¿Cáncer? Un examen de sangre lo dirá

Un examen de sangre para diagnosticar cáncer. Sí, es posible.

Investigadores de la Universidad de Bradford parecen haberlo desarrollado. Hasta ahora ha funcionado con alta confiabilidad para detectar el cáncer y condiciones precancerosas de pacientes con melanoma, cáncer de colon y de pulmón.

Estudio aparece publicado en el Faseb Journal.

El test sanguíneo permitirá a los médicos descartar el cáncer en personas que presenten ciertos síntomas, ahorrando tiempo y costosas pruebas invasivas. También podría ser útil para ver pacientes sospechosos de tener un cáncer difícil de detectar.

El examen, Lymphocyte Genome Sensitivity (LGS), analiza las células blancas (leucocitos) y mide el daño causado a su ADN cuando son sometidas a diferentes intensidades de luz ultravioleta. Los resultados muestran una distinción clara entre el daño de las células de pacientes con cáncer, con condiciones precancerosas y de pacientes sanos.

Esas células, explica Diana Anderson, cabeza de la investigación, son parte del sistema natural de defensa del cuerpo y están bajo estrés cuando combaten el cáncer u otras enfermedades. “Encontramos que las personas con cáncer tiene un ADN que es más fácilmente dañado por la luz ultravioleta que las otras personas”.

Al momento se efectúa un ensayo clínico en el Bradford Royal Infirmary, con el cual se estudia la efectividad del test para predecir correctamente cuáles pacientes podrían beneficiarse o no de una colonoscopia que es el método actual preferido de investigación.

Bueno, ¿y cuánto pescado debo comer?

Que coma esto, que se tome lo otro. Que así andará mejor su salud. Todo eso es válido, pero, ¿cuánto me hace bien?
En el caso de los ácidos grasos Omega-3, la recomendación parece clara: 200 miligramos al día.
Un estudio en hombres, publicado en Faseb Journal, permitió establecer que 200 mg de ácido docosahexaenoico es justo la cantidad que se necesita para proteger contra la enfermedad cardiovascular en hombres sanos.
Con esa cantidad se afectan los marcadores bioquímicos que predicen con mayor confianza los problemas cardiovasculares, como los relacionados con el envejecimiento, la aterosclerosis y la diabetes.
En el estudio, Michel Lagarde, coautor, y colegas, suministraron a 12 machos dosis de 200, 400, 800 y 1.600 miligramos diarios del ADH durante dos semanas. Ellos tenían de 53 a 65 años de edad.
Tras eso se examinaron los marcadores y determinaron que 200 miligramos estaban bien. Lo que sigue será ampliar los estudios con más personas para corroborar y reafirmar los hallazgos.
Estos ácidos grasos se encuentran en alta proporción en los tejidos de ciertos peces, por regla general el pescado azul, así como en algunas fuentes vegetales, tales como la semilla del lino y las nueces.