Las 10 noticias científicas de la semana

Fumigación de cultivos. Foto Jaime Pérez

1. La química de la muerte

La exposición continua y en distintos ambientes a químicos tóxicos está cobrando no solo muchas vidas sino la salud de muchas personas y problemas de reproducción a las personas, reveló un informe de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (Figo). Los abortos, nacimientos prematuros, fetos con malformaciones y menor desarrollo neurológico están entre las consecuencias. La exposición está en el aire, el agua y los alimentos. Solo por contaminación del aire cada año mueren 4 millones de personas.

2. Calcio para qué

No se gaste el dinero en eso: dos estudios publicados en el BMJ concluyeron que la ingestión de calcio mediante dieta o suplementos no mejora la salud ósea ni impide las fracturas en los ancianos, o sea que no debe recomendarse para ese fin. La recomendación ha sido tomar 1.000 a 1.200 miligramos/día de calcio para mejorar la densidad ósea y prevenir fracturas. Muchos toman suplementos para seguir la recomendación. Pero no, no funciona según los dos estudios.

3. Nuestras diferencias

El Proyecto 1.000 genomas revela hallazgos. Establecido en 2008 para secuenciar genomas de más de mil personas de las Américas, África, Europa, este y sur de Asia, Se encontró que el tipo más común de variación genética, el 99%, con los polimorfismos de nucleótido simple, un solo cambia de letra en el alfabeto. Además, las 2.100 a 2.500variantes estructurales detectadas afectan más el ADN a través del genoma. Se encontró además que un genoma típico difiere del genoma modelo en unos 4,1 a 5 millones de sitios. El estudio apareció en Nature.

4. Gasolina que no hace ¡pum!

Científicos de Caltech y el JPL de la Nasa encontraron un polímero que como aditivo de la gasolina reduce la capacidad explosiva de esta cuando ocurre un accidente, por ejemplo de un avión, que empeora las consecuencias. El aditivo cumple su papel sin afectar el desempeño del combustible, reveló el artículo publicado en Science. El polímero posee unas supermoléculas que evitan que el combustible se disperse violentamente y explote, esto sin alterar sus propiedades energéticas y densidad.

5. Muéstrame tu huella

Un estudio reveló que es posible identificar el origen ancestral de una persona con base solamente en sus características y aunque se necesita profundizar más en la investigación. En el estudio publicado en American Journal of Physical Anthropology se analizó de dos formas la huella del índice derecho de 243 individuos de distintas procedencias. No hallaron diferencias entre hombres y mujeres pero sí en cuando al ancestro americano-europeo o americano-africano. Un tema con muchas implicaciones.

6. Borrachos y envenenados

Un estudio en el Journal of Environmental Health presentó el análisis de 65 marcas de vino de Estados Unidos, de diferentes regiones. En todas, salvo una, halló rastros de arsénico por encima de los límites permitidos allí. La agencia ambiental EPA permite no más de 10 partes por mil millones pero se encontró entre 10 y 76, con promedio de 24. Bajo determinadas condiciones en la dieta, pueden ser dañinas esas concentraciones. Si eso es allá…

7. Que no se les olvide

No ha sido publicado aún en revista, pero científicos de la Universidad del Sur de California y el Centro Médico Bautista Wake Forest desarrollaron un dispositivo con electrodos pequeños que implantado en el cerebro ayudan en problemas de pérdida de memoria. Examinado bien con animales, ahora comienza su ensayo con humanos. En pérdida de memoria no se pueden transmitir bien las señales para crear recuerdos, por lo que personas con problemas como alzheimer recuerdan bien algo de hace mucho tiempo pero no reciente. Eso trata de remediar el dispositivo.

8. Fuego cruzado

La evidencia clara hasta el momento apunta a que un gran asteroide impactó con la Tierra, en el Golfo de México y lo que siguió produjo la extinción de los dinosaurios. Un estudio en Science complementa el panorama: el asteroide produjo una activación de volcanes en India durante cientos de miles de años, lo que contribuyó fuertemente a la gran extinción masiva que hubo entonces. El papel de los volcanes ha sido sugerido en distintas oportunidades, pero esta vez las pruebas parecen más firmes.

9. Sed marciana

En Marte hay agua, cuento viejo. Lo que no se sabía es que podía estar en estado líquido y eso reveló un artículo en Nature Geoscience que analizó datos espectrográficos de la sonda Mars Reconnaissance Orbiter de varios sitios del planeta en los cuales aparecen manchas de las laderas de los montes. Se trata de agua salada dijeron los investigadores. Eso abre nuevas posibilidades para la exploración del planeta en un futuro lejano.

10. Positivos ante todo

Las personas que son positivas frente a la vida se diferencian no solo por eso sino por poseer unas conexiones cerebrales diferentes a las de quienes son negativos, reveló un estudio de la Universidad de Oxford publicado en Nature Neuroscience. El hallazgo se hizo tras estudiar imágenes cerebrales de 461 personas y analizar unas 200 formas de conexión entre áreas en el cerebro.

Otra señal de agua en Marte

El explorador marciano Opportunity halló rastros de brillantes venas de mineral, presumiblemente gypsum, depositado por el agua en el lugar.

“Esto habla es de una historia del agua fluyendo a través de las fracturas subterráneas”, según Steve Squyres, de Cornell University, principal investigador de Opportunity.

Para él, ese material es un puro depósito químico que se formó en el sitio donde fue visto por el explorador marciano y se puede afirmarlo por otros rastros de gypsum hallado y por otros minerales relacionados con el agua.

Este nuevo aporte se suma a la serie creciente de evidencias que hablan de un pasado mojado en Marte.

La vena examinada de cerca por Opportunity es del ancho de un dedo, 1 a 2 centímetros y de 40 a 50 centímetros de longitud y sobresale en el terreno.

Nada de esto se ha visto en los 33 kilómetros recorridos por el explorador de la Nasa durante los 90 meses que lleva de exploración, dijo un comunicado de la Nasa.

Foto cortesía Nasa en la que se aprecia el mineral que debió ser arrastrado por el agua.

Descifran crimen de hace 2.500 años

Lo cogieron y lo colgaron. Luego, ya muerto, lo decapitaron. Científicos que parecen haciendo de policías descifraron ese asesinato, un asesinado que se sepa, nunca fue denunciado: ¡ocurrió hace 2.500 años! En plena Edad de Hierro.

Durante excavaciones en la Universidad de York se encontró en 2008 el cráneo y el cerebro de alguien que vivió en aquel periodo. Perteneció a una persona que fue víctima de un ritual.

Las fracturas y marcas de los huesos sugieren que el hombre, que tenía entre 26 y 45 años, murió probablemente ahorcado y después fue cuidadosamente decapitado y su cabeza enterrada aparte del cuerpo.

Dentro del cráneo se encontraron rastros del cerebro, siendo uno de los cerebros más antiguos hallados en Europa.

Un equipo multidisciplinario de científicos, incluyendo arqueólogos, químicos, bioarqueólogos y neurólogos condujo el estudio para tratar de ver cómo sobrevivió el cerebro tanto tiempo, cuando el resto de tejidos blandos se descompuso.

El estudio fue publicado en el Journal of Archaeological Science.

Desde su hallazgo el cerebro es preservado baja estrictas condiciones controladas para evitar que se destruya, pero se han examinado muestras con sofisticados equipos, incluyendo escáneres.

La datación indica que ese individuo vivió en algún momento entre el año 673 y el 482 antes de Cristo.

Se cree que parte de la extraña preservación del cerebro se debe a que fue enterrado pronto tras la muerte.

Foto cortesía U. de York.