Para qué tener un gato verde

Los gatos ahora no son solo naranja, atigrados, blancos o negros. Hoy son verdes gracias a una técnica de ingeniería genética, por la cual pueden resplandecer en la oscuridad y aparecer verdes, según un estudio tendiente a estudiar moléculas que pueden silenciar el virus de la inmunodeficiencia felina.

Los científicos de la Clínica Mayo encabezados por Eric Poeschla, virólogo molecular, emplearon una técnica denominada transgénesis para otorgarles a los gatitos un sistema inmune fortalecido así como la posibilidad de mostrarse resplandecientes… en verde gracias a un gen de las medusas fluroescentes que les fue insertado.

Poeschla y colegas usaron un virus modificado para transferir un gen verde fluorescente a células germinales de gato. El marcador verde les permitió visualizar su objetivo central: una proteína derivada de micos, llamada TRIMCyp, una proteína protectora que se encuentra en humanos y micos pero no en gatos y que previene a los organismos de ser infectados con una enfermedad tipo VIH, el virus de la inmunodeficiencia felina.

Las células modificadas fueron fertilizadas e inyectadas en una gata adulta. De los 11 embriones implantados con éxito, 10 contenían los genes TRIMCyp y GFP (gen de la proteína fluorescente). “Casi toda la camada los portaba, de modo que no hay que examinar cientos de animales para hallar los transgénicos”, dijo Peschla a ScienceNow.

Luego de dos meses, nacieron cinco gatitos, de los cuales 3 sobreviven.

Cuando los científicos expusieron muestras de sangre de los gatos transgénicos, el virus nos e replicó bien, sugiriendo que esa proteína ofrece algún nivel de protección a los gatos.

Es la primera vez que el GFP se expresa con éxito en carnívoros. El método serviría para examinar otras proteínas antivirales que ayuden a los gatos contra el VIF, así como otros aspectos de la fisiología del gato. La corteza visual de los gatos está más relacionada con la de humanos que la de los ratones, por ejemplo, sugiriendo que los gatos podrían servir como modelos para estudiar esa parte del cerebro..

El VIF produce en los gatos los mismos efectos que el VIH en humanos, con múltiples enfermedades oportunistas. Ambos virus son muy similares, aunque el de una especie no le da a la otra.

El sida felino mata millones de gatos, principalmente poblaciones ferales

Los tres gatitos parecen verdes cuando una luz azul los baña. Esa coloración permite estudiar las moléculas que ayudarían a frenar el VIF.

El uso de gatos con estos fines podría alentar la creciente discusión sobre si es necesario emplear animales para investigación dado el sufrimiento que los estudios les acarrean, un asunto en boga en países como Estados Unidos, en donde se discute si aún se requieren todos los chimpancés que permanecen en centros de investigación.

Foto cortesía Clínica Mayo