La famosa que se mató al caer de 13 metros

Restos de Lucy. Foto J. Kappelman

Restos de Lucy. Foto J. Kappelman

Lucy, la famosa Australopithecus afarensis, cuyos restos muy completos fueron hallados en 1974 en Etiopía y que dieron origen a la especie, un ancestro de los humanos que vivió hace cerca de 3.180.000 años, acaba de contar otra historia. La historia de su muerte.

De ella se ha especulado si pasaba su tiempo en los árboles o ya andaba sobre tierra. Y tal eso fue lo que la mató.

Un estudio publicado en Nature sugiere que Lucy murió… al caer de un árbol. Sus heridas fueron mortales, dice John Kappelman, antropólogo de la Universidad de Texas y autor principal del estudio.

Junto a Richard Ketcham escanearon mediante tomografía computarizada ese 40 % del cuerpo que quedó preservado para la historia, creando un archivo digital con más de 35.000 diapositivas.

Lucy es preciosa. Solo hay una y uno quisiera estudiarla tanto como sea posible”, dijo Ketcham. La TC no es destructora, de modo que puede verse lo que hay adentro, los detalles internos y la disposición de los huesos.

Al estudiarla, Kappelman advirtió una situación inusual: la punta del húmero derecho estaba fracturada de una forma no vista en fósiles, preservando una serie de roturas precisas, claras con fragmentos pequeños y astillas aún en su sitio.

Esta fractura se da cuando la mano golpea la tierra en la caída, impactando los elementos del hombro uno contra otro creando una señal única en el húmero”, explicó. Se basó además en la opinión de Stephen Pearce, cirujano ortopédico.

Para este médico, “la lesión es consistente con una fractura de 4 partes, provocada por una caída de una altura considerable, cuando la víctima consciente estiró el brazo en un intento por frenar la caída”.

También se aprecian fracturas aunque menos serias del hombro izquierdo, y también se ve en el tobillo derecho, la rodilla izquierda, la pelvis y la primera costilla, una marca de trauma severo, consistentes todas con una caída.

Los investigadores concluyeron que ocurrieron perimortem, o cerca de la muerte.

Pudo caer de una altura de más de 13 metros, golpeando el piso a más de 55 kilómetros por hora, deducción realizada al comparar con lesiones de chimpancés.

Lucy pudo caer sobre sus pies y luego sobre sus brazos. Murió rápido.

Que no bote su dinero en suplementos

Una de las grandes mentiras de hoy es la publicidad. Tómese esto y aquello para que esté mejor, lo cual no es cierto en todos los casos. Y para ello se vale de estudios científicos que no logran conclusiones importantes.

Tomar suplementos de vitamina D y calcio no sería efectivo para prevenir fractura de huesos en mujeres postmenopáusicas a la luz de un nuevo estudio.

El reporte no encontró evidencia de que tomar más de 400 unidades internacionales de vitamina D y 1.000 miligramos de suplementos de calcio todos los días reduzca el riesgo de fractura en mujeres postmenopáusicas sanas. De hecho, esos niveles aumentarían el riesgo de desarrollar cálculos de riñón.

Por eso el panel conocido como la Fuerza de Tarea Preventiva dijo que las mujeres en esa edad no deberían tomar esos suplementos a esos niveles ni en menor cantidad para prevenir las fracturas.

Se alertó de todas formas que se necesitan más estudios para determinar si unos niveles más altos de esos suplementos serían útiles.

Tampoco hay suficiente evidencia para recomendar o no el uso de esos suplementos para prevenir fracturas en hombres o en mujeres antes de la menopausia.

Las recomendaciones solo son válidas para personas sanas.

La decisión de tomarlos o no debe recaer en el médico y el paciente, dijo Linda Barman, profesora emérita de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Wisconsin-Madison e integrante de la Fuerza.

El Instituto de Medicina dijo que la gente necesita de 600 a 800 unidades de vitamina D y de 700 a 1.300 miligramos de calcio a día, dependiendo de la edad.

La Fuerza de Tarea recomienda 800 unidades de vitamina D en adultos mayores de 65 y más para prevenir caídas por deficiencia de ese elemento.

Ya sabe: si le venden la idea de tomar suplementos a diestra y siniestra, podría estar botando su dinero.

La Luna tendría vida

Suspiros es lo que ha robado. La Luna parece un preciado objeto del deseo para el hombre. Tanto, que tuvo que ir a ver cómo era. No se encontró vida, pero podría tener agua.
¿Qué pensaría si le dijeran que está viva? Pues sí, aunque no está confirmado, podría estar muy activa geológicamente hablando.
Cuando los astronautas de la Apolo 17 estaban en la Luna, trataron de subir el vehículo explorador por el lado de una altura rocosa, Lincoln-Lee, casi no lo logran.
Ese accidente es la clase de rasgo que aparece cuando un pedazo de de roca se desliza sobre otro por la compresión.
En aquel entonces, los astronautas Cernan y Schmitt no podían saber de qué se trataba. Pero imágenes de alta resolución tomadas por el Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO), mostraron que se trata de una fractura geológica.
Hoy en la revista Science, los científicos concluyeron que esos rasgos se encuentran en muchas partes de la Luna, lo que sugiere que este satélite se ha estado contrayendo y estirando, aunque el diámetro lunar no debe haber cambiado más de 200 metros.
Los sitios escarpados como aquella roca no deben tener más de 800.000 a 1 millón de años, anda en términos geológicos.
La Luna, incluso, podría estar activa hoy.
“Estamos viendo que es un planeta muy dinámico”, dijo Michael Wargo, científico lunar de la Nasa.
Esas mismas fallas están presentes en Marte y Mercurio, pero son mucho más evidentes, más largas.
Foto cortesía Nasa