Estudiar mucho… ¿da cáncer?

Foto Wikipedia commons

Foto Wikipedia commons

Estudiar mucho mejora las perspectivas laborales, también cansa en un momento dado y puede… provocarle cáncer.

Un estudio publicado en el Journal of Epidemiology & Community Health sugiere que quienes han estudiado en una universidad al menos 3 años tienen mayor riesgo de desarrollar tumor cerebral.

Se trata de un estudio longitudinal que incluyó más de 4,3 millones de suecos nacidos entre 1911 y 1961 y que vivían en Suecia hacia 1991.

En particular, eran más comunes los gliomas entre las personas que habían estudiado esos años o más frente a quienes no habían ido a la universidad.

Fueron monitoreados entre 1993 y 2010 para ver si habían desarrollado un tumor primario, mientras que la información acerca del logro educativo, los ingresos, el estado civil y la ocupación se obtuvo de datos nacionales del censo y el mercado laboral entre otros.

Durante el período monitoreado, 1,1 millón murieron y más de 48.000 emigraron, pero 5.735 hombres y 7.101 mujeres desarrollaron un tumor cerebral.

Los hombres con aquel nivel educativo mínimo tenían 19% más riesgo de desarrollar un glioma, un tipo de tumor canceroso que surge en las células gliales que rodean las neuronas, que aquellos que no habían pasado de la educación secundaria.

Entre las mujeres el riesgo era 23 % mayor para glioma y 16 % más alto para meningioma, un tipo de tumor cerebral no canceroso por lo general que aparece en las capas que protegen el cerebro y la médula.

Al analizar las diferentes variables, se encontró que la ocupación afectaban tanto a hombres como a mujeres: comparados con aquellos en roles manuales, los roles de dirección se asociaban con un 20 % de más riesgo de glioma en hombres en hombres, del 26 % en las mujeres.

Los hombres solteros tenían un menor riesgo de glioma, pero mayor de meningioma.

El estudio, valga aclarar, fue observacional por lo que no se pueden tener conclusiones firmes acerca de causa-efecto, así los hallazgos sean consistentes.

Mis 10 noticias científicas de la semana (18-24)

Cortesía U. Rochester

1. Un material contra el agua

Nada me tocará… ni el agua. Científicos de la Universidad de Rochester revelaron en el journal of Applied Physics el desarrollo de una técnica basada en un láser que crea una intrincada red de estructuras en escalas micro y nano que confieren a los metales una propiedad especial: el agua no los toca, rebota o se desliza, un material hidrofóbico con múltiples aplicaciones. Las estructuras hacen parte del material, por lo que no se desgastan.

2. Andamos en un agujero de gusano

Siéntense que viajamos, sin saberlo hasta ahora, en un cómodo medio de transporte. Sí, nuestra galaxia, la Vía Láctea, sería un enorme agujero de gusano estable y navegable, según la hipótesis puesta en un artículo en Annals of Physics y explicada por investigadores del centro de estudios avanzados Sissa. La hipótesis surge tras combinar el mapa de materia oscura en la Vía Láctea con el más reciente modelo del Big Bang. Los agujeros, teóricos hasta ahora, serían túneles en el espacio-tiempo.

3. Café protector

El consumo de al menos 4 pocillos de café al día brindaría cierta protección contra el melanoma, el más agresivo cáncer de piel según un estudio en el Journal of the National Cancer Institute. Quienes en el estudio ingerían al menos esa cantidad tenían un riesgo 20% menor. El efecto protector aumenta a medida que aumenta el consumo de la bebida. Con el café descafeinado no se obtenían beneficios. Los investigadores advirtieron que son resultados preliminares y se concentran en un solo tipo de población.

4. Anticonceptivos y cáncer

Tomar un anticonceptivo hormonal por al menos 5 años ha sido asociado con un mayor riesgo de desarrollar una rara forma de tumor cerebral, glioma, dice un estudio publicado en el British Journal of Clinical Pharmacology. Esos anticonceptivos orales contienen hormonas sexuales femeninas y son de uso extendido. El estudio se enfocó en mujeres entre los 15 y 49 años de edad. No obstante, la tasa de incidencia es muy baja y el uso de estos anticonceptivos ofrecen más ventajas.

5. Modificado de verdad

Científicos de Harvard y Yale reescribieron el lenguaje genético de una bacteria E. coli en una nueva técnica para hacer más seguros los organismos modificados genéticamente, que tradicionalmente han sido elaborados mediante el traspaso de un gen de un organismo a otro. Con la técnica no solo son más seguros sino que resisten el ataque de bacterias según el artículo aparecido en Nature. Los investigadores incorporaron un aminoácido sintético en varios puntos del genoma.

6. El ejercicio no garantiza nada

La cantidad de tiempo que pasa sentada una persona durante el día está asociada a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes, cáncer y muerte, independiente de si hace ejercicio de manera regular. Eso sí, a mayor cantidad de ejercicio el riesgo disminuye, según el estudio en Annals of Internal Medicine pero no se determinó ‘cuánta cantidad’ es suficiente para evitar el riesgo.

7. Niños asistidos pero más sanos

Gracias al mejoramiento de técnicas de reproducción asistida, los niños nacidos así en las últimas dos décadas son más saludables, no nacen prematuramente, tienen buen peso y no fallecen en el primer año según un estudio publicado en Human Reproduction. El estudio analizó la situación de 92.000 niños en países nórdicos.

8. Ahora sí me acuerdo

Los recuerdos débiles pueden ser convertidos en fuertes cuando están asociados con una experiencia sugiere una investigación publicada en Nature. Se demostró que los recuerdos de imágenes neutrales se fortalecían cuando los voluntarios eran expuestos a imágenes mientras recibían un schock eléctrico pequeño. Así, un recuerdo insustancial puede ser fortalecido a través de un evento futuro.

9. El atlas de las proteínas

El primer análisis sobre el atlas de las proteínas humanas fue presentado en Science, revelándose que se han clasificado y analizado cerca de 20.000 genes codificantes de proteínas. 15% de esos genes tienen una expresión enriquecida en uno o varios tejidos. Se sugiere además que unas 3.000 proteína son secretadas desde las células y unas 5.000 están localizadas en los sistemas de membranas de las células. Como dato interesante adicional se encontró que cerca del 30% de las proteínas a las que se dirigen medicamentos se encuentran en varios tejidos, lo que incidiría en los efectos colaterales de muchos medicamentos.

10. Otra ventana al autismo

Ratones mutados que exhiben varias de las características al espectro del desorden asociado al autismo humano, incluidas las deficiencias sociales, mostraban mayor interacción con otros cuando se les daba una dosis de la hormona oxitocina, según un estudio publicado en Science Translational Medicine. El mismo efecto se logró cuando se aumentó en el ratón su producción de la oxitocina. Una nueva posibilidad para tratar ese problema en las personas.