Las mujeres se ponen rojas cuando ovulan

Se sabía ya que los hombres encuentran más atractivas a las mujeres cuando ellas están ovulando, pero no se sabe bien cómo lo perciben. Ahora un estudio avanza un poco más: muestra cómo su rostro se torna más rojizo en esos días, un cambio que permanece bajo el rango de capacidad de detección por el ojo humano.

Sí, su cara se pone más roja, pero ¿por qué el hombre no lo visualiza? Tal vez la evolución ha ocultado la situación para beneficio de ellas.

Las señales involuntarias de ovulación pueden prevenir una inversión de largo tiempo por parte de los machos. En varias especies de primates los machos solo se interesan en ellas cuando son fértiles. En humanos es menos clara y la conducta sexual no está restringida al periodo de máxima fertilidad.

En el estudio, publicado en Plos One, se fotografió a 32 mujeres a la misma hora cada día por un mes, en el mismo ambiente, usando una cámara modificada para capturar el color rosado (usualmente usada para estudiar el camuflaje en la naturaleza).

Se diseñó a la vez un programa de computador para seleccionar un parche idéntico de cada fotografía. Las participantes también fueron examinadas para ver los cambios hormonales en momentos claves.

El aumento de una hormona decía a los investigadores que la ovulación ocurriría en las siguientes 24 horas, por lo que conocían cuál fotografía pertenecía a la fase de mayor fertilidad.

El equipo convertía las imágenes en valores de rojo/verde/azul para medir los niveles de colores y los cambios.

Encontraron que el rojo variaba mucho durante el ciclo evolutivo, con pico en la ovulación y permaneciendo alto durante las etapas finales del ciclo luego de que los niveles de estrógeno habían descendido. La piel rojiza subía mucho una vez la menstruación comenzaba. La investigación sugiere que la cara rojiza iguala la temperatura corporal durante el ciclo.

Pero al contrastar los resultados con modelos de la percepción visual humana, la diferencia más grande del rojo era de 0,6 unidades y se requiere un cambio de al menos 2,2 para ser detectado por el ojo humano.

“Las mujeres no avisan de la ovulación, pero parecen filtrar información de ella, como han mostrado los estudios que sugieren que los hombres las consideran más atractivas cuando están ovulando”, dijo Hannah Rowland, del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge, quien condujo el estudio con Robert Burriss, sicólogo de la Universidad de Northumbria.

Los primates, incluidos los humanos, son atraídos por el rojo, dijeron los autores. Es posible que las mujeres aumenten inconscientemente el rojo natural de su cara durante la ovulación mediante el maquillaje o un vestido rojo.

Esos días, las mujeres andan de rojo

Entre los primates, la hembra humana tiene una condición única: la fase de fertilidad no es visible a los ojos de los demás. Y sí que se ha esforzado la ciencia por hallar señales que indiquen su estado.

Un nuevo estudio sugiere que en la fase fértil del periodo, las mujeres son más dadas a utilizar prendas rojas.

En el estudio a 124 mujeres, de los 18 a los 47, se les preguntó que color estaban usando y cuándo habían tenido la última menstruación. De acá calcularon si estaban en el pico de fertilidad (6 a 14 días tras el último periodo).

Los resultados sugieren que es casi 3 veces más probable que aquellas que usan prendas rojas o rosadas estén en ese pico que las que estaban vestidas con otro color.

¿Una forma directa de ver la ovulación? Muy sutil, como algunas otras que han hallado otras investigaciones: más piel descubierta, rostro más rozagante y varias más, pero no es nada sencillo.

Este estudio no analizó el nivel hormonal, una manera más exacta de predecir el pico de fertilidad.

Los investigadores recordaron que el color rojo significa amor y pasión y otros estudios han mostrado que los hombres ven más atractivas a mujeres rodeadas por un borde rojo.

Otras investigaciones han hallado que las mujeres reportan mayor deseo sexual alrededor de ese pico, mayor atracción a rasgos masculinos y una tendencia a usar prendas más llamativas.

Los investigadores del artículo sobre los vestidos rojos encontraron también que el rojo se usaba más en el pico de fertilidad en invierno y sugieren que la ‘estrategia roja’ podría emplearse cuando no tienen otras formas de llamar la atención, a diferencia del verano.

¿Será verdad? Un campo sobre el cual falta no solo investigar más sino obtener resultados más concluyentes.

La investigación aparecerá en el journal Psychological Science.

Hombres con falda serían más fértiles

El problema de infertilidad de algunos hombres no estaría en sus pantalones sino en sus… ¡faldas!

Un estudio acaba de mostrar que los hombres con falda son más fértiles. ¿Y dónde las usan? En Escocia.

Investigadores creen que usar faldas podría alentar la fertilidad de un hombre, a la vez que le proveería beneficios sicológicos.

Los expertos médicos basan su aseveración en estudios que prueban que el conteo de espermatozoides aumenta cuando el área del escroto está más fresca. Por ejemplo, un estudio del año pasado sugiere que utilizar bóxer suelto es mucho mejor que el pantaloncillo apretado.

“Basados en la literatura de la temperatura escrotal, en cuando a la espermatogénesis (desarrollo del esperma) y fertilidad, los hombres que usan regularmente falda en los años en que quieren procrear tendrían mejores tasas de espermatozoides de calidad y mayor fertilidad”, escribieron los autores del estudio.

El artículo apareció en el Scotthish Medical Journal.

Otros estudios han hallado que actividades que aumentan la temperatura de esa zona, como los saunas calientes y los laptops pueden afectar adversamente el conteo de espermatozoides y su motilidad.

Y la forma más sana de usar una falda sería sin pantaloncillos ni bóxer, según los autores.

Para ellos habría una ganancia adicional: beneficios sicológicos asociados con el uso de la falda, un sentimiento de masculinidad y orgullo y la atención que recibirían de sus admiradoras.

Como la falda usada en Escocia es una prenda masculina, los hombres no deben sentirse avergonzados del uso terapéutico durante cierto periodo de tiempo para mejorar la cantidad y la calidad de los espermatozoides.

Los autores aclaran sin embargo, que se requerirán más estudios para probar que esa hipótesis es cierta. Esta es una aproximación apenas.

Más horas de televisión significan semen más malo

Pasar la vida sentado o recostado mirando la televisión no sería buena noticia. No si usted es hombre. Tampoco si espera concebir hijos.

Si pasa cuando menos 20 hora semanales frente a la pantalla chica, su conteo de esperma puede reducirse a la mitad, según un estudio de Harvard School of Public Health citado por la BBC, que analizó si la calidad humana disminuye con la vida sedentaria.

Fue así como se les preguntó a 189 estudiantes de 18 a 22 años que describieran sus hábitos: ejercicio, dieta, niveles de estrés, tabaco y horas frente al televisor.

“Descubrimos que quienes miraron más televisión, su conteo de esperma era 44% menos, en comparación con quienes realizaban al menos 15 horas de actividad física a la semana, que registraron un incremento del 73%”, le explico a BBC Mundo Audrey Gaskin, cabeza del estudio publicado en el British Journal of Sports Medicine.

La actividad física fue definida, para efectos de la investigación, como cualquier actividad moderada a fuerte que generara sudor.

La idea era allegar más información sobre cómo los estilos de vida pueden afectar la calidad del semen y la fertilidad masculina.

Para explicar la situación hay varias hipótesis. Una, dice el informe de la BBC, puede ser la temperatura que alcanza el escroto tras muchas horas de televisión, aunque según la investigadora eso no es aceptado por todos.

“También hay quienes piensan que la vida sedentaria incrementa el estrés”.

El estudio no halló diferencias importantes en la masa de grasa corporal, no hallando variaciones significativas entre hombres obesos y delgados.

El semen induce la ovulación

No parecería buena idea planificar con el método del ritmo a la luz de un sorprendente hallazgo sobre la vida secreta del semen.

Este no es solo el medio de transporte de los espermatozoides hacia su destino final. El líquido seminal contiene una sustancia que puede activar la ovulación en la hembra y varios mecanismos que apoyan las respuestas hormonales a la preñez en hembras de mamíferos, un hallazgo que podría conducir a nuevos tratamientos de fertilidad en humanos.

Como la mayoría de las hembras animales, las mujeres son ovuladoras espontáneas, o sea que liberan los óvulos de forma regular independiente de su actividad sexual. En pocas especies, como camellos y conejos, la liberación se produce en respuesta al sexo, son animales llamados ovuladores inducidos.

Por décadas se ha discutido que en esos animales la estimulación física por el seco activa respuestas hormonales en la hembra que conducen a la producción y liberación del huevo. En 1985, científicos chinos retaron tal idea al sugerir que debería haber un factor de inducción a la ovulación en el semen, una sugerencia en contravía de la sabiduría popular que pronto fue desechada.

Gregg Adams, de la University of Saskatchewan en Saskatoon, Canadá, examinaron la idea china en 2005, inyectando el fluido seminal de machos en hembra llama para ver si ovulaban sin estimulación genital. Para sorpresa, eso tuvo un poderoso efecto ovulatorio.

Eso alentó una búsqueda de aquel factor en el semen que duró 7 años. Ahora, en un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences-PNAS, Adams y colegas dicen que lo encontraron.

Se trata de una proteína crucial apra el desarrollo y supervivencia de las neuronas sensoriales: el Factor de Crecimiento Neuronal, una molécula encontrada en el cuerpo de muchas especies.

El FCN fue hallado en el semen de toros en los años 80 y Adams y su equipo la han encontrado en el semen de muchas otras especies, incluidos los humanos.

En otros experimentos, establecieron que la molécula facilita la reproducción en muchas especies. En vacas, sin embargo, tiene otros efectos, promoviendo el desarrollo y funcionamiento del corpus luteum, una estructura endocrina temporal crucial para el mantenimiento de la preñez.

Las hembras promiscuas son ganadoras

Condenada socialmente por razones diferentes y obvias varias de ellas, la promiscuidad, en especial la femenina, no es tan mala después de todo, de acuerdo con un estudio publicado en Science.

Sí: las hembras en poblaciones nativas son más promiscuas para rechazar el esperma de machos incompatibles genéticamente, dijeron investigadores de la Universidad de East Anglia.

El hallazgo ayuda a resolver un acertijo evolutivo: ¿por qué las hembras de la mayoría de especies se aparean con más de un macho, aunque uno solo podría brindarles fertilidad total y la promiscuidad puede conllevar riesgos fatales para la hembra?

Con el escarabajo de la flor roja como modelo, los científicos investigaron los beneficios reproductivos de la promiscuidad femenina o poliandria. Esta práctica, en la que los huevos u óvulos son fertilizados por múltiples padres es la norma en la mayoría de las especies, de los chimpancés a las gallinas, el salmón y el erizo de mar. Pese a que los biólogos han documentado costos importantes para las hembras por ese patrón de apareamiento, incluso la muerte, el nuevo hallazgo muestra que puede haber beneficios también.

El equipo de investigadores halló que el éxito reproductivo de las hembras en poblaciones no familiares era idéntico, así se apareara con uno o con cinco machos. En las poblaciones con familiares, las hembras que se apareaban con un solo macho mostraban un 50% de reducción en el número de descendientes vivos que podían producir. Sin embargo, las hembras que se apareaban con cinco machos de la población familiar alcanzaban un éxito como el obtenido con poblaciones diferentes. El efecto se debía entonces a la incompatibilidad genética entre machos y hembras, que prevalece en una población cercana.

Los resultados mostraron que las hembras poseen mecanismos que les permiten filtrar el esperma más compatible genéticamente para producir una descendencia más viable.

Por algo son promiscuas.

El portátil lo puede dejar de tío

Hoy se venden más portátiles que computadores fijos, algo alentado por la necesidad de información. ¿Sabía usted que un portátil lo puede dejar infértil?

No es por alarmar, porque de seguro estará pensando que es muy cuidadoso para que no se le caiga y lo golpee ahí, donde también está pensando. Quizás, se imagine radiaciones que hacen que su capacidad de ser fértil decaiga.

No. No es eso. Cuando use el laptop sobre sus piernas, asegúrese de mantenerlas separadas, es el consejo que se desprende de un nuevo estudio publicado en Fertility and Sterility.

Al mantener las piernas separadas, se genera menos calor en el escroto. Y un escroto caliente no es como para reírse. Los testículos mantienen por lo general una temperatura 2 a 4 grados más fresca que el resto del cuerpo, un ambiente propicio para la rápida naturaleza divisoria de las células espermáticas.

Calentar de más esa área puede generar estrés oxidativo, disminuir el movimiento de los espermatozoides y reducir su capacidad de fertilizar un óvulo durante semanas o meses.

El urólogo Yefin Sheynkin, de Stony Brook University y sus colegas examinaron 29 hombres de 21 a 35 años en tres pruebas, en cada una de las cuales cada hombre operaba un portátil sobre sus piernas durante una hora.

En un test las piernas estaban juntas, en otro separadas en ángulo de 70 grados y con pantalla debajo del equipo, en el tercero juntas pero con la pantalla entre piernas y laptop.

Se encontró que las tres formas de usar el portátil aumentan la temperatura escrotal, per mantener las piernas separadas la aumenta menos, 1,4 grados. Con ellas juntas y la pantalla subía 2,2 y con ellas juntas 2,3 grados.

Tardó 28 minutos para que el escroto aumentara 1 grado estando las piernas separadas, 14 juntas con la pantalla y 11 juntas sin pantalla.

“Tener las piernas juntas, como la mayoría de las personas usan el portátil, es peor”, dijo Edmund Sabanegh a ScienceNews.

Y aunque de pronto no todos pierdan la fertilidad por esa razón, ¿quiere averiguar si usted sí?

Piernas aparte.

Ellos las prefieren así…

El cuerpo de una mujer entrega pistas sobre su estado de fertilidad, hablando en términos generales, mientras su rostro permite una mirada sobre su valor reproductivo a largo plazo.

Por eso, los hombres que buscan una relación pasajera con una mujer, están más interesados en su cuerpo, mientras que aquellos que desean algo duradero se enfocan en la cara, de acuerdo con un estudio de psicólogos de The University of Texas en Austin.

Los hallazgos sugieren que quienes buscan una relación corta poseen adaptaciones psicológicas para mirar compañeras fértiles que pueden engendrar.

“El cambio en las prioridades del hombre depende de lo que quieren en una pareja, con los rasgos del rostro tomando lugar más importante cuando la meta es una relación a largo plazo”, indicó Jaime Confer, coautor del estudio.

“El apareamiento es tema central en la máquina de la selección natural. Este estudio ayuda a clarificar las preferencias de la gente”.

Las mujeres, por su parte, no exhiben una diferencia significativa en su interés por caras o cuerpos cuando miran compañeros para relaciones cortas o duraderas, reveló el estudio publicado en Evolution and Human Behavior.

Como parte del estudio, a 375 estudiantes de universidad se les presentó una foto de otra persona, cuya cara y cuerpo estaban ocultos, persona que estaba señalada como de una relación corta o de una duradera: Los participantes pudieron mirar la cara o el cuerpo, pero no ambos.

Un 25 por ciento a los que se les dijo considerar la compañera como duradera miró su cuerpo, en contraste con el 51 por ciento que escogió el cuerpo para una a corto plazo.

Marihuana para no concebir

Marihuana y fertilidad. La evidencia sugiere que la fertilidad humana es afectada por la exposición prolongada a la marihuana. Los endocanabinoides y sus receptores están presentes de hecho en el tracto reproductivo masculino, sugiriendo un papel en la fertilidad, pero no se había probado genéticamente.
En un estudio que aparece Biology of Reproduction, Xiaofei Sun y colegas encontraron que en ratones que carecían de la amina hidrolasa de ácidos grasos el esperma tenía menor capacidad de fertilizar el huevo al tener mayores niveles de anandamida, un endocanabinoide. ¿En qué se relaciona con los humanos? Que se ha comprobado que el consumo prolongado de marihuana eleva el nivel de la anandamida, lo que disminuye su fertilidad.