Grasa en el abdomen, grasa en la cadera: efectos distintos

No es lo mismo arriba que abajo. Y aunque uno podría pensar que la acumulación de grasa en las distintas partes del cuerpo responde a los mismos mecanismos, parece que no es así.

De tiempo atrás se sabe que la grasa abdominal es un gran riesgo para el corazón, mientras que la que se acumula en la cadera, en las mujeres por ejemplo, no.

¿Cómo es eso?

A unos voluntarios, científicos de la Clínica Mayo les dieron helados, dulces y bebidas energizantes para ganar peso, con lo cual descubrieron los mecanismos que hacen crecer la grasa corporal.

En el estudio que fue publicado en Proceedigns of the Nacional Academy of Sciences se explica lo que sucede. “El mecanismo celular es diferente”, dijo Michael Jensen, endocrinólogo de esa Clínica, autor del estudio.

“La acumulación de grasa abdominal sucede en su mayor parte por la expansión en tamaño de las células individuales, mientras que la ganancia de grasa en la parte femoral o baja del cuerpo se debe a que se incrementa el número de células adiposas”, comentó.

A diferentes, mecanismos, impacto distinto.

El hallazgo controvierte la la asumida idea de que el número de células de grasa en el cuerpo permanece estable en la edad adulta de las personas. Y apoya la idea de que una mayor capacidad de crear células en la parte baja del cuerpo proporciona cierta clase de protección contra la superior y podría ayudar a prevenir el síndrome metabólico que puede derivar en diabetes y otras complicaciones.