Los mellizos juegan en el útero

Estamos predispuestos a ser seres sociales. Y no a partir de algunos años de edad.

Sorprendente, podría decirse, pero eso se trae desde el útero. En un estudio, científicos encontraron que mellizos interactuaban antes de nacer, prácticamente desde las 14 semanas de gestación.

Investigadores de las Universidades de Turín y de Parma emplearon ultrasonografía, una técnica para tomar imágenes de estructuras internas del cuerpo, para seguir el movimiento de cinco pares de mellizos en sesiones de 20 minutos diarios.

Hacia la semana 14, reportaron en Plos One, los fetos comenzaban a juntarse con su vecino. A medida que pasaban las semanas, reducían los movimientos hacia sí mismos y buscaban con mayor frecuencia al hermano. En la semana 18 pasaban ya más tiempo contactando sus compañeros que a sí mismos o a las paredes del útero: casi el 30 por ciento de sus movimientos estaba dirigido hacia sus hermanos.

Esos contactos, como tocar la espalda o la cabeza duraban más y eran más precisos que aquellos dirigidos a sí mismos, como tocarse los ojos o la boca.

Con el estudio, los investigadores buscaban responder si las acciones orientadas a lo social se presentaban antes del nacimiento.

La investigación sugiere entonces que los fetos tienen conciencia de que hay otro en el útero y prefieren interactuar con él y le responden de manera especial.

El hecho de que los fetos puedan controlar sus acciones en el útero no es una sorpresa. El coautor Vittorio Gallese, neurocientífico en Parma, había demostrado antes con sus colaboradores que los fetos exhiben movimientos hábiles hacia el quinto mes de gestación. Cristina Becchio, otra coautora, especuló diciendo que quizás la presencia de un mellizo puede acelerar el desarrollo motor.