Científicos hombres estresan los roedores, ¿datos errados?

Hombres, a trabajar con otros. Un estudio publicado en Nature Methods sugiere que los investigadores hombres, no las mujeres, provocan intenso estrés en ratones, lo que podría estar alterando los resultados de los estudios.

Los autores descubrieron la situación al investigar si la presencia de los investigadores afectaba los estudios sobre dolor en roedores. Por años se ha reportado anecdóticamente que los roedores muestran menos dolor cuando quien los maneja permanece con ellos.

Hasta ahora no se había estudiado bien el tema.

El equipo de Jeffrey Mogil, de McGill University en Montreal, midió la respuesta en ratones y ratas a una inyección en el tobillo, bien ante distintos investigadores o en un cuarto vacío (abandonaban el salón tras la inyección). Para sorpresa, los animales parecían mostrar un 40% menos dolor cuando un hombre y no una mujer permanecía en el cuarto.

El mismo efecto tenía una camiseta de un hombre usada la noche previa, dejada en el sitio con los animales. E igual con químicos de las axilas, algunos de los cuales son más concentrados en machos que en hembras.

Las mujeres no alteraban la respuesta al dolor.

Al profundizar, se encontró que el olor a macho no actuaba en los mecanismos del dolor como un analgésico. En vez de eso, los animales mostraban más estrés, medido en la corticosterona. Y el estrés tiene un efecto reductor de la respuesta al dolor.

No solo los hombres causaban el estrés, sino otros animales machos cercanos, como los gatos, perros y conejillos de indias.

Esto indica que distintos estudios pueden haber obtenido resultados equivocados. Al analizar investigaciones del mismo grupo, encontraron que en los casos de dolor en roedores, sí había diferencia en la sensibilidad demostrada cuando eran hombres o mujeres los que los examinaban.

Este estudio muestra un efecto potencial en casi toda clase de investigación médica hecha con estos animales. Los investigadores, sugieren algunos, deben cobijar métodos estadísticos que compensen ese rango de variabilidad.

Ser padre en la vejez incide en salud del hijo

Mucho se ha dicho sobre los problemas o beneficios de que un hombre conciba hijos en la vejez. Incluso recientes estudios hablan de mayores riesgos de que sus descendientes desarrollen autismo, esquizofrenia u otros desórdenes.

Un nuevo estudio acaba de identificar un posible beneficio: una mejor salud general. La investigación aparece en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Los hijos de hombres más viejos tendrían telómeros más largos. Estos son las puntas de los cromosomas que protegen el ADN codificante del genoma y han sido vinculados con varias enfermedades, incluso el cáncer, durante el envejecimiento.

Los telómeros más largos han sido asimismo relacionados con una mejor salud y mayor longevidad, aunque la relación causal entre estos y la salud es aún poco clara.

En el nuevo estudio, que analizó varias generaciones de filipinos, confirmó hallazgos previos de que los hijos de padres más viejos tienen telómeros más largos, extendiendo el hallazgo hasta los nietos. Específicamente, la longitud de los telómeros de un individuo se incrementaban con la edad de su abuelo paterno en el momento del nacimiento de su padre, así como con la edad de su padre al nacer.

“El alargamiento de los telómeros predicho por cada año de retraso en la reproducción del abuelo o el padre es igual al acortamiento anual visto en mujeres de edad media y mayores en la muestra, señalando los potenciales impactos importantes en la salud y el ritmo de declinación senescente”, escribieron los autores.

“Este hallazgo sugiere un mecanismo por el cual los humanos podrían extender su funcionamiento en la medida en que la edad de reproducción sea retrasada en una familia”.

El estudio no se clarifica lo relacionado con los hallazgos sobre problemas de salud en niños de padres que concibieron a edad tardía.

Hace 7.000 años comenzó la desigualdad social

Hace 7.000 años comenzó el desbarajuste social que vemos hoy y del cual Colombia y Antioquia en particular son modelos: la desigualdad.

Nueva evidencia hallada en tumbas del Neolítico, en las que estaban enterrados agricultores de entonces muestra diferencias sociales en la tenencia de la tierra: aquellos enterrados con la herramienta para madera tenían mejores tierras.

El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). y fue hecho por arqueólogos de las Universidades de Bristol, Cardiff y Oxford.

El estudio de más de 300 esqueletos humanos de diversos sitios de Europa central les permitió al profesor Alex Bentley y su equipo internacional, descubrir las evidencias del acceso diferente a la tierra entre los primeros cultivadores del Neolítico, la más antigua evidencia hallada.

El análisis del isótopo de estroncio, que provee señales del lugar de origen del esqueleto, indicaba que los hombres enterrados con herramientas para pulir madera presentaban menor variación en los isótopos que aquellos enterrados sin la herramienta. Esto sugiere que aquellos enterrados con el implemento tenían acceso a una tierra más cercana y probablemente mejor que aquellos que no.

Bentley explicó que “aquellos enterrados con la herramienta parecen hacer vivido en áreas sedimentarias, el suelo fértil y productivo que preferían los primeros agricultores. Esto indica que tenían un acceso consistente a las áreas preferidas de cultivo”.

El análisis del estroncio mostró también que era más dado que las mujeres hubieran nacido en áreas por fuera de las que fueron enterradas, una fuerte señal de patrilocalidad , un sistema de unión centrado en el hombre en el que las mujeres iban a residir en el sitio de los hombres cuando se unían.

Estos estudios, junto con otros de tipo arqueo-botánicos indican que los primitivos agricultores del Neolítico en Alemania tenían un sistema de tenencia de la tierra que sugiere el origen del acceso diferenciado a este bien puede ser rastreado hasta esa era, al menos en parte, antes que a la prehistoria posterior cuando la desigualdad y la transferencia de riqueza intergeneracional está más evidenciada en tumbas y elementos culturales.

En la imagen uno de los esqueletos con la herramienta para cortar la madera.

Cuando ovula, la mujer prefiere el lindo y rudo

Las hormonas asociadas con la ovulación influencian la percepción de las mujeres sobre un hombre como potencial padre. Así, aquellos agradables terminan de últimos en las preferencias cuando de procrear se trata, según un estudio de The University of Texas en San Antonio que buscaba responder una vieja pregunta: ¿por qué las mujeres escogen chicos malos?

Kristina Durante, investigadora, explicó que “estudios previos han mostrado que en la semana cerca a la ovulación, las mujeres resultan atraídas a hombres bien parecidos, sexys y rebeldes, pero no estaba claro porqué pensaban que es sabio mantener una relación larga con esa clase de hombres”.

En el estudio, mujeres vieron perfiles online de hombres para citarse, bien fuera uno sexy o uno confiable, tanto periodos de alta como de baja fertilidad. A las participantes se les pidió indicar la contribución paternal esperada del hombre si tenían un bebé juntos basadas en cómo ayudaría a cuidar el hijo, proveerle aliment, cocinar y ayduar en las tareas del hogar. Cerca de la ovulación, las mujeres pensaban que los hombres bien parecidos contribuirían más con las obligaciones domésticas.

“Bajo la influencia hormonal de la evolución, las mujeres se engañan a sí mismas pensando que los sexys chicos malos serán compañeros dedicados y mejores padres”, dijo Durante. “Cuando miraban al sexy irresponsable a través del lente de la ovulación, Mr. Equivocado lucía exactamente como Mr. Correcto”.

En otro estudio, las mujeres interactuaban directamente con actores masculinos que desempeñaban roles de sexys poco caballerosos o de hombres serios durante la ovulación y durante momentos de baja fertilidad. De nuevo, las mujeres ovulando pensaban que el rudo podría contribuir más al cuidado del bebé, pero solo si ella era su pareja.

“Cuando se les preguntaba sobre qué tipo de papá el chico rudo sería si este fuera a tener el hijo con otra mujer, con rapidez decían que no sería bueno. Pero si era con su propio hijo, las mujeres ovulando creían que el tipo aventurero sería un gran padre”.

Muchas veces, los hombres bien parecidos y rudos son preferidos por las mujeres para relaciones de corta duración.

Curiosidades de la ciencia, ciencia curiosa

El perro más viejo. Fragmentos de ADN extraídos de un pedazo de cráneo de un perro de hace 9.200 años, hallado en una caverna lo que hoy es Texas, confirmó que el hueso pertenece al perro más antiguo conocido del Nuevo Mundo, no siendo un resultado del cruce entre antiguos perros americanos y lobos, según el estudio en el American Journal of Physical Anthropology. Los primeros perros americanos fueron domesticados a partir de lobos en Europa del este y el oeste de Asia. El hueso fue hallado en heces humanas fosilizadas, lo que indica que los antiguos americanos se comían los perros. Bien curioso.

Disfunción eréctil. Vivir en zonas altas podría influir en el comportamiento sexual de hombres, de acuerdo con un estudio de Vittore Verratti y colegas en el Journal of Sexual Medicine. Al estudiar los efectos del oxígeno en las erecciones nocturnas de un hombre, encontraron que esa disponibilidad puede jugar un papel importante en la regulación de los mecanismos de la erección, lo que podría ser considerado al estudiar problemas de disfunción. Curioso.

La muerte mañanera. Se sabe que un hongo invade las hormigas Camponotus leonardi, convirtiéndolas en zombis al punto de que muerden con fuerza una hoja y así quedan muertas, asidas a la planta. Científicos de Pennsylvania State University encontraron que la muerte se produce, por lo general, entre las 9 de la mañana y la 1 de la tarde: de cada16 observadas, 9 mordían la hoja para morir entre 11:30 y la 1. Todas las mordidas fatales ocurrían entre las 11 y la 1:45. ¿Por qué será? Curioso.

Otro uso de Google. Investigadores encontraron el uso 90 del popular buscador Google: es capaz de rastrear la diseminación de una mortal enfermedad bacteriana (Staphylococcus aureus resistente a la meticilina). Un paper publicado la semana pasada en Emerging Infectious Diseases, la epidemióloga de la Universidad de Chicago, Diane Lauderdale y colegas, compararon búsquedas de Google con información sobre SARM de 2004 a 2008, con registros hospitalarios de la enfermedad. Encontraron una fuerte correlación entre las búsquedas online y la diseminación de la enfermedad. “Potencialmente podríamos obtener de Google una medida más oportuna de tendencias”, dijo la investigadora. Curiosísimo.

Qué pasa con las atletas mujeres que parecen machos

Quizás algunos recuerden el caso de Caster Samenya, la atleta sudafricana, quien fue cuestionada tras vencer con facilidad en la prueba de los 800 metros en el Campeonato Mundial de Atletismo en Berlín 2009 y mucho se dijo de ella, que incuso era un hombre disfrazado, que era hermafrodita y quién sabe qué más sandeces de la prensa moderna, toda una perezosa para investigar.

A Samenya se le prohibió correr durante un año luego de que las pruebas dieran que tenía unos niveles muy altos de testosterona.

¿A qué viene todo eso? Que las atletas no serán autorizadas a competir si presentan niveles de esa hormona semejantes a los de un macho.

Esa es la recomendación que sobre el hiperandrogenismo femenino hizo el Comité Olímpico Internacional y que fue aceptada por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo.

La medida fue acogida por expertos, aunque hay dudas sobre cómo se pondrá en práctica.

Un informe de la revista Nature reveló que el COI no ha decidido cuáles son los niveles máximos que serán permitidos en una mujer, pero el rango normal de testosterona para una mujer adulta premenopáusica es de 15 a 70 nanogramos por decilitro, comparado con los 260-1.000 de un hombre.

Pero hay excepciones. La causa más común de hiperandrogenismo es el síndrome de insensibilidad andrógeno. En esos casos el feto es genéticamente un macho pero carece de un receptor completo para la testosterona, por lo que no responde a la señal normal para ser un varón. En casos típicos, se desarrolla como una hembra, aunque con testículos internos en vez de ovarios. El COI y la AIFA concluyeron que como tales mujeres son resistentes a los andrógenos, no obtienen ventaja por su elevada testosterona y están eximidas de la prohibición.

Las mujeres con niveles altos pero debajo del rango de los machos, como ocurre en el síndrome del ovario policístico también estarían libres de la prohibición.

Los niveles altos que se encuentren en un atleta en las pruebas antidopaje o en exámenes de sangre podrían derivar en una investigación. Un panel internacional de médicos expertos analizaría el caso.

Un problema es que algunos casos de SIA son incompletos, en los cuales la persona tiene alguna sensibilidad a la hormona. No se sabe cómo los expertos podrían evaluar si tienen una ventaja competitiva.

¿Quiénes se afectarán? Los desórdenes del desarrollo sexual en los que hay ambigüedad entre el sexo anatómico y cromosómico de una persona, afectan a 1 de 5.000 personas en la población general. Pero la proporción en atletas es más alta. De acuerdo con Malcolm Collins, especialista en medicina deportiva en l Universidad of Cape Town, 1 de cada 421 atletas en cinco Juegos Olímpicos tenían SIA. En los de Atlanta 1996, 8 de 3.387 atletas mujeres dieron positivo para el gen determinante de macho SRY. Todas tenían el síndrome parcial o completo y se les permitió competir.

Para algunos especialistas se deberían considerar otras variaciones fisiológicas, como estatura y la capacidad transportadora de oxígeno. Otros creen que sólo los niveles de andrógenos hacen la diferencia en el desempeño de hombres y mujeres.

El caso, de todas maneras, es repestar a la persona que presenta esa condición, pues no es una tramposa.

No le diga que la quiere… intríguela

Crea la duda y vencerás. Esa parece ser la consigna cuando de amor se trata.

Una mujer resulta más atraída hacia un hombre sobre el cual no está segura de que la quiere, reveló un estudio en Psychological Science.

Al mismo tiempo, muchos estudios científicos han encontrado que a una persona A le gusta una persona B tanto como ella cree que le gusta a B. “si queremos saber cuánto le gusta Bob a Sara, un buen indicio es saber cuánto ella cree que le gusta a Bob”, explican Erin Whitchurch y Timothy Wilson, de la Universidad de Virginia, y Daniel Gilbert, de Harvard, autores del estudio.

Pero ¿si Sara no sabe cuánto le gusta a Bob? Esto puede llevarla a pensar mucho tiempo sobre él, pensando qué siente él, y lo puede encontrar más atractivo mientras más piensa en él.

En el estudio participaron 47 mujeres.

Tal como otro estudio ha encontrado, las mujeres que creían que un hombre les gustaba mucho se sentían más atraídas hacia él que aquellas que sólo pensaban que les gustaba algo. Sin embargo, las mujeres que hallaban más atractivo un hombre eran aquellas que no sabían si le gustan a él también.

Por eso, aconsejan los investigadores: “cuando dos personas se conozcan, puede ser cierto el consejo popular: no le diga cuánto le gusta la otra persona”. Algo de incertidumbre podrá mantenerlo atado.

¿Funcionará?

Ellos las prefieren así…

El cuerpo de una mujer entrega pistas sobre su estado de fertilidad, hablando en términos generales, mientras su rostro permite una mirada sobre su valor reproductivo a largo plazo.

Por eso, los hombres que buscan una relación pasajera con una mujer, están más interesados en su cuerpo, mientras que aquellos que desean algo duradero se enfocan en la cara, de acuerdo con un estudio de psicólogos de The University of Texas en Austin.

Los hallazgos sugieren que quienes buscan una relación corta poseen adaptaciones psicológicas para mirar compañeras fértiles que pueden engendrar.

“El cambio en las prioridades del hombre depende de lo que quieren en una pareja, con los rasgos del rostro tomando lugar más importante cuando la meta es una relación a largo plazo”, indicó Jaime Confer, coautor del estudio.

“El apareamiento es tema central en la máquina de la selección natural. Este estudio ayuda a clarificar las preferencias de la gente”.

Las mujeres, por su parte, no exhiben una diferencia significativa en su interés por caras o cuerpos cuando miran compañeros para relaciones cortas o duraderas, reveló el estudio publicado en Evolution and Human Behavior.

Como parte del estudio, a 375 estudiantes de universidad se les presentó una foto de otra persona, cuya cara y cuerpo estaban ocultos, persona que estaba señalada como de una relación corta o de una duradera: Los participantes pudieron mirar la cara o el cuerpo, pero no ambos.

Un 25 por ciento a los que se les dijo considerar la compañera como duradera miró su cuerpo, en contraste con el 51 por ciento que escogió el cuerpo para una a corto plazo.

Cuando ovulan los prefieren machos machos

Ovulación: La preferencia de las mujeres por hombres bien masculinos cambian a través del ciclo menstrual, según distintos estudios. Cuando ellas están cerca de la ovulación, responden más ante rostros bien masculinos de hombres, que frente a los que son algo femeninos.
Sí, investigadores del Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana parecen ser los primeros en demostrar diferencias en la actividad cerebral mientras mujeres miraban caras masculinas de hombres o rostros más femeninos de hombres y si esa persona era un potencial compañero sexual.
Los investigadores identificaron regiones del cerebro que respondían con más fuerza a las caras masculinas y demostraron que las diferencias entre los rostros masculinizados o femeninos eran más notorias cuando las mujeres estaban cerca de la ovulación.
El estudio fue publicado en la edición online de Evolution and Human Behavior y aporta luces sobre el vínculo entre los niveles de hormona en las hembras humanas y sus respuestas cerebrales ante rostros muy masculinos de hombres o rostros femeninos de hombres.
Estudios previos han demostrado que la preferencia de las mujeres por los rasgos faciales de los hombres varían dependiendo de la fase menstrual.
La nueva investigación mostró una activación, en la fase luteal, de la corteza anterior undulada, una región del cerebro relacionada con la toma de decisiones y la evaluación de una potencial recompensa o de un posible riesgo.
En la foto de la U de Indiana se observa el área del cerebro activada en las mujeres.

Uyuyuy… qué tentación

Uhmmm… por todos lados hay tentaciones, pero… hombres y mujeres
reaccionan diferente al flirteo y eso determina el efecto en sus relaciones.
Los hombres tienden a mirar a sus compañeras de una manera más negativa luego de conocer a una atractiva y soltera mujer; las mujeres por su parte tratan de fortalecer sus relaciones tras conocer a un codiciado y disponible hombre. Eso es lo que acaba de encontrar un nuevo estudio publicado en el Journal of Personality an Social Psychology.
Ellos no consideran que el flirteo con una mujer atractiva amenace su relación, pero las mujeres sí. Los investigadores encontraron que los hombres pueden aprender a resistir la tentación cuando están entrenados para pensar que esa nueva mujer puede destruir su relación actual, según el primer autor John E. Lydon, PhD, de McGill University en Montreal.
Los investigadores condujeron siete experimentos de laboratorio con 724 mujeres y hombres heterosexuales para ver cómo esas personas, con relaciones estables, reaccionaban cuando conocían otra persona atractiva.