Otro cancerígeno más

Foto Wikipedia

Pueden hacer daño aunque vengan en dosis pequeñísimas. Un controvertido grupo de químicos, que se encuentran en lociones y otros productos de cuidado personal, pueden ser más dañinos de lo que se creía.

Sí, los parabenos, a la luz de un estudio de investigadores de la Universidad de California en Berkeley publicado en Environmental Health Perspectives afectarían más la salud de lo que se ha creído.

Están en los champús, en distintos cosméticos y en bloqueadores solares. Hace tiempo generan inquietud porque imitan los estrógenos que han sido ligados a un riesgo mayor de cáncer de seno y problemas reproductivos.

Pese a ello, algunos han sugerido que su efecto es muy débil para hacer daño, dijo Dale Leitman, principal investigador del nuevo estudio. “Pero puede que esto no sea cierto cuando se combinan con otros agentes que regulan el crecimiento celular”. Los parabenos son examinados por lo general aislados, no en interacción con otros tipos de moléculas en las células para aumentar el riesgo de cáncer de seno.

En el estudio realizado demostraron que pueden ser más poderosos en dosis bajas de lo que sugerían estudios previos, lo que debería llevar a repensar su papel.

Los hallazgos también cuestionan los métodos de evaluación de seguridad de los productos que podrían no predecir la real potencia de los parabenos y sus efectos en la salud humana.