Plantas carnívoras se vuelven vegetarianas

La contaminación podría estar evitando la muerte de algunas moscas, de acuerdo con un nuevo y novedoso estudio.

Sí: la polución por nitrógeno le está proporcionando a plantas carnívoras tal cantidad de nutrientes, que no necesitan atrapar muchas moscas.

La Drosera rotundifolia crece en mucha parte del norte de Europa, en hábitats llenos de material en descomposición con pocos nutrientes, por lo que deben aumentar la ingestión de nitrógeno atrapando diversidad de insectos que llegan hasta sus pegajosas hojas.

Pero no contaban con un aliado inesperado: el hombre. Las actividades humanas que incluyen la combustión de combustibles fósiles en el transporte e industria, han aumentado de manera significativa el nitrógeno depositado en los sitios donde crece la planta carnívora.

Un estudio publicado en New Phytologist muestra que esta lluvia artificial de fertilizante está llevando a que las plantas pierdan interés en insectos. Aquellas en áreas poco contaminadas obtienen el 57% del nitrógeno de los insectos, mientras que las que reciben más nitrógeno apenas toman el 22% de los desafortunados insectos.

No necesitan comer mucho si disponen de mucho nitrógeno en sus raíces, dijo Jonathan Millett, de Loughborough University, cabeza del estudio.

Pero, ¿como manejaron este cambio en su dieta? Millett dice que algunos experimentos sugieren que pueden hacer sus hojas menos pegajosas, por lo que atrapan menos insectos.

También podría contribuir el cambio de color: aquellas plantas en zonas más contaminadas son mucho más verdes que aquellas que crecen en condiciones de escasez de nutrientes. Estas tienen un color rojo que se cree es el que atrae los insectos.

Por eso sugiere que mirar el color de las plantas podría brindarles a los ecólogos una forma rápida de evaluar cuánta polución por nitrógeno ha sufrido un área.

Los científicos han teorizado que las plantas adoptan el estilo de vida carnívoro cuando no obtienen suficiente nitrógeno a través del sistema convencional apra adquirirlo: las raíces. Por eso, atrapar insectos es otra fuente, aunque no es la solución ideal: demanda mucha energía en el equipo especializado; una vez la planta ha entrado por este sendero, le resulta difícil competir con rivales no carnívoras por el escaso nitrógeno en el suelo.

Ahora buscarán replicar los hallazgos en áreas más contaminadas, como Gran Bretaña: mientras la deposición de nitrógeno por contaminación es de 1,8 kilos por hectárea año en Suecia, en varios sitios británicos se aproxima a 30 kilos.

Increíble forma de supervivencia.

Estudio contradice exámenes para la próstata

A veces las noticias que llegan sobre la salud desconciertan. Ponen a tambalear paradigmas o, cuando menos, buenos consejos médicos.

Hoy es para los hombres. En un estudio publicado en el British Medical Journal no se encontraron mayores diferencias en la tasa de muerte por cáncer de próstata entre un grupo de individuos al que se les hizo seguimiento y otro al que no.

Para la investigación, se eligieron al azar cerca de 1.500 hombres para ser examinados cada tres años entre 1987 y 1996. Los dos primeros exámenes fueron mediante la palpación rectal y luego por el antígeno específico de próstata.

El reporte concluye tajantemente: “Luego de 20 años de seguimiento, la tasa de muertes por cáncer de próstata no difiere significativamente entre los hombres en el grupo examinado y aquellos en el grupo de control”.

Un método muy utilizado hoy para detectar ese cáncer es el examen del antígeno específico de próstata, mediante extracción de sangre. Sin embargo, según datos en Gran Bretaña citados por la BBC, alrededor del 15 por ciento de los hombres con niveles normales del AEP desarrollarán ese cáncer y dos tercios de aquellos con altos niveles en realidad no tienen cáncer de próstata.

Desconcertante, por decir lo menos.

Para especialistas como Sarah Cant, citada por ese medio, el estudio es pequeño en cantidad de pacientes y no se usó el antígeno en los tres chequeos, que es el método más confiable que se tiene, según sus palabras.

Otro estudio, dijo, reveló que utilizando el AEP se pueden reducir las tasas de mortalidad.

Un inconveniente es se ha visto que muchos hombres deben someterse a un tratamiento innecesario, porque en verdad no tienen nada.

Ante la duda, abstente. En este caos, tocará seguir confiando en los métodos a mano. No hay más.