos casos lleva a la muerte. La protección se logró tras dos inmunizaciones revelaron los investigadores en Infection and Immunity. El paso siguiente será llevarla a ensayos clínicos.

Un gen problemático para las mujeres

¿Por qué? Vaya a saberse, pero hay un nuevo caso de gen discriminador: el Apoe.

De él se sabía hace tiempo que está relacionado con la enfermedad de Alzheimer. Y poseer la variante Apoe4 aumenta el riesgo de desarrollar el mal. Pero ese riesgo no está distribuido equitativamente, reportaron científicos en Annals of Neurology.

Las mujeres sanas con una copia del Apoe4 tienen más probabilidad que los hombres que la portan de padecer déficit cognitivo medio o de desarrollar Alzheimer.

Esto explicaría porqué en general ellas están en mayor riesgo de desarrollar la enfermedad que los hombres.

Esa discriminación del gen había sido sugerida hace dos décadas, pero no se había considerado con seriedad.

Michael Greicius y colegas recogieron datos de casi 8.000 hombres y mujeres, unos sin problemas de cognición, otros sí. Aunque todos aquellos con Apoe4 eran más proclives a desarrollar el Alzheimer que aquellos sin la variante, el riesgo era mucho menor en los hombres.

Los hombres con esa variante tenían 27% mayor riesgo de desarrollar problemas cognitivos que los que no la portaban. En las mujeres era del 80%.

No se sabe porqué las diferencias, pero Michelle Mielke, siquiatra epidemiólogo de Mayo Clinic, citado por NPR, cree que la hormona sexual tendría que ver, pues hay estudios que sugieren una interacción entre Apoe4 y el estrógeno.

Cuando ellas sienten ganas de…

¿Ganas de…? Científicos lograron establecer el vínculo entre las hormonas y el deseo sexual en las mujeres, de acuerdo con un artículo en Hormones and Behavior.

Cuando hay mayor deseo puede deberse a los niveles de estrógeno en su pico más alto del mes. Si no siente ganas se debe a la progesterona y el nivel más bajo de fertilidad del mes.

Aunque ya se sabía de la correlación entre los niveles de hormona y la libido, ahora James Roney y colegas de la Universidad de California en Santa Bárbara determinaron una manera de predecir el deseo sexual.

“Hallamos dos señales hormonales que tienen efectos opuestos en la motivación sexual”, dijo Roney citado por LiveScience.

“El estrógeno tiene un efecto positivo con un bache de 2 días. La progesterona tiene un efecto negativo persistente. Tanto para el día del nivel máximo, el anterior y hasta dos días antes.”. Cuando los niveles de hormona y deseo sexual se midieron contra los ciclos menstruales en estudiantes de pregrado, los investigadores advirtieron un incremento medible en los niveles de progesterona al mismo tiempo que las personas sentían una disminución el la motivación sexual. Esa hormona, indicaron los científicos, media en esa caída en el deseo de la fase fértil a la luteal, la segunda mitad del periodo.

El hallazgo puede tener implicaciones para el tratamiento de la falta de apetito sexual y para la manera como se hace la terapia de remplazo hormonal.

Resinas dentales influirían en conducta del niño

Si su hijo se le tuerce… Mentiras, si cambia de comportamiento, podría deberse a sus caries.

Una resina usada para las obturaciones dentales de color blanco podría ser responsable de pequeños déficits neurosicológicos en niños.

La asociación se basa en otro análisis de datos recogidos de 434 niños como parte de una prueba hace una década. El estudio original buscaba probar impactos en el coeficiente intelectual y comportamiento psicológico debido al mercurio que podría ser liberado por las amalgamas de metal en las obturaciones. Entonces, la mitad de los menores recibió las amalgamas, mientras el resto calzas con material mezclado.

Las caries en los dientes frontales siempre son rellenadas con el material compuesto. Los dientes infantiles reciben una resina basada en uretano, mientras los dientes permanentes son rellenados con una resina llamada bis-GMA que es derivada del bisphenol A o BPA, un producto que puede imitar la actividad hormonal del estrógeno y su exposición en el útero ha sido ligada con cambios en el comportamiento en ratones y niños.

Los niños de 6 a 10 años fueron seguidos durante 5 años. Ellos y sus padres participaron periódicamente en evaluaciones de su temperamento, comportamientos (incluida la agresión), actitudes hacia la escuela y las relaciones interpersonales.

El estudio original fue publicado en 2006 y no halló problemas asociados con las calzas odontológicas, aunque los investigadores sugirieron que las calzas compuestas eran problemáticas.

Tras reanalizar los datos, los investigadores encontraron esta vez que los niños que recibieron las bis-GMA exhibían cambios menores en sus evaluaciones de comportamiento.

Los cambios medidos eran pequeños, de 2 a 6 puntos en una escala de 100 y más fuertemente asociadas con altas exposiciones y obturaciones en la parte de atrás, que es las que más se usan al comer, reportaron en Pediatrics.

Se sospecha que algo puede estar disolviendo o descomponiendo las calzas, dijo la líder del estudio, epidemióloga Nancy Maserejian, del New England Research Institutes in Watertown, Massachusetts.

Para examinar su idea, el equipo comenzó un ensayo que monitoreará la orina de niños recientemente tratados con obturaciones de bis-GMA durante al menos 6 meses, en busca de BPA u otros productos de la posible descomposición.

Anticonceptivos afectan… las ranas

No parece asunto cuerdo relacionar la vida sexual de los seres humanos con el futuro de anfibios como las ranas, pero eso es lo que ha establecido un nuevo estudio en el journal Public Libray of Science One, Plos One.

La historia es como sigue: las clases más comunes de anticonceptivos orales contienen estrógeno, con lo cual se previene el embarazo.

El caso es que los estrógenos pueden viajar inalterados a través del cuerpo de la mujer y salir hacia el medio ambiente.

¿Qué sucede? El estrógeno puede interferir en el cortejo de las ranas.

Los investigadores bañaron ranas macho en tanques con varias concentraciones de estrógeno, comparables con niveles medidos previamente en la naturaleza. Fue así como hallaron que los machos hacían menos llamados para informarles a las hembras de su presencia y más sonidos no relacionados con el apareamiento.

Las hembras respondían con menos insinuación sexual.

Los autores, Frauke Hottmann y Werner Kloas, sostienen que cantos de apareamiento menos seductivos podrían significar menos renacuajos. lo que ni más ni menos sugiere que nuestra vida sexual puede influir al menos en la población de anfibios.

Un tema para profundizar.

En la foto, rana enana en Chocó, de Edwin Bustamante

Ciencia curiosa

Nos inundamos nosotros mismos. Extraer agua subterránea para beber, irrigación y otros usos nos beneficia por un lado pero afecta por el otro: ha contribuido con un 6 por ciento del aumento del nivel del mar ocurrido desde 1900. Leonard Konikow, del U.S. Geological Survey en Reston, empleó datos de todo el planeta para mostrar cómo en ese lapso la extracción ha transferido cerca de 4.500 kilómetros cúbicos a los océanos. La tasa ha subido desde 1950 y en especial desde 2000, a partir del cual la extracción de agua subterránea ha contribuido con 0,40 milímetros de aumento del nivel del mar por año, según el estudio publicado en Geophysical Research Letters. Curioso.

Todo por la Luna. Uno de los mosquitos transmisores de la malaria, Anopheles funestus, prefiere picar en noches iluminadas por la Luna según estudio. Durante 35 noches consecutivas, investigadores en Mozambique atraparon mosquitos, en especial A. funestus y compararon las tasas de captura con la conducta del bicho. Fue así como hallaron que la actividad creció con la intensidad de la luz de la Luna, tanto dentro de las casas como en el exterior. Esto fue cierto en particular durante la fase creciente, informaron los científicos en Medical and Veterinary Entomology. Aunque el efecto no incidió en la eficiencia del apareamiento de los machos, sí motivó a las hembras (que son las que transmiten la malaria) a regresar por más alimento (sangre). Bien curioso.

Por un pelito. Los niños serán niños, pero solo… si tienen un gen que evita que se conviertan en niñas. ¿Cómo así? Un estudio en ratones encontró que el gen DMRT1 previene que las células de los testículos se reprogramen como células de ovario, dijeron científicos de la Universidad de Minnesota y la Universidad del Estado de Washington en Pullman en un informe en Nature. Al remover el gen en machos, hizo que las células en los testículos se transformaran en células productoras de estrógeno, incluso en ratones adultos. Curioso.