Así se enferma el mundo

Un mundo enfermo. Solo 1 de cada 20 personas no tenía problemas de salud en 2013. Es más: 2.300 millones de personas, un tercio de la población mundial, padecía más de 5 enfermedades.

Eso dice el análisis del estudio Carga Global de Enfermedades publicado en The Lancet.

La investigación muestra que mundialmente la proporción de años perdido de vida sana debido a la enfermedad (no a la muerte) subió de un quinto (21%) en 1990 a un tercio (31%) en 2013.

Los autores sugieren que a medida que la población crece y la población de adultos mayores aumenta, el número de personas son salud no óptima aumentará en las próximas décadas.

En los pasados 23 años las causas de deterioro de la salud no han cambiado: dolor bajo de espalda, depresión, anemia por bajo hierro, dolor de cuello, pérdida auditiva por la edad configuran la mayor pérdida de salud globalmente medida en años vividos con incapacidad, o sea tiempo pasado con menor buena salud.

En 2013 los desórdenes musculoesqueléticos (dolor bajo de espalda, dolor de cuelo y artritis) y los desórdenes mentales y por abuso de sustancias (predominantemente depresión, ansiedad y abuso de alcohol y drogas) respondían por casi la mitad de la pérdida de salud en todo el planeta.

Se encontró que las tasas de discapacidad declinan mucho más lentamente que las de muerte. Así, mientras el aumento en las tasas de diabetes subieron alrededor de 43% en esos 23 años, las tasas de muerte por diabetes subieron solo 9%.

“El hecho de que la mortalidad declina con mayor rapidez que las enfermedades no fatales y la prevalencia de lesiones es una evidencia de la importancia de poner atención al aumento de la pérdida de salud de esas causas líderes de discapacidad y no centrarse simplemente en reducir la mortalidad”, dijo Theo Vos, cabeza del estudio.

El estudio analizó 35.620 fuentes de información de 188 países para averiguar la carga de salud de 301 enfermedades crónicas y lesiones así como 2.337 secuelas que resultan de uno o más de esos males.

En el mundo, el número de individuos con varias dolencias subió rápidamente en edad y en términos absolutos del 90 al 13. En 2013 cerca de un tercio (36%) de los niños de 0-4 en países desarrollados no padecían problemas de salud en comparación con solo 0,03% de los adultos mayores de 80. Y más allá, el número de personas con más de 10 enfermedades aumentó 52% en ese periodo.

8 causas de enfermedades crónicas, la mayoría enfermedades no comunicables, afectaban más del 10% de la población mundial en 2013: caries (2.400 millones, dolores de cabeza por tensión (1.600 millones), anemia por deficiencia de hierro (1.200 millones), deficiencia de glucosa-6-fosfato-dehidrogenasa(1.800 millones), pérdida auditiva por la edad (1.230 millones), herpes genital (1.120 millones), migraña (850 millones), ascariasis (800 millones).

Al descubierto protege más

Circuncisión. Parece que la antiquísima práctica tiene sus ventajas para los hombres. No solo se había reportado ya una disminución en el riesgo de adquirir el VIH sino que ofrece otro tipo de protección.

Un estudio publicado hoy jueves en el New England Journal of Medicine, reveló que los hombres heterosexuales que se practican esa operación, pueden reducir significativamente el riesgo de adquirir dos enfermedades comúnmente transmitidas sexualmente; el virus del herpes simple tipo 2 que provoca el herpes genital y el virus del papilomavirus, que puede provocar lesiones cancerígenas genitales.

No obstante, el estudio no arrojó efectos protectores contra la bacteria que provoca la sífilis.
Para lograr la protección, la circuncisión debe practicarse de manera técnica por personal médico capacitado.

Esta operación menor consiste en la extirpación del prepucio del pene, dejando al descubierto el glande. La Organización Mundial de la Salud estima que el 30 por ciento de los hombres del mundo está circuncidado.