Si estira se convierte en ‘looser’

Si va a hacer ejercicio, no se estire. ¿Cómo así si es lo que se ha recomendado?

Un artículo en New York Times que cita recientes investigaciones aconseja una vez más no estirar.

Sí, crecimos escuchando que nos estiráramos, que tocáramos los dedos de los pies durante 30 o más segundos, pero eso en nada ayuda al desempeño y antes perjudica.

En años recientes, escribió Gretchen Reynolds una cantidad de experimentos ha echado tierra a esos consejos. En vez de eso, los científicos han descubierto que ese estiramiento estático puede disminuir la velocidad de los atletas sin reducir para nada el riesgo de lesiones.

Y hay nuevos estudios al respecto. Uno, publicado en The Journal of Strength and Conditioning Research concluyó que si uno se estira antes de alzar pesas, se puede sentir más débil y cansado de lo que esperaba durante la rutina.

En Croacia, investigadores reexaminaron datos de un artículo aparecido en The Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sports. Ambos engordan el consenso científico de que el estiramiento pre-ejercicio es innecesario y probablemente contraproducente.

Investigadores de la Universidad de Zagreb analizaron cientos de experimentos en los cuales los voluntarios se estiraban y luego saltaban, corrían o alzaban pesas y se les medía su potencia. Excluyeron esos en los que las personas calentaban trotando.

Analizaron así 104 estudios y mediante cálculos estadísticos sofisticados determinaron cómo el estiramiento afectaba el rendimiento.

Los números, en especial para atletas de competencia, son claros. El estiramiento estático reduce un 5,5% la fuerza en los músculos estirados, con un impacto mayor en quienes se estiraban 90 segundos o más, y menos entre quienes lo hacían por menos de 45 segundos, aunque en general los músculos se mostraban menos fuertes.

También eran menos potentes, con potencia como una medida de la capacidad del músculo de producir una fuerza durante las contracciones, según Goran Markovic, profesor de Kinesiología en la Universidad de Zagreb y autor senior del estudio.

La potencia caía un 2% después del estiramiento. Así, el desempeño muscular explosivo también caía un 2,8%.

El desempeño tras calentar con estiramiento era peor que si no hubiese calentado del todo.

10 noticias científicas de la semana

1. El bosón predice fin del universo

El descubrimiento del bosón Higgs el año pasado permitió realizar cálculos que antes no se podían concretar porque faltaban datos. ¿Qué arrojó? Según Joseph Lykken, físico teórico del Laboratorio del Acelerador Fermi, las proyecciones indican que el universo finalizará en un gran cataclismo en billones de años, lo que indica que vivimos en un medio altamente inestable. Pero no nos preocupemos por eso: mucho antes de eso, en solo 4.000 millones de años, la Tierra será muy posiblemente borrada del mapa por nuestro Sol.

2. Se aclara la materia oscura

El físico y nobel Samuel Ting, del MIT, informó a principios de la semana que publicará en breve un artículo con una revelación sobre la materia oscura, que aún no se sabe qué es y que constituye un 21% de la masa del universo observable.

Algunos sugieren que está hecha de Wimps (partículas masivas de interacción débil), un tipo de partículas que son al mismo tiempo sus propias antipartículas. Al interactuar se aniquilan liberando partículas hijas, un electrón y su contraparte antipartícula el positrón. Se cree que al fin el espectrómetro alfa en la Estación Espacial detectó ese evento, la mismísima materia oscura.

3. Meteorito vino desde un mundo raro

Ignacio Ferrín y Jorge Iván Zuluaga, astrónomos de la Universidad de Antioquia, realizaron los primeros cálculos conocidos de la órbita del meteorito que cayó en la región de Chelyabinsk en Rusia. Sus cálculos, basados en una novedosa técnica que considera la sombra que creó, sugieren que provino de una zona de asteroides entre Marte y la Tierra. El asteroide tenía unos 17 metros, el más grande desde el evento Tunguska en 1908, y explotó liberando una energía de unas 30 bombas de Hiroshima.

4. La foca anda mediodormida

Un estudio revelado en el Journal of Neuroscience mostró en focas un hecho no documentado antes: estos animales duermen con la mitad de su cerebro despierto cuando se encuentran en el agua. En tierra duerme todo. Una situación relacionada con la acetilcolina, un químico cerebral importante, que desciende en la zona cerebral dormida y aumenta en la que se mantiene en vigilia.

5. Aprueban primera retina artificial

La FDA de Estados Unidos aprobó el primer implante retinal para adultos, la prótesis Argus II, para tratar pacientes con retinitis pigmentaria avanzada. El dispositivo incluye una pequeña videocámara, un transmisor en unas gafas, una unidad de procesamiento de videos y una retina artificial implantable. De este modo los adultos que han perdido la capacidad de percibir formas y movimientos podrán desempeñarse mejor en su vida diaria.

6. Encontraron planeta que tomó chiquitolina

A 210 años luz de la Tierra, el observatorio espacial Kepler encontró un sistema planetario de tres miembros, uno de los cuales, el Kepler-37b mide solo un tercio de la Tierra siendo más pequeño incluso que Mercurio, el menor de los planetas del Sistema Solar. La estrella madre es similar a nuestro Sol, pero no se cree que exista vida pues los planetas orbitan muy cerca a su estrella.

7. Unos peces pastilleros

Los ríos de muchas regiones del planeta reciben la descarga de infinidad de sustancias, entre ellas medicamentos. Pues bien, en Suecia científicos encontraron que los peces que viven en un medio donde se encuentran restos de Oxacepam, conocido antidepresivo, son más activos y agresivos, siendo menos sociales. Se mostraron menos temerosos para salir a zonas donde podrían estar expuestos a depredadores, aparte de que comían mucho más rápido, lo que puede cambiar la cadena alimenticia. El estudio fue publicado en Science.

8. El primer minero interplanetario

El robot Curiosity, que desde agosto pasado recorre el cráter Gale en Marte, marcó un hito esta semana cuando se convirtió en el primer minero interplanetario. El simpático explorador, el robot espacial más sofisticado hasta hoy, perforó con su taladro una roca y recogió con su brazo el polvo para someterlo a análisis de los laboratorios que posee, informó la Nasa. Otro pequeño gran paso.

9. ¿Nueva fuerza de la naturaleza?

En lo que podría ser un hallazgo histórico para el campo de la física de partículas, el profesor Larry Hunter y colegas del Amherst College y la Universidad de Texas establecieron nuevos límites a lo que los científicos denominan interacciones spin-spin de gran rango entre partículas atómicas. Unas interacciones propuestas por los físicos pero no detectadas hasta ahora. Las observaciones constituirían el descubrimiento de la quinta fuerza de la naturaleza, además de la gravedad, las fuerzas débil y fuerte y la electromagnética.

10. Los dos visitantes que se acercan

Los cometas Panstarrs y Lemmon se encuentran cerca a la Tierra y el Sol, por lo que en marzo serían visibles a simple vista según observadores. Y para fines de año se espera al ISON, que podría ser el cometa más llamativo de lo que va de siglo.

Cálculos revelados esta semana por investigadores del Instituto de Física de la Universidad de Antioquia encabezados por el profesor Ignacio Ferrín, indican que el Panstarrs sería visible alrededor del 10 de marzo, pudiéndose apreciar su cola.

El ISON podría ser no tan llamativo como se espera, aunque sí visible si sobrevive su gran acercamiento al Sol, dijo el profesor Ferrín.

No, esa barriga no se reduce así de fácil

No es un tema estrictamente científico, pero sí de la lógica que a veces se ausenta en el momento de invertir.
Si se lamenta por su barriga mientras ve en televisión unas personas de cuerpo escultural haciendo ejercicio con aparatos que prometen convertir esos “rollitos” en unos firmes abdominales, podría surgirle la pregunta: ¿debería yo hacer lo mismo?
Primero: No todas las máquinas de los anuncios son iguales. Algunas son engañosas y otras funcionan de verdad. Pero centrarse en una sola zona, como el abdomen medio, no es aconsejable para ponerse en forma o perder peso.
“Estos anuncios transmiten al público la falsa noción de que es posible reducir (la grasa) en un punto concreto”, indicó Jessica Matthews, del Consejo Estadounidense de Ejercicio (ACE por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro. “La investigación ha demostrado que ése no es el caso”.
Dos: Un buen programa incluye trabajo cardiovascular y ejercicios de fuerza en todos los grupos musculares, no sólo los abdominales.
¿Y esos sonrientes y fornidos hombres de los anuncios de televisión?
“Las publicidades dicen que para lograr unos abdominales ideales, es necesario pasar 10 minutos al día utilizando este equipo”, dijo. “Esa gente no está haciendo sólo 10 minutos al día”, sostuvo.
La experta se refirió a un estudio encargado por el ACE, que concluyó que no hay que comprarse una máquina para reforzar los abdominales y demostró que algunas no eran más efectivas que los ejercicios tradicionales y que otras eran mucho menos útiles.
El estudio también señaló que unos abdominales fuertes son buenos para la salud a largo plazo, para mantener una buena postura y aliviar el dolor de la parte inferior de la espalda, por lo cual, si un aparato llama especialmente la atención, quizás valga la pena comprarlo.
Henry Williford, experto del Colegio Estadounidense de Medicina Deportiva, ofreció varios consejos para evaluar los anuncios.
“Términos cualitativos como el aumento del tono muscular no significan nada. En el laboratorio podemos medir la grasa corporal y la composición del cuerpo, pero no hay forma de medir el tono muscular, así que no hay forma de calcularlo”, indicó.
Además, no hay pruebas para comprobar que un aparato hará perder centímetros de circunferencia al cliente.
“No tienen ningún dato. ¿A dónde van los centímetros? Utilizan mucho esa clase de afirmaciones”, comentó. “Entonces le dicen a la gente que un ejercicio de baja intensidad quemará la grasa. Bueno, no importa si se quema grasa o no. Lo importante es quemar calorías“, explicó.
Sin embargo, hay que tener cuidado con lo que se compra. Hasta Williford, fisiólogo e investigador de la Auburn University, en Montgomery, ha caído en la trampa.
“Hicimos una evaluación de esas pelotas de ejercicio acerca de las cuales hacen todo tipo de afirmaciones”, dijo. “Así que encargamos la pelota. Pero según la letra chica, también habíamos comprado un nuevo DVD al mes durante un año”, agregó.
Entonces, ¿cuál es el secreto de esos abdominales que vemos en televisión?
“Para ser sincero, muchos están alterados con Photoshop”, dijo Williford.