Una dentadura inmortal

Dientes. Imagínese perder un diente por x o y causa, o que contraiga una caries. ¡Qué bueno sería tener un remplazo… ¡pero natural!
Pues bien, científicos de la Universidad estatal de Oregón hallaron que un gen que tiene que ver con la función inmunitaria y con el desarrollo de la piel y el sistema nervioso, también controla la producción de esmalte dental.
El descubrimiento acerca del gen Ctip2 podría conducir a métodos nuevos para la reparación del esmalte dañado y para prevenir las caries, restablecer los dientes o hasta producir dientes de reemplazo.
“No es inusual que un gen tenga varias funciones, pero antes de esto, no sabíamos qué regulaba la producción del esmalte dental”, señaló en un comunicado de prensa Chrissa Kioussi, profesora asistente del colegio de farmacia de la universidad. “Este es el primer factor de transcripción encontrado hasta ahora que controla la formación y la maduración de ameloblastos, las células que segregan el esmalte”.
Kioussi y sus colegas estudiaron ratones bebé en los que se había desactivado el gen Ctip2 y carecían de su proteína. Los ratones tenían dientes rudimentarios listos para erupcionar, pero no tenían el recubrimiento de esmalte adecuado, por lo que nunca llegarían a ser funcionales.
Los hallazgos fueron publicados en Proceedings of the National Academy of Sciences.